+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Versiones Estenográficas


Buscar en esta Versión Estenográfica

Buscar en Base de Datos



Inicio de Sesión:12:45:00

Término de Sesión:15:46:00

Versión de impresión.

SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL JUEVES 21 DE FEBRERO DE 2019.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA

ÍNDICE

ORDEN DEL DÍA

ACTA DE LA SESIÓN ANTERIOR

COMUNICACIONES Y CORRESPONDENCIA
DE SENADORAS Y SENADORES

Del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con el que remite su Agenda Legislativa correspondiente al Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura

PODER EJECUTIVO FEDERAL
SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN

Oficio con el que remite el Informe de avance y estado que guarda el proceso de liquidación de Ferrocarriles Nacionales de México, a cargo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, correspondiente al segundo semestre de 2018, en cumplimiento al artículo 2o., fracción IX del Decreto por el que se Extingue el Organismo Público Descentralizado Ferrocarriles Nacionales de México y se abroga su Ley Orgánica

RESPUESTAS A ACUERDOS PROMOVIDOS POR SENADORES

Tres oficios con los que remiten respuestas a acuerdos aprobados por la Cámara de Senadores

CÁMARA DE DIPUTADOS

Oficio suscrito por el Diputado Irineo Molina Espinoza, Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, con el que solicita que se emita excitativa para dictaminar la Minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan los artículos 79, 83 y 425 de la Ley General de Salud, recibida el 29 de noviembre de 2016

DICTÁMENES A DISCUSIÓN Y VOTACIÓN

De las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda, en relación con la Minuta con proyecto de decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Guardia Nacional

FUNDAMENTACIÓN
Senadora Ana Lilia Rivera Rivera
Senador Óscar Eduardo Ramírez Aguilar

LA ASAMBLEA GUARDA UN MINUTO DE SILENCIO POR EL SENSIBLE FALLECIMIENTO DEL LUCHADOR SOCIAL SAMIL FLORES

PROPUESTA DE MODIFICACIÓN DEL DICTÁMEN

POSICIONAMIENTOS DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS
Senador Emilio Álvarez Icaza (Sin grupo)
Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social
Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática
Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México
Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo
Grupo Parlamentario del Partido Movimiento Ciudadano
Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional
Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional
Grupo Parlamentario del Partido Movimiento de Regeneración Nacional

VOTACIÓN

INICIATIVAS, PROPOSICIONES, AGENDA POLÍTICA Y EFEMÉRIDES

CITA


SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL JUEVES 21 DE FEBRERO DE 2019.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: (12:45 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las señoras Senadoras y los señores Senadores.

La Secretaría Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Honorable Asamblea, conforme al registro de asistencia, se han acreditado 107 ciudadanas Senadoras y ciudadanos Senadores.

En consecuencia, hay quórum.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se abre la sesión del jueves 21 de febrero del año 2019 correspondiente al Segundo Período Ordinario de Sesiones del Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura.

El orden del día está disponible en el monitor de sus escaños; con lo cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy.

El acta de la sesión ordinaria anterior se encuentra publicada en la Gaceta del Senado de este día.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta de la sesión anterior.

Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque se rechace, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobada el acta, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Queda aprobada el acta.

Continúe la Secretaría.

La Secretaría Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Se recibió una comunicación del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con el que remite su Agenda Legislativa correspondiente al Segundo Período Ordinario de Sesiones del Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: La Asamblea ha quedado enterada.

Publíquese en la Gaceta del Senado.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Se recibió un oficio de la Secretaría de Gobernación con el que remite el informe de avance y estado que guarda el proceso de liquidación de Ferrocarriles Nacionales de México, a cargo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, correspondiente al segundo semestre de 2018, en cumplimiento al artículo 2°, fracción IX del decreto, por el que se Extingue el Organismo Público Descentralizado Ferrocarriles Nacionales de México y se abroga su Ley Orgánica.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se turna a la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

Continúe la Secretaría.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Se recibieron tres oficios con los que se remiten respuestas a acuerdos aprobados por la Cámara de Senadores.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Informo a la Asamblea que dichas respuestas se remitirán a las Senadoras y los Senadores promoventes y se informará que se encuentran publicadas en la Gaceta.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: También se recibió de la Cámara de Diputados oficio suscrito por el Diputado Irineo Molina Espinoza, Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, con el que solicita se emita excitativa para dictaminar la minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan los artículos 79, 83 y 425 de la Ley General de Salud, recibida el 29 de noviembre de 2016.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se solicita a las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos que emitan el dictamen correspondiente a la brevedad.

El siguiente asunto del Orden del Día es la segunda lectura del dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda, con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Guardia Nacional. Dicho dictamen recae a la minuta recibida en esta soberanía el día 17 de enero de 2019.

Al encontrarse en su fase de revisión, las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda, aprobaron un dictamen que incorpora modificaciones al proyecto enviado por la Colegisladora. El dictamen se encuentra disponible en sus escaños y está publicado en la Gaceta de este día.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se omite la lectura del dictamen.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se omite la lectura del dictamen.

Quienes estén porque se omita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se omita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se omite la lectura, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias.

Informo a la Asamblea que con fundamento en lo dispuesto por los artículos 196 y 199 del Reglamento, se concederá el uso de la palabra a los Senadores presidentes de las comisiones dictaminadoras para que presenten el dictamen ante el Pleno.

Estas intervenciones serán hasta por 15 minutos, como lo estable la fracción II del numeral 1, del artículo 76 del Reglamento.

Al concluir las intervenciones anteriores se abrirá una ronda de participaciones para que el Senador independiente y los grupos parlamentarios expresen sus posiciones, como lo establece la fracción II del artículo 199 del Reglamento, cuyas intervenciones serán en orden creciente y hasta por diez minutos de conformidad con la fracción, como lo señala la fracción IV, del numeral 1, del artículo 76 del Reglamento.

Concluidos los posicionamientos se dará curso a la discusión en lo general del dictamen en términos de lo establecido por las fracciones III y IX del numeral 1 del artículo 199 del Reglamento.

De esta forma agotada la lista de oradores en términos reglamentarios se declarara concluido el debate en lo general y se abrirá el registro para la reserva de artículos o presentación de adiciones al texto normativo del dictamen. Posteriormente se informará al Pleno sobre los artículos reservados o las adiciones propuestas e inmediatamente se ordenará somete a votación en un solo acto el dictamen en lo general y los artículos no reservados.

Finalmente, desahogaremos los artículos reservados tal como lo dispone el artículo 224 del Reglamento, es decir, su discusión y votación por separado.

Como lo disponen los artículos 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 224 del Reglamento, para la aprobación del dictamen que nos ocupa, se requiere la mayoría calificada de dos terceras partes de Senadoras y Senadores presentes en el Pleno.

Con base en todo lo anterior y con fundamento en el artículo 196 del Reglamento del Senado, los presidentes de las comisiones harán la presentación del dictamen.

En consecuencia, se concede, en primer lugar, el uso de la palabra a la Senadora Ana Lilia Rivera Rivera, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento, hasta por 15 minutos.

Adelante, Senadora.

La Senadora Ana Lilia Rivera Rivera: Con permiso de la Mesa.

Antes de iniciar la lectura del presente dictamen informo a este Senado que por acuerdo de las Comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos, Segunda, y por consenso con todas las fuerzas políticas del Senado, se presentó un addendum que ya fue presentado correctamente y legalmente a la Mesa y está publicado ya en la Gaceta.

Muchas gracias.

En este día histórico para nuestra patria, 21 de febrero de 2019, me dirijo a los integrantes de la LXIV Legislatura del Senado de la República y al pueblo de México para presentar ante este Pleno, en representación de la Comisión Dictaminadora de Estudios Legislativos, Segunda, el dictamen a la minuta con proyecto de decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución Política  de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Guardia Nacional.

En México, la violencia es hija de la corrupción del Estado.

“Urge una refundación nacional, un nuevo pacto social, una nueva democracia, un Estado que proteja a sus ciudadanos y recuperar la confianza en a la autoridad, porque hoy, autoridad y crimen organizado es lo mismo”. Reflexión de Javier Sicilia.

La Guardia Nacional es un tema controversial y sensible.

No puedo leer este dictamen sólo con la frialdad técnica que justifica la constitucionalidad y la convencionalidad, porque no refleja en lo profundo el sentimiento de nuestro pueblo en lo que busca dirimir con la Guardia Nacional, con lo que le pido a mi pueblo y a los compañeros con quien comparto este Senado, me permitan presentar este dictamen con poesía:

“Como en el fondo de la vieja ruta, perdida en el riñón de la montaña, desde hace siglos silenciosamente cae una gota de agua”

“Así, aquí en mi corazón obscuro y solo, en lo más escondido de la entraña oigo caer desde hace mucho tiempo lentamente una lágrima”

¿Por qué resquicio oculto se me oculta?

¿De cuáles fuentes misteriosas mana?

¿De qué raudal fecundo se desprende?

¿Qué remoto venero me la manda?

“Porque siento que cae así, lágrima a lágrima”.

“Tan fuente inagotable de ternura, tan vena de dolor que no se acaba”

Ahora sé que no  soy yo, son los que fueron, esos más de 38 mil desaparecidos, esos más de 250 mil homicidios, más de 800 feminicidios, aproximadamente 500 mil personas involucradas en la trata de personas, de las cuales 70 mil son niños y niñas sujetos a explotación sexual, por lo menos se han localizado 280 fosas clandestinas y reconocemos las cifras reales de cuerpos que han sido disueltos en ácido o quemados para no dejar rastro.

Es este México nuestro el que me duele.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Permítame, Senadora.

Ruego a la Asamblea poner atención a la oradora y a los asesores que se encuentran en el Pleno, les solicitamos poner atención y guardar el debido orden y silencio.

La Senadora Ana Lilia Rivera Rivera: Es este México nuestro el que me duele, tan lastimado, tan herido, tan violento, tan corrupto, tan impune.

En México se cometen aproximadamente  33 millones de delitos al año, menos de 2 millones son denunciados, de estos 2 millones un poco más de 200 mil son consignados.

Así las cosas, tenemos un marco de impunidad  del 99 % de los delitos que se cometen.

Es este sufrimiento humano  que en mí dejó sus marcas, sus desesperaciones, sus angustias, sus gritos, sus blasfemias, sus plegarias, es mi herencia la que llora en el fondo del alma.

Y es esta herencia maldita la que estamos obligados a terminar.

¿Cuánto tiempo  más se va a prolongar esta mortandad?

¿Cuántos padres y madres se quedarán sin hijos?

¿Cuántos niños y niñas serán reclutados por el narcotráfico y por la trata de personas?

¿Cuántas familias tendrán que vivir duelos sin cuerpos presentes?

¿Y cuántas madres más vamos a ignorar mientras suplican a veces con llanto y a veces con alaridos de fiera herida buscando justicia para sus hijas, víctimas de feminicidas?

Lo que estamos padeciendo en México es peor que una guerra, es una siniestra conspiración orquestada a los más altos niveles del poder, diseñada para el beneficio de los peores intereses y prácticas humanas.

Lo urgente es construir una nueva política de seguridad ciudadana, centrada en las víctimas que garantice  el respeto a los derechos humanos, tal y como se desprende con la Guardia Nacional, que es una fuerza  intermedia entre el diseño militar clásico, desarrollado para una guerra convencional y los cuerpos civiles  de seguridad pública estructurados para enfrentar amenazas no tradicionales o de mayo violencia como la delincuencia de terrorismo, la delincuencia organizad y el narcotráfico, entre otros.

Con la característica de la disciplina, la organización y el adiestramiento militar, pero con parámetros de conducción, evaluación, calificación y fiscalización civiles.

El carácter civil de la nueva Guardia Nacional está garantizado por tres elementos estructurales:

1.- Por definición constitucional. El hecho de que el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas es un civil electo, el Presidente de  la República.

2.- Los presuntos responsables de delitos que capturan los integrantes de la Guardia Nacional serán presentados y procesados ante ministerios públicos y tribunales civiles no militares.

3.- En caso de abusos de autoridad y violaciones graves de derechos humanos de los miembros de la Guardia Nacional, éstos serán procesados ante la justicia civil, conforme a las leyes nacionales vigentes y los tratados internacionales en la materia.

Sin embargo, la mejor estrategia de seguridad no es prioritariamente policial o militar, sino social, la fórmula es 80-20, 80 % programas sociales y de desarrollo  económico y 20 % a reformas al sistema de seguridad, procuración y administración de justicia.

Es menester aclarar que las comisiones dictaminadoras no somos  indiferentes ante las obligaciones del Estado mexicano en materia de derechos humanos ni de los estándares internacionales existentes en materia del uso de las Fuerzas Armadas en las labores de seguridad pública.

De hecho, es precisamente por la importancia que le reconocemos al mandato constitucional, emanado del párrafo tercero, del artículo 1º constitucional, que impone a todas las autoridades del país  el deber de respetar, proteger, garantizar y promover los derechos humanos que tenemos la confianza para firmar que el proyecto de Guardia Nacional contenido en el dictamen es apegado a los principios del derecho internacional  sobre los derechos humanos.

Para justificar lo anterior,  tomaré como base un parámetro obligatorio la reciente jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, contenida en la sentencia  del caso Alvarado Espinoza y otros contra México de 28 de noviembre de 2018.

En esta resolución, la Corte Interamericana  reiteró una serie de razonamientos  que ha venido formulando en su doctrina jurisprudencial sobre la participación de las       Fuerzas Armadas en función de seguridad  pública y reconoció, que tal participación  constituye una regla que admite secciones, siempre y cuando, sean justificadas a la luz de cuatro requisitos que imponen que la participación de las Fuerzas Armadas sea:

a). Extraordinaria. De manera que toda intervención se encuentre justificada y resulte excepcional, temporal y restringida a lo estrictamente  necesario en las circunstancias del caso.

b). Subordinada y complementario a las labores de corporaciones civiles.

c). Regulada mediante mecanismos legales y protocolos sobre el uso de la fuerza bajo los principios de excepcionalidad, proporcionalidad y absoluta necesidad y de acuerdo con la respectiva capacitación de la materia.

d). Fiscalizada por órganos civiles, competentes e independientes y técnicamente capaces.

