+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Versiones Estenográficas


Buscar en esta Versión Estenográfica

Buscar en Base de Datos



Inicio de Sesión:11:17:00

Término de Sesión:18:32:00

Versión de impresión.

SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL MARTES 12 DE MARZO DE 2019.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA.

ÍNDICE

ORDEN DEL DÍA

ACTA DE LA SESIÓN ANTERIOR

COMUNICACIONES Y CORRESPONDENCIA

Una, del Ciudadano Luis Daniel Reyes Amézaga, por la que remite proyecto de Ley General de Movilidad Segura, para mejorar la seguridad vial en todo México, presentada por el Diputado Javier Ariel Hidalgo Ponce

CONGRESOS DE LOS ESTADOS

Oficio del Congreso del estado de Sinaloa, con el que remite exhorto a las Secretarías de Economía y de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno Federal; y al Senado de la República, para establecer una mesa de trabajo con representantes de los productores de tomate del país, para trazar una estrategia común de defensa de sus intereses, que son los intereses de México y de Sinaloa

Oficio del Congreso de la Ciudad de México con el que remite exhorto al Senado de la República, a efecto de que se lleve a cabo, con objetividad e igualdad sustantiva, el proceso de selección de la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Oficio del Congreso del estado de Tamaulipas, con el que remite acuerdo aprobatorio de la Minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan los artículos 22 y la fracción XXX del artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. (Declaratoria de reforma constitucional emitida el 7 de marzo de 2019)

Oficio del Congreso del estado de Guanajuato, con el que remite acuerdo por el que NO APRUEBA la Minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan los artículos 22 y la fracción XXX del artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. (Declaratoria de reforma constitucional emitida el 7 de marzo de 2019)

RESPUESTAS A ACUERDOS PROMOVIDOS POR SENADORES

Cinco oficios con los que se remiten respuestas a acuerdos aprobados por la Cámara de Senadores

TOMA DE PROTESTA DEL CIUDADANO MIGUEL ÁNGEL LUCERO OLIVAS COMO SENADOR DE LA REPÚBLICA

ACUERDO DE LA JUNTA DE COORDINACIÓN POLÍTICA

Uno, por el que se modifica su integración para el Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura

DICTÁMENES DE PRIMERA LECTURA

De las Comisiones Unidas de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural; y de Estudios Legislativos, Primera, a la Minuta con proyecto de decreto que declara el 2 de septiembre de cada año, como el "Día Nacional del Cacao y el Chocolate"

De las Comisiones Unidas de Economía y de Estudios Legislativos, Segunda, a la Minuta con proyecto de decreto que declara el 27 de junio de cada año, como el "Día Nacional de las MIPyMES Mexicanas"

DICTÁMENES A DISCUSIÓN Y VOTACIÓN

Dictamen de la Comisión de Justicia sobre la elegibilidad de las integrantes de la terna presentada por el titular del Ejecutivo Federal que cubrirá la vacante generada por la conclusión del cargo de la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Margarita Beatriz Luna Ramos

FUNDAMENTACIÓN
Senador Julio Ramón Menchaca Salazar

POSICIONAMIENTO DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS
Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social
Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México
Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática
Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo
Grupo Parlamentario del Partido Movimiento Ciudadano
Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional
Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional
Grupo Parlamentario del Partido Movimiento de Regeneración Nacional

INTERVENCIONES
Senador Gustavo Enrique Madero Muñoz
Senador Óscar Eduardo Ramírez Aguilar
Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria
Senador José Félix Salgado Macedonio
Senador Damián Zepeda Vidales
Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria
Senador Ricardo Monreal Ávila
Senador Damián Zepeda Vidales
Senador Ricardo Monreal Ávila

VOTACIÓN

INTERVENCIÓN DE LA CANDIDATA A MINISTRA, CIUDADANA YASMÍN ESQUIVEL MOSSA

INTERVENCIÓN DE LA CANDIDATA A MINISTRA, CIUDADANA CELIA MAYA GARCÍA

INTERVENCIÓN DE LA CANDIDATA A MINISTRA, CIUDADANA LORETTA ORTÍZ AHLF

VOTACIÓN

RECESO

SEGUNDA VOTACIÓN

TOMA DE PROTESTA DE LA CIUDADANA YASMÍN ESQUIVEL MOSSA COMO MINISTRA DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN

SE GUARDA UN MINUTO DE SILENCIO EN MEMORIA DE LOS 157 PASAJEROS FALLECIDOS EN EL ACCIDENTE AÉREO OCURRIDO EN ETIOPÍA, EL PASADO DOMINGO 10 DE MARZO

SOLICITUD DE MODIFICACIÓN DEL ORDEN DEL DÍA

ACUERDO DE LA MESA DIRECTIVA, POR EL QUE SE DESIGNA A LA SENADORA ALEJANDRA DEL CARMEN LEÓN GASTÉLUM, COMO PRESIDENTA DE LA DELEGACIÓN ANTE LA CONFEDERACIÓN PARLAMENTARIA DE LAS AMÉRICAS

ACUERDO DE LA JUNTA DE COORDINACIÓN POLÍTICA POR EL QUE SE MODIFICA LA INTEGRACIÓN DE COMISIONES

CITA


SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL MARTES 12 DE MARZO DE 2019.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: (11:17 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las señoras Senadoras y señores Senadores.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Honorable Asamblea, conforme al registro de asistencia, se han acreditado 77 ciudadanas Senadoras y ciudadanos Senadores.

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se abre la sesión del martes 12 de marzo del año 2019, correspondiente al Segundo Período Ordinario de Sesiones del Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura.

El Orden del Día está disponible en el monitor de sus escaños; con lo cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy.

El acta de la sesión ordinaria anterior se encuentra publicada en la Gaceta del Senado de la República de este día.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta referida.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se aprueba el acta, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias.

Queda aprobada el acta.

Continúe la Secretaría con los asuntos.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Se recibió una comunicación del ciudadano Luis Daniel Reyes Amézaga, por la que remite proyecto de Ley General de Movilidad Segura, para mejorar la seguridad vial en todo México, presentada por el Diputado Javier Ariel Hidalgo Ponce.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se remite para conocimiento de las Comisiones Unidas de Zonas Metropolitanas y Movilidad y de Estudios Legislativos.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Se recibió del Congreso del estado de Sinaloa, un oficio con el que remite exhorto a las Secretarías de Economía y de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno Federal; y al Senado de la República, para establecer una mesa de trabajo con representantes de los productores de tomate del país, para trazar una estrategia común de defensa de sus intereses, que son los intereses de México y de Sinaloa.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se turna a la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Asimismo, se recibió del Congreso de la Ciudad de México un oficio con el que remite exhorto al Senado de la República, a efecto de que se lleve a cabo, con objetividad e igualdad sustantiva, el proceso de selección de la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se turna a la Junta de Coordinación Política.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: También se recibió del Congreso del estado de Tamaulipas un oficio con el que remite acuerdo aprobatorio de la Minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan los artículos 22 y la fracción XXX del artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias.

La Asamblea ha quedado enterada.

Se integrará el voto correspondiente al expediente en virtud de la declaratoria constitucional emitida el pasado 7 de marzo de 2019.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: De igual forma, se recibió del Congreso del estado de Guanajuato un oficio con el que remite acuerdo por el que no aprueba la Minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan los artículos 22 y la fracción XXX del artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: La Asamblea ha quedado enterada.

Se integrará el voto correspondiente al expediente en virtud de la declaratoria constitucional emitida el pasado 7 de marzo de 2019.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Se recibieron cinco oficios con los que se remiten respuestas a acuerdos aprobados por la Cámara de Senadores.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Informo a la Asamblea que dichas respuestas se remitirán a las Senadoras y los Senadores promoventes y se encuentran publicados en la Gaceta.

Pasamos al siguiente asunto.

Compañeras y compañeros Senadores:

A partir de la licencia que aprobamos al Senador Alejandro González Yáñez, se convocó al ciudadano Miguel Ángel Lucero Olivas, para que rinda la protesta correspondiente.

El ciudadano Miguel Ángel Lucero Olivas se encuentra en el salón contiguo.

Por esta razón, solicito a las Senadoras y Senadores Américo Villarreal, Ismael García, Verónica Martínez, Juan Quiñonez, Alejandra León, Omar Obed Maceda, Verónica Camino y Katya Ávila, lo inviten a pasar a este salón de sesiones y lo acompañen durante el acto de su protesta.

Cumpla la comisión con su cometido.

(La comisión cumple)

Se solicita a todas y todos los presentes ponerse de pie.

(Todos de pie)

Ciudadano Miguel Ángel Lucero Olivas, con motivo de la licencia autorizada al Senador Alejandro González Yáñez, esta Presidencia le convocó a rendir su protesta constitucional y legal como Senador de la República.

En consecuencia, le pregunto:

“¿Protesta guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Senador de la República que el pueblo mexicano le ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión?”

El C. Miguel Ángel Lucero Olivas: “¡Sí, protesto!”

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Si así no lo hiciere que la Nación se lo demande.

Felicidades compañero Senador.

(Aplausos)

Le solicito pase a ocupar el escaño que le ha sido asignado, a fin de que se incorpore inmediatamente a nuestros trabajos.

¡Felicidades!

Doy lectura a la siguiente comunicación.

Del Senador Miguel Ángel Lucero Olivas, que dice lo siguiente:

Senador Martí Batres Guadarrama, Presidente de la Mesa Directiva.

Me dirijo a usted en ejercicio de mi derecho a formar parte de un grupo parlamentario, dispuesto en el artículo 8, fracción IV del Reglamento del Senado de la República, y atentamente le informo que es mi deseo incorporarme al grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

Sin otro particular y agradeciendo sus atenciones, reciba un cordial saludo.

Firma el Senador Miguel Ángel Lucero Olivas.

Enterado.

Comuníquese.

Enseguida, informo a esta Honorable Asamblea que la Junta de Coordinación Política nos ha hecho llegar un acuerdo por el que se modifica su integración para el Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura.

Solicito a la Secretaría dé lectura a su parte resolutiva.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Doy lectura al resolutivo.

Acuerdo.

Único.- En los términos del numeral 3 del artículo 81 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, son integrantes de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores para el Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura los siguientes Senadores:

Senador Ricardo Monreal Ávila, Presidente, coordinador del grupo parlamentario de Morena.

Senador Mauricio Kuri González, coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

Senador Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Senador Dante Delgado, coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano.

Senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre, coordinadora del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

Senador Raúl Bolaños Cacho Cué, coordinador del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa, coordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

Senadora Sasil De León Villard, coordinadora del grupo parlamentario del Partido Encuentro Social.

Senadora Freyda Marybel Villegas Canché, del grupo parlamentario de Morena.

Senador Higinio Martínez Miranda, del grupo parlamentario de Morena.

Y Senadora Josefina Vázquez Mota, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

Es todo, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias. La Asamblea ha quedado enterada.

Publíquese en la Gaceta del Senado.

Felicitaciones a la Senadora Geovanna Bañuelos, coordinadora del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

(Aplausos)

Sonido en el escaño de la Senadora Benavides Cobos.

La Senadora Gabriela Benavides Cobos: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

Efectivamente sumarme a la felicitación de mi compañera Geovanna del Carmen como nueva coordinadora del PT, nos enorgullece mucho que una mujer coordine un grupo parlamentario, y por supuesto, desearle el mejor de los éxitos.

Sabemos que es súper trabajadora, que lo va a hacer muy bien.

Muchas felicidades.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora.

Senador Álvarez Icaza.

El Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria: (Desde su escaño) Gracias, Senador Presidente.

El mismo tono, felicitar a la Senadora Geovanna.

Celebramos otra mujer en el órgano de gobierno de la Cámara de Senadores, con su capacidad, con su entusiasmo y también con su alegría.

Muchísimas gracias.

Hacen falta mujeres en órganos de poder, su presencia ayuda a hacer realidad la paridad.

Muchísimas gracias.

Muchísimas felicidades.

Enhorabuena, Senadora, los mejores deseos.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Álvarez Icaza.

Senadora Sasil De León.

La Senadora Sasil De León Villard: (Desde su escaño) De igual manera para sumarme a esta felicitación, me llena de mucha alegría y de mucho orgullo que una mujer esté de nuevo, otra mujer coordinadora en la Junta de Coordinación Política.

Bienvenida y enhorabuena.

Muchas felicidades, Geovanna.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Sasil.

Senadora Josefina Vázquez Mota.

Sonido en su escaño, por favor.

La Senadora Josefina Vázquez Mota: (Desde su escaño) Muchas gracias, Presidente.

A nombre del grupo parlamentario de Acción Nacional queremos reconocer, felicitar, a la Senadora y a nuestra amiga Geovanna por esta integración a la Junta de Coordinación Política.

Darle la bienvenida, reconocer su trayectoria y su liderazgo.

Y seguramente vendrá a fortalecer de manera importante este órgano de gobierno del Senado de la República.

A nombre de todas las Senadoras y Senadores de Acción Nacional muchas felicidades y muy bienvenida, Senadora.

Enhorabuena.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora Vázquez Mota.

Sonido en el escaño del Senador Armando Guadiana.

El Senador Santana Armando Guadiana Tijerina: (Desde su escaño) Senador Presidente, solamente para felicitar a la Senadora Geovanna, y sobre todo a mí me da mucho gusto que cada vez más mujeres obtengan liderazgos, y ahora Geovanna como miembro de la Junta de Coordinación Política de este Senado de la República debe de hacer un trabajo no solamente a favor de las mujeres, sino a favor de todo México, y cada vez la equidad de género se va cumpliendo en todos los trabajos políticos de México.

Felicidades, Geovanna.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Senador Ricardo Monreal.

Sonido en su escaño, por favor.

El Senador Ricardo Monreal Ávila: (Desde su escaño) Como Presidente de la Junta de Coordinación Política, ciudadano Presidente, me alegra que nutra este órgano colegiado con una mujer, pero sobre todo con una mujer surgida de la cultura del esfuerzo, la conozco muy bien, toda su vida ha sido una mujer con una lucha impresionante, su talento es evidente y seguramente aportará bastante a la Junta de Coordinación Política y al Pleno.

Felicidades para Geovanna.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Ricardo Monreal.

Está pidiendo la palabra la Senadora Verónica Martínez.

La Senadora Verónica Martínez García: (Desde su escaño) A nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, igualmente sumarnos a la felicitación con nuestra compañera y amiga Geovanna que he tenido la posibilidad de conocerla, de ver su capacidad, su entrega, su trabajo, y estoy segura que será de mucho éxito en esta nueva encomienda.

Muchas felicidades.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Senadora Malú Micher.

La Senadora Martha Lucía Micher Camarena: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

Sumarme a las felicitaciones.

Me da mucho gusto que ahora tengamos una coordinadora más, mujer, la Senadora Geovanna nos representa, me siento muy contenta de que sea una mujer más, además en los intereses, los derechos y la defensa de estos derechos humanos de las mujeres sé que serán absolutamente defendidos porque con ella presencia de mujer sí nos garantiza conciencia de género.

Enhorabuena, Senadora.

Felicidades.

No sé para dónde voltear, si estás acá atrás, pero muchas felicidades, me enorgullezco de verdad que estén ahí.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Hay que voltear para todos lados.

Senador Narro.

Sonido en su escaño, por favor.

El Senador José Narro Céspedes: (Desde su escaño) Quiero felicitar a mi compañera, a mi paisana, Geovanna, es una mujer de una gran lucha, un gran esfuerzo, que siempre ha estado del lado de los esfuerzos democráticos, al lado de la gente, y que le toca presidir también la importante Comisión de Minería, aquí del Senado de la República.

Muchas felicidades, Geovanna, estamos contigo.

Y muchas gracias por tener ahora la responsabilidad de coordinar los esfuerzos de esta fracción parlamentaria del PT.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Senador Salgado Macedonio.

Sonido en su escaño, por favor.

Qué raro…

Senador Bolaños Cacho.

El Senador Raúl Bolaños Cacho Cué: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

Sumarme a las felicitaciones a nuestra compañera Geovanna, darle la bienvenida a la Junta de Coordinación Política y decirle que en el Partido Verde nos da mucho gusto que haya otra coordinadora mujer.

Estamos seguros que representará de manera digna a su bancada.

Bienvenida y muchas felicidades.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Bolaños Cacho.

Senadora Geovanna, sonido en su escaño, por favor.

La Senadora Geovanna del Carmen Bolaños De la Torre: (Desde su escaño) Gracias.

Quiero agradecer a todos los grupos parlamentarios, a mis compañeras compañeros Senadores que con tan generosas palabras me dan la bienvenida a esta nueva responsabilidad.

Quiero, evidentemente hacer un reconocimiento y un agradecimiento muy especial a mis compañeras y compañeros Senadores del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, por la inmensa responsabilidad que en mi persona encomiendan a partir del día de hoy, que es coordinar el esfuerzo de la pluralidad de nuestro grupo parlamentario.

Muchas gracias a todos por sus generosas palabras.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Felicidades, Senadora.

Sabemos que tendrá un gran desempeño.

Vamos a pasar al siguiente rubro de nuestra agenda.

Antes de pasar, Senador Dante.

Sonido en su escaño, por favor.

El Senador Dante Delgado Rannauro: (Desde su escaño) Ya lo había hecho de manera personal, pero quiero felicitar de manera pública a la Senadora Bañuelos, es un honor tenerla en la Junta de Coordinación Política, sobre todo porque todas y todos saben que es una mujer que antepone los intereses del país a su propia visión individual.

¡Enhorabuena!

Me da mucho gusto Geovanna, tener una compañera que representa el empuje de las mujeres de este Senado de la República.

Felicidades.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias.

Pasando al siguiente rubro de la agenda, tenemos la primera lectura a un dictamen de las Comisiones Unida de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de decreto por el que se declara el 2 de septiembre de cada año como el “Día Nacional del Cacao y el Chocolate”.

Debido a que se encuentra publicado en la Gaceta de hoy y con fundamento en los artículos 193 y 195 del Reglamento, queda de primera lectura.

Enseguida tenemos la primera lectura a un dictamen de las Comisiones Unidas de Economía y de Estudios Legislativos, Segunda, con proyecto de decreto por el que se declara el 27 de junio de cada año, como el “Día Nacional de las Micro, Peñas y Medianas Empresas Mexicanas”.

Debido a que se encuentra publicado en la Gaceta de hoy y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, queda de primera lectura.

Honorable Asamblea:

Tenemos ahora la discusión de un dictamen de la Comisión de Justicia con punto de acuerdo que determina que las ciudadanas propuestas en la terna presentada por el Presidente de la República para cubrir la vacante que genera la conclusión del cargo de la Ministra Margarita Beatriz Luna Ramos, reúne los requisitos de elegibilidad para ocupar el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El dictamen se publicó en la Gaceta desde las 19:00 horas del martes 5 de marzo, con el propósito de cubrir el requisito impuesto por el acuerdo aprobado por este Pleno para establecer el procedimiento para la elección que debemos realizar.

Solicito a la Secretaría dé lectura a su parte resolutiva.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Doy lectura al resolutivo.

Acuerdo.