De una adecuada lectura del proyecto se puede concluir que el proyecto de Guardia Nacional se apega al criterio fijado por el Tribunal Supranacional, en efecto, primeramente, el proyecto establece un uso de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública, de carácter extraordinario-temporal, pues la Guardia Nacional será una institución meramente de carácter civil que únicamente contará con la participación del Ejército, en tanto se integre plenamente su organización para lo que se establece un plazo de cinco años, en la cual, una vez fenecido, implicará la reintegración de los elementos del ejercicio a su dependencia de origen.

Asimismo, la participación de las Fuerzas Armadas será subordinada y complementaria, en tanto que se encontrará bajo el mando de autoridades civiles, ya que la dependencia del ramo de seguridad será la responsable de formular el programa nacional, así como los programas operativos, políticas, estrategias y acciones.

Además, contará con una instancia de coordinación operativa interinstitucional formada por representantes de la Secretarías de Seguridad, Marina y Defensa.

En cuanto al tercer requisito, la Guardia Nacional se encontrará debidamente regulada y subordinada al principio de legalidad, ya que el Congreso de la Unión tendrá la facultad de expedir las leyes sobre su organización, disciplina y profesionalización, así como la ley para el uso legítimo de la fuerza garantizando el respeto a los derechos humanos y formación; así la formación y el desempeño de los integrantes de la Guardia Nacional se regirán por una doctrina policial fundada en la disciplina, el acatamiento de las órdenes superiores y el respeto irrestricto a los derechos humanos y la perspectiva de género en el ejercicio de sus funciones.

La Guardia Nacional estará permanente fiscalizada, en primer lugar, porque será facultad del Senado de la República analizar el informe que anualmente deberá rendir el Presidente de la República sobre las actividades de la Guardia Nacional, así como analizar y aprobar la estrategia de seguridad pública; y en segundo lugar, porque el Congreso de la Unión estará obligado a establecer medidas de evaluación, control y supervisión necesarias a través de la legislación secundaria.

Nosotros estamos haciendo lo que nos corresponde, asimismo riesgos, retos y avanzamos en la reconstrucción del Estado mexicano.

Por primera vez en la historia de nuestro país, en el marco de la discusión del presente dictamen, se realizaron reuniones con el Secretario de la Defensa Nacional, el Secretario de la Marina y de Seguridad Pública.

Abrimos una semana este tema al Parlamento Abierto, escuchamos todas las ideas, opiniones, experiencias, se recibió a los gobernadores de diferentes estados de la República para conocer su pensamiento y posición política respecto a la Guardia Nacional.

Reconozco la disposición y buena voluntad de todas las fuerzas políticas representadas en este Senado, su responsabilidad y compromiso con México ha estado presente y lo estará en el transcurso de esta jornada.

Ha sido una semana intensa, días y muchas horas de diálogo, hay mucho por hacer.

Y la sociedad mexicana también debe entender que ha llegado el momento de asumir nuestra responsabilidad, hacer lo que nos toca, porque el mejor programa de pacificación nacional y de seguridad de México empieza en cada familia a partir de ya.

En unos minutos se iniciará la discusión del presente dictamen. Las voces que se plantearán aquí lo harán con el irrestricto respeto y amor a México.

Lo único que quiero decirles, estimadas compañeras y compañeros, es que iniciemos esta histórica jornada con una idea común, “el fortalecimiento del Estado mexicano y la búsqueda de la paz”.

En México, el México que tendremos será el que seamos capaces de construir. Por lo menos, hoy esta responsabilidad recae en nosotros, 128 mujeres y hombres representantes del Pacto Federal y de millones de mexicanas y mexicanos, cuyo destino está en la decisión que tomemos juntos.

Vamos, pues, por un México de paz, de solidaridad; por un México donde sea hermoso nacer y morir; por un México de justicia, sin odio, ni venganza.

Se puede no estar de acuerdo en muchas cosas, pero hoy sólo habrá dos clases de Senadores: los que se comprometen y los que no se comprometen.

Es tiempo de hacer el bien para todas y para todos, es nuestra gran oportunidad de cerrar el camino al mal y darle una oportunidad a nuestro ensangrentando país; una oportunidad para vivir en paz, para servir al prójimo con amor; una oportunidad de hacer política para redimirnos como seres humanos y entonces habrá valido la pena luchar, llegar, nacer, y hoy coincidir.

Sí, queridas amigas y amigos Senadores, querido pueblo de México, a esta tribuna llegué también para hablar de fe, de esta fe mía que tiene mil raíces en la fértil tierra del pasado distante, no en la fe dominguera que me hacía levantarme a las seis para ir a misa como una condición para pasear más tarde; no la fe que trataban de inculcarme a fuerza para que no creciera como los animales; esta fe es más simplista, es más amable, no establece ni premios, ni castigos, ni rituales, es fe sin metafísica insondable, es una fe construida sólo de cosas fáciles.

“Amar, amar y conocer; soñar y deleitarse; amarlo, amarlo todo sin esperar por eso que nos amen”.

La vieja idea de Buda, la de Cristo, la de Gandhi, también yo hablo de fe.

En medio de tanto odio y tanta muerte he venido a hablar de mi fe en el pueblo de México; he venido a hablar de mi fe en la transformación cultural pacífica de México; y he venido a hablar de mi fe en los políticos que hoy representamos a la humanidad completa en este Senado.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Ana Lilia Rivera.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Eduardo Ramírez, Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, para presentar el dictamen.

El Senador Óscar Eduardo Ramírez Aguilar: Muchas gracias.

Quiero empezar reconociendo el trabajo y el quehacer político del Presidente de la Junta de Coordinación Política, al doctor Ricardo Monreal, quien mostró la mayor apertura y disposición para llegar a acuerdos y lograr los consensos necesarios para dar cauce a esta Guardia Nacional.

Quiero reconocer la gran disposición de los grupos parlamentarios del PAN, del PRI, del Partido Verde, del Partido del Trabajo, del Partido Encuentro Social, de Movimiento Ciudadano, del Partido de la Revolución Democrática, a mis compañeros de Morena, a mis compañeros de las Comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda.

Fueron largas jornadas de trabajo, horas intensas, una negociación que llevó 21 días, pareciera imposible lograr un acuerdo. Se trabajó con un Parlamento Abierto, con la mayor transparencia y de manera exhaustiva se abordaron todos los temas.
 
Respetamos a todas y a todos, especialistas, académicos del derecho, de la política, quienes han enriquecido el debate que hoy se presenta.

Debo puntualizar que en esta  propuesta se retoman diversas ideas de las expresiones aquí manifestadas.

También quiero destacar que por vez primera frente a comisiones en este recinto tuvimos la presencia del Secretario de Marina, del Secretario de la Defensa Nacional, del Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana del Gobierno de la República. En un acto democrático ellos se expresaron, pero también nosotros pudimos expresarnos.

Los militares son hombres que le han dado cauce y causa a la vida nacional, la mayoría del pueblo ha manifestado que nuestras Fuerzas Armadas son la institución de gobierno más confiable, su presencia les inspira seguridad.

Con mucho respeto les digo que las tres transformaciones del país no hubiesen sido posible si la ciudadanía de su tiempo hubiese desconfiado del Ejército, y ahora estoy seguro no va a ser la excepción.

Enfrentar la inseguridad es una tarea de todos, es una misión que hoy nos une ante un enemigo común, los mexicanos necesitamos, demandamos instituciones fuertes y honradas que garanticen nuestra sana convivencia.

Necesitamos desmontar todas esas estructuras que ponen en riesgo  la soberanía, que vulneran el Estado de derecho, que siembran incertidumbre y temor en las familias. Queremos que la seguridad deje de ser un laberinto sin salida, queremos mecanismos idóneos, eficaces para combatir la criminalidad.

Con esta propuesta tendremos un órgano que garantice irrestrictamente la seguridad interior con profundo respeto a los derechos humanos. La Guardia Nacional con carácter civil que se propone en el dictamen que hoy discutimos nos da esas garantías, y significa la oportunidad para que finalmente, y esto es importante que el pueblo de México lo sepa, para que finalmente las Fuerzas Armadas dejen gradualmente de realizar las tareas de apoyo a la seguridad pública y regresen a sus cuarteles y a sus bases marítimas.

El proyecto que se presenta define tiempo, condiciones de participación con una temporalidad de cinco años. El uso de la fuerza estará delimitado, se contará con protocolos de actuación, se mantendrá bajo control y evaluación velando por el pleno respeto de los derechos humanos.

Las Fuerzas Armadas aportarán personal y material que participen en la formación, estructura y adiestramiento, todo ello sin prejuicio del cumplimiento de sus atribuciones.

La Fuerzas Armadas tendrán el compromiso de transmitir como legado a la Guardia Nacional las bases y valores, las bases de la obediencia, los valores del alto principio del honor de la justicia, de la moral y de la ética, por ello la Guardia será motivo, estoy completamente seguro de orgullo nacional en mediano plazo.

Sus integrantes se educarán bajo preceptos constitucionales y mandos civiles, será una institución de carácter y disciplina policial, lo que implica que realizará tareas de prevención e investigación de delitos siempre bajo el mando del Ministerio Público, tendrá un enfoque de proximidad con la ciudadanía y comunicación con la comunidad, actuará con pleno respeto a la soberanía de las entidades federativas y los municipios.

La institución de seguridad que proponemos será de carácter permanente, no sólo servirá al gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, sino que será un legado a la nación.

Finalmente, quiero compartir con ustedes una reflexión profunda.

México ama la paz y el trabajo fecundo, está preparado para defender sus gloriosas conquistas del ayer y del presente. Por ello, sostengo que solamente escuchándonos, pero a la vez comprendiéndonos con cordura, con inteligencia daremos a las familias mexicanas la tranquilidad y la paz que se merecen, pero sobre todo, por encima de todo poniendo siempre el interés superior que es la República.

Con profundo amor por México sigamos haciendo historia.

Es cuando, querido Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Eduardo Ramírez.

Antes de continuar quiero darles la bienvenida a los jóvenes estudiantes de la Universidad Anáhuac, de la Carrera de Administración Pública y Gobierno, invitados por la Senadora Lupita Saldaña.

Bienvenidos y bienvenidas, alumnos de la Universidad Anáhuac.

También quiero extender una afectuosa felicitación a la Senadora Vanessa y al Senador Raúl Paz, por ser hoy el día de su aniversario.

Y quiero informar que nos acompaña a esta Sesión del Pleno, un grupo de alumnos de la licenciatura en Economía de la Universidad Panamericana, invitados por la Senadora Kenia López Rabadán.

(Aplausos)

Mañana felicitaremos a la Senadora Xóchitl Gálvez, también.

Sonido en el escaño de la Senadora Jesusa Rodríguez.

La Senadora Jesusa Rodríguez Ramírez: (Desde su escaño): Gracias, Presidente.

Sólo para pedir un minuto de silencio, por el luchador social Samir Flores Soberanes, asesinado ayer en Amilcingo, municipio de Temoac.

Exigimos justicia para el compañero y sus familiares.

Gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

Se ruega a todos ponerse de pie, para guardar un minuto de silencio, en razón del asesinato del luchador social Samir Flores Soberanes.

(Todos de pie)

(Se guarda un minuto)

Gracias.

Pueden tomar asiento.

Honorable Asamblea:

Como lo señalé al dar a conocer el procedimiento que aplicaríamos para la discusión del dictamen que nos ocupa, los presidentes de las comisiones durante la presentación del dictamen anunciaron que entregaron a la Mesa Directiva un documento por el que proponen modificaciones a diversos artículos del dictamen, publicado para primera lectura.

Las modificaciones propuestas están firmadas por los presidentes de las comisiones dictaminadoras, así como por el conjunto de sus integrantes.

El texto con las modificaciones se encuentra publicado en la Gaceta del Senado de este día. Además, está a su disposición en el monitor de sus escaños y si alguna Senadora o algún Senador desea una copia impresa, la Secretaría Parlamentaria se las proporcionará.

Con fundamento en el artículo 194 del Reglamento del Senado, esta Presidencia consultará a la Asamblea, si autoriza que el trámite del dictamen que nos ocupa se someta a una modalidad especial para el debate correspondiente.

Esta modalidad consiste en que se discuta el dictamen junto con la propuesta de modificación ya aludida, incorporada al texto presentado por los presidentes de las comisiones dictaminadoras.

Para mayor publicidad y claridad del proceso solicito a la Secretaría dé lectura a la propuesta de modificación entregada por las comisiones, a la que me he referido anteriormente y después de la lectura haremos la consulta correspondiente.

La Secretaria Senadora Nancy de la Sierra Arámburo: Doy lectura a la propuesta de modificación entregada por las comisiones dictaminadoras.

Modificaciones al decreto del dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos, Segunda, en relación a la minuta con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Guardia Nacional.

Artículo Único.- Se reforman los artículos 10, 16 párrafo quinto, 21 párrafo noveno, párrafo décimo y su inciso b), 31 fracción III, 35 fracción IV, 36 fracción II, 73 fracción XXII, 76 fracción IV y XI, y 89 fracción VII.

Se adicionan los párrafos décimo primero, décimo segundo y décimo tercero al artículo 21 y se derogan las fracciones XV del artículo 73 y la fracción I del artículo 78, todos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 10.- Los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas en su domicilio para su seguridad y legítima defensa, con excepción de las prohibidas por la Ley Federal y de las reservas para el uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, permanente y los cuerpos de reserva.

La Ley Federal determinará los casos, condiciones, requisitos y lugares en que se podrá autorizar a los habitantes la aportación de armas.

Artículo 13.- Queda en los términos vigentes.

Artículo 16.- Párrafo primero, segundo, tercero y cuarto quedan en sus términos.

Quinto. Cualquier persona puede detener al indiciado en el momento en que esté cometiendo un delito o inmediatamente después de haberse cometido, poniéndolo sin demora a disposición de la autoridad civil más cercana y éste, con la misma prontitud a la del Ministerio Público. Existirá un registro inmediato de la detención.

Los demás párrafos quedan en sus términos vigentes.

Artículo 21.- Los primeros ocho párrafos del artículo quedan en sus términos vigentes.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Sí, Senadora, ¿para qué objeto?

Sonido en el escaño de la Senadora Paredes.

La Senadora Beatriz Elena Paredes Rangel: (Desde su escaño) Solo para rogarle a la Secretaria verifique si es párrafo cuarto y no párrafo quinto del artículo 16.

La Secretaria Senadora Nancy de la Sierra Arámburo: Párrafo quinto.

La Senadora Beatriz Elena Paredes Rangel: (Desde su escaño) El que se modifica es el párrafo quinto.

La Secretaria Senadora Nancy de la Sierra Arámburo: Así es.

La Senadora Beatriz Elena Paredes Rangel: (Desde su escaño) No es el párrafo cuarto.

Según el dictamen, Senadora, es el párrafo quinto el que sufre modificaciones.

Gracias.

Gracias, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Según la propuesta de modificación del dictamen que hacen las comisiones.

La Secretaria Senadora Nancy de la Sierra Arámburo: Así es.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Adelante, Secretaria.

La Secretaria Senadora Nancy de la Sierra Arámburo: Reitero. Artículo 21.- Los primeros ocho párrafos del artículo quedan en sus términos vigentes.

Párrafo noveno.- La seguridad pública, en una función del Estado a cargo de la Federación, las entidades federativas y los municipios, cuyos fines son salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social, de conformidad con lo previsto en esta Constitución y las leyes en la materia.

La seguridad pública comprende la prevención, investigación y persecución de los delitos, así como la sanción de las infracciones administrativas en los términos de la ley, en las respectivas competencias que esta Constitución señala.

La actuación de las instituciones de seguridad pública se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos reconocidos en esta Constitución.

Décimo.- Las instituciones de seguridad pública, incluyendo la Guardia Nacional, serán de carácter civil, disciplinado y profesional. El Ministerio Público y las instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre sí para cumplir los fines de la seguridad pública y conformarán el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que quedará sujeto a las siguientes bases mínimas:

a) Queda en los términos vigentes.

b) El establecimiento de un Sistema Nacional de Información en Seguridad Pública a cargo de la Federación, al que ésta, las entidades federativas y los municipios, a través de las dependencias responsables de la seguridad pública, proporcionarán la información que se disponga en la materia, conforme a la ley.

El sistema contendrá también las bases de datos criminalísticos y de personal para las instituciones de seguridad pública. Ninguna persona podrá ingresar a las instituciones de seguridad pública si no ha sido debidamente certificada y registrada en el sistema.

De la c) a la e) en los términos vigentes.

La Federación contará con una institución policial de carácter civil denominada Guardia Nacional, cuyos fines son los señalados en el párrafo noveno de este artículo. La coordinación y colaboración con las entidades federativas y municipios, así como la salvaguarda de los bienes y recursos de la nación.

La Ley determinará la estructura orgánica y de dirección de la Guardia Nacional, que estará adscrita a la Secretaría del Ramo de Seguridad Pública que formulará la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, los respectivos programas, políticas y acciones, la formación y desempeño de los integrantes de la Guardia Nacional y de las demás instituciones policiales se regirán por una doctrina policial fundada en el servicio a la sociedad, la disciplina, el respeto a los derechos humanos, al imperio de la ley y al mando superior y, en lo conducente a la perspectiva de género.

Artículo 31.

Primer párrafo, queda en sus términos.

Fracción I y II, en sus términos.

III.- Alistarse y servir en los cuerpos de reserva conforme a la ley para asegurar y defender la independencia, el territorio, el honor, los derechos e interés de la patria.

Y la IV, queda en sus términos.

Artículo 35.

Primer párrafo, en sus términos.

Fracción I, III en sus términos.

IV.- Tomar las armas en la Fuerza Armada permanente o en los cuerpos de reserva para la defensa de la República y de sus instituciones en los términos que prescriben las leyes.

De la V a la VIII, en sus términos.

Artículo 36.

Primer párrafo, en sus términos.

Primera, en sus términos.

Segundo.- Formar parte de los cuerpos de reserva en términos de ley.

De la tercera a la quinta, en sus términos.

Artículo 73.

Primer párrafo, en sus términos.

Fracción I a XIV, en sus términos.

XV, derogada.

XVI  a XXII segunda, en sus términos.

XXIII.- Para expedir leyes que con respecto a los derechos humanos establezcan las bases de coordinación entre la Federación, las entidades federativas y los municipios, organice la Guardia Nacional y las demás instituciones de seguridad pública en materia federal, de conformidad con lo establecido en el artículo 21 de esta Constitución, así como la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza y la Ley Nacional de registro de detenciones.

XXIV y XXXI, en sus términos.

Artículo 76.

Primer párrafo, en sus términos.

Fracción I y III, en sus términos.

IV.- Analizar y aprobar el informe anual que el Ejecutivo Federal le presente sobre las actividades de la Guardia Nacional.

De la V a la X, en sus términos.

XI.- Analizar y aprobar la Estrategia Nacional de Seguridad Pública en el plazo que disponga la Ley, previa comparecencia del titular de la Secretaría del Ramo. En caso de que el Senado no se pronuncie en dicho plazo, esta se enterará como aprobada.

XII a XIV, en sus términos.

Artículos 78.

Primero y segundo párrafo, en sus términos.

Primero, derogada; segundo a octava, en sus términos.

Artículo 89.

Primer párrafo, en sus términos.

Fracción I a VI, en sus términos.

VII.- Disponer de la Guardia Nacional en los términos que señala la ley.

VIII a XX, en sus términos.

Transitorios.

Primero.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, el Congreso de la Unión dentro de los 60 días naturales siguientes a la entrada en vigor de este decreto expedirá la Ley de Guardia Nacional y hará las adecuaciones legales conducentes.

Asimismo, expedirá las leyes nacionales que regulen el uso de la fuerza y el registro de detenciones dentro de los 90 días naturales siguientes a la entrada de vigor de este decreto.

Segundo.- La Guardia Nacional se constituirá en la entrada de vigor del presente decreto, con los elementos de la Policía Federal, Policía Militar y Policía Naval que determinen acuerdo de carácter al Presidente de la República, en tanto se expide la Ley respectiva.

La Guardia Nacional asumirá los objetivos, atribuciones y obligaciones previstas en los artículos 2 y 8 de la Ley de la Policía Federal, con la gradualidad que se requiere para asegurar la continuidad de operaciones y la transferencia de recursos humanos, materiales y financieros que correspondan.

De igual forma, el Ejecutivo Federal dispondrá lo necesario para la incorporación de los elementos de las policías Militar y Naval a la Guardia Nacional y designará al titular del órgano de mando superior y a los integrantes de las instancias de coordinación operativa interinstitucional formada por representes de las Secretarías del ramo de seguridad, de la Defensa Nacional y la Marina.

Tercero.- Los elementos de las policías Militar y Naval, así como los elementos del mando y servicios de apoyo de las Fuerzas Armadas permanentes que sean asignados a la Guardia Nacional, conservarán su rango y prestaciones, la ley garantizará que cuando un elemento sea reasignado a su cuerpo de origen, ello se realice respetando los derechos con que contaba al momento de ser asignado aquella, así como el reconocimiento del tiempo del servicio en la misma para efectos de su antigüedad.

Lo anterior, será aplicable en lo conducente a los elementos de la Policía Federal que sean adscritos a la Guardia Nacional.

Cuarto.- Al expedir las leyes a que se refieren las fracciones XXIII del artículo 73 de esta Constitución, el Congreso de la Unión estará a lo siguiente:

1.- Las reformas a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública deberán contemplar, al menos, los siguientes elementos.

Uno.- La normativa sobre la formación y actuación de las instituciones de policía encargadas de la seguridad pública en términos de la doctrina policial, civil establecida en el artículo 21 de esta Constitución.

2.- La regulación del Sistema Nacional de Información en Seguridad Pública a que se refiere el inciso b) del párrafo décimo del artículo 21 constitucional.

Dos.- La ley de la Guardia Nacional contendrá al menos los siguientes elementos.

Primero.- Los supuestos para la coordinación y colaboración de la Guardia Nacional con las instituciones de seguridad pública de las entidades federativas y de los municipios.

Segundo.- Las reglas para determinar las aportaciones de las entidades federativas y municipios cuando soliciten la colaboración de la Guardia Nacional para la atención de tareas de seguridad pública de competencia local.

Tercero.- Lo relativo a la estructura jerárquica, régimen de disciplina que incluya faltas, delitos y sanción a la disciplina policial, responsabilidades y servicios, ascensos, prestaciones, ingresos, educación, capacitación, profesionalización y el cumplimiento de las responsabilidades y tareas que pueda homologarse en lo conducente a las disposiciones aplicables en el ámbito de las Fuerzas Amadas permanentes.

Cuarto.- Los criterios de evaluación del desempeño de sus integrantes.

Quinto.- La regulación sobre la disposición, posesión, portación y uso de armas de fuego atendiendo los estándares y mejores prácticas internacionales.

Sexto.- La hipótesis para la delimitación de la actuación de sus integrantes.

Séptimo.- Los requisitos que deberán cumplir sus integrantes conforme a las leyes aplicables.

Octavo.- Los componentes mínimos del informe anual a que se refiere la fracción IV del artículo 76 de esta Constitución.

Tercero.- La Ley Nacional Sobre el Uso de la Fuerza establecerá, por lo menos, las siguientes previsiones.

1.- La finalidad, alcance y definición del uso de la fuerza pública.

2.- Los sujetos obligados al cumplimiento del ordenamiento y los derechos y obligaciones de los integrantes de instituciones con atribuciones para llevar a cabo el ejercicio de la fuerza pública.

3.- La sujeción del uso de la fuerza a los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad, racionalidad y oportunidad.

4.- La prevención del adiestramiento en medios, métodos, técnicas y tácticas del uso de la fuerza mediante el control físico, el empleo de armas incapacitantes no letales y de armas letales.

5.- Los niveles para el uso de la fuerza pública por los servicios públicos en el ejercicio de sus atribuciones para hacer cumplir la ley.

6.- La distinción y regulación de las armas e instrumentos incapacitantes no letales y letales.

7.- Las reglas sobre la portación y uso de armas de fuego entre los integrantes de las instituciones con atribuciones para llevar a cabo el ejercicio de la fuerza pública, así como sus responsabilidades y sanciones.

8.- Las previsiones de actuación de los integrantes de instituciones como atribuciones para llevar a cabo el ejercicio de la fuerza pública, con relación a personas detenidas bajo su custodia o manifestaciones públicas.

9.- Las normas para la presentación de informes de los servidores públicos que hagan uso de armas de fuego en el desempeño de sus funciones, así como de la sistematización y archivo.

10.- Las reglas básicas de adiestramiento y gestión profesional del uso de la fuerza pública.

Cuarto.- La Ley Nacional del Registro de Detenciones incorporará al menos las siguientes previsiones.

1.- La característica del registro y los principios que rigen su conformación, uso y conservación.

2.- El momento de realizar el registro de las personas dentro del procedimiento de detención.

3.- El tratamiento de los datos personales de las personas detenidas en términos de la ley en la materia.

4.- Los criterios para clasificar la información como reservada o confidencial.

5.- Las personas autorizadas para acceder a la base de datos del registro y los niveles de acceso.

6.- Las atribuciones de los servidores públicos que desempeñen funciones en el registro y sus responsabilidades en la recepción, administración y seguridad de la información.

7.- La actuación que deberá desplegar el registro y su personal en caso de ocurrir hechos que pongan en riesgo o vulneren su base de datos.

Quinto.- Durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del presente decreto en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implementación territorial, el Presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria.

El Ejecutivo Federal incluirá un apartado sobre el uso de la facultad anterior en la presentación del informe a que se hace referencia en la fracción IV del artículo 76.

Sexto.- Durante el período a que se refiere el artículo anterior para la conformación y funcionamiento de la Guardia Nacional, las Secretarías de los ramos de Defensa Nacional y de Marina participarán conforme a la ley con la del ramo de seguridad para el establecimiento de la estructura jerárquica, sus regímenes de disciplina de cumplimiento, de responsabilidades y tareas y de servicios, así como la instrumentación de las normas de ingreso, educación, capacitación, profesionalización, ascensos y prestaciones que podrán estar homologados en lo conducente a las disposiciones aplicables en el ámbito de las Fuerzas Armadas permanente.

Séptimo.- Los ejecutivos de las entidades federativas presentarán ante el Consejo Nacional de Seguridad Pública en un plazo que no podrá exceder de 180 días a partir de la entrada en vigor del presente decreto el diagnóstico y el programa para el fortalecimiento del estado de fuerza y las capacidades institucionales de sus respectivos cuerpos policiales, estatales y municipales.

Para la ejecución del programa se establecerán las prevenciones necesarias en los presupuestos de egresos de la Federación y de las entidades federativas sobre la base de la corresponsabilidad a partir del Ejercicio Fiscal 2020.

Un año después de haberse emitido el programa referido, el Ejecutivo local enviará anualmente a la legislatura de la entidad federativa correspondiente y al Consejo Nacional de Seguridad Pública la evaluación integral del mismo con el informe sobre los avances de los objetivos señalados y su cumplimiento en un horizonte de seis años, los resultados de la evaluación serán considerados para el ajuste del programa y su calendario de ejecución por los órganos correspondientes.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Secretaria.

Ahora consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que la propuesta de modificación, presentada por las comisiones y a la que ha dado lectura la Secretaría, forme parte de la discusión general junto con el dictamen.