Primero.- Con base en las consideraciones expuestas por esta Comisión de Justicia, esta dictaminadora concluye que la ciudadana Yasmín Esquivel Mossa, propuesta en la terna presentada por el Titular del Poder Ejecutivo Federal, reúne los requisitos constitucionales para ocupar el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y, por ende, es elegible para cubrir la vacante generada por la Ministra Margarita Beatriz Luna Ramos.

Segundo.- Con base en las consideraciones expuestas por esta Comisión de Justicia, esta dictaminadora concluye que la ciudadana Celia Maya García, propuesta en la terna presentada por el Titular del Poder Ejecutivo Federal, reúne los requisitos constitucionales para ocupar el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y, por ende, es elegible para cubrir la vacante generada por la Ministra Margarita Beatriz Luna Ramos.

Tercero.- Con base en las consideraciones expuestas por esta Comisión de Justicia, esta dictaminadora concluye que la ciudadana Loretta Ortiz Ahlf, propuesta en la terna presentada por el Titular del Poder Ejecutivo Federal, reúne los requisitos constitucionales para ocupar el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y, por ende, es elegible para cubrir la vacante generada por la Ministra Margarita Beatriz Luna Ramos.

Cuarto. – En cumplimiento con el punto segundo visible en la foja 3 del citado documento, del acuerdo de la Mesa Directiva, por el que se establece el procedimiento de la elección de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación del 7 de febrero del 2019, así como el V del acuerdo de la Comisión de Justicia por el que se establece el procedimiento para la comparecencia de las personas que integran la terna presentada por el Titular del Ejecutivo Federal, para la elección de una Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con motivo de la conclusión del cargo de la Ministra Margarita Beatriz Luna Ramos, aprobado en fecha 8 de febrero del año en curso, se ordena la publicación del presente dictamen en la Gaceta del Senado de la República, por lo menos 24 horas antes de la sesión en la que se somete a consideración del Pleno.

Quinto.- En cumplimiento al punto segundo, visible en la foja 3 del citado documento, del acuerdo de la Mesa Directiva, por el que se establece el procedimiento para la elección de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de fecha 7 de febrero de 2019, remítase el presente dictamen al Pleno del Senado de la República, para su consideración.

Es todo, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora.

Se concede el uso de la palabra al Senador Julio Ramón Menchaca Salazar, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento.

El Senador Julio Menchaca Salazar: Muchas gracias, Senador Presidente.

Con su permiso, con el permiso de la Mesa Directiva.

En la Comisión de Justicia ya nos estamos especializando en las comparecencias, llevamos alrededor de 350, de aspirantes a distintos puestos trascendentes en la vida de nuestro país.

En el caso particular de la instrucción de la Mesa Directiva, para que comparecieran las tres integrantes de la terna a Ministra de la Suprema Corte de Justicia, se realizó durante una larga jornada de trabajo, en donde los propios integrantes y las integrantes de la Comisión de Justicia y los Senadores que así quisieron hacerlo, expresaron sus dudas, sus inquietudes, sus preocupaciones.

Además, con un respaldo de Parlamento Abierto que permitió a la sociedad y a organizaciones participar con preguntas y con cuestiones, incluso de carácter personal, que permitieron a las comparecientes hacer una referencia histórica de su vida, hacer una reseña de sus logros.

La conclusión que tuvo la Comisión de Justicia y que fue leída por la Secretaria Senadora, es en el sentido de que reúne los requisitos constitucionales para poder ocupar este importante cargo. Las tres aspirantes, las doctoras Maya, Esquivel y Ortiz reúnen, con creces, esos requisitos y están sujetas a la disposición de este Senado de la República.

Cada vez se hace más intenso, más complicado la participación de aspirantes a un puesto importante, como ocupar un cargo en la Corte.

El privilegio de esta terna es que está integrada por tres mujeres. Tres mujeres valiosas, tres mujeres con una gran trayectoria académica y profesional, con un reconocimiento social e incluso con algún desgaste por la propia actividad que han desempeñado en el transcurso de su vida, pero es fundamental, como lo hemos expresado en todos los grupos parlamentarios, que cada vez más se avance en la equidad de género.

Esta es una oportunidad que debemos de aprovechar, para que la Corte vaya teniendo esos equilibrios que requiere la sociedad mexicana; hay excelentes participantes abogadas, no solamente en esta terna, sino en la que estamos trabajando para las salas regionales de materia electoral y que nos manifiestan toda una trayectoria profesional, todo un cúmulo de experiencia puesto a disposición y al servicio de nuestro país.

Yo invito a las Senadoras y los Senadores que sea aprobado este dictamen y que en la discusión del mismo tengamos los elementos objetivos, particulares de las trayectorias y que lo expresemos con un voto comprometido como más importante que reclama hoy el pueblo de México, que es la justicia.

Muchísimas gracias, Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Julio Menchaca.

Conforme a lo dispuesto por el artículo 199 del Reglamento del Senado, vamos a pasar a los posicionamientos de los grupos parlamentarios.

Por lo tanto, comenzaremos de menor a mayor, con la participación del grupo parlamentario del Partido Encuentro Social.

Tiene la palabra la Senadora Eunice Renata Romo Molina, del PES.

Adelante.

La Senadora Eunice Renata Romo Molina: Muchísimas gracias.

Con el permiso de la Presidencia.

Compañeras y compañeros Senadores:

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, es un gusto recibir la terna conformada solo por mujeres para cubrir el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Este es un claro ejemplo de la lucha en favor de la paridad de género que ha permeado en los distintos órdenes de gobierno, prueba de ello es la presente legislatura que tiene una representación del 49 % de las mujeres, solo por hablar del Senado. Ahora toca el turno al Poder Judicial.

Si hablamos de las condiciones laborales del país en general, pueden observarse con claridad los patrones de organización social que discriminan al género femenino, existe la certeza de que al insertarse en el mercado profesional, las mujeres ocupan siempre los cargos de menor importancia, ya que les atribuyen responsabilidades en la vida familiar. Además, tradicionalmente los cargos de dirección representan un mundo masculinizado que segrega a las mujeres.

Este fenómeno conocido como “techo de cristal” habla de los obstáculos invisibles a los que las mujeres se enfrentan cuando intentan entrar al mundo de la alta dirección. En este sentido, la situación en el sistema de justicia no ha sido diferentes, según datos del Instituto de la Judicatura Federal y del Censo Nacional de Justicia del Inegi, el 45.5 % de la plantilla total está compuesta por mujeres, ellas se encuentran distribuidas en áreas administrativas, mientras que los 389 jueces de distrito ocupan, son menos del 25 % en el caso de las mujeres. Y si hablamos de los jueces Magistrados, únicamente el 20 % de los cargos se encuentran ocupados por mujeres.

Consciente de ello, el Presidente de la República ha enviado una terna compuesta por mujeres para cubrir la vacante que dejará otra mujer, pues sabe que la permanencia del género femenino en la Suprema Corte de Justicia de la Nación es imperativo y acorde a los tiempos de cambio.

Queremos reconocer la labor de la Comisión de Justicia y de su Presidente el Senador Julio Menchaca, al dictaminar, de manera acertada y así impulsar las acciones afirmativas que poco a poco nos permitan romper los llamados “techos de cristal”.

El desarrollo democrático en México, requiere indispensables de un Poder Judicial y una Suprema Corte de Justicia de la Nación autónoma, independiente que asume con entereza libertad de criterio y firmeza sus facultades, la función esencial de garantizar el orden establecido por nuestra Constitución.

A las ciudadanas Yasmín Esquivel, Celia Maya y Loretta Ortiz deseamos el mejor de los éxitos y que sea cual sea el resultado hoy puedan seguir trabajando en favor de la justicia, promoción y protección de los derechos humanos.

En el grupo parlamentario de Encuentro Social creemos que la justicia es la única vía para lograr la anhelada paz social y el bien común en nuestro país.

Es cuanto, muchas gracias, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Eunice Renata Romo.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa.

No se encuentra.

Entonces, tiene el uso de la palabra el Senador Eduardo Enrique Murat a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista.

El Senador Eduardo Enrique Murat Hinojosa: Con su venía, señor Presidente.

Compañeras y compañeros legisladores:

A tan solo unos meses realizamos la designación de un Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con una terna mixta enviada por el Ejecutivo Federal.

El viernes fue el Día Internacional de la Mujer, muchas felicidades a todas ustedes.

Hoy lo comento, porque hoy hacemos historia, hoy tenemos la oportunidad de contar con una terna de solo mujeres, por segunda vez en la historia de nuestro país y de esta manera tenemos la certeza de que la vacante va a ser ocupada por una mujer.

En este sentido es de resaltar que la paridad de género es uno de los temas de mayor relevancia en la lucha de este país y que ha sido impulsada desde varias trincheras, siendo el Legislativo una de ellas, enhorabuena.

La Suprema Corte, al ser un órgano del Poder Judicial no debe de ser la excepción, por el contrario, tiene que ser una institución que garantice la inclusión de las mujeres en la vida pública del país.

Cabe mencionar que siempre tomando en cuenta y salvaguardando la trayectoria, la experiencia y la formación jurídica para la correcta impartición de justicia. Puedo asegurarles que esto sucedió en este proceso, la mayoría da las veces las mujeres tienen un mejor desempeño, hay que reconocerlo. Lo único es que no se les ha dado o ha costado mucho darles la oportunidad.

Sin duda, las candidatas que tenemos en consideración el día de hoy, son destacadas y dotadas de experiencia profesional, académica y jurídica para desempeñar el cargo, objeto de este dictamen.

Sin duda, la justicia de nuestro país necesita operadores de derecho, expertas en la norma jurídica y conocedoras de los principios constitucionales.

Requerimos de una práctica jurídica apegada al Estado de derecho y de absoluto respeto a los derechos humanos.

La aprobación de cualquier designación representa un ejercicio democrático al ser un órgano legislativo quien elige a la mejor postulante para representar el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En este sentido celebramos los trabajos realizados por la Comisión de Justicia, por permitir la participación activa de todos los grupos parlamentarios, permitiendo a la ciudadanía realizar preguntas a través de medios electrónicos, y respetando el principio de Parlamento Abierto.

Enhorabuena. Felicidades, Senador Menchaca.

(Aplausos)

Las y los legisladores hemos tenido la oportunidad de valorar y de escuchar las inquietudes con relación a la idoneidad y aptitudes formativas, tanto profesionales y académicas, como la práctica jurídica de las candidatas.

Compañeras y compañeros legisladores:

La designación de la vacante de la ministra Margarita Beatriz Luna Ramos, y como Senado de la República nos corresponde ser el contrapeso que analice la terna enviada por el Ejecutivo Federal, la cual se ha llevado a cabo con la mayor apertura y pluralidad al interior de la Comisión Dictaminadora.

Consideramos que los perfiles cuentan con una curricular adecuada para ocupar el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por lo anterior, a nombre de mi grupo parlamentario, el Partido Verde Ecologista de México, celebramos este dictamen.

Quiero finalizar mi intervención enfatizando que los mecanismos de procesos de selección deben de ser perfeccionados, podemos mejorarlos, sobre todo tratándose de cargos para la impartición de justicia.

Las y los Ministros de la Suprema Corte al resolver controversias constitucionales, acciones de inconstitucionalidad e interpretaciones jurídicas, son los defensores en esencia del derecho y de la justicia a nuestro país, por eso es de suma importancia.

Ante la situación del país y por la alta responsabilidad que ostentan, no podemos equivocarnos en esto.

Por su atención, muchas gracias, compañeros y compañeras.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Murat.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Miguel Ángel Mancera, que ya está aquí.

El Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa: Gracias, Presidente.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores:

Hoy de nueva cuenta en esta tribuna queremos dejar constancia de un importante ejercicio que se realizó en los días pasados, que fue el de cumplir con las audiencias, el de cumplir con las entrevistas que implican el seguimiento a un procedimiento constitucional que nos compromete, que nos obliga a las Senadoras y los Senadores a darle continuidad, llegada la terna por parte de la Presidencia de la República es indispensable que se le dé tratamiento que aquí se ha llevado a cabo, entrevista, por supuesto, la apertura que se generó hacia esta práctica del Parlamento Abierto, que ha sido, y esto seguro que será una de las líneas de acción que va a marcar a esta Legislatura.

Porque llevar en todos y cada uno de nuestros procesos y procedimientos esta práctica del Parlamento Abierto es una tarea que debe inspirar cada proceso, cada tarea a realizar.

Hoy de nueva cuenta estaremos este dictamen, este dictamen que yo debo decir ha sido elaborado con un cuidadoso estudio, que la conducción de Julio Menchaca ha sido estupenda, de nueva cuenta. Ya no voy a pedir otro aplauso para él porque si no le van a aplaudir todos los grupos parlamentarios cuando pasen, pero si le quieren aplaudir a Julio, yo creo que ha sido un trabajo muy profesional.

Ha sido un trabajo profesional y lo reconocemos todos los grupos parlamentarios, porque se ha llevado con cuidado, a todos nos ha dado los tiempos que han sido solicitados y requeridos para poder hacer las tareas correspondientes.

Hoy estaremos dando cuenta de este dictamen, y el grupo parlamentario del PRD ha participado activamente en el Parlamento Abierto, ahí estuvimos todo el tiempo, ahí estuvimos dando cuenta de las entrevistas. Y, por supuesto también, la resolución.

Estamos acompañando hoy este dictamen de idoneidad, están analizándose los requisitos, si es que se cumplió con los requisitos que marcan en nuestras normas, y el grupo parlamentario así lo ha visto, así lo ha analizado.

Nosotros tenemos que cumplir con nuestra tarea como Senadoras y como Senadores, nosotros tenemos que cumplir con el mandato constitucional, nosotros tenemos que cumplir con esta tarea que debe de llenarnos también de orgullo por la oportunidad de servirle a México, de servirle a nuestro país.

Así que hoy estaremos y estamos aquí participando en esta presentación y, en su momento, en la votación del dictamen, que reitero es un dictamen de idoneidad en donde se han revisado todos y cada uno de los requisitos que marca la Constitución para poder ser emitido. Por eso es que estamos tranquilos en el grupo parlamentario del PRD, compañera y mis compañeros.

Y la siguiente etapa, desde ahora lo quiero decir porque nos lo han estado preguntando, será una decisión libre, no tenemos ninguna línea, es una decisión de mi compañera y de mis compañeros, la convicción de cada quien es la que va a estar representada.

Ahora en esta etapa sí hay una decisión tomada, que es acompañar la idoneidad que se ha presentado por la tarea de la Comisión de Justicia, no tengo duda de que se hizo un trabajo cuidadoso, transparente, profesional para poder llegar a este dictamen.

Así que hoy refrendamos este compromiso como grupo parlamentario. El PRD estará cumpliendo con su tarea constitucional, con la obligación que tiene y que tenemos cada uno de los integrantes del mismo.

Muchas gracias, Presidente.

Es cuanto.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Mancera.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre, a nombre del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

La Senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre: Gracias. Gracias a mis compañeras y compañeros Senadores.

Quiero sumarme a este reconocimiento a la Comisión de Justicia, de la que afortunadamente formo parte, por el trabajo exhaustivo que ha hecho en esta inmensa responsabilidad, como en todas las que se nos han encomendado desde su instalación.

Pero es evidente que todo este esfuerzo está plasmado a través de ese ánimo constructivo que tiene nuestro Presidente, el Senador Julio Menchaca y de los integrantes de la misma.

Estamos ante una decisión por demás trascendente y por lo mismo también quiero, desde esta tribuna, reconocer a las aspirantes a Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que se haya tenido tal apertura hacia todos los cuestionamientos que se dieron de los Senadores, que pese a que es una parte del procedimiento, creo que lo hicieron de una manera extraordinaria, con una apertura digna de reconocerse y que hoy por eso, por unanimidad de los integrantes de la Comisión de Justicia, vamos a caminar con este dictamen que ponemos a consideración de nuestras compañeras y compañeros, en el que se plasma la idoneidad y que se cumple con los requisitos de elegibilidad por las tres aspirantes a Ministra de la Suprema Corte.

El equilibrio de poderes es una característica de un régimen republicano. El día de hoy a las Senadoras y Senadores del Partido del Trabajo nos congratula el nombramiento de quien ocupará la vacante que deja la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Margarita Beatriz Luna Ramos.

El máximo Tribunal Constitucional del país tiene como función principal velar por la defensa del orden establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, además de solucionar de manera definitiva asuntos jurisdiccionales de gran importancia para la sociedad a través de los medios de control de la constitucionalidad, como ustedes saben, que son: el juicio de amparo, las controversias constitucionales y las acciones de inconstitucionalidad.

El equilibrio constitucional del poder en México se fortalece con órganos plenamente integrados conforme a las reglas procedimentales establecidas. La legalidad y la legitimidad son elementos esenciales que se han cubierto con el nombramiento que habremos de celebrar en unos minutos más y en que habremos de tomarle protesta también en lo inmediato.

La paridad de género es un compromiso que ha asumido el Estado mexicano. Con el nombramiento de la nueva Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es que el Senado de la República hace suyo este compromiso. Sin embargo, reconocemos que aún estamos lejos de cumplir a cabalidad esta asignatura en el Poder Judicial.

Los temas jurisdiccionales en materia administrativa y laboral han sido centrales en las denominadas “reformas estructurales en materia laboral y fiscal”, y es precisamente ahí, en la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se resuelven dichas controversias.

Por ello, es fundamental que nombremos como Ministra a la persona con perfil idóneo para desempeñar este importante cargo. Estamos confiados en que hará un destacado papel y actuarán con imparcialidad y apegándose al Estado de derecho la persona que todas y todos ustedes consideren idónea.

Como ya lo mencioné, en la Comisión de Justicia se hizo un trabajo exhaustivo y también un ejercicio de Parlamento Abierto y evidentemente las tres aspirantes cumplen con los requisitos para ser elegibles, pero también son personas idóneas para tan alta encomienda.

Quienes formamos parte de la cuarta transformación de la República estamos conscientes del reto que implica la construcción de instituciones sólidas y comprometidas en la patria, por eso acompañamos de manera decidida este dictamen y habremos de participar con absoluta responsabilidad en la designación de quien ocupará este importante cargo como Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Muchísimas gracias, compañeras y compañeros Senadores.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Bañuelos.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano.

El Senador Dante Alfonso Delgado Rannauro: Con su permiso, Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores:

El grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano ratifica el dictamen de elegibilidad de la Comisión de Justicia, en torno a la terna presentada por el titular del Poder Ejecutivo para la elección por parte de este Senado, de la Ministra de la Corte que habrá de sustituir a la Ministra Luna Ramos.

Queremos saludar el esfuerzo realizado por la Comisión de Justicia, en la que se dio oportunidad para que la terna propuesta, representada por mujeres que tienen una trayectoria profesional, sea en el transcurso de esta sesión y después de haber cumplido con el requisito de publicidad a que obligaba la norma, y permite que el dictamen haya sido publicado el día de hoy, proceder a la elección.

La elegibilidad es el primer requisito y en ese sentido Movimiento Ciudadano manifiesta su disposición a cumplir con el mandato constitucional de elegir, en términos de la potestad que tiene cada una de las Senadoras y Senadores de este Pleno, a quien habrá de conformar el Pleno del Poder Judicial de la Federación.

Por ello saludamos a las y los integrantes de la Comisión de Justicia y Movimiento Ciudadano ratifica el dictamen de elegibilidad.

Enhorabuena y felicidades.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Delgado.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Claudia Edith Anaya Mota, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

La Senadora Claudia Edith Anaya Mota: Con su permiso, Presidente.

Creo que este proceso de selección de Ministras ha sido uno de los procesos más observados por la sociedad civil, un proceso en el que muchas organizaciones nos han buscado como grupos parlamentarios o de manera individual para hacernos ver ciertos requisitos que a consideración social no son, efectivamente, los enmarcados en la Constitución, porque hay que dejarlo en claro, los requisitos que enmarca la Constitución sí son requisitos que cumplen las aspirantes.

Pero hay otros principios básicos que las organizaciones, los ciudadanos, los académicos nos han pedido que revisemos, a razón de ser un poder el que elige a los integrantes de otro, que por quince años estará dictando sentencias en este país y que es muy importante que velemos por personas que garanticen independencia, que garanticen autonomía y que garanticen que le darán fortaleza a otro poder, a otro poder autónomo e independiente.

No olvidemos que el Estado, el Estado mexicano, conformado por estos tres poderes, necesita para su ideal funcionamiento que cada uno de estos tres poderes tenga la mayor fortaleza necesaria.

Hemos considerado que hoy día el Poder Ejecutivo pareciera el poder hegemónico, el poder de los poderes. Que el Poder Legislativo se encuentra ya subordinado al Poder Ejecutivo, y estando el Poder Legislativo subordinado al Poder Ejecutivo es muy complejo que pueda emitir votos que garanticen una autonomía, y que garanticen que le daremos certidumbre al Poder Judicial.

Es eso lo que estamos discutiendo el día de hoy, ¿qué va a pasar con ese tercer poder?

Quiero comentarles un poco de cómo se han hecho las cosas en la Comisión de Justicia.

Efectivamente, se convocó a un Parlamento Abierto en donde las tres aspirantes tuvieron la posibilidad de comparecer y de expresar, de recibir preguntas de los integrantes de este Senado y de la sociedad civil, y de contestar según su propia ideología, su propio pensamiento, su propia trayectoria.

Después de eso hubo una votación en la Comisión de Justicia, y aquí quiero puntualizar una parte del procedimiento que me parece que está viciado de origen.

Están publicadas las listas de votación de esa Comisión de Justicia.

Tenemos el voto del Senador Ricardo Ahued, a favor; el voto de la Senadora Ana Lilia Rivera, a favor; el voto del Senador Damián Zepeda, en contra; el voto del Senador Julio Ramón Menchaca, a favor; el voto de la Senadora Indira Rosales, en abstención; el voto de la Senadora Claudia Anaya, servidora, en contra; el voto del Senador Cruz Pérez Cuéllar, a favor; el voto del Senador Cristóbal Arias, a favor; el voto de la Senadora Virginia Meza, a favor; y el voto del Senador Samuel Alejandro García, a favor.

Pequeño detalle, y yo estaba sirviendo como Secretaria en esa sesión de la comisión.

Con esos votos sale aprobado el dictamen, y con esos votos era el quórum necesario, pero después aparecen publicadas en las listas de votación el voto del Senador Miguel Ángel Mancera, a favor, y el voto de la Senadora Geovanna Bañuelos, a favor, y no estaban presentes en la sesión de comisión.

Está viciado el procedimiento. Están firmados documentos de una sesión con personas que no estuvieron en esa sesión.

Por esta razón y por las observaciones que nos han hecho organizaciones de la sociedad civil, porque hemos aprendido de nuestros errores, porque creemos firmemente en fortalecer a las instituciones, es que el grupo parlamentario del PRI votará en contra de este dictamen de elegibilidad, por el procedimiento ya mencionado.

Les agradezco mucho su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Anaya.

Tiene el uso de la palabra el Senador Damián Zepeda, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El Senador Damián Zepeda Vidales: Muchas gracias.

Con su permiso, señor Presidente.

Miembros de la Mesa.

Honorable Asamblea:

Hoy vengo aquí a nombre del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional para manifestar nuestro rechazo total a la terna propuesta para integrar la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y lo hacemos con plena conciencia y convicción de que hoy en día el principal interés debe ser proteger a las instituciones de nuestro país.

Hace algunos meses estuvimos aquí debatiendo precisamente este mismo tema, y en esa ocasión lo dijimos con claridad, y hoy lo reiteramos, “no hay un nombramiento más importante que tenga este Poder Legislativo, en este caso el Senado de la República, que un nombramiento de quien va a integrar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

Y no existe sencillamente porque en México existen tres poderes: el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial.

El Poder Ejecutivo ejecuta los programas de gobierno y es electo el Presidente de la República.

El Poder Legislativo legisla, entre otras funciones de fiscalización y de más, y es electo directamente o indirectamente por el voto ciudadano.

Y el Poder Judicial es el encargado de impartir justicia, y es nombrado en su máximo órgano, que es la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por este Senado de la República.

La importancia que tiene la Suprema Corte de Justicia de la Nación es muy trascendental para la vida del país.

Nada más y nada menos es quien tiene bajo su mandato la defensa del orden constitucional en México, se encarga de garantizar que en México se cumpla la Constitución, y tiene varias maneras de hacerlo, entre ellas destacan tres: el amparo, por supuesto, que defiende al ciudadano; pero otras dos, que ahí estriba la importancia de por qué no puede intervenir uno de los otros poderes en el Poder Judicial, que son las controversias constitucionales y la acción de inconstitucionalidad.

Le toca a la Suprema Corte de Justicia de la Nación decir si una ley aprobada es constitucional o no.

Le toca a la Suprema Corte de Justicia de la Nación decir o decidir entre un conflicto entre poderes, el Poder Federal con un poder estatal, o entre dependencias u órganos a nivel federal o local, es el árbitro.

Por lo tanto, si es el árbitro judicial de justicia la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no puede el Poder Ejecutivo dominarla, intervenir en ella, porque estaría viciando las decisiones que este órgano esté tomando, y eso es hoy lo que está sucediendo en este país con los nombramientos que estamos viendo.

¿Por qué es importante la Suprema Corte?

¿Qué temas decide?

¿Qué estará bajo la decisión de la persona que hoy vamos a votar aquí?

Pues la Corte ha definido temas tan polémicos como las confesiones forzadas, como el derecho a una defensa adecuada en este país cuando un gobierno quería abusar contra un ciudadano, fue la Corte quien defendió ese ciudadano.

El tema de matrimonios entre personas del mismo sexo.

La adopción.

El derecho a la vida.

El derecho a la configuración legislativa de los estados para que puedan decidir sobre ciertos aspectos y que no se les imponga desde la federación.

El caso muy polémico de VIH-Sida en la milicia.

El caso o el debate sobre si una norma constitucional puede ser declarada inconstitucional.

El caso de Acteal en donde se debatió sobre la obtención de pruebas de manera ilícita.

¿Por quién? Por la autoridad, por ese que hoy está intentando tener el control de este árbitro que es el que tiene que decidir este tipo de temas importantes.

La primer decisión para que un militar fuera juzgado en tribunales civiles fue la Corte quien decidió ese tema, por supuesto ante la resistencia del Poder Ejecutivo.

El caso ABC.

El uso lúdico de la marihuana.

¿Qué temas vienen?

El tema de vida.

El tema de superdelegados.

El tema de remuneraciones.

Por eso necesitamos garantizar que quien esté en este órgano tenga plena independencia.

Déjenme brincarme a otra arena, la electoral para ver si puedo ejemplificar.

Qué importante hubiera sido nombrar bien a los miembros del Tribunal Electoral para cualquier caso que haya quedado un voto de diferencia entre la anulación o no.

Es lo mismo en esta materia, pero más importante porque es el máximo órgano judicial. Cada voto que esté ahí tiene que garantizar su independencia y subjetividad para que cuando decida lo haga una persona libre y sin ningún tipo de influencia externa, sobre todo ningún tipo de influencia del gobierno en turno.

Hemos dicho anteriormente cómo decidir esto. Parecería hoy, aquí escuchando algunos mensajes, que somos Oficialía de Partes, nos mandan una propuesta, se revista que cumpla con los requisitos de ley. ¡Y listo! Ya no hay nada más que verle, tenemos que votar a fuerzas a una.

¡No, señores!

De hecho el Constituyente prevé qué pasa si este Senado rechaza la terna, se puede rechazar, ha pasado ya en la vida de este país. Cuando el Senado no la considera idónea la rechaza y tendrá el Ejecutivo que enviar otra, y en una segunda vuelta podrá el Ejecutivo nombrar bajo riesgo de que ese Ministro, Ministra, quede eternamente señalado de parcialidad en cada decisión que tome.

Hoy nosotros proponemos tres análisis: de capacidad, de trayectoria y de idoneidad por subjetividad de independencia.

No me meto mucho al tema de capacidad de trayectoria que pudieran ser superados, algunos nos puede haber gustado o no el desempeño de alguna candidata o aspirante en su comparecencia, pero tienen experiencia en la materia. Ese no es el tema central hoy aquí, el tema central es, la pregunta es:

¿Esa futura Ministra garantiza independencia y objetividad? La respuesta es no.

¿Por qué? Porque de los tres casos, una, con candidatura incluso del partido en el poder; otra, con militancia hasta que inicia el proceso; y otra, con un claro conflicto de interés y señalamientos en el desempeño de función anterior.

Y sí, sí es conflicto de interés.

Cuando termine, por favor.

Sí es conflicto de interés, señores.

Yo sé que pareciera que estamos ofendiendo a alguien decir que existe un conflicto de interés. Déjenme leerles lo que dice la ley, la ley define el conflicto de interés.

El artículo 3 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, dice: “conflicto de interés, la posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los servidores públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios”.

Eso dice la ley, no lo dice Damián, no lo dicen los Senadores del PAN, lo dice la ley vigente. Y evidentemente hay conflicto de interés en la propuesta que hoy nos están enviando.

La ONU ha determinado principios básicos para la independencia judicial y lo que dice es que la independencia judicial es un requisito previo del principio de legalidad y una garantía fundamental de la existencia de un juicio justo. Eso es lo que estamos buscando.

En consecuencia, dice la ONU: “el juez deberá defender y ejemplificar la independencia judicial tanto de sus aspectos individuales como en sus aspectos institucionales”.

Dice más adelante que debe de llevar a cabo su labor sin presiones, sin influencias externas y puntualiza que no debe de tener jamás un juez la influencia del gobierno en turno.

Dice la propia ONU que: “la finalidad es garantizar la realidad de la independencia, así como su apariencia”.

Y aquí hago una pausa.

Organizaciones mexicanas e internacionales nos han recordado la teoría de las apariencias que ha sido recogida por organismos internacionales, el juzgador no debe sólo ser imparcial, debe de parecer imparcial porque está en juego la certeza de la institución.

Por todos esos motivos es que hoy nosotros les decimos la obligación moral que tenemos es rechazar la terna, tenemos que proteger a las instituciones, en este caso al Poder Judicial.

Y no, no es un tema personal contra alguna de ellas y mucho menos es un tema de mujeres, yo nada más quiero recordar que fue el PAN quien argumentó en la pasada votación que debía ser una mujer la que integrara la Corte de Justicia de la Nación, y no fue así la decisión de este Pleno.

Muchos miembros del grupo han luchado por los derechos de la mujer.

Yo en lo personal vengo de una casa donde mi madre es una luchadora por los derechos de la mujer y sé perfectamente bien por eso el daño que le hace a la lucha de género este tipo de propuestas que tienen claramente otros vicios de conflicto de interés que fueran aplicables sea mujer o sea varón la persona propuesta.

Hoy nosotros les decimos: rechacemos esta terna. Se lo decimos a todos los miembros del Senado, pero principalmente a los miembros de la oposición.

Hagamos juntos esta lucha y defendamos una causa justa que es garantizar que el máximo órgano de justicia del país sea un órgano autónomo e independiente.

No a la terna de Ministras para la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sí a un Poder Judicial independiente y objetivo.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Estamos en posicionamientos de los grupos parlamentarios, todavía no está a discusión, Senador Salgado, estamos en posicionamientos de los grupos parlamentarios, en esta etapa no hay preguntas.

Gracias.

Gracias, Senador Zepeda.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Lucía Trasviña Waldenrath, del grupo parlamentario de Morena.

La Senadora Jesús Lucía Trasviña Waldenrath: Con su permiso, Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores:

Estoy presentando el posicionamiento del grupo parlamentario de Morena, relativo al dictamen…

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Permítame, Senadora.

Ruego a las Senadoras y Senadores, poner atención a la oradora.

Pido a los asesores cumplir con sus tareas y despejar el Pleno, si ya no tienen otra tarea aquí, por favor.

Adelante, Senadora.

La Senadora Jesús Lucía Trasviña Waldenrath: Gracias, Presidente.

El presente posicionamiento es el grupo parlamentario de Morena, al cual con orgullo pertenezco y es relativo al dictamen de la Comisión de Justicia sobre la elegibilidad de los integrantes presentada por el Ejecutivo Federal, que cubrirá la vacante generada por la conclusión del cargo de la Ministra de la Suprema Corte de Justicia dela Nación, Margarita Beatriz Luna Ramos.

Como es conocimiento de todos los aquí presentes, el pasado 1 de febrero del 2019, se turnó a la Comisión de Justicia la terna integrada por las ciudadanas Yasmín Esquivel Mossa, Celia Maya García y Loretta Ortiz Ahlf, remitida por el Titular del Poder Ejecutivo Federal para la elección de la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Después de un proceso arduo de Parlamento Abierto, mediante el cual se dio seguimiento a las comparecencias de las ciudadanas candidatas en la cual se dio participación también al público, hoy como grupo parlamentario de Morena nos place respaldar la idoneidad de esta terna.

Sin duda alguna como mujer me encuentro plenamente satisfecha de que nos encontramos ante perfiles tan probados y reconocidos en el ámbito académico, jurídico y como es del conocimiento de todos, en el presente dictamen a discusión hubo un gran respaldo por parte de asociaciones e instituciones académicas hacia las hoy candidatas.

Dado que las hoy candidatas han cumplido cabalmente con los requisitos previstos con el artículo 95 de la Constitución Política de los Estados Unidos de México, quiero manifestar que estamos ante la oportunidad de no generar violencia política contra estas grandes mujeres, mujeres que no son propiedad de nadie, que si bien han generado polémico por parentescos, por ideologías, por creencias, por costumbres, quiero recordarles que como jurista que soy y como juristas que son las candidatas, les puedo garantizar que por su convicción como conocedoras del derecho, cualquiera de las candidatas garantizan autonomía en su toma de decisiones.

Como mujeres no podemos violentarles sus derechos civiles y sus derechos políticos consagrados en nuestra Constitución y en los diferentes tratados internacionales.

En esta nueva etapa de la vida pública nacional debemos apostar por mujeres capaces para reivindicar el papel de la mujer y hoy quiero pedirles a todos que dejen a un lado la mezquindad y demos el voto de confianza a estas loables mujeres.

No enviemos un mensaje erróneo a la sociedad.

Hoy en un Senado con gran índice de paridad en su composición podemos defender como mujeres y hombres a esta terna que sin duda alguna tienen excelentes perfiles como juristas y como mujeres.

Hace unos días conmemoramos a las mujeres, hoy refrendamos nuestro compromiso con las mujeres, porque la lucha por reivindicar nuestros derechos es cada día más constante y sin duda alguna me alegra ver que hoy podemos dar ese espaldarazo por toda la fuerza política de una mujer más en la máxima tribuna del Poder Judicial de la Federación.

Por eso les pido a todos los presentes que nombremos a una mujer que como millones de mexicanas se han valido por sí mismas, con una historia propia, tanto a nivel personal, como a nivel profesional, que reitero esta terna no sólo reúne los requisitos constitucionales, sino que además garantizan estar a la altura de las demandas de los y los mexicanos, y que sin duda alguna serán independientes, objetivas y profesionales en su actuar como Ministras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Enhorabuena por estas honorables mujeres, a quienes manifestamos cabalmente nuestro respaldo y respeto.

Compañeros Senadores:

Veo que sólo en tribuna protagonizan posicionamientos a veces adversos, pero veo también que no han adquirido la madurez suficiente para respetar, para escuchar, para atender.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Ruego nuevamente, Senadoras y Senadores poner atención a la oradora.

Adelante, Senadora.

La Senadora Jesús Lucía Trasviña Waldenrath: Gracias.

Se cuestiona el, ¿por qué es la terna del Ejecutivo?

Muchos de los aquí presentes de las fracciones del PAN, de las fracciones del PRI han sido legisladores, jamás cuestionaron el procedimiento y hoy, afortunadamente es la terna que viene de un Presidente cabal, de un Presidente apoyado por millones de mexicanos y que dispuestos todos estamos a lograr la cuarta transformación de este país.

Gracias, compañeros.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora.

En consecuencia, al terminar la lista de oradores.

Sonido en el escaño del Senador Julio Menchaca.

El Senador Julio Ramón Menchaca Salazar: (Desde su escaño) Gracias, Senador Presidente.

Es solamente para hechos, es totalmente desproporcionado pretender quitarle legitimidad a un dictamen aparentemente en la presencia o la no presencia de dos Senadores.

Ha sido una práctica en largas horas de trabajo en la Comisión de Justicia que se alterne la presencia de Senadoras y Senadores, ha sido forzoso que permanezcan durante todo ese proceso de la comparecencia de muchos aspirantes y es admitido, ha sido admitido que con su presencia en una parte de esa participación hagan lista de presentes y después de leer el dictamen lo prueben, solamente para eso, señor Presidente.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Menchaca.

Al haber terminado el listado de posicionamientos, vamos a abrir la discusión.

Para hablar en contra, tiene la palabra el Senador Gustavo Enrique Madero.

El Senador Gustavo Enrique Madero: Con el permiso de la Presidencia.

Senadoras, Senadores:

La independencia del Poder Judicial es indispensable siempre, cuando existe una mega concentración del poder político en una persona, como lo es ahora, esta independencia, la independencia del Poder Judicial no solo es indispensable, sino de una grave trascendencia.

Y este Senado tiene una grave responsabilidad sobre sus hombres, nos lo dicen en la calle: ustedes tienen esa posibilidad de hacer un contrapeso, es un órgano que permite, precisamente, hacer un balance y cumplir con esta función de pesos y contrapesos de este Sistema Político Mexicano.

Este Senado, en particular, es uno de los pocos instrumentos para la defensa de la independencia y el balance de los poderes de la República. Recuerdo la euforia, recuerdo el ánimo cuando este Senado se cubrió de orgullo al establecer el Parlamento Abierto que permitió escuchar las voces diversas que permitieron modificar la minuta de la Guardia Nacional, pudimos escuchar a la sociedad civil, a los especialistas, a los defensores de los derechos humanos y cambiar así la minuta para hacer una Guardia Nacional de corte civil.

Hoy la misma sociedad civil nos hace otro llamado, un llamado trascendente a garantizar la independencia del Poder Judicial, depende de este Senado; los criterios de independencia no se deben de relajar con el cambio de un gobierno, de una administración, este Senado puede y debe cumplir con esta delicada encomienda y poder garantizar esta independencia del Poder Judicial.