La Secretaria Senadora Nancy De la Sierra Arámburo: Consulto a la Asamblea si autoriza que la propuesta presentada por las comisiones formen parte de la discusión junto con el dictamen.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias.

En consecuencia, la discusión del dictamen de reformas constitucionales en materia de Guardia Nacional, será junto con las modificaciones de acuerdo a la autorización realizada por esta Asamblea.

Asimismo, en virtud de que la parte expositiva del dictamen no altera la que en su caso apruebe esta Asamblea, solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que el área de Servicios Parlamentarios ajuste la parte expositiva del dictamen para hacerlo congruente con lo que apruebe esta Asamblea, en virtud de la incorporación de las propuestas de modificación que recibimos de las comisiones a las cuales se ha dado lectura.

La Secretaria Senadora Nancy De la Sierra Arámburo: Consulto a la Asamblea, si autoriza que el área de Servicios Parlamentarios ajuste la parte expositiva del dictamen para hacerlo congruente con lo autorizado por esta Asamblea, en virtud de la incorporación de las propuestas de modificación que recibimos de las comisiones.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: En consecuencia, se instruye a la Secretaría de Servicios Parlamentarios para que junto con los secretarios técnicos de las comisiones ajusten la parte expositiva del dictamen.

Les recuerdo que el dictamen y las propuestas que recibimos de las comisiones están disponibles en los monitores de sus escaños.

Ahora, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 197 del Reglamento del Senado, procederemos a desahogar los posicionamientos de los grupos parlamentarios, los cuales tal como lo establece el artículo 199, numeral 1, fracción II del Reglamento, serán en orden creciente.

Comenzaremos, de acuerdo a lo que hemos dicho, con el posicionamiento del Senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza, hasta por diez minutos en cada caso. 

El Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria: Gracias. Buenas tardes a todas y todos.

Esta es una fecha de la mayor importancia en la historia de nuestro país, hemos aprobado ya un cambio de dictamen y con eso ha cambiado la ruta de la discusión de lo que hoy vamos a presentar.

Debo de decirles con honestidad que estoy muy gratamente impresionado, yo no esperaba estarme en este escenario, las palabras que yo tenía preparadas para hoy eran absolutamente distintas.

Y debo decir que lo celebro.

Debo decir que me siento en un ánimo, en una soberanía donde ganó la civilidad, la civilidad en el amplio sentido de la palabra.

La civilidad en el sentido de las ideas, en el sentido de la razón, en el sentido de la negociación, el diálogo y un interés superior que nos pueda unir a pesar de nuestras diferencias. Eso es la civilidad.

La civilidad también se refleja en la construcción de un cuerpo civil que responda a las necesidades de las personas que viven y transitan por este país.

Y quiero entonces en eso agradecer porque el Parlamento Abierto sirvió, y esta Cámara fue fundamental en el ánimo de escuchar a las víctimas y eso hizo una diferencia fundamental.

Quiero también agradecer a las víctimas que aquí estuvieron porque con su dolor han dado un ejemplo de generosidad que inspira.

Es muy difícil levantarse todos los días cuando uno tiene un hijo o una hija desaparecida. Y encima buscar que eso no se repita más.

Para mí eso es un acto de entrega, de amor y de valor que me inspira todos los días a seguir trabajando por un país mejor.

También quiero agradecer a expertos integrantes de organizaciones de la sociedad civil, académicos y también a los funcionarios y servidores públicos que aquí estuvieron  haciendo valer sus opiniones.

En particular, agradezco al Colectivo de  Seguridad sin Guerra, cuyas propuestas hice propias, junto con otras y otros Senadores, en el ánimo de lo que la sociedad civil puede hacer para transformar esta realidad, no sólo con protestas, sino también con propuestas.

Quiero tomarme un tiempo para subrayar un hecho de la mayor importancia, porque estamos ante la posibilidad de un acuerdo de Estado en materia de seguridad pública, como lo hemos tenido en los últimos 12 años.

Un acuerdo de Estado, donde distintos poderes, fuerzas políticas y actores sociales. Ese acuerdo de Estado no podría estarse realizando sin la sensibilidad  de Morena.

Quiero así subrayarlo, colegas de Morena, una reforma constitucional requiere de dos terceras partes.

Celebro que acá Morena, PT y PES, hayan tenido una visión de Estado para construir un acuerdo que nos pueda llevar a un horizonte distinto, donde no haya vencedores y vencidos, donde no haya derrotados y derrotados, sino que tengamos una propuesta de país en materia de seguridad, lo quiero subrayar, compañeros de Morena, es de la mayor importancia.

Y, por supuesto, quiero subrayar a los partidos de oposición. La necesidad, del argumento, de la presencia, de la construcción colectiva se hace vital en este Senado de la República, el Senado de la República de esta manera, se convierte probablemente en el único contrapeso importante en la vida republicana en la división de poderes, sin la participación inteligente  de los distintos grupos parlamentarios de la oposición, tampoco este acuerdo hubiera sido posible, vaya mi reconocimiento en eso.

Hay cambios  vitales en el dictamen, que ahora hemos votado  y hemos visto, quiero subrayar sólo algunos de ellos, el hecho de que no tengamos un fuero militar, por ejemplo para servidores civiles, que es de la mayor importancia, porque refrenda el pacto fundacional que hicimos en el 17, un Pacto Cívico Militar.

También es fundamental que en cumplimiento al artículo 1º a la Constitución, que este Senado ejerza un control de convencionalidad y que refrendemos los compromisos internacionales, no sólo por vía de las sentencias, porque así estamos atendiendo a las víctimas, sino también en el ánimo de la congruencia de nuestro trabajo.

Esta Cámara tiene la responsabilidad primaria de los tratados internacionales, y por eso es tan importante lo que hoy dice la Constitución de que toda autoridad debe velar, el Senado lo está haciendo así  de esta manera.

También me parece fundamental que  cuando estamos hablando de leyes nacionales que derivan de esta reforma podamos avanzar en la dirección correcta de un pacto  de Estado en materia de seguridad pública.

Compañeros colegas, que haya una Ley  Nacional en materia de uso de la fuerza, va a orientar a toda la fuerza pública del país a ser el uso debido de la misma, lo cual no lo teníamos, y si eso se consolida, va a ser fundamental.

Una ley que nos ayude por ejemplo a las detenciones, de manera inmediata, eso va a evitar, si funciona bien, muchísimo dolor, incluso puede evitar desapariciones forzadas o detenciones arbitrarias.

Celebro que hayamos recuperado la perspectiva de género, lo celebro enormemente, hay sentencias que demuestran en la Corte Interamericana,  como mujeres han sufrido de abusos de integrantes de las Fuerzas Armadas.

Por su puesto que también me parece muy importante que quien está en la fuerza, en la Guardia Nacional, no sea un efectivo activo en las Fuerzas Armadas, eso refrenda el carácter civil y que lo hace muy importante.

Me parece también muy importante que se haya incorporado el Quinto Transitorio, los  criterios que estableció la Corte Interamericana para la presencia de la temporalidad  de las Fuerzas Armadas en su labor complementaria de seguridad pública.

Ahora tendremos entonces la responsabilidad de la fiscalización, del monitoreo, del seguimiento que hagan las Fuerzas Armadas en una labor complementaria. Esos criterios surgieron  en la sentencia del 28 de noviembre del caso Alvarado y el caso de Nitza Paola, y eso pasó porque hubo víctimas que se atrevieron a levantar la voz.

Esperamos que ya no tengan que acudir las víctimas a instancias internacionales para obtener justicia y la obtengan en nuestro país.

Pieza clave también, y eso es algo que se incorporó, es la responsabilidad de los gobernadores, los gobernadores tienen que responder en materia de seguridad, tienen que hacerse cargo de sus policías estatales, así como los congresos estatales, eso es una modificación fundamental, porque estamos hablando de órdenes de gobierno, no de niveles de gobierno, órdenes que se complementan en su función y así damos la responsabilidad preservando el pacto federal.

También, me parece muy importante, y hay que subrayarlo, que tenemos un signo poderoso en esta Cámara en la división de Poderes, tenemos dilemas comunes, no necesariamente visiones comunes, pero la construcción de este acuerdo ha sido fundamental, estuve acá afuera con el Colectivo de Seguridad sin Guerra y debo  decirles que el ánimo era de sorpresa, pero de un enorme apoyo y celebrando que se pudieran construir acuerdos.

También, es importante mandar este mensaje al Titular del Ejecutivo y a todo el país.

El Senado de la República está acá para construir un contrapeso importante en nuestra democracia, para construir acuerdos, para tutelar un interés superior, que es lo que nos une finalmente, nosotras, nosotros vamos a dejar de ser Senadores esto es prestado, nos lo dio la gente un ratito, vamos a regresar de donde venimos.

Por eso tenemos que tener la fuerza y el valor civil de decir sí cuando hay que decir sí y decir no, cuando hay que decir no, porque vamos a regresar de donde venimos, es prestado, colegas.

Por eso es tan importante que no olvidemos siempre eso, y que tengamos la posibilidad de donde regresamos, regresar con la cara en alto y no darle una serie de argumentos y explicaciones inexplicables e injustificables.

Y sí me parece muy importante, y hay que así decirlo, que podemos construir una serie de acuerdos más allá de nuestros intereses partidarios.

La verdad de las cosas es que el dilema de la seguridad  no tiene contestado propiedad alguna en la visión, pero sí sabemos del dolor y del daño que se ha causado, hay todavía una parte importante del camino por hacer, las leyes nacionales van a requerir del espíritu de acuerdo que  se ha dado acá.

Yo le pido a la mayoría, a Morena, al PT, al PES, que esa voluntad de acuerdos se refleje en la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, del uso de la fuerza y del registro de detenciones  para que no generemos otra vez tensiones, sino tengamos un bien superior a tutelar, que es la seguridad, la integridad, pero a final de cuentas la felicidad de la gente de este país.

Este país se ha convertido, por vía de la inseguridad en una fábrica de dolor.

Tenemos la posibilidad de construir mejor aquello que sea una fábrica de esperanza. Este tipo de acuerdos puede iluminar en eso.

Y quiero terminar, señor Presidente,  en memoria de todas aquellas personas que han tenido esa pérdida dolorosa, en memoria de todas aquellas víctimas, recordar hoy a Jorge Mercado y Javier Arredondo, ellos fueron los estudiantes del Tec, que fueron culpabilizados, que se les dijo y quien no haya visto, vea el documental hasta los dientes, de una manera indebida, se les atacó, se les sancionó y perdió la vida.

En nombre de ellos, de todas las víctimas, de la justicia y de la dignidad, sigamos trabajando en los pendientes que tenemos para poder dar buena cuenta a nuestro país.

Muchísimas gracias por su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Álvarez Icaza.

Hará uso de la palabra ahora a nombre del grupo parlamentario del Partido Encuentro Social, la Senadora Sasil De León Villard.

La Senadora Sasil De León Villard: Con su permiso, Senador Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores:

La inseguridad de nuestro país se ha constituido como un problema de emergencia nacional que ha permanecido durante los últimos años.

No puede haber excusas, el gobierno debe garantizar la seguridad de todas y de todos los mexicanos con una estrategia adecuada y combatiendo los altos índices de corrupción en los cuerpos policiacos apegándose a la defensa de las libertades constitucionales y bajo un marco estricto de respeto a los derechos humanos.

El país reclama justicia y paz, hoy, compañeras Senadoras y Senadores, tenemos la responsabilidad histórica de darle un nuevo rumbo y destino a nuestro país.

Ha llegado el momento de fortalecer el marco legal que permita al Estado mexicano hacer uso de herramientas necesarias para retomar el Estado de paz, desarrollo y prosperidad que tanto anhela el corazón del pueblo mexicano.

Los diferentes cuerpos de seguridad, de gran parte del territorio mexicano, han sido rebasados por su intento de garantizar la paz y seguridad de las familias mexicanas.

Ante esta situación, el Estado mexicano se ve obligado a apoyarse en las Fuerzas Armadas para reforzar los trabajos de seguridad  nacional; sin embargo, esto no se había acompañado de una estrategia adecuada, ni se tenía el marco constitucional de los que dotara elementos de su actuación.

A pesar de ello, y tras doce años de estar en las calles las Fuerzas Armadas, siguen siendo consideradas por las y los mexicanos como la institución de mayor confianza.

Desde el Senado de la República nuestro agradecimiento y reconocimiento a las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina por su invaluable servicio a la patria.

Es por ello que debemos generar las condiciones para que la Guardia Nacional nazca con todas las fortalezas, para reconocer y mantener aquello que haya dado buenos resultados y, a su vez, transformar lo que no ha funcionado.

¿Por qué la Guardia Nacional, sí?

La Guardia Nacional es necesaria y urgente para que el gobierno de la República y sus tres órdenes de gobierno cuenten con las herramientas legales y operativas necesarias para recuperar la seguridad de los mexicanos.

Por ello, reconocemos y celebramos la apertura al diálogo y a la construcción de acuerdos de todos los grupos  parlamentarios representados en este Senado para que hoy de frente a la ciudadanía sea posible la creación de la Guardia Nacional.

La aprobación del presente dictamen representa una nueva oportunidad para hacer frente a este problema.

La Guardia Nacional aprovechará toda la experiencia del Ejército, la Marina y la Policía Federal, en materia de combate el crimen y se acompañará de una Estrategia Nacional de Seguridad Pública que, entre otras cosas, prevé la prevención del delito a través de la atención de programas sociales.

La Guardia Nacional será un cuerpo de carácter permanente de tipo policial que aprovechará la experiencia, formación, capacitación y disciplina de nuestras Fuerzas Armadas, y con una estricta formación en el respeto y promoción de los derechos humanos.

Por su carácter civil, es importante destacar que los delitos cometidos por los elementos de la Guardia Nacional, en el ejercicio de sus funciones, serán conocidos por la autoridad civil, competentes como lo establece el artículo 13 del dictamen.