La Cámara de los Diputados, nuestra Colegisladora, los partidos aliados del Presidente de la República obtuvieron el 42 % de los votos. Hoy ostentan el 62 % de los votos la Cámara de Diputados, del 42 % que obtuvieron en las urnas al 52 % que tienen actualmente. Por eso es este Senado el único bastión donde radica la posibilidad de hacer un contrapeso real.

No cuestionamos los méritos académicos ni profesionales, sino la dañina cercanía con el Presidente y con el partido del Presidente; debemos entender el reclamo de la sociedad de contar con un Poder Judicial que actúe con incuestionada independencia y, este Senado puede aportar para lograr esa misión, cubrámonos de orgullo como cuando votamos la Guardia Nacional.

Quiero felicitar a la dirigencia nacional de nuestro partido, al coordinador de nuestro partido y a los integrantes del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional por haber acordado rechazar la terna por la falta de independencia y autonomía para la terna de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Es cuanto, Presidente, muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Eduardo Ramírez, para hablar a favor.

El Senador Óscar Eduardo Ramírez Aguilar: Gracias, Presidente.

Con la venia de la Presidencia y de la Mesa Directiva.

Hoy estamos discutiendo un dictamen importante que tiene que ver con la impartición de justicia. Quiero reconocer a la Comisión que en las comparecencias cada uno hizo las preguntas y planteamientos a las tres distinguidas juristas, tres distinguidas mexicanas que tienen credenciales importantes para obtener el cargo, si este Senado así lo dispone, de nombrar, por su trayectoria, por su desempeño en su vida pública en esta materia; las tres fueron cuestionadas incluso hasta en su vida privada, las tres van a estar en este recinto y, sin duda este Senado va a resolver a favor de una de ellas. Nosotros, como grupo parlamentario sí estamos a favor, sí consideramos que el currículum avala.

Se ha hablado acerca de la militancia de partidos en expresiones de medios de comunicación, de grupos parlamentarios, pero haciendo un poco de historia no es la primera vez, en otras ocasiones se ha dado también, de distinguidos académicos que han tenido una militancia y que han hecho un trabajo extraordinario al frente de la Suprema Corte de Justicia.

Por eso reconocemos, en la Comisión de Justicia, el trabajo también de los grupos parlamentarios, estamos conscientes que aquí se va a generar el debate. Y qué bueno que sean los partidos políticos nacionales quienes también expresen su sentir.

Nosotros tenemos un claro objetivo: que la justicia sea con sentido social. Que la justicia sea transparente; aquí van a protestar, aquí va a protestar quien salga de esa terna, no ante nosotros, no ante su partido político, va a protestar frente a la Constitución y a la ley conducirse con apego, con ética, con moralidad y con valores que son propios de la impartición de lo más sagrado que tienen una sociedad, que es la justicia.

Por eso nosotros celebramos que se den expresiones, seguramente vamos a tener un día, una tarde y quizás una noche importante donde conozcamos la visión de cada una de ellas ya en este Parlamento después de haber pasado a la Comisión de Justicia.

Por eso nosotros estamos a favor de este dictamen.

Es cuanto, Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Emilio Álvarez Icaza, para hablar en contra.

El Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria: Gracias, Senador Presidente, buenas tardes.

Estimados colegas, vengo a esta tribuna para expresar mi propuesta de que sea este Pleno el que rechace la terna, y voy a decir por qué lo digo.

Me parece que la terna propuesta por el Presidente de la República no cumple la idoneidad, en términos de independencia, de autonomía y de lo que significa un Poder Judicial. Y lo digo con el mejor ánimo y el mejor respeto.

Por supuesto, esto no quiere decir y debe entenderse un demérito a trabajo de la Comisión, conozco y reconozco al Senador Menchaca, y no es ese el tema. Y lo digo también con mucha claridad hacia mis colegas Senadores de Morena.

La llegada de una nueva opción de gobierno significa hacer las cosas diferentes, significa hacer de las cosas una propuesta distinta en la posibilidad de cambio.

Una de las razones por las cuales tuvimos un resultado como el que se tuvo el 1 de julio es porque hoy resulta muy difícil defender el estado de derecho en México. Cuando vemos el estado de la justicia, lo que sucede con la corrupción o lo que sucede con las instituciones, es muy difícil defender el Estado de derecho en México, quién de nosotros podría decir, quién de nosotras podría decir que el Estado de derecho en México funciona.

Yo estoy claro y cierto que el diagnóstico de Andrés Manuel López Obrador respecto al 1 de julio tuvo que ver con eso. Y ahora tenemos la posibilidad de pieza a pieza empezar a construir eso, el Estado democrático de derecho por la vía del funcionamiento, las instituciones.

Quienes gobernaron antes recibieron con fuerza un castigo en el voto, y no se trata entonces que el nuevo gobierno, la nueva mayoría haga lo mismo. En la terna hay claras manifestaciones de conflicto de interés.

Compañeros, una de las candidatas fue candidata al Senado de la República como ustedes y como yo, el 1 de julio su nombre estuvo en la boleta, antes fue candidata a gobernadora.

Otra militante destacada que en la terna anterior presentada, renunció, pero que participa en el círculo uno.

Muchos de ustedes denunciaron y lucharon contra esas prácticas en el pasado, compañeros, muchos de ustedes levantaron la voz en contra del Fiscal Carnal, porque era un abogado del Presidente, y dijeron: no, no reúne la idoneidad, y la sociedad civil toda se expresó: no podemos tener figuras de ese tipo desempeñando ese cargo, muchos de ustedes levantaron la voz entonces.

Hay una tercera persona, que como se leyó, tiene un claro, por lo menos indicio de conflicto de intereses, compañeros. La terna que hoy se propone podrá cumplir los requisitos en estricto término legal, pero no en término de idoneidad.

Tenemos que cuidar a la Suprema Corte, lo han expresado organizaciones de la sociedad civil, lo han expresado expertos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos establece en sus estándares para la elección de la independencia de jueces ya abogados. La relatoría de la independencia de jueces y abogados de Naciones Unidas habla de cuáles son los criterios de la independencia judicial.

Compañeros, en conciencia sabemos absolutamente que esta designación va en el sentido contrario a lo que establece como un principio básico de independencia. Yo platicaba con algunos compañeros acá, déjenme ponerlo como ejemplo.

¿A ustedes les queda alguna duda cómo votaría alguna de estas candidatas si recibe una llamada del Presidente de la República?

A mí no me queda duda, compañeros. No me queda duda porque creo que hay un principio de subordinación en esa relación política y personal establecida, nuestro deber es defender a la Suprema Corte, pero no por la Suprema Corte en sí, sino porque es el instrumento para hacer realidad el derecho y el acceso a la justicia a las y los mexicanos.

La Corte es un instrumento al servicio de la gente, sobre todo los que menos tienen, porque es la posibilidad de presentarse a la justicia donde los desniveles de la pobreza, del clasismo y del racismo pueda ser superados para que los pobres tengan justicia, para que no haya intereses políticos.

La llamada cuarta transformación llegó ofreciendo eso, compañeros, llegó pidiéndonos un cambio verdadero, no repitamos los errores del pasado, construyamos nuevas instituciones de Estado, con centro democrático, sin discusiones aunque aplicasen la mayoría y algunos estén dispuestos a darle el voto, estamos cometiendo un error de desaprovechar una oportunidad histórica de generar confianza en las instituciones de justicia, y en este Senado de la República.

Hagámonos cargo del debate público, compañeros, no nos veamos al ombligo, no nos reproduzcamos discursos para tratar de abrazarnos y felicitarnos entre nosotros, y reconocernos del qué bien lo hacemos y auto referenciarnos, eso hace un profundo daño a las instituciones cuando gente como nosotros tiene que tomar decisiones de Estado.

Por esa razón, el mejor ánimo invito a que rechacemos esta terna y que se genere una condición de un diálogo republicano entre poderes para que podamos establecer el mejor principio de atención a la construcción e instituciones.

Por su tolerancia, Senador Presidente, muchísimas gracias.

Por su atención al Pleno, muchísimas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador.

Tiene ahora el uso de la palabra para hablar a favor, el Senador Félix Salgado Macedonio.

El Senador J. Félix Salgado Macedonio: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, y principalmente Senadoras.

A mí me parece que la terna que se está presentando es una terna de excelencia. Son tres grandes mujeres preparadas, capaces, pero además yo me siento orgullosos de ellas, de esa propuesta.

Me parece que hay una gran incongruencia cuando decimos que apoyamos a las mujeres, y luego venimos aquí en una actitud incomprensible, que se rechace la terna, vean nada más.

Zepeda, Madero, Álvarez Icaza, prominentes hombres defensores de los derechos humanos y de la mujer vienen a plantear aquí en esta tribuna que se rechace la terna.

¿Y por qué quieren que se rechace la terna?

Pues nada más porque no les gusta.

Y el PAN, o los tres señores Senadores no pueden actuar de esa manera sin una argumentación sólida.

Miren, a mí no me ocupa el pasado, sería torpe entretenerme en ello, me preocupa el presente y el futuro, no el pasado, porque si empezamos a hablar del pasado, nada más chéquense estos garbancitos.

La Ministra Norma Lucía Piña hasta le cantó la mañanitas al Presidente Peña Nieto, en un evento de víctimas, y le llevó el pastel y le puso mariachi. Mucho amor y mucho cariño.

Ahí están los antecedentes.

Otro antecedente: Eduardo Medina Mora. Eduardo Medina Mora del 2000 al 2005 fue el director del Cisen, con Vicente Fox; es decir, el que nos espiaba.

Del 2005 al 2006 fue Secretario de Seguridad Pública y luego fue Procurador General de la República, 2006-2009, con Calderón.

Esas son las prendas del distinguido Ministro Eduardo Medina Mora.

Y otro más, el que fue director del SAT, Alfredo Gutiérrez, también es Ministro.

Díganme ustedes ¿en dónde está la imparcialidad? ¿No eran del PAN? ¿De qué partido eran? ¿Quién los propuso? Pues el PAN, ustedes.

Yo creo, compañeras y compañeros, que esta es una muy buena terna de mujeres capaces, honestas, trabajadoras, que no tienen pasados de corrupción y que las mujeres se deberían sentir orgullosas. Pero el PAN está contra todo, contra todo, pareciera una oposición tóxica radioactiva. Creo que tienen que cooperar, colaborar, para que le vaya bien a México.

Yo me siendo muy orgulloso de la terna, y las apoyo.

Muchas gracias por su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: El Senador Julen Rementería, quiere hacerle una pregunta, Senador Salgado.

No, ya dejó la tribuna.

Para alusiones, Senador Damián Zepeda.

El Senador Damián Zepeda Vidales: Gracias, Presidente.

Escuchando la intervención anterior, tratando de razonarla, la pregunta que me viene a la mente escuchando todos estos argumentos, que si Peña y que si Calderón, que si no sé cuántas cosas más, es: ¿y dónde está el cambio?, ¿dónde está el cambio que le prometieron a los mexicanos?

La ciudadanía, en efecto, a raíz de muchas decisiones, algunas positivas y negativas, hizo su juicio y decidió que se le debía dar la confianza a alguien más, esa persona se llama Andrés Manuel López Obrador y fue a lo largo de su vida muy consistente en ciertos principios, uno de ellos, y ahí están las redes sociales afortunadamente para documentarlo, es precisamente la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿Qué decía el hoy Presidente cuando no era Presidente? “Basta de abusos de nombramientos de cuates y cuotas” y señalaba directamente a los presidentes en turno sobre cómo abusaron de su facultad para mandar propuestas a modo, a juicio de él, que no garantizaran independencias, y llegó al grado de proponer que fueran votados los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Hoy qué triste es darnos cuenta que aplica el refrán popular: “pues claro, estaba en campaña el señor”. Hoy que está ya en el gobierno llega y desilusiona a los mexicanos, porque no solo hace lo mismo, lo hace peor y manda abiertamente a casos, que no quiero individualizar, pero que tienen conflicto de interés claro.

¿Alguien en su sano juicio puede garantizar que no hay un conflicto de interés en la propuesta? Sinceramente no, es evidente, lo están diciendo y lo están diciendo por todos lados, organismos de sociedad civil, expertos académicos. Tienen buenos perfiles, sí, para otras posiciones, no para Ministras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Es claro que el Presidente está en una estrategia, aquí que nadie se confunda, y su estrategia se llama “dominar el Estado mexicano en su conjunto, todo, no nada más el Poder Ejecutivo, disminuir al Legislativo, atacar al Judicial, golpear a organismos autónomos, debilitarlos, perseguir a aquél que se opone a lo que piensa” y no lo podemos permitir, no lo van a hacer, al menos, con el aval del Partido Acción Nacional.

(Aplausos)

Nosotros lo que proponemos es: hagamos honor a la propuesta de cambio que se ofreció, construyamos juntos, impulsemos a un buen perfil que no tenga ligas partidistas. Si se ha hecho en el pasado, pues mal hecho. Hoy nosotros aquí somos Senadores y Senadoras, nosotros tenemos la responsabilidad, hagamos las cosas bien.

A nosotros no nos vengan a decir que el Partido Acción Nacional está en el “no” constante, porque les quiero recordar que hace apenas unas semanas votamos a favor de la Guardia Nacional y votamos a favor porque se modificó, se puso positiva para México.

Votamos a favor del nombramiento del Sistema Público de Radiodifusión y estamos logrando un consenso para el Inai.

Votamos a favor y en conjunto con los magistrados electorales, llevamos un buen trabajo para magistrados regionales, es decir, si hacen una revisión de las votaciones que hemos tenido, arriba del 90 % de las votaciones el Partido Acción Nacional ha votado en conjunto con el resto de las fuerzas políticas, pero no podemos darle la espalda a nuestros principios.

Nosotros aquí, este grupo que está aquí hoy, no ayer, hoy, es un grupo comprometido con la legalidad y con la defensa de los órganos autónomos, y en este caso del Poder Judicial.

Por eso reiteramos, “no a esta terna de Ministras a la Suprema Corte de Justicia de la Nación”

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Senador Álvarez Icaza, ¿para qué objeto?

El Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria: (Desde su escaño) Por alusiones personales.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Adelante, por favor.

Tiene la palabra para alusiones personales.

El Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria: Gracias, Senador Presidente.

A ver, es indispensable ubicar la discusión.

No estamos discutiendo sobre la trayectoria o el respeto que nos merecen las tres candidatas. Las tres han desempeñado una carrera judicial o en materia jurídica que merece el mayor de nuestros reconocimientos, sus opciones políticas son absolutamente respetables. Lo que estamos discutiendo es la idoneidad para desempeñar el cargo de Ministra de la Corte. Eso es lo que estamos discutiendo.

Claramente la fuerza política que hoy es la mayoría, Morena, ha tenido un discurso constante y sistemático para ponerse como oposición a la selección de representantes en instituciones de Estado que pudiera dar pie a conflicto de intereses, y eso tiene que ver no sólo con un acto de legalidad, tiene que ver con un acto de legitimidad, y estoy absolutamente convencido de que en este país abundan mujeres capaces con la idoneidad para desempeñar el cargo de Ministra de la Corte con plena capacidad, independencia y autonomía, esa es la discusión.

Esperamos una terna, sí, con mujeres solamente, y ojalá que haya más ternas sólo de mujeres para que en el corto plazo podamos hacer un equilibrio y tengamos paridad en la Corte.

Celebro que se haya enviado una terna sólo de mujeres, y espero que las próximas ternas sean sólo de mujeres, y que las próximas decisiones que tome este Sanado permita, en el corto plazo, tener la presencia paritaria de mujeres en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque, así dicho, en la composición actual es bastante de vergüenza, es bastante de vergüenza.

Entonces el tema no es ese, compañeros, lo que estamos discutiendo es cómo construimos una institución de Estado en función de la independencia, de la autonomía judicial, cuyos estándares están decididos por Naciones Unidas, por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por nuestras propias prácticas jurídicas.

No se trata de hacer lo mismo como fuerza política cuando se está en el poder, lo que se ha reclamado, rechazado y denunciado del PRI y el PAN no es para venir hacerlo ahora.

La consistencia y la congruencia ética es cuando uno tiene oportunidad hacer lo que ha dicho como oposición, y eso es la autoridad moral, la fuerza ética; y eso es lo que se espera de quien hoy gobierna, que no cambie la opinión porque está en gobierno, y que con toda autoridad moral diga: “hicimos distinto de los que estaban gobernando también en estas designaciones”, eso es lo que estamos discutiendo.

Debemos de dotar al Poder Judicial de legalidad y de legitimidad, no es suficiente, no es suficiente abrazar el texto literal para decir: “se cumple los principios de legibilidad que dice la ley”, por eso la gente no confía en las instituciones de justicia porque sólo se resuelve la legalidad y no la legitimidad.

Si elegimos esta terna, como se está proponiendo de origen, estamos atentando nuevamente contra la legitimidad del Poder Judicial, en este caso de la Suprema Corte.

Muchísimas gracias por su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador.

Tiene el uso de la palabra el Senado Ricardo Monreal, para hablar a favor.

El Senador Ricardo Monreal Ávila: Ciudadano Presidente.

Ciudadanas legisladoras, ciudadanos legisladores:

Quise participar en el debate, Honorable Asamblea, porque estimo que se han expresado excesos, despropósitos, interpretaciones torcidas que nada tienen que ver con los principios fundamentales del derecho.

Podrían no compartir el que algún miembro de la Asamblea, o varios, no coincidan con una de las propuestas o varias de las propuestas, pero afirmar que son inelegibles me parece una barbaridad jurídica.

Me parece que es una actitud que raya sólo en una estrategia política de descalificación y no en un criterio objetivo de calificación.

Aquí hay buenos abogados y buenas abogadas en todos los grupos parlamentarios, y lo saben bien que en materia constitucional rigen los actos de la autoridad y del particular mediante dos principios: el principio de legalidad y el principio dispositivo.

El principio de legalidad es aquel que se aplica a toda autoridad, la autoridad no puede hacer nada más allá de lo que la Constitución y la ley previenen. La autoridad debe observar fielmente lo que la Constitución advierte, no puede hacer más que lo que establece la normatividad.

¿En qué discusión estamos?

Y se dice: “no son idóneas y no son elegibles y, por tanto, debe de ser rechazara la terna”, están equivocados. Sólo por los antecedentes históricos.

Apenas en el mes de diciembre esta Asamblea, por unanimidad, votó la elegibilidad e idoneidad de dos de ellas; votó por el dictamen que fue idóneo y elegible a dos de ellas, que son: la doctora Loretta y la doctora Celia Maya.

Gritan desde allá: “falso”.

No, si hubiera sido falso no hubiesen sido votadas en el Pleno. Si hubiese habido un requisito que no las demostraba elegibles, simplemente esta Asamblea no habría podido votar.

Es decir, la elegibilidad de esta Asamblea ya la determinó, seamos serios.

De verdad, yo entiendo que en el PAN, que tenía tradición jurídica, y tiene buenos abogados, saben que no miento.