En el artículo 21 se establecerá también que la Guardia Nacional trabajará de manera coordinada, tanto con el Ministerio Público como con las autoridades estatales y municipales, para salvaguardar la seguridad pública.

El carácter federalista de la Guardia Nacional queda también contemplado en el presente proyecto, ya que  permitirá reforzar el trabajo de las entidades federativas en la prevención, investigación y persecución de los delitos en coordinación con los Ministerios Públicos y los tres órdenes de gobierno.

Hay mucho ruido en el Pleno, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se ruega a la Asamblea atender a la oradora.

La Senadora Sasil De León Villard: Gracias, Presidente.

En el artículo 73 se establece la facultad del Congreso de la Unión para expedir las leyes que con respecto a los derechos humanos sobre la organización, disciplina, profesionalización, operación y evaluación de la Guardia Nacional, lo que nos permitirá incorporar muchas de las demandas de la sociedad en materia de seguridad.

La seguridad en nuestro país es un problema que no puede esperar, es por ello que en el grupo parlamentario del Partido Encuentro Social respaldamos el acuerdo construir al interior de la Junta de Coordinación Política y votaremos a favor de este dictamen.

También, apoyamos y reconocemos la voz de las ciudadanas y los ciudadanos que, con ánimo de construir, propusieron revisar este proyecto con el fin de crear una Guardia Nacional con la capacidad que demanda el gran problema de la inseguridad que aqueja, pero, sobre todo, que propicio que la Guardia Nacional proyecte certezas en su actuar respecto al valor fundamental de la vigilancia y respeto a los derechos humanos.

A través de las audiencias públicas, en materia de Guardia Nacional, un ejercicio inédito, el Parlamento Abierto.

Se sumaron a este debate voces de expertos de la sociedad civil organizada, gobernadores, autoridades municipales, así como miembros de los diferentes cuerpos de seguridad pública en todo el país y de las Fuerzas Armadas.

Porque es justamente el intercambio de ideas lo que enriqueció y fortaleció el nacimiento de la Guardia Nacional con todos sus elementos.

Compañeras y compañeros Senadores:

Es importante también destacar la aprobación de más del 80 % de la población del país que tiene la creación de la Guardia Nacional.

La gente confía en el Presidente de la República y, además, nos exige cumplir en materia de seguridad.

Es por ello que celebro y celebramos nuevamente a nuestros compañeros, reconocemos a nuestros compañeros coordinadores por velar más allá de las diferencias y que bajo la primicia del bienestar común vayamos juntos a favor de construir un México en paz, a favor de las garantías individuales y de los derechos humanos.

El problema de la violencia e inseguridad no nos podía seguir esperando, a todos nos corresponde ser vigilante y garantes de ello.

Como lo dijimos antes, otro México es posible, y le estamos cumpliendo al pueblo de México porque la Guardia Nacional será una realidad.

Juntos estamos haciendo historia.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Sasil De León Villard.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa, a nombre del grupo parlamentario del PRD.

El Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa: Gracias, Presidente.

Compañeras Senadoras; compañeros Senadores:

“La seguridad no ocurre sola, es el resultado del consenso colectivo e inversión pública. Debemos a nuestros niños el recurso más valioso de nuestra sociedad, una vida libre de violencia y miedo”, Nelson Mandela.

Hoy, sin duda, es una fecha que será recordada, es histórica.

Los acuerdos que se han alcanzado desde la oposición y con las mayorías van a servir mucho para México, no tengo ninguna duda.

Se están haciendo valer reglas vitales de los sistemas democráticos: la deliberación y la separación de poderes.

Se dio un proceso de deliberación muy, muy importante, de participación plural.

Se observaron todos y cada uno de los  puntos que hicieron valer en el Parlamento Abierto la sociedad civil, las víctimas, los expertos, las expertas, los organismos internacionales, las diferentes asociaciones.

Este dictamen, compañeros y compañeras, este dictamen de la Guardia Nacional tiene avances históricos, tiene muchos reclamos que se habían venido acumulando durante un largo tiempo, a veces por la dificultad misma del proceso legislativo. Pero ya que estamos en este proceso me parece que hemos dado un paso muy importante, se alcanzaron, pues, esos consensos con los grupos parlamentarios.

Hoy vamos a aprovechar este beneficio, el beneficio de la coincidencia. Hoy estamos cambiando el “yo”, por el “todos y todas”, hoy estamos cambiando el “yo voy solo”, por el “vamos juntos”, que es mejor, hoy estamos en la construcción de una institución para México.

Estamos en la construcción de una nueva policía nacional. Por eso desde la mañana he reiterado, construimos una policía nacional, eso estamos haciendo, construir una policía nacional, pero una policía nacional que le sirva a México, una policía nacional que no tenga ningún nubarrón del que pudiera dolerse. Estamos con una policía nacional que surge legitimada desde el principio.

Yo quiero reconocer hoy al grupo mayoritario, al grupo de Morena y a sus grupos aliados en las diferentes votaciones, los quiero reconocer porque hubo apertura, porque se permitió el debate, porque se encontraron las coincidencias y porque se construyó un ejercicio jurídico importantísimo para México, se logró la unidad por México, ya vimos que sí nos puede convocar algo y sí nos puede llegar a esa unidad, México, México es una razón fundamental.

Hemos construido esta policía nacional, y yo les quiero decir que son varios pasos los que se dieron aquí.

Se despejó, primero, cualquier duda respecto del fuero militar porque ya no se tocó el artículo 13 constitucional, el artículo 13 constitucional queda intocado, y ahí ya hay criterios de la Suprema Corte de Justicia que marcan cómo es que se debe entender el fuero civil y el fuero militar, no hay duda ya.

Se especificó que cuando haya una detención se tiene que llevar ante la autoridad civil. Ahí está la reforma en el artículo 16 constitucional, pequeño detalle pero gran transformación.

Se modificaron disposiciones del artículo 21, que incluso hoy ya hablan de que en los programas de policía se tiene que observar la perspectiva de género. Para mis compañeras Senadoras, hoy incluimos la perspectiva de género  en los trabajos de la Guardia Nacional, y todo esto se recibió, y se recibió bien por todos los grupos. La verdad es que es un paso muy importante.

Los derechos humanos se consolidaron también en varias de las menciones de esta Guardia Nacional. Además, despejamos aquella duda que había de la sociedad civil respecto de ese cuerpo llamado Junta de Estado Mayor, se retiró de la estructura misma de la Guardia Nacional y se dejó en una instancia de coordinación interinstitucional en donde pueden participar cualquiera de los convocados que quiera el Presidente de la República, él puede determinar quién, a quién convoca a esta participación, y ahí puede estar la Fuerza Armada permanente, sin ninguna duda, porque eso sucede en todo el mundo, y eso sucede en todas las corporaciones.

Se precisó también algo muy importante, que esta estructura está fuera de la Guardia Nacional, para que no haya duda con las organizaciones de la sociedad civil.

Y otra cosa también, compañeras y compañeros, lo he venido repitiendo, y créanme que lo hacemos con convicción, se está cuidando la institución de la Presidencia de la República, y se está cuidando al Presidente de la República, porque el artículo quinto transitorio señala que las Fuerzas Armadas podrán seguir participando, pero su participación está soportada.

Primero.- En el artículo transitorio de la Constitución.

Segundo.- Porque así lo disponga el Presidente de la República.

Tercero.- Porque es excepcional, como lo marca la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Nuestro Presidente estará cumpliendo con ese mandato de la Corte Interamericana, excepcional, subordinada, fiscalizada, complementaria, todo eso tiene este dictamen, 10 artículos de la Constitución, siete artículos transitorios, es un gran paso, es un paso importantísimo.

Quiero también reconocer a mis compañeros del grupo parlamentario, al Senador Omar, al Senador Antonio García Conejo, a Fócil, a Leonor, a mis compañeros porque estuvimos siempre juntos, estuvimos consolidados en esta tarea con una convicción que nos animaba y que nos anima, que es la de servirle al país.

A mis compañeras también, a todas mis compañeras Senadoras que han participado y que hoy vamos a celebrar, hoy debemos de celebrar esto, esta unanimidad que no tengo duda que vamos a alcanzar de la Guardia Nacional.

Le vamos a dar un instrumento al Presidente de la República que será fundamental para su estrategia, para que él opere, para que él lo pueda llevar a las líneas de acción que considere necesarias.

Le damos marco jurídico a nuestras Fuerzas Armadas, les damos marco jurídico a nuestros integrantes de esta policía con mando civil.

Compañeras y compañeros:

Verdaderamente es un gran logro para México, y ese logro lo más importante que advierto yo es que nos llevó a esta unidad de pensamiento. Está y se ha colocado por encima de la emoción, que todos la sentimos y que todos queremos que haya seguridad, pero sobre la emoción hemos colocado la razón, y hemos colocado la razón en el punto donde debe estar, una Guardia Nacional que le sirva a México.

Felicidades a ustedes, compañeros y compañeras. Verdaderamente los felicito y las felicito por este importantísimo ejercicio democrático.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Miguel Ángel Mancera.

Tiene el uso de la palabra el Senador Raúl Bolaños Cacho Cué, a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

El Senador Raúl Bolaños Cacho Cué: Con la venia de la Presidencia.

Para construir la paz no necesitamos conflictos, debemos cimentar consensos desde la misma paz.

Compañeras y compañeros Senadores, durante esta jornada de Parlamento Abierto para la discusión de los temas trascendentales de la Guardia  Nacional, en estos días de reflexión con organismos, actores, liderazgos de nuestra sociedad, pero sobre todo en estos tiempos de reflexión personal, el planteamiento es uno y categórico: ¿Cuál es el México que queremos para nuestras hermanas y hermanos mexicanos, para nuestros hijos, para nuestras familias y amigos, para nosotros mismos?

Hoy el país se encuentra ante la encrucijada más compleja de nuestra historia moderna en materia de seguridad pública. Es evidente que los elevados niveles de violencia deterioran la confianza de instituciones como la policía y el sistema de justicia mismo; pero más allá de esto, trastoca lo más íntimo de cada hogar, porque tu hija ya no puede caminar de la escuela a tu casa por temor a que la secuestren, tu marido ya no sabe si lo van a asaltar saliendo del cajero o le van a robar el celular y tú no sabes si al salir a la calle te van a robar la bolsa o simplemente no vas a regresar a tu hogar.

Todo México nos demanda una solución a la inseguridad y es nuestro deber valorar en el terreno de la legalidad todas las opciones disponibles. La tasa de homicidios ha alcanzado niveles máximos históricos, 25 muertes por cada 100 mil habitantes, 81 muertos diarios, más de 31 mil víctimas caídas en manos del crimen organizado. Para ponerlo en perspectiva, esta cifra es mayor que los habitantes de Ciudad Ixtepec en mi natal Oaxaca.

Pero lo más terrible, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública cada cinco minutos y medio en México un delito se comete, en el que la víctima es una mujer.

Es imperdonable que mujeres vivan con miedo a salir de sus casas, de caminar por las calles, de subirse al transporte público; miedo a perder la vida por el simple hecho de ser mujeres.

Me preocupas México. ¿Por qué? ¿En qué momento se volvió normal tanta violencia? ¿En qué momento se volvió normal tanta muerte? ¿Cuándo se nos hizo normal ver a diario crímenes, asesinatos, desapariciones, alertas Amber?

Me preocupa cada mexicana y mexicano, por ello me ocupo, nos ocupamos todos en ser parte de la solución.

Tenemos que empezar por reconocer que la situación de seguridad en el país es alarmante. México está herido de gravedad y requiere medidas extraordinarias que garanticen a las y los mexicanos el goce pleno de los derechos y de las libertades individuales.

Cada gobierno democráticamente electo ha implementado las políticas públicas que ha considerado pertinentes en materia de seguridad. Es nuestra responsabilidad como ciudadanos dar nuestro voto de confianza y vigilar siempre el cumplimiento de la Ley.

Hoy es preciso sumar voluntades a favor del proyecto que postula el Gobierno Federal y que resulta en el beneficio de todos los mexicanos. Sumar voluntades implica reconocer que la responsabilidad de dos mandatos fundamentales que impactan en la vida diaria de los ciudadanos recaen en el titular del Ejecutivo, la economía y la seguridad, y son los tres órdenes de gobierno quienes deben corresponsabilizarse de la seguridad del país, es el ejercicio coordinado de estrategias el mecanismo indispensable para lograr lo que todos deseamos: vivir tranquilos.

En el Partido Verde estamos convencidos que la creación de la Guardia Nacional representa un importante esfuerzo del Gobierno Federal para fortalecer el Sistema Nacional de Seguridad y brindar a la ciudadanía esa tranquilidad que hoy demanda.

La Guardia Nacional nos proporciona la oportunidad de enfrentar contundentemente la crisis de seguridad que vivimos todos, de frenar la ola de violencia y comenzar a transformarla en paz, y que cada hombre y mujer de nuestra nación tengan esa paz que tanto merece.

Es por todo lo anterior que el grupo parlamentario del Partido Verde acompaña a una Guardia Nacional que refleje el sentir de nuestra ciudadanía, con las siguientes características: un mando civil, incluyendo su competencia, que se apegue a la justicia civil; la temporalidad limitada a no más de cinco años de la colaboración de las Fuerzas Armadas en materia de Seguridad Pública y la pronta reglamentación del uso legítimo de la fuerza, lo que significa el respeto a los derechos humanos y a los convenios internacionales signados por nuestro país.

Esta es una estrategia que debe ir acompañada de leyes secundarias para lograr un sistema de justicia penal efectivo y eficiente, más sólido, que disminuya la impunidad mediante la investigación científica y que concluya con sentencias condenatorias.

Sabemos que la propuesta de establecer la Guardia Nacional por sí sola no será suficiente, pero debemos iniciar ya con este primer paso, que instaura las primeras condiciones jurídicas necesarias, primero, para proteger a nuestros ciudadanos y segundo, para dar certeza jurídica a nuestros elementos de que el Estado mexicano respalda, en un marco de derechos humanos, su misión diaria de salvaguardar la seguridad de nuestro pueblo.