Y en el PRI, que también lo sabía, saben que no miento.

Y la tercera candidata, la doctora Yasmín Esquivel, también es elegible porque esta Asamblea también la calificó de elegible, sólo que en otra composición, 2004, la envió el Presidente de la República, Vicente Fox, y esta Asamblea la votó para ser Magistrada del Tribunal Agrario, la calificó como idónea y elegible.

(Aplausos)

¿Luego entonces cambia el carácter jurídico y la Constitución porque es una nueva composición la que tiene ahora el Senado?

No, señores, nosotros defendemos la legalidad y defendemos la constitucionalidad.

Voy más allá.

Principio de legalidad.

La autoridad sólo debe de hacer lo que la ley, la Constitución, le obligan a ser.

Principio dispositivo, el particular puede hacer todo lo que la ley no le prohíbe.

Vamos al principio de legalidad.

¿Qué dice el artículo 95 constitucional y el 96 constitucional?

Dice: “para ser Ministros de la Corte –vean el 95– Presidente, quisiera pedirle su tolerancia para poder agotar el extremo de mi discusión y le pediría que lean, la Secretaría, el artículo 95 y el artículo 96 de la Constitución.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Lea la Secretaría los artículos 95 y 96.

Y pido que una vez leídos, el orador pueda concluir su intervención.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Doy lectura.

Artículo 95. Para ser electo Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se necesita:

1.- Ser ciudadano mexicano por nacimiento en pleno ejercicio de sus derechos políticos y civiles.

2.- Tener cuando menos 35 años cumplidos al día de la designación.

3.- Poseer el día de la designación con antigüedad mínima de diez años, título profesional de Licenciado en Derecho, expedido por autoridad o institución legalmente facultada para ello.

4.- Gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito que amerite pena corporal de más de un año de prisión, pero si se tratara de robo, fraude, falsificación, abuso de confianza u otro que lastime seriamente la buena fama en el concepto público, inhabilitará para el cargo cualquiera que haya sido la pena.

5.- Haber residido en el país durante los dos años anteriores al día de la designación. Y

6.- No haber sido Secretario de Estado, Fiscal General de la República, Senador, Diputado federal ni titular del Poder Ejecutivo, de alguna entidad federativa durante el año previo al día de su nombramiento.

Los nombramientos de los Ministros deberán recaer preferentemente entre aquellas personas que hayan servido con eficiencia, capacidad y probidad en la impartición de justicia o que sea hayan distinguido por su honorabilidad, competencia y antecedentes profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica.

El artículo 96. Para nombrar a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia, el Presidente de la República someterá una terna a consideración del Senado el cual previa comparecencia de las personas propuestas designará al Ministro que deba cubrir la vacante. La designación se hará por el voto de las dos terceras partes de los miembros del Senado presentes dentro del improrrogable plazo de 30 días.

Si el Senado no resolviere dentro de dicho plazo, ocupará el cargo de Ministro la persona que dentro de dicha terna designe el Presidente de la República.

En caso de que la Cámara de Senadores rechace la totalidad de la terna propuesta, el Presidente de la República someterá a una nueva en los términos del párrafo anterior.

Si esta segunda terna fuera rechazada, ocupará el cargo la persona que dentro de dicha terna designe el Presidente de la República.

Es todo.

El Senador Ricardo Monreal Ávila: Gracias, ciudadano Presidente.

Retomo el debate jurídico, atento al principio de legalidad.

¿Las propuestas candidatas son ciudadanas mexicanas por nacimiento? Sí.

¿Tienen cuando menos 35 años cumplidos? Sí.

¿Poseen el título profesional con una antigüedad no menor a diez años? Sí.

¿Gozan de buena reputación y no han sido condenadas a ningún delito que amerite pena corporal por más de un año de prisión? Sí.

¿Residen en el país durante los últimos dos años anteriores a esta fecha? Sí.

¿Han sido Secretarias de Estado, Fiscales Generales, Senadoras, Diputadas, en el último año de su nombramiento? No.

Estos son los requisitos, señores Senadores.

Por eso, yo no puedo admitir que intenten desprestigiar a tres mujeres que provienen de la cultura del esfuerzo; no puedo admitirlo.

Nosotros tenemos que revisar que se cumpla con la Constitución. Por eso es que en el pasado sí hubo hombres y mujeres vinculados con los partidos que ahora son Ministros en funciones, Magistrados en funciones, titulares de órganos colegiados en funciones y el haber sido militantes de partido, fíjense lo que yo afirmo, el haber sido militantes o simpatizantes de partido no demerita su actividad profesional.

Yo recuerdo a un Ministro del PAN, incluso un hombre extraordinario, buen juzgador, él cada vez que lo veía decía: “orgullosamente yo soy militante panista”. Sergio Anguiano.

Y esto no lo demeritaba, él se ponía como militante del partido político, y desde mi punto de vista fue un buen Ministro.

Ahora, Víctor Ortuña, que fue compañero nuestro, está en el Tribunal Contencioso. Buen Magistrado, y era el auxiliar o coordinador de asesores del grupo.

Yo voté por él y Dante también, votamos por él porque a pesar de que era del PAN era un hombre que valía la pena darle la oportunidad para ser juzgador.

Y otros muchos más.

Sergio Valls, que ya no vive, salió del PRI de Chiapas a ser Ministro de la Corte, y eso no lo demeritó en su función de ser juzgador imparcial.

¿Luego entonces cuál es el debate que subyace en esta tribuna? Es eminentemente político, no es jurídico, porque jurídicamente las tres candidatas ya han superado el examen de la elegibilidad y de la idoneidad.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Concluya, Senador, por favor.

El Senador Ricardo Monreal Ávila: Y por eso, Presidente, no sólo les adquiero a la Asamblea, no sólo es la disposición constitucional y legal, hay jurisprudencia de la Corte en ese sentido y estamos obligados a observar el principio de legalidad.

Si la Constitución dijera: “el Senado tendrá que revisar que no hayan militado en partidos”. Yo te diría: revisémoslo, pero la Constitución no dice eso.

La Constitución es muy clara y nosotros como Senadores lo único que tenemos que revisar es que la Constitución se cumpla, si están en contra de las tres o de una de las tres, ejerzan su voto, pero no descalifiquen a priori, a tres mujeres extraordinarias que me da tristeza que intenten generar condiciones en estos días de la mujer de persecución, de discriminación y de atropello contra tres mujeres profesionistas que tienen más de 30 años luchando, 30 años luchando.

(Aplausos)

Y cuando empezaron a luchar estas mujeres, como muchas Senadoras que están aquí, cuando empezaron a luchar hace 30 años, todavía más complicado ascender a los tribunales y a las magistraturas, las mujeres tenían vetado ser magistradas, ministras o presidentas de tribunales, estamos 30 años después y volvemos a recodar esos tristes debates de estigmatización contra la mujer, de diatriba con la mujer y de no reconocerle sus méritos y la cultura del esfuerzo.

Presidente, muchas gracias y a la Asamblea, muchas gracias por su tolerancia.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: ¿Para qué efecto, Senador? No fue aludido.

El Senador Damián Zepeda Vidales: (Desde su escaño) En términos del artículo 76 fracción VIII para rectificación de hechos, porque por un hecho falso que lo dio.

Para rectificación de hechos no me tienen que aludir personalmente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Tiene el uso de la palabra, Senador Damián Zepeda, para rectificación de hechos.

El Senador Damián Zepeda Vidales: Gracias, Presidente.

Voy a intervenir sin faltar a la verdad y sin aludir hechos que no sucedieron aquí en el Senado de la República.

Nadie les ha faltado al respeto a las aspirantes, ni siquiera las hemos mencionado por su nombre, en nuestras intervenciones.

No hemos hecho una alusión personal de ninguna de ellas, de hecho hemos sido en extremo cuidadosos de no aludir al tema de capacidad y trayectoria e incluso pudiendo opinar alguno de nosotros que tuviera un buen desempeño o no en las respuestas de comparecencias no fue ese el argumento utilizado, que pudiera abrirse todo un debate al respecto, por cierto.

No fue ese el tema.

Dijimos claramente, capacidad y trayectoria la tienen para otros cargos, el tema en juego aquí es la garantía de objetividad y de independencia y el conflicto de interés legal que representan en los tres casos.

Leímos el artículo 3 de la Ley de Responsabilidades que habla de conflicto de interés y que señala la relación personal, familiar o de negocios como conflicto de interés, para no poder hacerse cargo de ciertos cargos o de cierta circunstancia.

Miente el coordinador, miente el coordinador al aludir que aquí este Pleno aprobó por unanimidad el dictamen de idoneidad anterior y con gusto nos vamos a revisar el registro de votaciones, porque hubo votación en contra y hubo votación en abstención, desde la Comisión de Justicia hasta en el Pleno en el Senado de la República, así es que yo le sugiero que se informe bien antes de acusar aquí en esta máxima tribuna del Senado de la República.

Miente, claro que sí, bueno, es una mentira la afirmación que se hizo.

Muy bien.

No sucedió lo que afirmó el señor coordinador.

Adelante coordinador, le parece si busca en el registro de la votación para que veamos cómo votaron los Senadores, para ver si usted o un servidor quiere la verdad, porque yo voté en contra y votaron en abstención los miembros del grupo parlamentario, sin duda, pero su afirmación que que fue unánime, y el argumento es que porque ya lo aprobamos, ese fue el argumento del coordinador, si lo escuchamos con atención, entonces ya hoy estaban aprobadas.

No estoy tratando de faltar al respeto, estoy afirmando simplemente que no es cierto lo que se dijo aquí, no es cierto.

Y argumentamos lo mismo en otros casos, como el Fiscal General, que era varón, no tiene nada qué ver con la condición de mujer, y si para esas vamos, reitero mi argumento, como por qué no votaron por una mujer en la pasada votación de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación si el tema es de género.

(Aplausos)

Porque al menos nosotros así lo argumentamos y estaba desequilibrada la Corte desde entonces, 9 a 2, no me vengan con un falso discurso de género, cuando claramente no se trata de un discurso de género, la ofensa a la lucha de género es querer disfrazar una decisión política de impulsar a un incondicional con lucha de género. Eso ofende a las mujeres, eso ofende a las mujeres.

Hoy nadie aquí está argumentando el tema de mujer, si se rechaza la terna, puede venir otra terna de mujeres, de hecho esa es la solicitud, claro que tenemos que nombrar a una mujer en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y claro que debimos de haber nombrado a una mujer.

No es ese el tema, no lo hagamos, aquí nadie está faltando al respeto, estamos alegando un conflicto de interés, principio de legalidad, dice el señor coordinador, pues por mí que vuelvan a leer el artículo 95 y 96, porque ambos artículos nos dan pie a tomar una decisión aquí en el Senado, no estamos obligados a elegir a una de las personas como han votado ene veces en contra, personas e nombramientos, tenemos derecho a opinar que no son idóneas para el cargo.

Dice el 95, de memoria, que incluso, preferentemente, fíjense nada más, deja una condición totalmente cualitativa, a valorar subjetiva, que preferentemente serán del Poder Judicial, bueno, entonces te abro una puerta para hacer una valoración entre unas y otras.

Dice el 96 que puede rechazar, incluso te dice cuál es el procedimiento, si rechazas, entonces dónde está la ilegalidad de nuestra parte, tenemos derecho a opinar que esta terna debe de ser rechazada en su conducto, de hecho, ni siquiera es obligación legal constitucional el dictamen, lo que dice es que se pone a consideración.

Entonces, ¿de qué estamos hablando?

Nosotros, fíjense nada más, y por cierto me permito hablar de eso, en otras ocasiones hemos ido intervenidos, digamos verbalmente por el tema del tiempo.

Hoy el coordinador se llevó 5 minutos de más, nadie dijo nada, ¿por qué? Porque entendemos la importancia del tema que estamos debatiendo, porque respetamos el punto de vista distinto, no podemos obligar a que alguien piense como nosotros, estamos argumentando con la ley en la mano, haciendo referencia a los artículos constitucionales, a los principios de la ONU, a lo que están opinando organismos, a nuestra opinión por conflicto de interés y a muchos temas más.

Así es que no, señores, no es válido esta valoración de una injusticia de parte de un grupo parlamentario del PAN.

Estamos levantando la voz ante lo que consideramos una injusticia de parte del Poder Ejecutivo, de querer invadir la Suprema Corte de Justicia de la Nación con perfiles que no garantizan la independencia, esa es nuestra opinión y la vamos a defender el tiempo que gusten.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador.

Tiene la palabra para rectificación de hechos, el Senador Ricardo Monreal.

El Senador Ricardo Monreal Ávila: Ciudadanos legisladores, tengo el dictamen que califica la elegibilidad y la idoneidad en las comisiones: voto unánime; con abstenciones, simplemente no votaron ni en contra ni abstención. El dictamen ahí está, el dictamen que califica la idoneidad de las anteriores, de la anterior terna de diciembre, 17 de diciembre.

La otra, Pleno, votaron 22 abstenciones ustedes y 82 la mayoría, 82 contra 22. Las decisiones en cualquier órgano colegiado se toman por mayoría y son válidas. Entonces calificaron, este Congreso calificó de válido e idónea la terna que se presentó en diciembre y no se vale que por haber votado en contra ya sea inválida y no haya aprobado el dictamen de comisiones.

Quienes no conocen las reglas de la mayoría y quieren vivir en la anarquía, es normal. Yo hago un llamado a la sensatez, porque las decisiones de cualquier órgano colegiado, desde el más alto nivel, desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aun cuando votaran cuatro o cinco de los 11 ministros de la Corte, ese acuerdo es válido; aunque cuatro o cinco Ministros de la Corte hayan expresado un voto en contra, son las reglas de la mayoría y son los acuerdos fundamentales de este país.

Pero vamos allá, aparte de lo que aquí se discute. Sí, todos los legisladores y legisladoras tienen el derecho a opinar, bastaba más que en un Congreso, en un Parlamento no se expresara la opinión y se respetara de acuerdo con la Constitución ningún Senador ni ninguna Senadora o legislador puede ser reconvenido ni en sus opiniones ni en sus expresiones, es legítimo, lo pueden hacer, lo han hecho.

Yo he expresado con contundencia, las tres candidatas a ministras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación: Yasmín Esquivel, Loretta Ortiz y Celia Maya son tres extraordinarias mujeres, producto de la cultura, del esfuerzo; todas ellas con más de 30 años de experiencia en la academia, en los órganos jurisdiccionales y en el ejercicio profesional del derecho.

Por eso es que tienen razón quienes quieran ejercer su derecho a votar en contra de una de ellas. Lo que no tienen razón es en descalificarlas a priori estableciendo circunstancias totalmente alejadas del criterio jurídico, porque en materia de jerarquía constitucional y en materia de supremacía normativa, primero es la Constitución y luego vienen las leyes reglamentarias.

Y la Constitución señala claramente cuáles son los requisitos para ser Ministro de la Corte y esos requisitos los cubren las tres candidatas.

Si una ley reglamentaria puede decir que hay conflicto de intereses, se subordinan a la Constitución; una circular, una ley reglamentaria, una ley ordinaria es disposición menor a la Constitución.

Lean Fuentes del Derecho Legislativo, Fuentes del Derecho ¿cuáles son?

Primero. La Constitución.

Segundo. Leyes Reglamentarias.

Tercero. Reglamentos.

Cuarto. Prácticas parlamentarias.

Quinto. Acuerdos y circulares.

Esa es denominada supremacía constitucional desde la pirámide kelseniana, que nuestro Sistema Jurídico Normativo tiene herencia fundamental.

Entonces, ¿cuál es la discusión? No, sí es un asunto estrictamente político y se vale, y se vale. Pero yo estoy argumentando estrictamente, constitucional y jurídico y no hay impedimento, ninguno, para rechazar.

Gracias, Presidente, lo felicito por aplicar estrictamente a todos la norma.

Pero ¿les digo una cosa? Son extraordinarias las tres, ojalá y reconozcamos su talento, su esfuerzo, su capacidad y aquí decidamos por una de ellas. Se los digo con todo respeto, hay muy buenos abogados aquí, muy buenos; para mí ha habido revelación de algunos, incluso del PAN que no había escuchado y sé que coinciden conmigo.

Por tal razón, Presidente, solicito se someta si se encuentra suficientemente discutido el tema.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Monreal.

Al agotarse la lista de oradores registrados, háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento, para informar de la votación.

Realizaremos la votación del dictamen de la Comisión de Justicia que determina que las ciudadanas propuestas en la terna presentada por el Presidente de la República, reúne los requisitos de elegibilidad para ocupar el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por lo tanto, ábrase el sistema electrónico, por tres minutos, para recoger la votación nominal del dictamen.

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge la votación)

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: ¿Falta algún Senador o Senador de emitir su voto?

Sigue abierto el sistema, favor de registrarlo.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Auxilien a la Senadora Gloria, perdón, a la Senadora Martha Guerrero.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: ¿Falta algún Senador o Senadora de emitir su voto?

Sigue abierto el sistema.

Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico, se emitieron 79 votos a favor; 37 votos en contra y cero abstenciones. 80 votos a favor, 81.

Registren sus votos, por favor.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Faltan algunos Senadores que están levantando la mano.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: ¿Falta algún Senador?

Narro y Casimiro Méndez.

¿Pueden ayudar al Senador Casimiro Méndez?

Américo Villarreal, ¿el Senador Méndez ya?

Con los votos del Senador Méndez y del Senador Villarreal son 82 votos a favor, 37 en contra, cero abstenciones.

Higinio, es que se cerró el sistema, 83, ¿perdón?

A ver, por favor, ¿quién falta de votar? Américo, Higinio, Casimiro Méndez, el Senador Narro ya está.

83 votos a favor; 37 en contra, y cero abstenciones.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Está aprobado el dictamen que establece que las ciudadanas Yasmín Esquivel Mossa, Celia Maya García, y Loretta Ortiz Ahlf, propuestas por el Ejecutivo Federal en la terna para ocupar la vacante de la Ministra Margarita Beatriz Luna Ramos, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cumplen con los requisitos constitucionales de elegibilidad.

Honorable Asamblea:

A fin de dar cumplimiento al artículo 96 constitucional, y al resolutivo cuarto del acuerdo aprobado por el Pleno para norma el procedimiento para la elección de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, daremos inicio a las comparecencias de las integrantes de la terna remitida por el Titular del Poder Ejecutivo Federal.

Conforme al acuerdo, cada persona propuesta tendrá un tiempo máximo de 20 minutos para su exposición, y no habrá lugar a preguntas o interpelaciones por parte de los Senadores y Senadoras.

En esa virtud, la primera de las comparecientes será la ciudadana Yasmín Esquivel Mossa, ubicada en primer lugar de la terna recibida.

En consecuencia, solicito a las Senadoras y los Senadores:

Julio Ramón Menchaca Salazar, Indira De Jesús Rosales, Sylvana Beltrones, Samuel García, Geovanna Bañuelos, Eduardo Murat, Miguel Ángel Mancera, Sasil De León Villard, introduzcan a este salón a la Ciudadana Yasmín Esquivel Mossa.

Cumpla la comisión con su cometido.

(La comisión cumple)

Ciudadana Yasmín Esquivel Mossa, a nombre del Senado de la República doy a usted la bienvenida a esta sesión.

Acude ante este Pleno en cumplimiento a lo que dispone el primer párrafo del artículo 96 constitucional, que exige una comparecencia previa para designar a una Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el acuerdo aprobado por este Pleno para normar el procedimiento de elección de las candidatas a Ministras de la Corte.

Conforme al acuerdo aprobado, hará usted uso de la tribuna para su exposición por 20 minutos.

En consecuencia, se le concede el uso de la palabra.

Puede pasar a la tribuna.

Adelante.

La C. Yasmín Esquivel Mossa: Con su venia, señor Presidente.

Señoras y señores Senadores:

Estar aquí es uno de los momentos más importantes y destacados de mi vida profesional. Es un honor que atesoraré por siempre.

Integrar la terna que en ejercicio de sus atribuciones propone a esta respetable representación el Presidente de la República, es una distinción que me honra y congratula, al tiempo que constituye un gran compromiso personal e institucional.

Expreso mi reconocimiento a quienes también integran esta terna, ambas distinguidas juristas.

Señoras y señores Senadores:

Un Juez no nace, se hace; se hace al crisol del estudio, de estudio de cada expediente, de cada asunto, de cada acuerdo, de cada resolución, de cada sentencia, del conocimiento de la ley, de la doctrina, de la jurisprudencia, de la condición humana y de la realidad social en que vive día tras día.

He enfocado los últimos 35 años de mi vida profesional al servicio público, me he preparado los últimos 20 en los órganos impartidores de justicia con vocación, independencia, entusiasmo, espíritu de servicio y con un profundo amor a México.

He de señalar que mi derrotero profesional solo ha tenido un camino: el del servicio público y el apego irrestricto a la ley, lo que ha colmado mis aspiraciones de ser partícipe en la construcción de una sociedad más equitativa y más justa.

Desde muy joven tomé la determinación de dedicar mi ejercicio profesional al servicio público, pues estoy convencida que las instituciones deben ser instrumentos valiosos para que las personas y sus comunidades puedan desarrollarse de manera armónica al cobijo de un Estado de derecho que garantice la vida en sociedad.

En este sendero, en el año 2000 se me brindó la oportunidad de ingresar al Tribunal Superior Agrario como Secretaria de Estudio y Cuenta. Cuatro años más tarde tuve el honor que el Presidente de la República, sin conocerlo personalmente, me propusiera en una terna para ser Magistrada Unitaria en materia Agraria, nombramiento que este Senado en aquél entonces aprobó por unanimidad.

A lo largo de mi desempeño como juzgadora he tenido la oportunidad de forjar mi convicción de impartir justicia para todas las personas. En los tribunales agrarios refrendé que una sociedad de derechos y libertades requiere una justicia cercana, expedita, honesta.

Después, en el Tribunal de Justicia Administrativa fortalecí mi convicción de modernizar los órganos de impartición de justicia para que sean cercanos a la gente, con juicios imparciales e independientes y con juzgadores con sensibilidad social.

En la función de impartir justicia es donde encontré el cauce de mi ejercicio profesional y mi auténtica vocación para ello, lo que me permitió, como juzgadora, afianzar mi conocimiento y adquirir experiencia, la misma que hoy me trae a esta tribuna con la legítima aspiración de ocupar un lugar en el máximo tribunal del país.

Estoy consciente del significado y trascendencia de esta responsabilidad. La Suprema Corte de Justicia de la Nación asume en la historia el papel que le asignó el Constituyente de 1917 como un auténtico poder del Estado, punto de equilibrio entre los demás poderes. Hoy alcanza a perfilarse como un Tribunal Constitucional en un proceso que se inició con la reforma de 1988 y se consolidó con la de 1994.

Nuestro sistema jurídico se fortalece, avanza hacia una nueva concepción, concepción más amplia e integral. Buenas leyes requieren de buenos jueces, jueces que acompañen estas modificaciones hacia un auténtico cambio social.

La reforma constitucional de derechos humanos del 2011 propició un cambio radical en su comprensión y tutela, encausándola a través de una interpretación de mayor extensión.

A partir de esa reforma del 2011 la interpretación de la Suprema Corte acuñó conceptos como: el respeto a los derechos humanos reconocidos en la Constitución y en tratados internacionales, el principio pro homine, interpretación más favorable a la persona, interpretación conforme y el control difuso de constitucionalidad, entre otros conceptos.

El nuevo Sistema Penal Acusatorio culminó su implementación y se encuentra ya en plena vigencia. La Corte ha venido fijando criterios jurisprudenciales que permiten su concreta operatividad y evaluación.

Corren ya varios años de la vigencia de la nueva Ley de Amparo. La Suprema Corte ha realizado importantes interpretaciones para alcanzar una mayor eficacia en ese medio de control mexicano que orgullosamente hemos exportado al mundo jurídico.

Nuestra Constitución, cuerpo vivo, palpitante, se nutre de nuestra realidad y de nuestros anhelos como pueblo, dibujando poco a poco, época tras época, nuestra identidad nacional, la de hoy y la que proyectamos al futuro.

En ella reposa un ideal, el modelo de sociedad a la que aspiramos los mexicanos y a la que hemos dando forma a lo largo de todo este tiempo.

Hoy corresponde al Poder Judicial de la Federación, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación al frente, hacer vigente los principios consagrados en la Constitución, garantizar la plena efectividad de los derechos humanos y hacer efectivo el derecho a la justicia, reconocido en el artículo 17 constitucional, para todas y todos los mexicanos sin excepciones, ni discriminaciones de ningún tipo.

Esta prerrogativa fundamental es un principio básico del derecho, ya que sin acceso a la justicia las personas no pueden hacer oír su voz, ejercer sus derechos y hacer frente a la marginación, hacer que rindan cuentas los encargados de la adopción de las decisiones, esta es la tarea que lleva a cuestas nuestro Tribunal Constitucional como máximo intérprete de nuestra ley fundamental y la visión que han de cumplir quienes lo integran.

Aspiro hoy a contribuir a plena vigencia de los derechos de la Constitución, a la defensa de los derechos humanos, participando mediante la elaboración de sentencias, resoluciones, jurisprudencias, tesis, criterios, todos soportados en una sólida argumentación constitucional, convencional y doctrinal.

Razonar de manera fundada y motivada en aquellos casos en que la nueva reflexión jurídica me oriente a una conclusión distinta a la del precedente, y de manera subrayada, la defensa de los derechos humanos de aquellos sectores más vulnerables, pues es la justicia la armadura a la que debemos blindar nuestra democracia.

Consciente de nuestra realidad social, de la repercusión y alcances que en cada fallo conlleva, no sólo para aquellos que intervienen en el litigio, sino para la sociedad entera.

Convencida de nuestra sociedad no es estática, y las instituciones no pueden permanecer ajenas a los cambios acordes con la evolución propia que debe acompañar a la vida de las personas.

Siempre decidida a privilegiar en todos los casos la recta interpretación de la Carta Magna, los tratados internacionales y la legislación secundaria.

En mi opinión, la Suprema Corte debe buscar a través de la justicia el bienestar general de los mexicanos, debe ser un dique que contenga cualquier exceso de cualquiera de los poderes, es por excelencia la institución emblemática de la división de los poderes del Estado mexicano.

Como ya lo he comentado, soy una ferviente convencida de la libertad como valor máximo de la humanidad, por lo tanto, velaré por mantener ese impulso liberal que predomina en la Suprema Corte de Justicia de la Nación; habré de respetar a cabalidad aquellos principios en los que prevalezca el principio pro-persona, en los que exista el reconocimiento de derechos, sobre todo aquellos basados en la libertad de la decisión y la autodeterminación.

Ni un paso atrás en la progresividad de los derechos ganados y reconocidos. Y quiero ser muy clara, ni un paso atrás en los derechos en la progresividad de los derechos ganados y reconocidos, para ello la ética ocupará, y como ha sido toda mi vida, un lugar preponderante, no puede haber justicia sin ética.

Me comprometo a ejercer mi función con apego irrestricto a los principios de excelencia, objetividad, imparcialidad, profesionalismo e independencia, fiel, como ya lo he comentado, a los mandatos de la ética judicial.

Privilegiar el diálogo abierto y respetuoso, constructivo en el debate con mis pares, depender mis planteamientos y sostener mi convicción jurídica con la certeza de que es el consenso mayoritario el que ha de prevalecer.

Me comprometo a defender la autonomía e independencia judicial, presupuesto indispensable de un Estado constitucional de derecho, independencia sí, indiferencia no; independencia sin simpatías ideológicas respondiendo a los mandatos de nuestra Constitución política, los cuales se sintetizan en el reconocimiento, la protección, el bienestar y desarrollo pleno de la persona y de su dignidad; siempre sin demérito del diálogo, diálogo respetuoso e institucional con los demás poderes de la Unión.

Mi compromiso es también recuperar la confianza y fortalecer la credibilidad de los ciudadanos en sus instituciones.

Las y los mexicanos cada vez cuestionan más y creen menos en sus autoridades.

La sociedad actual exige, como no nos cansaremos de repetirlo, cambiar la impunidad por la justicia y la corrupción por la rectitud.

Como lo dijo el Constituyente, Félix Palavicini: “es necesario colocar la sociedad antes que el individuo y a la Patria antes que a los gobiernos, considerando que las personas son pasajeras y sólo las instituciones y los ideales perduran”.

Hay mucho trabajo por delante, estoy dispuesta a realizarlo de inmediato con el esfuerzo, dedicación y profesionalismo que marcan mis convicciones e ideales, con el bagaje de mi experiencia, valores y principios.

Hoy aquí, desde la más alta tribuna del país, reitero mi compromiso frente a México, que ejerceré mis funciones con plena autonomía, independencia, responsabilidad y transparencia que guían la función jurisdiccional.

Soy una mexicana profundamente orgullosa de nuestras raíces y cultura, pues en cada una de las páginas de la historia hemos demostrado que somos un pueblo con fuerza, con integridad, convicción y valor. Estos principios han hecho que destaquemos en el concierto de las naciones como un país unido, solidario, progresista, con alegrías y esperanzas, trabajador y con un gran futuro.

Por ello, necesitamos instituciones vigorosas y fuertes que aseguren para todos y para siempre un auténtico Estado de derecho, que en el marco de los derechos humanos brinde confianza a la inversión, seguridad jurídica a su población.

Señoras y señores Senadores:

Me presento ante este órgano legislativo y ante la nación misma sin ataduras. Me he formado en el servicio público con un enorme compromiso social, con un profundo amor a México, que es lo único que me impulsa a aspirar este cargo.

De este modo puedo afirmarles que, de ser favorecida con su voto para formar parte del máximo tribunal del país, durante el desempeño de mi encargo reafirmaré mi compromiso irrenunciable con la justicia y el derecho, ya que es la forma en que las instituciones respetan y mantienen vigentes los derechos humanos.

Amo a México, y con la frente en alto puedo decirles que mi misión en la vida es la justicia, mi convicción es la de servir, mi método el derecho y mi compromiso con la Constitución.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, por su intervención, doctora Yasmín Esquivel Mossa.

Solicito a la comisión designada acompañe a la ciudadana Yasmín Esquivel Mossa, al salón contiguo.

(La comisión cumple)

Gracias.

Ahora solicito a las Senadoras y los Senadores Julio Menchaca, Indira Rosales, Sylvana Beltrones, Samuel García, Geovanna Bañuelos, Eduardo Murat, Miguel Ángel Mancera y Sasil De León introduzcan a este salón a la ciudadana Celia Maya García.

(La comisión cumple)

Ciudadana Celia Maya García, en nombre del Senado de la República doy a usted la bienvenida a esta sesión, acude ante este Pleno en cumplimiento a lo que dispone el primer párrafo del artículo 96 constitucional que exige una comparecencia previa para designar una Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y por el acuerdo aprobado por este Pleno para nombrar el procedimiento de elección de las candidatas a Ministras de la Corte.

Conforme al acuerdo aprobado, usted podrá hacer uso de la tribuna hasta por 20 minutos. En consecuencia, se le concede el uso de la palabra.

Puede pasar a la tribuna.

La C. Celia Maya García: Con la venia, señor Presidente.

Señoras Senadoras, señores Senadores:

Constituye para mí un alto honor comparecer por segunda ocasión en esta casa símbolo del pacto federal, en el marco de la elección de Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo hago con humildad y agradecimiento, conmigo también comparecen las mujeres de México e incluso en este término desde la más modesta de las amas de casa hasta la más insigne de mis compatriotas.

Me honra y distingue formar parte de la propuesta relativa del Presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, quien ha iniciado una nueva época de cambios en el país.

No niego mi simpatía hacia la legitimidad del proyecto de gobierno que encabeza, porque coincide con los intereses de la nación y recupera la mejor tradición del gobierno honesto y responsable, adecuada en estos tiempos de incertidumbre y de carencias, pero de ser electa por ustedes, Senadoras, Senadores, mi lealtad será con los fines y valores expresados en nuestra Carta Magna.

La renovación de un asiento en la Suprema Corte de Justicia de la Nación no es un asunto sencillo ni menos puede verse como un punto más de la agenda legislativa, las instituciones de la República necesitan equilibrio de poderes para funcionar, pesos y contrapesos.

Que le dé sentido a la división de poderes la vitalidad de las instituciones democráticas dependen de los valores y de la voluntad de los miembros que las integran, además de las reglas que norman la vida social.

Quiero ser Ministra de la Corte y por eso estoy aquí con ustedes.

Quiero deberme a la voluntad de la República por su voto y ser leal a la Constitución y al Estado mexicano.

En cuanto a la pertinencia de mi inclusión en la terna, debo manifestar que soy una ciudadana íntegra, cabal, confiable, una profesional del derecho con convicciones y valores políticos que buscan el mejoramiento de mi país, así como un México de oportunidades para todos, para cumplir con el fin de un Estado democrático que no es otro que la realización plena de la persona humana.

Mi trayectoria está a la vista y todos podrán juzgarla.

Comparto los anhelos de la mayoría de mexicanas y mexicanos por la construcción de un país mejor, donde la corrupción y la impunidad queden desterradas y se cumpla con el anhelo de Morelos de una justicia pronta, gratuita y sobre todo eficaz y efectiva para todos.

He luchado por mi país y por mi pueblo. Y eso no es una estigma, lo que la Constitución y las leyes ordenan a los juzgadores no es la neutralidad ideológica, sino la imparcialidad en el cargo. Eso lo he cumplido durante mi desempeño por más de 40 años en el servicio público, durante mi desempeño como juez y Magistrada en el estado de Querétaro.

Protestaré, de ser el caso, cumplir la Constitución y las leyes de la República, acataré los valores y principios de la justicia en cada sentencia en cuya conformación intervenga como Ministra.

Vengo también de la docencia universitaria, he compaginado la vida judicial con la formación académica, pues una y otra se complementan. El derecho desde la reflexión es tan esencial como es el derecho vivo, vigente, el que encarna en los problemas de la realidad, disociarlos no sirve ni a la academia ni a la práctica judicial.

No creo en las escuelas de pensamiento jurídico ni me adscrito a credos de ninguna ideología jurídica, porque los problemas concreto de los ciudadanos son más complejos que cualquier especulación filosófica.

En el contexto actual vivimos una crisis de conciencia, que es la deficiencia de nuestro Estado de derecho, la ciudadanía percibe que sus jueces no son sus jueces, sino que son parte de una minoría no representativa que sólo legitima el aparato de impartición de legalidad en las personas, la encarnación del Estado de derecho es débil, porque el primer contacto del individuo con un proceso, sea penal, civil, administrativo o laboral, generalmente es decepcionante y en muchas ocasiones se le percibe como deshonesto.

La ciudadanía quiere justicia honesta, tribunales independientes, y nos lo dicen todas las encuestas y consultas.

La población quiere jueces, magistrados, ministros, que entiendan la nueva etapa histórica que vivimos, quiere que los tribunales sean una trinchera para la defensa de las libertades y de su patrimonio, que el Poder Judicial sea la barrera de contención de los atropellos e injusticias.

México demanda de la Suprema Corte la protección de las vidas de sus individuos y la defensa de sus libertades.

México necesita una Suprema Corte que contribuya a conservar el Estado de derecho en estos tiempos de turbulencia e incertidumbre por los que transita el mundo.

México sufre, como pocas veces en su historia, porque vive el drama de miles de personas desaparecidas y pérdidas de miles de vidas humanas en un contexto de crimen y corrupción pública y privada.

Debemos aplicar la energía del derecho para combatir la erosión del Estado de derecho.

La Suprema Corte tiene un enorme desafío en este ámbito de la vida nacional.

Ninguna institución debe permanecer impasible ante los miles de desaparecidos y de personas desaparecidas en un contexto de crimen organizado.

En un país de desigualdad social y pobreza extrema, la nueva era del Poder Judicial debe enfocarse en el remedio de las violaciones a los derechos sociales y económicos de la población.

Está demostrado que el problema de la pobreza en las naciones deriva no de la falta de satisfactores, sino de la deficiente e inequitativa distribución de la riqueza.

El derecho que en tanto que reconocido y declarado emane de nuestros tribunales, debe ser un instrumento de justicia económica y social.

Hay una revolución digital y comunicacional que refleja los cambios tecnológicos que impactan en el ámbito de los derechos de la sociedad.

Existe una nueva conciencia cívica y remite a una pluralidad de derechos de emergencia.

El cambio climático genera reclamos de derechos del medio ambiente.

También el fenómeno migratorio hoy impacta en el sistema de derechos.

Todo esto debe ser considerado en la nueva era del Poder Judicial y que nuestra Corte no debe ignorar.

Pero la Corte también debe ampliar las libertades constitucionales, debemos emprender una lucha por las libertades de las personas físicas y morales y no sólo ante las amenazas del Poder Público, sino también para proteger a los habitantes de los Poderes Privados que despliegan un poder oligárquico y descontrolado que, incluso, a veces es más temible que los atropellos de las agencias de la autoridad estatal.

No puede haber poderes públicos o privados por encima de la Constitución.

No puede ser el dinero, la influencia, la amistad o el poder, los que determinan quién gana o pierde en un juicio, debemos democratizar la justicia para la democratización del poder público.

La función en la Suprema Corte no es unipersonal, por lo que si se aspira a esta alta envestidura, ustedes y la opinión pública, deben conocer las convicciones básicas desde las cuales pretendo ser Ministra.

Por ello, propongo las siguientes ideas que pueden revitalizar a nuestra Corte en la transición que vive México.

Nuestra Suprema Corte, debe convertirse en un auténtico tribunal constitucional, de forma similar a como funciona en las democracias avanzadas, hay que conservar a la Corte la competencia de interpretar la Constitución, estableciendo los criterios torales que debe de acatar el conjunto de las autoridades.

Hoy nuestra Corte se encuentra sobrecargada de asuntos, muchos repetitivos, muchos que son de legalidad y de trámite de aplicación de estándares ya definidos en jurisprudencia.

Yo defenderé el principio de que México tenga un tribunal constitucional que además brinde estabilidad al sistema de los poderes públicos.

Una Corte renovada tendrá que adaptarse a la era que vive el mundo, con sentencias novedosas y protectoras de los derechos humanos.