Además, debe considerar contrapesos institucionales a efectivos, para vigilar que la actuación de la Guardia Nacional se apegue a la legalidad y garantice la protección de los derechos humanos.

La nación reclama un frente común, un frente común en contra de la delincuencia, la inseguridad y el crimen organizado. Hoy este frente común se llama Guardia Nacional y es verdaderamente común porque logramos conformarlo, conformarlo de común acuerdo todas las fuerzas políticas representadas en este Senado de la República, un frente que halló puntos de encuentro en concordia entre las diferentes visiones que se expresan en esta soberanía, es el mismo frente que hoy por unanimidad pondrá en marcha la Guardia Nacional.

Es importante también, compañeras y compañeros, reconocer al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; al Presidente de la Junta de Coordinación Política de este Senado, Ricardo Monreal y al Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, mi amigo Eduardo Ramírez, por su apertura al diálogo y a los acuerdos.

Pero también hay que reconocer a todos los miembros de la Junta de Coordinación Política, a todos los Senadores que representan a todas las fuerzas políticas de nuestra nación, que hoy damos muestra a México que en las divergencias encontramos las coincidencias y que tenemos una sola causa común, que es transformar a México.

En el Partido Verde nos congratulamos de esta unión para impulsar las soluciones innovadoras que requiere el México nuevo que debemos construir, soluciones en beneficio de la seguridad de cada ciudadano, de cada pueblo, de cada Alcaldía o comunidad dentro de nuestro territorio, porque, pensémoslo seriamente, amigos, mientras aquí pudiéramos rasgarnos las vestiduras y continuar en el debate de las ideas, los puntos y las comas, allá afuera en las calles más de 120 millones de personas nos seguirían pidiendo a gritos una solución a la inseguridad. Afortunadamente todos coincidimos en que la Guardia Nacional es el paso inicial para ello.

Compañeras y compañeros Senadores, decía aquél dramaturgo francés, Víctor Hugo: “que el futuro tiene muchos nombres, para los débiles es lo inalcanzable, para los temerosos lo desconocido y para los valientes es la oportunidad”.

Celebro que coincidamos en la altura de miras y que aprovechemos esta oportunidad, oportunidad para encontrar las causas comunes, oportunidad para decirle a México que en las divergencias encontramos las coincidencias, y lo más importante, la oportunidad de conformar en la unidad y con el consenso una Guardia Nacional que le traiga a México lo que tanto anhela, la paz.

Muchas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Raúl Bolaños Cacho.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Nancy De la Sierra Arámburo, del Partido del Trabajo.

Adelante, por favor.

La Senador Nancy De la Sierra Arámburo: Gracias, Presidente.

Muy buenas tardes a todas y a todos.

Hoy, un día histórico para el Senador de la República, porque todas y todos los mexicanos enfrentamos una emergencia en materia de seguridad, actualmente afrontamos niveles de violencia de una magnitud que demanda nuestro actuar inmediato.

Quiero señalar, bajo las adversas circunstancias, las mujeres y los hombres de las Fuerzas Armadas de México han servido y sirven a esta gran nación con honor, con valor y con dignidad, nuestro reconocimiento y respeto.

No obstante, el día de hoy en esta soberanía, finalmente les explicaremos a las y los mexicanos cómo las Fuerzas Armadas regresarán a sus cuarteles.

Ahora, pare entender el presente dictamen de Guardia Nacional, primero se tiene que concebir la situación actual de nuestro país, de los dos mil 458 municipios solo mil 800 tienen policías, de estos últimos solo la mitad tiene cuerpos de seguridad mayores a 20 elementos y únicamente el 40 % tiene niveles razonables de capacitación.

Por otro lado, tenemos a la Policía Federal, cuyo esfuerzo ha sido determinante en el combate frontal a la delincuencia organizada, pero que debe ser complementado con la capacidad y la capacitación necesaria para enfrentar los altos niveles de inseguridad.

Por ello, la iniciativa que hoy se discutirá y aprobará en esta soberanía, establece una institución policial de carácter civil, misma que contará con los recursos económicos, humanos y jurídicos para dotar de seguridad a todo el país, con fuero civil y sin una junta de jefes de Estado Mayor sin duda el fortalecimiento de nuestras instituciones policiales de carácter civil hará posible que nuestras Fuerzas Armadas regresen a sus cuarteles.

Pero que no exista duda alguna al respecto, México no está preparado, en estos momentos, para que el Ejército regrese inmediatamente, todavía nos esperan días difíciles en la consecución de nuestro objetivo, por desgracia esta no tiene una solución inmediata.

Por ello era necesario el transitorio quinto, que establece la temporalidad en la que el Ejército podrá disponer de las Fuerzas Armadas, el Ejecutivo para tenerlas en la Guardia Nacional, para desarrollar su estructura capacidades e implementación territorial.

Pero más importante, el referido plazo también establece el regreso de las Fuerzas Armadas, por completo en los próximos cinco años. Sin duda, la presente iniciativa es el comienzo de la pacificación de nuestro país.

Hoy, el Partido del Trabajo en este consenso debemos tener claro que existe una causa esperanzadora para el país, cuya base es la refundación de la institución policial. Hoy, terminando esta sesión, todas y todos los Senadores de la República podremos anunciarle a México que estamos cumpliendo, que todavía enfrentaremos conflictos y pruebas imprevistas, pero que finalmente ha comenzado la transición hacia la paz y la seguridad en nuestro país.

Por eso, reconozco el actuar de las fuerzas políticas en este Senado de la República y les comparto a las y los mexicanos que estamos cumpliendo.

Buenas tardes.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Nancy De la Sierra.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Clemente Castañeda Hoeflich, del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano.

El Senador José Clemente Castañeda Hoeflich: Con el permiso de la Presidencia.

Compañeras y compañeros Senadores:

En Movimiento Ciudadano estamos convencidos que hoy es un día para celebrar, hoy es un día que nos puede dejar, cuando menos, satisfechos del trabajo que hemos hecho durante toda esta jornada.

En primer lugar, porque estamos honrando el ejercicio de Parlamento Abierto que convocó el Senado de la República y que por cierto Movimiento Ciudadano de la mano de otros grupos parlamentarios insistió en realizar.

Y lo estamos honrando porque se escucharon las voces de la sociedad civil y, efectivamente se tradujeron sus preocupaciones, sus exigencias en acciones concretas, en cambios concretos que son los que vamos a votar en un momento más.

Para este Senado de la República, a diferencia de otros poderes, la sociedad civil sí existe y sí se escucha, aquí no la desconocemos y menos la invitamos a nuestra casa para después ignorarla.

En segundo lugar, es un momento trascendental porque se lograron ajustes muy significativos a la reforma en materia de Guardia Nacional, no podemos obviar la historia de esta discusión, porque nosotros sí tenemos memoria.

Veníamos de una Ley de Seguridad Interior que era un atropello y que fue declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia. De ahí, el gobierno entrante elevó la apuesta y propuso algo peor, elevar a rango constitucional la militarización de la seguridad pública.

De ahí pasamos a la minuta de la Cámara de Diputados, un documento contradictorio, peligroso y que pervertía el texto permanente de nuestra Constitución.

Por eso lo que hoy vamos a aprobar en este Senado de la República no es un asunto menor, es una reforma que intenta ser lo más limpia posible, que respeta el orden constitucional mexicano y la naturaleza de nuestras instituciones.

Destaco lo siguiente.

Primero.- Establece el mando civil de la Guardia Nacional sin contradicciones y sin ambigüedades, no habrá ni mando mixto ni junta de jefes de Estado, no habrá una desnaturalización de las instituciones de Seguridad Pública.

Segundo.- Por primera vez en la historia de México, se establece un marco de actuación para las Fuerzas Armadas apegado a parámetros de convencionalidad, de respeto a los derechos humanos y de rendición de cuentas.

Tercero.- Se establece un apartado para el fortalecimiento de las policías estatales y municipales, bajo un esquema de corresponsabilidad y cumplimiento de objetivos, porque estamos convencidos que la única alternativa duradera y de largo plazo para enfrentar la crisis de inseguridad que vive México, pasa evidentemente por fortalecer y consolidar las instituciones de seguridad locales y civiles.

Cuarto.- Se fijan controles institucionales que estarán a cargo del Senado y se definen los contenidos mínimos de las leyes secundarias, elementos fundamentales para que exista rendición de cuentas en torno a esta reforma.

Todas estas, debo subrayarlo, fueron aportaciones y propuestas que recogimos del ejercicio de Parlamento Abierto, que expusieron especialistas como Sergio López Ayllón, Catalina Pérez Correa, Liza Sánchez, Alejandro Madrazo, Alejandro Hope, Ernesto López Portillo, Maite Azuela, Álvaro Vizcaíno, Jan Jarab, el colectivo Seguridad Sin Guerra y más de 80 ponentes que no sólo recibimos, sino que escuchamos en este Senado.

Y aprovechando esto quisiera decir que por supuesto hay muchas voces de la sociedad civil que permanecen escépticas, y estamos de acuerdo, no se pueden echar las campanas al vuelo cuando todas las señales del régimen apuntan en otra dirección.

Los académicos, los especialistas y las víctimas vinieron a decirlo con todas sus letras, estaba en juego la naturaleza misma del Estado mexicano.

Estaba en juego nuestra Constitución.

Estaba en juego la relación histórica entre el poder cívico y el militar.

En términos del federalista, estaba en juego pasar de una Constitución diseñada para seres humanos a una diseñada para ángeles imaginarios.

Afortunadamente hay que decirlo con responsabilidad, eso se frenó.

Se frenó el golpe a la Constitución.

Se frenó en seco, lo frenaron las víctimas, lo frenaron los académicos, lo frenaron los activistas, lo frenó la sociedad civil, lo frenó la oposición y lo frenó la apertura, todos defendimos nuestra Constitución.

Y sí habrá Guardia Nacional inequívocamente civil, y eso hay que celebrarlo.

Este nuevo dictamen es radicalmente distinto a la minuta enviada por la Cámara de Diputados. Hicimos un gran esfuerzo para que el Acta de Nacimiento de la Guardia Nacional, es decir, lo que quedará plasmado en el texto permanente de la Constitución sea algo útil y algo digno de los mexicanos.

Por ello quiero reconocer a todas las fuerzas políticas por lograr este acuerdo. Por supuesto a la Junta de Coordinación Política, a su Presidente, a los coordinadores, por abrir un espacio de diálogo, y muy especialmente a los coordinadores y a las fuerzas políticas de oposición, particularmente al incansable coordinador Dante Delgado.

(Aplausos)

Porque por supuesto esta es una victoria de todas y de todos; sí, hay que decirlo con todas sus letras, pero también esto sería impensable sin el activismo de la sociedad civil y sin el actuar responsable de la oposición, de las oposiciones. Estas dos expresiones, por cierto, que a veces causan tanta incomodidad y tanta extrañeza son sobretodo responsables de que este Senado no esté aprobando una reforma regresiva y una reforma dañina.

Hoy no sólo estamos demostrando para qué sirve la oposición, estamos explicando y dando muestras de por qué es indispensable, porque una mayoría sin contrapesos es proclive a equivocarse, a atropellar, a atropellarnos.

Por eso debo decirlo con muchas responsabilidad, nos sorprende, pero sí comienza a cansar la postura de esta mañana del Presidente de la República, porque mientras aquí hacíamos un pacto de Estado, generábamos consensos para enfrentar el problema más grave que tiene el país que es el de la inseguridad, desde Palacio Nacional parece que se ningunea el ejercicio legislativo e incluso se presiona a la oposición, porque si al Presidente no le estamos regateando su derecho a diseñar una nueva estrategia de seguridad, no vamos a aceptar que se nos esté regateando el derecho a debatir, a disentir, a legislar y a ser valer hoy y siempre el peso de nuestros principios y de nuestras convicciones. Ese es un derecho de todas y de todos.

(Aplausos)

En Movimiento Ciudadano celebramos por supuesto lo que hoy se discute y eventualmente aprobará el Senado de la República, lo que hoy se ha logrado es una muestra de dignidad de este contrapeso legislativo.

Hoy le estamos dando al Poder Ejecutivo las herramientas para que consolide una corporación policiaca, civil, eficiente y coordinada con todos los órdenes de gobierno.

Hoy le damos una reforma que pasa la prueba de la convencionalidad, del respeto a los derechos humanos y que respeta nuestra historia y nuestro orden constitucional.

Compañeras y compañeros legisladores:

Esperemos que no haya mezquindad, que se reconozca el esfuerzo de Estado que está llevando a cabo este Senado de la República, que se reconozca el intercambio plural y el ánimo de construcción.

Hoy votaremos a favor de este dictamen porque aquí quedan plasmadas muchas de las ideas que Movimiento Ciudadano, junto con muchas otras expresiones políticas ha puesto sobre la mesa desde hace muchos años.

Hemos dicho, hasta el cansancio, “que la guerra no hace la paz, que la paz no es una promesa ni un destino, la paz no es un decreto, la paz es y debe ser el único camino para México”.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, al Senador Clemente Castañeda.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Claudia Ruiz Massieu, a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

La Senadora Claudia Ruiz Massieu Salinas: Con el permiso de la Presidencia.

Compañeras y compañeros Senadores:

Las decisiones históricas y fundamentales requieren de mujeres y hombres con altura de miras, con visión de futuro y responsabilidad de Estado, actores que superen el obstáculo de los falsos dilemas y las falsas disyuntivas, que resistan la tentación de la intransigencia y que dan paso a la política del diálogo, de la negociación y la construcción de acuerdos.

Una decisión histórica de estas dimensiones, como es la creación de la Guardia Nacional, necesita un terreno político fértil para la conciliación y lo ha encontrado hoy en el Senado de la República.

Todas las fuerzas políticas aquí representadas estamos conscientes del problema de inseguridad que enfrentan miles de familias mexicanas, pero entendimos que la búsqueda de la seguridad no podría sobreponerse a los principios básicos de la República, ni mucho menos a los derechos fundamentales de la ciudadanía.

Desde el inicio de este proceso, el PRI tuvo una postura clara que se nutrió gracias al Parlamento Abierto, la de asumir nuestra responsabilidad como Senadores de la República para responder una de las más sentidas  demandas ciudadanas, combatir la inseguridad, pero hacerlo cumpliendo con nuestra responsabilidad histórica de cuidar y fortalecer el Estado constitucional y democrático de derecho.

Pusimos alternativas sobre la mesa y facilitamos el ambiente para la negociación y la articulación de consensos, queríamos no un proyecto de gobierno, sino un proyecto de Estado.

A nombre del grupo parlamentario del PRI, quiero reconocer el trabajo de los grupos parlamentarios de oposición, la disposición del grupo mayoritario y las aportaciones de colectivos, expertos, funcionarios y ciudadanos a este proyecto.

Reconocemos el trabajo legislativo  de nuestros Diputados, así como la disposición de nuestros gobernadores para participar activamente en el intercambio de opiniones que permitió la consolidación de este proyecto.

Destacamos el trabajo conciliador de los coordinadores de los grupos parlamentarios de Morena, Ricardo Monreal; del PAN, Mauricio Kuri; del PRD, Miguel Ángel Mancera; de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, y del PRI, Miguel Ángel Osorio.

Del mismo modo quiero mencionar muy especialmente a los Senadores Eduardo Ramírez Aguilar, Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales; Julen Rementería, Xóchitl Gálvez, Ismael García Cabeza de Vaca, Damián Zepeda, Clemente Castañeda, Sylvana Beltrones, Mario Zamora y Manuel Añorve.

La disposición y  el talento de todos ellos permitieron una gran calidad en el diálogo, pero sobre todo una gran calidad en la propuesta que hoy presentamos.

Nuevamente reitero mi reconocimiento y el de mi grupo parlamentario, al coordinador Ricardo Monreal, Presidente de la Junta de Coordinación Política y a su grupo parlamentario.

Todos los grupos parlamentarios hicimos política no pensando en los partidos, sino pensando en el país, hicimos política con convicción democrática, porque los grupos de oposición asumimos que  en democracia las oposiciones plantean alternativas  y argumentos con voluntad constructiva y el grupo mayoritario entendió que a veces vale la pena que la regla democrática del triunfo de la mayoría ceda el paso al valor democrático de la construcción de acuerdos que fortalecen la legitimidad.

Todos hicimos política con valor y con   firmeza, porque los grupos de oposición con valor y con firmeza planteamos nuestros desacuerdos, no dudamos en debatir, pero tampoco dudamos en acordar y el grupo mayoritario con valor y con firmeza aceptó no ejercer su mayoría y abrir el Senado a un Parlamento Abierto, para después concurrir en una mesa de negociación.

Hicimos política no para una persona, sino para México, entendimos que no estamos legislando  sólo para el Presidente de la República, sino para los soldados y marinos, para los policías honestos y comprometidos, para las víctimas y para las víctimas asoladas por la delincuencia, para todos los mexicanos, todos.

Hicimos acuerdos para respaldar a los ciudadanos, pero también   para respaldar a las instituciones de la República.

Esta no es la Guardia Nacional de un grupo ni de un gobierno, es la Guardia que quiere la sociedad.

Hoy discutimos un dictamen enriquecido por la pluralidad, consistente con los principios y normas de nuestro orden jurídico y, sobre todo, compatible con el Estado democrático y constitucional de derecho.

Por ello, las y los Senadores del PRI, votaremos a favor  en lo general y en lo particular.

La razón principal de nuestro respaldo es simple, pero al mismo tiempo fundamental, este dictamen refuerza la naturaleza civil de la guarida nacional y evita la constitucionalizarían de la seguridad pública militarizada.

No estamos aprobando la revisión de otras instituciones policiales, sino la constitución de un cuerpo de seguridad novedoso, respetuoso de los derechos humanos, con perspectiva de género, complementario a las policías locales y sujeto al control y la jurisdicción del ámbito civil.

Se fortalecieron los mecanismos de control parlamentario, pues esta  soberanía tendrá la facultad de analizar y aprobar la Estrategia Nacional de Seguridad y el informe de actividades de la Guardia Nacional, y se garantizó que este dictamen pase  el control de convencionalidad, responsabilidad de este Senado. . .

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Permítame, Senadora, por favor.

Ruego a las Senadoras y Senadores poner atención a la oradora y guardar el debido orden.

La Senadora Claudia Ruiz Massieu: Gracias, Presidente.

Se garantizó que este dictamen pase el control de convencionalidad, responsabilidad de este Senado al hacerlo compatible con nuestros compromisos internacionales en materia de derechos humanos.

Este nuevo proyecto también se adecua a nuestro pacto federal, ya que las nuevas  modificaciones evitan que haya una relación de subordinación entre órdenes de gobierno, se reconoce que la seguridad pública es una corresponsabilidad de la Federación, los estados y los municipios y establece que las instituciones de los tres órdenes de gobierno deben coordinarse y colaborar entre sí.

Con respeto al federalismo, construiremos la seguridad del país como un equipo, de abajo hacia arriba  y de la periferia al centro.

Otro punto a destacar es el régimen transitorio, mucho más ambicioso, explícito y detallado que las propuestas anteriores, en él, se establece una temporalidad razonable para la retirada de las Fuerzas Armadas de las labores de seguridad pública, que deberán conducirse, según los criterios fijados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y se asegura la protección de los derechos laborales y prestaciones de los elementos provenientes de las Fuerzas Armadas o de la Policía Federal.

El PRI reconoce la entrega, la lealtad y el patriotismo de las Fuerzas Armadas para respaldar a las policías civiles en tareas de seguridad pública, a ellos, nuestro agradecimiento siempre.

Por ello, celebramos que la Guardia Nacional formará parte de una política de seguridad sistémica e integral, que incluirá nuevos instrumentos jurídicos, como la Ley Nacional de Uso de la Fuerza o la Ley Nacional del Registro de Detenidos.

Este cuerpo de seguridad, producto del diálogo y la concertación no llega a suplantar o desplazar instituciones, sino a construir instancias sólidas  a partir de las que ya tenemos.

El dictamen que discutimos representa un avance de la buena política, un avance de la civilidad y un avance para las causas de la sociedad civil, que son las causas de todos.

El proceso de negociación de tras de este proyecto, nos muestra que la esencia de la política no radica en el respaldo automático o en el rechazo irreflexivo, sino en la construcción colectiva y la concertación, se trata de responder cómo  se pueden mejorar, concretar e instrumentas las iniciativas, proyectos y políticas antes que argumentar por qué no deben llevarse a cabo.

Hoy somos testigos de que la fuerza de los números puede ofrecer cierta ventaja, pero en los momentos decisivos no hay mayor ventaja que la fuerza de los acuerdos.

Hoy esta soberanía firma su vocación republicana, hace patente su función en el sistema de pesos y contrapesos  democrático y refrenda su apertura frente a la ciudadanía.

Sin duda con este dictamen, el Senado rinde buenas cuentas a la sociedad mexicana.

Con su aprobación, tendremos una institución compatible con nuestro Estado democrático de derecho.

Por ello reitero, en nombre  de mi partido, nuestro voto a favor.

Compañeras y compañeros Senadores:

Quizás hoy estemos inaugurando una nueva etapa de diálogo político, respetuoso entre fuerzas parlamentarias, ojalá.

Por lo pronto, tenemos frente a nosotros  la oportunidad histórica de aprobar la Guardia Nacional que nuestro país necesita, hagámoslo con orgullo.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora Claudia Ruiz Massieu.

Tiene el uso de la palabra el Senador Julen Rementería, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El Senador Julen Rementería del Puerto: Muchas gracias.

Con su permiso, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Adelante, Senador.

El Senador Julen Rementería del Puerto: Hoy, en este recinto, en la Cámara, vemos muestras de alegría por haber logrado lo que está a punto de concretarse, de materializarse en apenas unos minutos más.

Y no es para menos, estamos hablando de la creación de un cuerpo legislativo que dará vida precisamente a una institución que habrá de velar por aquella, que es la mayor de las preocupaciones de cada uno de los mexicanos y mexicanas, la seguridad.

Y hoy se dio muestra aquí, en esta Cámara, que se puede hacer política, política de la buena, de altura.

Y yo por eso quiero felicitarlos a todos, a todos los grupos legislativos, a todos los coordinadores, a cada uno de los Senadores por haber podido encontrar este cauce que nos permita precisamente llevar a cabo bien esta tarea, que no es nada fácil por cierto.

En la política, dicen por ahí, que es el arte de consensar aquello que se muestra como una diferencia, superar las diferencias, pues; respetar lo plural, pero sin olvidar lo común, “La Patria es Primero”, y eso es justo lo que aquí se puso por delante entre todos los grupos.

Es verdad, hubo algunos que querían sacar un producto legislativo y otros que querían aguantar y mejorarlo, y se reconoce esta fuerza que se logra, a parte de las coincidencias en las ideas, y que permite con esa fuerza abrir el espacio en la negociación y después, por supuesto, transitar en la razón para lograr esto que hoy está a punto de hacer historia en nuestro país.

Y miren ustedes, déjenme mencionar algunos antecedentes.

La minuta como nos llegó, por supuesto que contenía muy serias deficiencias, también tenía vicios de inconstitucionalidad, había una clara inconvencionalidad con aquello que se pacta a nivel internacional desde nuestra nación con otros países del mundo.

Proponía una especie de mando militar a través de unos jefes de Estado, que no lo aclaraba bien, pero al final eso era.

Reconocía el fuero militar para quienes estaban ahí en la Guardia Nacional o quienes fueran a estar, la militarización era prácticamente permanente.

Desde luego que en lo local, pues se restringían las competencias y, bueno, no establecía para las policías municipales, estatales, ninguna posibilidad de desarrollo, y tomemos en cuenta que son en número el mayor cuerpo de seguridad pública que existe en este país.

Amén de todas aquellas recomendaciones, las de las Naciones Unidas, las de los órganos internacionales encargados de los derechos humanos y los nacionales, y de múltiples organizaciones civiles que nos dijeron, o que nos advertían del riesgo que se corría al transitar por esa vía.

¿Y qué pasó?

Bueno, pues que precisamente a partir de esta idea que coincidíamos varios partidos, particularmente el PAN, PRD, el PRI y Movimiento Ciudadano, se construyó esta propuesta que, finalmente, reconocer a Morena, el grupo mayoritario, que permitió que transitara, porque también, por supuesto, estaban en su derecho de impedirlo y de que hoy no tuviéramos la posibilidad de dotar al país, como se va a dotar, de una Guardia Nacional.

Entonces se fijó una postura clara de todos estos grupos, primero, en la reunión de la comisión, en donde se pidió el Parlamento Abierto.

Finalmente, éste se concedió, pero lo más importante, que al llevarse a cabo entre los días del 11 al 15 de febrero, se escuchó a muchísimos expertos de la sociedad civil organizada, en donde nos vinieron a advertir de la problemática. Y todavía más importante que eso, se atendieron sus solicitudes.

Y hoy estamos precisamente recogiendo las, todas ellas en este documento y plasmándolas en lo que será el instrumento guía para que nazca esta nueva Policía Nacional, esta Guardia Nacional, como se ha denominado.

Desde luego que hay que destacar algunas cosas, lo que se dejó de lado. Se privilegió el mando civil, en ninguna parte del dictamen, en la parte que tiene que ver con el texto permanente de la Constitución se hace siquiera mención de lo militar, y eso es un logro de todos al reconocerse esa idea, yo creo que eso es algo que hay que destacar.

Además, se hablaba de este mando a través de los Jefes de Estado, ya no existe, el mando es civil, claramente civil para que no le quede duda a  nadie en nuestro país.

(Aplausos)

Sí, se establece una coordinación, como la que tiene que tener cualquier institución, pero precisamente de carácter interinstitucional en donde puedan colaborar, donde puedan advertir algunas oportunidades de ayuda y ahí converger.

Y, desde luego, que se estableció algo muy importante, primero, se le da la certeza a las Fuerzas Armadas para que su permanencia en la calle tenga legalidad, y se le da a la población una también certeza de cuándo dejarán de estar en la calle, dentro de cinco años.

De manera que hoy tenemos una Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad como se quería, como lo querían millones de mexicanos que advertían esa urgente necesidad de tener herramientas para combatir el flagelo, que es la inseguridad, pero, al mismo tiempo, lo hicimos respetando los derechos humanos, respetando el carácter civil y también protegiendo a las Fuerzas Armadas, que se lo merecen, para que puedan actuar con legalidad y en un tiempo determinado puedan, como es o como debe ser su cometido, estar pendiente de las necesidades de nuestro país, pero allá en los cuarteles.

Hoy, pues, tenemos una gran cantidad de cosas que se pueden mencionar, pero yo creo que aquí lo que vale la pena destacar, de manera muy importante, es lo que se logra, cómo hacemos que este acuerdo, que primero era de unos, sólo de cuatro grupos parlamentarios, pueda trascender y lograr ¿Saben por qué? Por la razón, por lo que decíamos, por la política de altura.

Y aquí yo quiero reconocer la participación y la disposición del Senador Ricardo Monreal, en donde estuvo a la altura que necesitaba este país.

(Aplausos)

Porque es fácil tener una mayoría y aplicarla, pero también es bien complicado, muy complicado el poder recuperar cosas que vienen de otras fuerzas políticas e incluirlas en un dictamen para bien de nuestro país, y eso fue lo que pasó y lo reconocemos, pues, porque sabemos que no es nada sencillo.