Tenemos que buscar una jurisprudencia acorde a los paradigmas de la comunidad internacional y asumir los fundamentos de las nuevas tendencias universales en la interpretación del derecho a la par de los tribunales constitucionales de las democracias modernas.

La recepción de las sentencias protectoras y procedentes de la Corte Interamericana debe inspirar el trabajo diario de nuestros jueces y magistrados.

Propongo que los mecanismos de rendición de cuentas y de transparencia se trasladen a los órganos de la Administración Pública Federal; ningún poder puede apartarse del control constitucional y, menos aún, en el sistema de justicia.

También la Suprema Corte debe propiciar que el Poder Judicial se someta al control constitucional, por medio de la transparencia y la rendición de cuentas, creo que el método de construcción de sentencias debe modificarse.

Kilos de papel y ríos de tinta no hacen una buena sentencia. ¿Requerimos sentencia? Sí, justas, pero también más sencillas y más entendibles, más transparentes y veraces; las grandes resoluciones que han edificado los precedentes del derecho moderno se caracterizan por su sencillez, brevedad y claridad.

Volvamos al estilo que un día distinguió a nuestro derecho, para que la gente nos entienda. Las acciones y controversias han sido un mecanismo constitucional de control del poder por medio del poder público, los sujetos legitimados para interponer las acciones y controversias, han dado dinamismo a la interpretación de la Constitución cuando acuden a la Suprema Corte.

Propongo que se perfeccionen esas instituciones, requerimos nuevos supuestos y nuevas formas de intervención de los sujetos legitimados en la intervención de las acciones y controversias.

Hay que modernizar nuestro juicio de amparo como el eje principal de la creación de nuestra jurisprudencia y hacerlo más accesible al público.

La nueva Ley de Amparo llegó a corregir insuficiencias, no obstante requerimos que se armonice con los tratados y convenciones de derechos humanos, para hacer de esta institución un instrumento de recepción de las nuevas formas de entender el derecho a favor de la protección de las personas y de las colectividades.

La Corte y en general el sistema de justicia tiene una deuda histórica con las mujeres. Si bien hemos avanzado en la incorporación de criterios, convenciones y precedentes del derecho internacional, todavía las mujeres de México reclaman de las instituciones de justicia el respeto de los derechos derivados de su condición de mujeres.

Nuestra Corte debe asumir la perspectiva de género como eje articular de las resoluciones que a diario dictan nuestros jueces, México necesita de una prensa libre e independiente, que permita a los periodistas ejercer su oficio sin miedo a morir, ser reprimidos o perseguidos y la Corte debe ser garante de un sistema de justicia que proteja las libertades de quienes informan al público.

Mi papel será de firme defensora del derecho humano a la información y a las garantías y derechos de libre expresión. Hay que abrir la Corte a la era comunicacional.

Pido un voto de confianza para defender los derechos de las minorías étnicas, culturales, económicas y sexuales que son discriminadas, a diario, en los tribunales y en la administración pública.

Somos un país con grandes diversidades que deben ser consideradas por nuestros tribunales y soy partidaria de que la Suprema Corte actúe como un órgano protector de los derechos humanos que concurren en esas minorías y que no hemos atendido como se merecen, en el contexto de cohesión social que requiere México.

Es importante señalar que el desafío de la implementación del nuevo sistema penal no ha concluido, la instauración del nuevo sistema nos ha llevado al debate diario en los círculos académicos, judiciales y periodísticos. La panacea ofertada no ha sido todavía asequible y hay reacciones sociales que evidencian un rechazo a sus ejes teóricos, hay inclusive voces que proponen un regreso al pasado.

Soy partidaria de perfeccionar el procedimiento penal y la Corte tiene que emitir nueva jurisprudencia penal, con miras a no dejar impunes los delitos, pero también a que las libertades se preserven.

Señoras Senadoras, señores Senadores pido su voto por su servidora, con las bases de mi acreditada vocación jurídica y mi haber de más de 40 años de servicio en el Poder Judicial, tengan la certeza de que mi papel, de ser electa por ustedes, será de lealtad a la Constitución y a las leyes no a un partido, no a una persona ni menos a un grupo de interés o de presión.

La independencia y libertad de los juzgadores es la base de la independencia del poder; queremos poderes libres en una sociedad libre.

En la Corte defenderé el imperio de la ley y de la Constitución y esta no puede ser un catálogo de derechos y obligaciones a la carta, donde cada quien quiere y quiere elegir las partes que le convienen según el tiempo y el lugar.

“El imperio de la ley fundamental, es el imperio de la justicia y no es negociable, señoras Senadoras y señores Senadores”.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias por su intervención, maestra Celia Maya García.

Solicito a la Comisión designada acompañe a la ciudadana Maya García, al salón contiguo.

(La comisión cumple)

Ahora, pido a la Senadoras y Senadores Julio Menchaca, Indira Rosales, Sylvana Beltrones, Samuel García, Geovanna Bañuelos, Eduardo Murat, Miguel Ángel Mancera y Sasil De León introduzcan a este salón a la ciudadana Loretta Ortiz Ahlf.

(La comisión cumple)

Ciudadana Loretta Ortiz Ahlf, en nombre del Senado de la República doy a usted la bienvenida a esta sesión.

Acude a este Pleno en cumplimiento a lo que dispone el primer párrafo del artículo 96 constitucional, que exige una comparecencia previa para designar a una Ministra de la Suprema corte de Justicia de la Nación, y por el acuerdo aprobado por este Pleno para normar el procedimiento de la elección de las candidatas a Ministras de la Corte.

Conforme al acuerdo aprobado, hará usted uso de la tribuna para su exposición hasta por 20 minutos.

En consecuencia, tiene usted el uso de la palabra.

Puede pasar a la tribuna.

La C. Loretta Ortiz Ahlf: Gracias, señor Presidente Martí Batres Guadarrama.

Distinguidas Senadoras y Senadores de los diversos grupos parlamentarios.

Es un honor y privilegio dirigirme a esta Cámara Alta como parte integrante de una terna compuesta de tres mujeres profesionales para ocupar el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Tengo la convicción de que debemos seguir luchando por incorporar a las labores de impartición de justicia, al visión de mujeres capaces de enriquecer la función judicial y de juzgar con perspectiva de género más allá del debido proceso.

La motivación que me impulsa a comparecer ante ustedes el día de hoy para ser Ministra de la Suprema Corte, es contribuir al fortalecimiento del Estado de derecho en México.

Mi visión es construir un México en el cual a todas las mexicanas y a todos los mexicanos se nos respete el derecho a la vida, a la integridad física, a la libertad y a la seguridad personal.

Un México donde se proteja y defiendan los grupos vulnerables. Un México donde mujeres y hombres gocemos de igualdad y equidad. Un México donde todas y todos tengamos acceso a la educación y oportunidades de trabajo digno. Un México sin impunidad, sin corrupción y sin discriminación. Un México en paz.

Convertir esta visión en una realidad es la convicción que me ha regido durante toda mi vida y, por lo tanto, esta es la principal misión que llevaré conmigo a la Suprema Corte.

Como es de su conocimiento, el alto tribunal tiene una función toral en la vida republicana de nuestro país, que es la de velar por el respeto y protección de los derechos humanos de todas las personas, condición indispensable para que exista un genuino Estado de derecho donde podamos vivir en paz y todas y todos los mexicanos.

Como sabemos, el artículo 95 de nuestra Constitución establece dos perfiles sobre los cuales deben recaer los nombramientos de las Ministras y Ministros de la Suprema Corte.

Por un lado, quienes han impartido justicia con eficacia, capacidad y probidad, y por el otro quienes se distingan en el ejercicio de la actividad jurídica por su honorabilidad, competencia y antecedentes profesionales.

Es precisamente dentro de este segundo perfil que nos ubicamos los y las juristas académicos. La tendencia de buscar un equilibrio en los más altos cargos del Poder Judicial al incorporar juristas destacados y ajenos al sistema de administración de justicia, se repite en un amplio número de países de nuestra región donde a nivel constitucional se estipula como requisito expreso el ejercicio de la cátedra de derecho para acceder a dichos cargos.

Por ejemplo, en Chile incluso es obligatorio que cinco de los miembros de la Corte Suprema sean juristas ajenos a la administración de justicia, y destacados en la actividad profesional o académica.

Una de las razones por las cuales múltiples Estados buscan un equilibrio en la integración de sus cortes supremas al incluir miembros de la academia, es la intención de enriquecer las deliberaciones judiciales con los conocimientos derivados del estudio profundo de la práctica jurídica.

Lo anterior se materializa en el caso de una servidora, ya que a lo largo de mis 41 años de transparente carrera académica y profesional he logrado forjar una visión integral de los asuntos materia del ejercicio jurisdiccional del alto tribunal, así como de su trascendencia en la vida del país, de las instituciones y de todos los mexicanos.

Además, en virtud de mi especialización en derecho internacional y derecho internacional de los derechos humanos, tengo muy bien identificados los retos que supone para nuestro país y, en concreto, para el Poder Judicial garantizar los estándares más altos de protección de los derechos humanos.

Ahora bien, está claro que necesitamos consolidar una Corte que sea incluyente y comprensiva de la pluralidad de visiones de nuestra sociedad, que además de respetar nuestro derecho a tener diferencias, también valore la riqueza de la diversidad de costumbres y formas de vida en nuestro país.

Los mexicanos requerimos una Corte que asuma la responsabilidad de sus decisiones, sabiendo que estas guían a los demás órganos jurisdiccionales.

Necesitamos Ministras y Ministros cercanas al pueblo de México que sepan escuchar a todas y a todos en condiciones de igualdad y equidad, que doten de contenido jurídico todas las legítimas demandas de la ciudadanía mediante sentencias claras y sencillas, mismas que permitan entender fácilmente sus razonamientos y brindar seguridad jurídica.

Es fundamental reconocer que en la era de globalización que vivimos pretender encerrar los derechos humanos dentro de las fronteras del Derecho Nacional, sin considerar al Derecho Internacional, limita de manera significativa las posibilidades del Estado de garantizar a sus gobernados el pleno goce y ejercicio de estos.

A mi modo de ver, el comienzo de una nueva era jurídica en nuestro país se reconoció formalmente desde el año 2011 con la reforma constitucional en materia de derechos humanos, de la cual emanó un nuevo paradigma caracterizado por la incorporación de los derechos humanos de fuente internacional al bloque constitucional.

A su vez, a partir de la resolución del caso Radilla Pacheco se suscitó un replanteamiento del control constitucional, al reconocer que todos los órganos jurisdiccionales de nuestro país deben ejercer un control de convencionalidad para garantizar el goce efectivo de los derechos humanos, previsto en la Constitución y en los tratados internacionales.

Dos años después, con la Contradicción de Tesis 293/2011, la Corte dio un paso adicional hacia la construcción de un marco jurídico más garantista, transitando a un esquema dentro del cual la fuente u origen de los derechos humanos resulta irrelevante en términos de jerarquía, pues cualquier antinomia que se dé en el sistema jurídico deberá resolverse en base al principio pro-persona.

Es decir, una vez que un tratado internacional se incorpora a nuestro orden jurídico, los derechos humanos que éste contenga se integran en automático al Catálogo de Derechos que funge como parámetro de regularidad constitucional.

Asimismo, los criterios emanados de la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos serán vinculantes para las y los jueces nacionales, ya que dan claridad y dotan de contenido a la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Luego entonces, los derechos humanos inherentes a todas y todos los mexicanos no se agotan en los 136 artículos constitucionales, sino que estos se complementan con el contenido de los 210 tratados internacionales ratificados por México, en los que se reconocen derechos humanos.

Adicionalmente, contamos con 374 criterios emanados de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre casos contenciosos e interpretaciones de sentencias. Por ende, al dimensionar la complejidad y relevancia que conlleva este cambio de paradigma, podemos discernir que es indispensable enriquecer a la Suprema Corte con perfiles con alta capacidad jurídico-analítica, capaces de interpretar y aplicar principios y normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos a partir de una formación sólida y un conocimiento extenso del sistema jurídico nacional e internacional, perfiles con completo dominio de los mecanismos de protección de la persona y de los derechos humanos en los sistemas regionales y universales.

En congruencia, esta lección nos presenta una oportunidad inédita de cumplir con este objetivo. Debemos recordar que históricamente la Suprema Corte ha estado marcada por un vacío de especialización técnico-jurídica en materia de Derecho Internacional y derechos humanos.

A la fecha no se ha designado a una sola Ministra ni Ministro que cuente o haya contado con una distintiva dedicación durante toda su vida profesional al Derecho Internacional, ya sea público o privado, y lo que es aún más grave, tampoco ha ocupado dicho cargo ninguna persona con la misma solidez, formación y preocupación por defender e impulsar los derechos humanos desde la esfera teórica y práctica.

Comparativamente, los países mejor evaluados en términos de impartición de justicia en sus Cortes Supremas cuentan como mínimo con una persona que ha enfocado su actividad jurídica en alguna rama del Derecho Internacional. Por mencionar algunos ejemplos: Alemania, cinco de los 16 integrantes del Tribunal Supremo son perfiles especializados en Derecho Internacional; en Argentina es el caso de uno entre los cinco ministros y en Noruega son cuatro de los 20 en total.

Es decir, en estos países se ha considerado necesario que hasta el 31.5 % de los integrantes de sus máximas autoridades judiciales sean juristas, especialistas en materia internacional. Conversamente, según la organización World Justice Project, México se ubica reprobado, en el lugar número 100 de 113 países evaluados respecto a la impartición de justicia civil y en materia de justicia penal en el lugar número 105 de estos 113.

Lo anterior, además de ser sumamente vergonzoso, es sintomático del atraso que sufren nuestras instituciones de impartición de justicia y de la imperante necesidad de refrescar la práctica judicial con perfiles novedosos y especializados, que en un espíritu transformador sean capaces de contribuir a la impostergable evolución de sí mismas, así como a la propia evolución del Derecho mexicano.

Como evidencia de esta necesaria renovación señalo una gran inconsistencia de nuestro ordenamiento jurídico, misma que, de ser elegida para ser Ministra, atenderé de manera prioritaria.

De la mencionada Contradicción de Tesis 293/2011 emanó una regla general para que siempre que haya una restricción constitucional al contenido de un derecho humano se le subordine a ésta el Derecho convencional y a partir del expediente Varios 1396/2011, se dictó que estas restricciones también prevalecerían ante los fallos emitidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Como es de su conocimiento, los derechos humanos no derivan de la voluntad del Estado ni son concebidos por la comunidad internacional, sino que son inherentes a la naturaleza humana, por lo cual son irrenunciables, inalienables, universales, individuales e interdependientes; es decir, ni las leyes ni los tratados crean los derechos humanos, sino que meramente los reconocen.

Por ende, estipular una regla general que restrinja derechos humanos es una acción de carácter regresivo, ya que disminuye, menoscaba y anula injustificadamente el goce y ejercicio de los derechos de los mexicanos, con lo cual el Estado mexicano incurre en responsabilidad internacional.

Luego entonces, a medida que los tratados internacionales otorguen mayor protección al individuo, la Corte debe resolver aplicando preferentemente lo dispuesto en ellos, de conformidad con el principio pro-persona.

Lo anterior es consistente con la política de proyección del alto tribunal, como un líder y referente nacional e internacional en materia de derecho humanos.

Por otro lado, debo recalcar que es evidente la discordante asimetría que existe en nuestro marco legal y la realidad que vivimos, me parece rotundamente inaceptable que en el año 2019 aún nos encontremos hundidos en cifras de impunidad incompatibles con toda noción de un genuino Estado de derecho.

Según el Índice Global de Impunidad en 2017, México ocupó el lugar sexagésimo sexto de 193 estados miembros de Naciones Unidas evaluados en este rubro.

Esta impunidad nos duele profundamente a todos los mexicanos, ya que es lo que nos ha llevado a la perpetuación de los ciclos graves de violaciones de derechos humanos.

Es una verdadera tragedia que vivimos en una época marcada por la creciente normalización de la violencia entre los mexicanos, donde la justicia ha sido la excepción y la impunidad, virtualmente la garantía.

Manifiesto, abiertamente, que de llegar a ser Ministra mi principal mandato será combatir el cáncer de la impunidad en nuestro país porque México ya no puede posponer, ni simular la justicia ni un solo día más.

Como todos sabemos, México se enfrenta a una crisis de derechos humanos, la cual ha sido agravada por la inadecuada e insuficiente atención a las víctimas y sus familiares desde el ámbito de la impartición de justicia.

Lo anterior afecta desproporcionadamente a las personas que por diversos motivos se encuentran en situación de vulnerabilidad, lo cual injustificadamente resulta en una revictimización para ellas y ellos.

Como medida concreta, para remediar esta tragedia nacional, de ser elegida por ustedes, impulsaré la facultad de atracción de la Suprema Corte en todos los casos de graves violaciones a los derechos humanos.

Lo anterior es necesario para combatir la impunidad y la simulación de justicia y, además, para emitir criterios jurídicos que sean claros, uniformes y de conformidad con los estándares internacionales en materia de desaparición forzada o desaparición cometida por particulares, trata de personas, feminicidio, entre otros.

Consiguientemente, hago hincapié en la importancia que tiene para mí garantizar el derecho de acceso a la justicia, a fin de revertir los patrones de indefensión en que se encuentran las y los ciudadanos, especialmente los miembros de las poblaciones y grupos más vulnerables.

De ser investida con la responsabilidad que me convoca ante ustedes hoy, consideraré primordial optimizar los eslabones jurídicos procesales que aún pueden y deben ser perfectibles para garantizar la eficacia y efectividad de éste y de todos los derechos fundamentales de manera incluyente.

Ahora bien, considero primordial garantizar que la función jurisdiccional sea responsable, por lo cual debemos de reconocer y atender una obligación pendiente de hacer efectivo el derecho de las y los mexicanos a la indemnización por error judicial, subrayo, indemnización por error judicial.

Múltiples instrumentos internacionales establecen el derecho de toda persona a ser indemnizada en caso de haber sido condenara en sentencia firme por error judicial; sin embargo, en nuestro país estas obligaciones internacionales no encuentran correspondencia en el derecho interno, en contraste la tendencia en los países de la región ha sido adecuar los marcos constitucionales para incluir las regulaciones necesarias en materia, en cumplimiento de las obligaciones emanadas del artículo 2 de la Convención Americana.

Es evidente que en nuestro país necesitamos criterios claros sobre las consecuencias que deparan a las y los juzgadores en caso de incurrir en un error judicial inexcusable, así como sobre las consecuencias de la responsabilidad del Estado por el mismo motivo.

Para ello propongo que nazcan desde los espacios judiciales los diversos debates sobre la materia, los cuales ya se llevan a cabo en el ámbito internacional a fin de fortalecer el funcionamiento del Poder Judicial y asegurar que ningún otro poder, ya sea real o fáctico, influya en éste.

En lo personal, manifiesto que estoy comprometida con esta causa, ya que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie, ni siquiera los juzgadores.

Honorables Senadoras y Senadores:

Recalco que mi aspiración es impulsar mi trabajo desde la perspectiva de fomentar una justicia más cercana al pueblo de México y a la sociedad civil organizada, y contribuir así al fortalecimiento y recuperación de la confianza en las instituciones judiciales.

Para cumplir este propósito una de mis prioridades más afincadas será sostener y promover una política de tolerancia cero ante la corrupción, el tráfico de influencias y el nepotismo en todos los niveles del Poder Judicial, así como en todos los ámbitos de la administración pública.

De ser honrada con esta suma responsabilidad, pondré al servicio de la sociedad y de la justicia toda mi experiencia, conocimientos y dedicación para la construcción de un auténtico Estado de derecho en el que podamos cerrar las brechas de la desigualdad y acortar las distancias entre mexicanas y mexicanos.

De ser honrada con su apoyo, velaré por respetar y proteger la división de poderes, los valores republicanos y la democracia de nuestro país.

De brindarme su confianza la honraré, me conduciré de manera independiente y parcial y objetiva, me regiré exclusivamente con base al derecho positivo y convencional mexicano, y tendré como máxima autoridad a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Es en virtud de estos motivos que hoy vengo con humildad y determinación a pedir su voto.

El voto que ustedes me confíen será un voto de una mujer con experiencia y conocimiento profundo que proteja y defienda los derechos humanos y acceso a la justicia a las víctimas, de los grupos vulnerables y de todas y todos los mexicanos.

El voto que ustedes me confíen será para una Ministra que no descansará en la lucha contra la impunidad, contra la corrupción, contra el nepotismo y contra el tráfico de influencias.

El voto que ustedes me confíen será para una Ministra que ama, sobre todas las cosas, a México.

Muchas gracias, Senadoras y Senadores, por su tiempo y consideración.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias por su intervención, doctora Loretta Ortiz Ahlf.

Le solicito a la comisión designada acompañe a la ciudadana Loretta Ortiz, al salón contiguo.

Muchas gracias, doctora Loretta Ortiz.

Gracias, Senador Menchaca.

(La comisión cumple)

Muchas gracias, doctora Loretta Ortiz.

Con la anterior exposición hemos cumplido el requisito de comparecencias dispuesto por el artículo 96 constitucional y por el acuerdo aprobado en este Pleno que norma el procedimiento para la designación correspondiente.

Conforme al mismo acuerdo, realizaremos la votación por cédula para la elección de una Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Informo a la Asamblea que se entregarán sobres personalizados para esta votación, en ello se encontrará la cédula en la que deberán marcar la selección que ustedes determinen para depositar en la urna, una vez que la Secretaría nos llame por orden alfabético.

Las disposiciones constitucionales exigen que para la elección se reúna una mayoría de dos terceras partes de las Senadoras y los Senadores presentes.

El acuerdo aprobado para esta elección prevé que si el resultado de la votación no permite reunir dicha mayoría en favor de ninguno de los candidatos, realizaremos inmediatamente una segunda votación por cédula.

En caso de que la segunda votación tampoco cumpla con la mayoría constitucional exigida, la terna se tendría por rechazada y se comunicaría al Ejecutivo Federal para que presentara una nueva terna, como lo dispone el artículo 96 constitucional.

Por lo tanto, solicito al personal de apoyo proceda a distribuir las cédulas de votación entre las Senadoras y los Senadores.

Proceda la Secretaría a pasar lista de asistencia de las señoras Senadoras y de los señores Senadores a fin de que pasen a depositar su cédula en la urna.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Procedo al pase de lista para entregar sus votos.

Solicito a las señoras Senadoras y a los señores Senadores pasen a depositar su voto al momento de escuchar su nombre.

(Pasa lista)

(Depositan su voto por cédula)

(Votación y escrutinio)

PRESIDENCIA DE LA SENADORA
MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: ¿Falta algún Senador o Senadora por depositar su voto?

¿Falta algún Senador o Senadora por depositar su voto?

Se va a realizar el escrutinio.

Aprovechamos este momento para saludar al señor Luis Arce Catacora, Ministro de Economía y Finanzas de Bolivia, así como al señor José Crespo Fernández, Embajador de Bolivia en México, invitados del Senador Félix Salgado Macedonio.

Bienvenidos al Senado de la República.

(Aplausos)

Sonido, por favor, al escaño de la Senadora Cora Cecilia Pinedo.

La Senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso: Gracias, Presidenta.

Quiero pedirle a nombre de los integrantes Senadores y Senadoras de la Comisión de Relaciones Exteriores, Asia-Pacífico-África, la solicitud para guardar un minuto de silencio por el fallecimiento de las 157 personas en el trágico accidente aéreo el pasado 10 de marzo, ocurrido en Etiopía. Dentro de los cuales se encontraba una mexicana de nombre Graciela de Louis Ponce, que era paisana de nuestro amigo Senador Jorge Carlos Ramírez Marín.

Y entre los fallecidos, 21 eran trabajadores de las Naciones Unidas.

Es cuanto, Senadora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Lo hacemos con mucho gusto, sólo terminamos esta etapa de la votación y el escrutinio.

(Continúa votación y escrutinio)

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Señor Presidente, se depositaron 122 votos en la urna, de los cuales:

Se emitieron 66 votos en favor de la ciudadana Yasmín Esquivel Mossa.

Se emitieron 14 votos en favor de la ciudadana Loretta Ortiz Ahlf.

Se emitieron cero votos a favor de la ciudadana Celia Maya García.

Se emitieron 18 votos nulos y 24 en contra.

En total, 122.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: ¿Puede repetir los resultados, Senadora Secretaria, por favor?

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Se emitieron 122 votos en total.

A favor de Yasmín Esquivel Mossa, 66.

A favor de Loretta Ortiz Ahlf, 14.

A favor de Celia Maya García, cero.

Votos nulos, 18.

Y en contra de la terna, 24.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: No se reúnen las dos terceras partes de los votos en esta primera votación.

Antes de pasar a determinar una segunda ronda tiene la palabra el Senador Ricardo Monreal.

Sonido en su escaño, por favor.

El Senador Ricardo Monreal Ávila: (Desde su escaño) Presidente.

Honorable Asamblea:

Le solicitaría someter a la aprobación de la Asamblea si podemos darnos un receso de 30 minutos.

La decisión es muy importante y me gustaría convocar a una sesión extraordinaria urgente a la Junta de Coordinación Política e intentar construir la mayoría calificada.

Le pediría, por favor, que nos puedan conceder un receso de 30 minutos.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Ricardo Monreal.

En virtud que, de acuerdo al artículo 96 de la Constitución, se tienen que reunir las dos terceras partes de los votos para la designación de la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y que el procedimiento establecido y acordado por este Pleno prevé la realización de dos rondas posibles, se concede un receso de media hora, a efecto que pueda reunirse la Junta de Coordinación Política.

Se declara un receso.

(Receso)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se reanuda la sesión.

Las candidatas de la terna enviada por el Ejecutivo Federal, reunió la mayoría calificada que se requiere para designar una Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Procederemos a una segunda votación, conforme a lo que dispone el punto séptimo del acuerdo aprobado por este Pleno para normar el procedimiento.

En virtud de lo anterior, solicito al personal de apoyo de la Secretaría de Servicios Parlamentarios que proceda a distribuir entre las Senadoras y los Senadores las cédulas para la segunda votación.

(Se procede)

Proceda la Secretaría a pasar lista de asistencia de los señores Senadores y las señoras Senadoras, a fin de que pasen a depositar su cédula en la urna.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Solicito a las Senadoras y los Senadores depositar su voto en la urna conforme vayan escuchando su nombre.

(Pasa lista)

(Depositan su voto por cédula)

(Votación y escrutinio)

Señor Presidente, se va a dar cuenta con el resultado de la votación.

Se depositaron 121 votos en la urna, de los cuales se emitieron 95 votos a favor de la ciudadana Yasmín Esquivel Mossa.

Se emitieron cero votos a favor de la ciudadana Celia Maya García.

Y se emitieron seis votos a favor de la ciudadana Loretta Ortiz Ahlf.

19 votos en contra de la terna, y un voto nulo.

Es cuanto, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: En consecuencia, la ciudadana Yasmín Esquivel Mossa, reúne la mayoría constitucional de dos tercios de votos a favor.

Conforme al resultado de la votación, se designa a Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a la Ciudadana Yasmín Esquivel Mossa.

Comuníquese esta designación al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y al Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La ciudadana Yasmín Esquivel Mossa, se encuentra en el salón contiguo.

En consecuencia, solicito a las Senadoras y Senadores Julio Menchaca, Indira Rosales, Sylvana Beltrones, Samuel García, Geovanna Bañuelos, Eduardo Murat, Miguel Ángel Mancera y Sasil De León Villard, la inviten a pasar a este recinto fin de que rinda su protesta conforme lo establece el artículo 97 constitucional.

Por favor, cumpla la Comisión con su cometido.

(La comisión cumple)

Se ruega a todas y a todos ponerse de pie.

(Todos de pie)

Ciudadana Yasmín Esquivel Mossa, el Senado de la República le ha designado como Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que le pregunto:

“¿Protesta guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que se le ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión?”

La C. Yasmín Esquivel Mossa: “¡Sí, protesto!”

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: “Si así no lo hiciere, que la Nación se lo demande”.

A nombre del Senado de la República le deseo el mayor de los éxitos en su encargo como Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¡Muchas felicidades!

Honorable Asamblea:

A petición de la Senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso, solicito que puestos de pie, guardemos un minuto de silencio en memoria de los 157 pasajeros fallecidos en el accidente aéreo ocurrido en Etiopía, el pasado domingo 10 de marzo.

Se ruega a todos ponerse de pie.

(Todos de pie)

(Se guarda un minuto de silencio)

Muchas gracias.

Pueden tomar asiento.

Sonido en el escaño del Senador Julen Rementería.

¿Para qué objeto, Senador?

El Senador Julen Rementería del Puerto: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

Tengo un escrito que ha sido recibido por la Mesa Directiva, signado por 15 Senadores del Partido Acción Nacional donde estamos pidiendo concretamente, con fundamento en la fracción II del artículo 75 del Reglamento, para que pueda llevarse a cabo en este momento la modificación, si así lo autoriza el Pleno, del Orden del Día para someter a esta soberanía un asunto que ya nos viene ocupando desde hace días.

El día 12 de febrero se recibieron aquí las ternas para los candidatos que ocuparían las posiciones vacantes en la Comisión Reguladora de Energía, el 13 y 14 sesionó la Comisión para deliberar sobre la idoneidad o no de las personas.

El día 28 de febrero en esta misma sala, se decretó por mayoría la idoneidad de estas personas, han transcurrido 12 días y a pesar se turnó este asunto a la Junta de Coordinación Política, no se sabe de su regreso a la Mesa para que podamos votarlo y resolver sobre esto.

Advierto esto, porque la Ley establece en su artículo 6 la Ley de Órgano Regulados en materia energética, que en 30 días no especifica, deberíamos de entenderlo que fueran hábiles, pero como no especifica, los 30 días vencerían el jueves, si no se hace la aclaración pertinente, entonces no quiero que este Senado pueda ser acusado de negligente por no llevar a cabo o atender un asunto que le toca.

Es el caso de que si no se resolviera favorablemente las ternas, tendría el Presidente la oportunidad de enviar otras tres, y luego como en el caso del asunto que acabamos de tocar, podría, en últimas instancias, tampoco se aprobaran, dictaminar una.

En fin, lo que quiero dejar en claro, Señor Presidente, es que podamos someter a votación, también con fundamento en el 99 del Reglamento nominal, la decisión de llevar a cabo o no en este momento el punto que nos ocupa, es un asunto que conoce todo mundo, que ha sido público y que yo quisiera que pudiéramos deliberar sobre de él en este momento.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Lo hemos escuchado con atención y la Mesa Directiva ha recibido el oficio de referencia.

No obstante debo precisar que no procede esta petición, porque el artículo 6 de la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en materia energética, señala que el Presidente de la República, someterá una terna a consideración del Senado, previa comparecencia de las personas propuestas y éste nombrará al Comisionado por dos terceras partes de los votos de sus miembros presentes, dentro del improrrogable plazo de 30 días.

El artículo 6 de la Ley de los Órganos Reguladores coordinados en materia energética no precisa, si se trata de días naturales o de días hábiles.

 Para esas circunstancias, el artículo 50 del Reglamento del Senado de la República señala que cuando no se establezca, si son días naturales o hábiles, se entenderá que son días hábiles.

Lo cual quiere decir que estamos dentro del plazo y el asunto fue turnado a la Junta de Coordinación Política, la cual se encuentra desarrollando sus labores de búsqueda de acuerdos y no nos ha informado que dicho trabajo haya terminado en un sentido o en otro, por lo tanto no podemos interrumpir el trabajo de la Junta de Coordinación Política y no ha terminado el plazo que marca la ley.

Así es que estamos en tiempos y la Junta todavía tiene algunos días para seguir trabajando este acuerdo y será la propia Junta de Coordinación Política, la que nos informe cuál será el destino de su trabajo en la búsqueda de los acuerdos para el nombramiento de los integrantes de la Comisión Reguladora de Energía, por lo tanto no procede su petición, estimado Senador.

Sonido en el escaño del Senador Rementería.

El Senador Julen Rementería del Puerto: (Dese su escaño) Si bien puede usted tener la razón en la interpretación del artículo 6, también la tengo yo y no se puede negar el derecho en relación a lo que establece el 75, fracción II, donde dice que a petición del grupo parlamentario la Mesa deberá poner a consideración del Pleno si se modifica el Orden del Día.

Perdón, Presidente, pero no es una consideración de la Mesa, usted tiene que someterlo a votación del Pleno y en este caso estoy invocando el 99 para que sea por votación nominal. No es una petición graciosa, simplemente una solicitud formal para que así se haga, por favor.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Senador, mire, si quiere lo consultamos, pero el artículo 3 del Reglamento le da a la Mesa Directiva la interpretación sobre el mismo, y por el otro lado también en su momento se puso a su consideración el Orden del Día de la sesión.

Ahora bien, me parece que sería muy forzado cuando no tenemos un informe de la Junta de Coordinación Política sobre si se llegó o no a un acuerdo, estar aquí en la Asamblea, abordando el tema del que esperamos su resultado, producto de la concertación de los integrantes de la Junta de Coordinación Política.

Sonido en el escaño del Senador Rementería, por favor.

El Senador Julen Rementería del Puerto: (Desde su escaño) Quiero, si me permite, Senador Presidente, dar lectura a la fracción II del artículo 75. No quiero parecer necio, solamente estoy reclamando un derecho que establece el Reglamento.

Dice la fracción II: “Durante el desarrollo de la sesión, se pueden agregar en el Orden del Día otros asuntos a solicitud de la Junta o de algún grupo parlamentario, si el Pleno lo aprueba por mayoría absoluta de los votos de los asistentes, en su caso, previamente al desahogo el asunto de que se trata, los documentos relativos se distribuyen entre los senadores de la misma sesión.

Lo único que estoy pidiendo no es una cuestión de interpretación, Presidente, si quiere lo consultamos, como usted bien dice, pero yo lo veo muy claro, no hay mayor interpretación, simplemente someterlo a votación.

Si la Junta de Coordinación no ha resuelto sobre el asunto, con mucho respeto para la Junta y quienes la integran, no es un asunto en el que yo tenga la posibilidad de interferir, simplemente estoy solicitando, porque conocemos todos del tema, se ponga a votación cuanto antes.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muy bien.

Solamente quiero comentar a esta Asamblea que el plazo de referencia vence el 27 de marzo y que no tenemos comunicación de la Junta de Coordinación Política en el sentido de que ha terminado su labor al respecto.

De igual manera también comento, que todos los asuntos turnados a diversos órganos del Senado de la República llevan un procesamiento antes de regresar al Pleno. En este caso el asunto fue turnado a la Junta de Coordinación Política y no ha regresado al Pleno.

No obstante existe una existencia del Senador y la voy a poner a consideración.

Por lo tanto, solicito a la Secretaría consulte, en votación económica, si se modifica el Orden del Día para incorporar.

Ábrase el tablero electrónico para realizar la consulta sobre si se modifica el Orden del Día para incorporar el punto que solicita el Senador Julen Rementería, hasta por tres minutos.

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge la votación)

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: ¿Falta algún Senador o Senadora por emitir su voto?

Sigue abierto el sistema.

Adelante, Senadora.

¿Falta algún Senador o Senadora por emitir su voto?

Sigue abierto el sistema.

Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico se emitieron 39 votos a favor; 67 en contra y cero abstenciones.

No se autoriza, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: No se modifica el Orden del Día.

Y tal y como informamos, la Junta de Coordinación Política tiene aún hasta el 27 de marzo para resolver el asunto que le fue turnado.

Solicito a la Secretaría consulte, en votación económica, si se incorpora al Orden del Día el acuerdo de la Mesa Directiva, por el que se designa a la Senadora Alejandra del Carmen León Gastélum, como Presidenta de la Delegación ante la Confederación Parlamentaria de las Américas.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se incorpore el acuerdo referido.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza su incorporación, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Ahora, consulte la Secretaría, perdón, dé lectura la Secretaría a los resolutivos.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Doy lectura.

Acuerdo único.- La Mesa Directiva designa a la Senadora Alejandra del Carmen León Gastélum, como Presidenta de la Delegación de la Confederación Parlamentaria de las Américas.

Transitorios.

Primero.- El presente acuerdo entrará en vigor al momento de su aprobación.

Segundo.- Publíquese el presente acuerdo en la Gaceta del Senado de la República para su máxima publicidad.

Es cuanto, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Está a discusión el acuerdo.

De no haber oradoras ni oradores consulte la Secretaría, en votación económica, si se aprueba el acuerdo mencionado.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acuerdo mencionado.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se aprueba, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Aprobado el acuerdo por el que se designa a la Senadora Alejandra del Carmen León Gastélum, como Presidenta de la Delegación del Senado de la República ante la Confederación Parlamentaria de las Américas.

Comuníquese.

Ahora, solicito a la Secretaría que consulte a la Asamblea, en votación económica, si se incorpora al Orden del Día el acuerdo de la Junta de Coordinación Política por el que se modifica la integración de comisiones.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se incorpore el acuerdo de la Junta de Coordinación Política a la Orden del Día del día de hoy.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

 Sí se autoriza, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Lea, la Secretaría, el resolutivo del acuerdo mencionado.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Con gusto, Presidente.

Acuerdo,

Primero.- Que la Senador Freyda Marybel Villegas Canché, del grupo parlamentario de Morena, se da de alta como integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores.

Segundo.- Que al Senadora Sasil De León Villard, del grupo parlamentario Encuentro Social, se da de alta como integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores.

Es cuanto, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Está a discusión el acuerdo.

De no haber oradoras, ni oradores, consulte la Secretaría, en votación económica, si es de aprobarse el acuerdo mencionado.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acuerdo mencionado.

Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se aprueba, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Aprobado el acuerdo por el que se modifica la integración de comisiones.

Comuníquese.

Senadoras y Senadores.

Se levanta la sesión.

Y se cita a la siguiente, que tendrá lugar el próximo jueves 14 de marzo, a las 11:00 horas.

Se levanta la sesión de Pleno.

Se levantó la sesión a las 18:32 horas.

Intervenciones en Tribuna