Y así como ahora se logró esto, yo quisiera de verdad, porque está la Ley de la Guardia Nacional, la del uso de la fuerza, todas las que se necesita trabajar sobre de ellas a partir de este documento que pudiéramos igual que ahora, darnos el tiempo necesario porque son de una importancia suprema para que puedan encontrar y recoger todas aquellas aportaciones que podamos contribuir desde todas las fuerzas políticas de este país.

Esa es una petición respetuosa para que lo podamos hacer así. Se establecen en los transitorios cuáles son los mínimos de la ley, que no nos quedemos con eso, que vayamos en el acuerdo, en el consenso amplio a lograr no lo mínimo, lo máximo posible entre todos como ahora, y ojalá de manera unánime, México lo reclama y no quiere pleito, lo que quiere son soluciones y eso es lo que estamos dispuestos en el PAN, y entiendo que en los demás partidos a ofrecer para lograr cosas buenas para nuestro país.

Quiero también, por último, decirle al señor Presidente de la República, desde aquí un mensaje.

Hace unos días hizo mención, y decía: “El PAN está en contra de la Guardia Nacional”. Eso no es así, Presidente, el PAN está a favor de todo lo que le convenga a México, y estábamos a favor de una Guardia Nacional, estábamos y estamos, como lo vamos probando, a favor de una Guardia Nacional que le sirva a él, le convenga al Presidente, pero que también le convenga a los ciudadanos.

Y en eso hoy y siempre en esas causas que sirvan a México va a encontrar sin regateos el apoyo de Acción Nacional, téngalo seguro, señor Presidente, así es y así será.

También quiero reconocer a quienes hicieron posible de inicio este documento, que hoy será dentro de unos minutos ya un instrumento aprobado, a los coordinadores de los grupos legislativos, de los cuatro, a los Diputados que ahí estuvieron trabajando, a muchas personas que ayudaron en la parte técnica que de repente no se mencionan y que son lo que estuvieron ahí, varios abogados que permitieron que esto pudiera transitar para ponerse en blanco y negro.

Y, por último, quiero concluir diciendo que sí es verdad que se pudo, que sí es verdad que lo logramos todos, ojalá de verdad este sea el inicio de muchas coincidencias en esta Cámara. Al final, estimados Senadores y Senadoras, queremos todos lo mismo, queremos que a México le vaya bien, igual que lo quiere la inmensa mayoría de los mexicanos en nuestro país.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, al Senador Julen Rementería.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Ricardo Monreal a nombre del grupo parlamentario de Morena.

El Senador Ricardo Monreal Ávila: Ciudadano Presidente.

Ciudadanos legisladores y legisladoras:

En toda democracia la formación de acuerdos y consensos resulta fundamental para la toma de decisiones trascendentes en la vida pública de un país.

Es por ello que desde el inicio de esta Cámara de Senadores de este gobierno, en el Senado de la República hemos impulsado una política de apertura, de diálogo con todos los actores políticos y sociales en aras de construir el andamiaje legal que se requiere para la transformación del país.

No exigimos a los demás que abandonen sus opiniones puesto que reflejan las diferencias, pero eso no tiene por qué convertirse en un obstáculo para el logro de un consenso en los principales temas.

“Tenemos que conocernos y respetar las diferentes opiniones, partiendo del terreno común” Sostenía Zhou Enlai.

El debate que ha girado en torno a la creación de la Guardia Nacional ha sido intenso. No es para menos, se trata del problema más grave del país, el flagelo de la inseguridad pública y de la violencia. Lamentablemente hemos llegado a niveles intolerables de criminalidad.

Como ejemplo de ello han ido aumentando los territorios bajo el control de la delincuencia organizada, y se ha ido incrementando en la vida diaria de hombres y mujeres el temor, el miedo en su transitar en cada momento, su día a día, han perdido la tranquilidad.

Las mexicanas y los mexicanos demandamos paz, tranquilidad, seguridad y certeza jurídica, por eso es que hoy este día nos encontramos discutiendo un dictamen que busca encauzar, redirigir y dar solidez a la lucha contra la inseguridad y la violencia mediante la consolidación de un marco institucional garante de los derechos y libertades de todas las personas.

Hoy estamos, vamos a aprobar el proyecto legislativo quizás más importante que refleja la realidad social de un México que exige un cambio contundente. Sin embargo, también somos conscientes de que en la concepción de un cambio de régimen para hacer frente al aumento de los índices de criminalidad no sólo basta con el aparato de la fuerza, la coercitividad que para nosotros representa sólo el 20 %, el 80 % de la estrategia descansa en atender las causas que la generaron, la pobreza, la falta de oportunidades, los jóvenes, el desempleo, el abandono del campo, la impunidad, la corrupción, todo esto ha venido a agravar el problema de la inseguridad y la violencia.

Es importante destacar, sí, fuimos con toda convicción, los Senadores y las Senadoras de Morena discutimos, deliberamos y acordamos sí ir al Parlamento Abierto. Los Senadores y las Senadoras de Morena decidimos sí  a la Guardia Nacional y sí a la búsqueda de acuerdos con los compañeros de distintos grupos parlamentarios, sin temor, sin titubeo, firmes porque nos asiste la razón histórica y porque nos asiste la razón moral.

Nadie puede olvidar lo que hace unos meses ocurría en el país, un Poder Legislativo cerrado a un Parlamento Abierto. Gracias a todos, pero una aportación fundamental es quienes constituimos la mayoría parlamentaria de este Congreso de la Unión.

La reforma aquí propuesta, la participación de las Fuerzas Armadas en la Guardia Nacional, implica en estricto sentido una desmilitarización paulatina en el Sistema de Seguridad Pública a medida que se vayan alcanzando los objetivos trazados; es decir, no implica una continuidad de la estrategia utilizada hasta estos días, lo anterior se funda, en primer lugar, en que la integración del total de elementos de la Guardia Nacional provendrá de filas de las Fuerzas Armadas, pero una parte muy importante también de la Policía Federal y de convocatorias públicas a la ciudanía, específicamente a jóvenes interesados en trabajar por su patria.

La Guardia Nacional en todo momento mantendrá, sí, su carácter civil. El regreso paulatino de la autoridad militar a sus cuarteles será proporcional al resultado del plan de acción de fuerzas civiles altamente capacitadas para las tareas de seguridad pública, situación que hoy es muy difícil. Es por esto que se requiere que las Fuerzas Armadas proporcionen los servicios de educación, capacitación y profesionalización.

La Guardia Nacional tiene la obligación de promover, respetar y proteger, pero sobre todo garantizar en todo momento los derechos humanos, a través del ejercicio de sus atribuciones y su conducta, acatada a los principios constitucionales de legalidad, objetividad, eficacia, honradez, universalidad, interdependencia y progresividad.

La Guardia Nacional se regirá por una doctrina policial fundada en la disciplina, el respeto a los derechos humanos dentro del ejercicio de sus funciones.

Partiendo del supuesto que los elementos de la Policía Militar, la Policía Naval y la Policía Federal serán quienes integren la Guardia Nacional, estos deberán tener una formación, educación, capacitación y profesionalización adicional, siempre orientada a la seguridad pública, a la protección a los ciudadanos y con base en los valores institucionales al servicio de la seguridad pública.

Al poder afinar darle continuidad y complemento a los estándares de capacitación con un enfoque de seguridad pública, el Estado mexicano podrá llegar a consolidar una institución policial capaz de hacer frente a los programas generados por la delincuencia y, a su vez, tener una visión de proximidad y comunicación con la ciudadanía, respetando en todo momento los derechos humanos y sus garantías. Es así como se puede dotar a la Guardia Nacional de disciplina, columna vertebral de las instituciones.

Por otro lado, se ha denunciado durante mucho tiempo que las Fuerzas Armadas en el pasado hicieron uso excesivo de la fuerza. Por lo anterior, la reforma constitucional prevé otorgarle facultades al Congreso para expedir la Ley General de Uso de la Fuerza, en donde deberán ser establecidos no solo los conceptos básicos, sino los principios de oportunidad, proporcionalidad, racionalidad y legalidad, para poder atender las disposiciones internacionales en esta materia.

Se establece, asimismo, un régimen interno homologado al de las Fuerzas Armadas en materia de estructura, jerarquía, disciplina, régimen de servicio, ascensos, prestaciones, ingreso, profesionalización, y cumplimiento de responsabilidades y tareas.

Es este el rango más relevante de la naturaleza especial de la Guardia Nacional, se trata de combinar el carácter civil de la Guardia como institución policial, con funciones de seguridad pública para programación de civiles, con un esquema de organización interna que responda a los rasgos más sobresalientes del régimen castrense, para aprovechar, en beneficio de la seguridad pública, la alta eficiencia que reportan la disciplina, la estructura jerárquica, el sistema de ingreso, la prestaciones, el sistema de profesionalización y ascenso, así como el sentido del deber, la lealtad, la responsabilidad, el acatamiento de órdenes que se generan en dicho régimen.

Se garantiza que la Guardia Nacional tenga formación y capacitación específica para la función policial, incluso el uso proporcional de la fuerza y, repito, el respeto a los derechos humanos.

Para combatir la crisis en materia de seguridad que vive hoy el país es necesario que la Guardia Nacional cuente con las herramientas y el equipo necesario para hacer frente al crimen organizado en el uso de armas exclusivas.

En este capítulo y en este tema se busca igualar las circunstancias entre los delincuentes y los agentes del orden, sin que ello represente violar derechos humanos.

Para evitar un uso excesivo de la fuerza, derivada del tipo de armamento con el que contará la Guardia Nacional, se expedirá la Ley de Uso de la Fuerza, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1 y cuarto transitorio, en donde deberán ser establecidos la finalidad y el alcance del uso legítimo de la fuerza.

Los sujetos obligados a su cumplimiento, la regla sobre la aportación y uso de armas de fuego entre los integrantes de las instituciones para llevar a cabo el ejercicio de la fuerza pública, así como sus responsabilidades y sanciones, además de las que prevé la fracción del artículo 3 y cuarto transitorio, estarán sometidos a estándares internacionales.

De esa manera no solo se salvaguardan los derechos humanos, sino que se establecen las responsabilidades en que incurran los elementos que no cumplan con las disposiciones establecidas.

Se establece la limitación del fuero militar para no extender su jurisdicción sobre personas que no pertenecen al Ejército.

En ese orden de ideas, es la Guardia Nacional una corporación de carácter civil con funciones dirigidas única y exclusivamente a la seguridad pública, para salvaguardar las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como para contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social. Sus elementos no podrán ser juzgados por tribunales militares, de esta manera se atiende no solo el llamado de la sociedad civil, sino el objetivo principal de lo que representó el Parlamento Abierto.

La naturaleza civil de la Guardia Nacional se asegura al coadyuvar con el Ministerio Público, al ser la autoridad civil también es responsable de la recepción de arrestos ciudadanos y tendrá responsabilidades coordinadas con el representante social; esto implica también un enfoque de proximidad con la ciudadanía y comunicación con la comunidad, consolidando no solo una cooperación de elementos, sino también de elementos enfocados a la prevención.

Se establecerá de inmediato un registro, al momento de la detención, por lo que es indispensable la creación de la Ley Nacional del Registro de Detenciones, a la que hace referencia la fracción IV del artículo cuarto transitorio.

En dicha Ley se establecen las características del Registro, se van a establecer los principios que rijan su conformación, uso y conservación, el momento de realizar el registro de las personas dentro del procedimiento, el tratamiento de los datos personales, las personas autorizadas para acceder a la base de datos, las atribuciones de servidores públicos y de todas las formas tener claro que la participación de la Guardia Nacional es coadyuvante del Ministerio Público.

Se refrenda el respaldo a la soberanía de las entidades federativas y los municipios, si bien se prevé el despliegue de la Guardia Nacional en diversas regiones del país, esto no significa que vayan a sustituir ni a policías municipales y estatales.

La Guardia será una institución que actuará en apoyo a otras instituciones en la medida de sus necesidades y de sus requerimientos. Se establece que el Ministerio Público y las instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre sí y para sí; es decir, se rescata el principio del federalismo en nuestro país. Faltaba más que en el Senado de la República pudiéramos atentar contra este principio fundamental.

El establecimiento de Sistema Nacional de Información en Seguridad Pública facilitará la coordinación entre los tres niveles de gobierno; en la propuesta de los artículos 31, 35 y 36 sobre facultades atribuidas a la reserva de la Guardia Nacional, pasan a los cuerpos de reserva, del Ejército, en virtud del carácter civil las funciones y facultades con las que ha de actuar la Guardia Nacional.

Esta reforma constitucional trae consigo una serie de leyes secundarias, cuyo fin será fortalecer la estrategia de seguridad y de proteger los derechos humanos. Para poder legislar dicha normatividad, es necesario que el Congreso de la Unión para poder facultar a ello, tenga las atribuciones constitucionales en el artículo 73 que está planteada su reforma en este momento.

Esta modificación establece también el control parlamentario que significa la rendición de cuentas del Ejecutivo Federal a través de la presentación de un informe Anual de Actividades de la Guardia Nacional.

Ante la necesidad de atender con prontitud del problema de inseguridad, es necesario establecer un tiempo definido para comenzar las tareas de operación y legislación. Por lo anterior se establecen 90 días y 120 para expedir las leyes que reglamenten el uso legítimo de la fuerza y del Registro Nacional de Detenciones.

Para integrar a la Guardia Nacional será necesario constituir la entrada en vigor del decreto con los elementos de la Policía Federal, Policía Militar, Policía Naval asignando a los integrantes de sus órganos de dirección superior.

Tenemos más cosas que comentar –se me ha concluido el plazo- es un tema trascedente, de verdad les digo, Senadoras y Senadores deben de estar satisfechos por este trabajo y este esfuerzo; no es bueno intentar atribuirse de manera facciosa y partidista los logros de una reforma, me parece incorrecto e inadecuado, porque en Morena hemos obrado de buena fe, hemos actuado con sensibilidad y flexibilidad y los resultados están ahí.

También nosotros tenemos discusión interna y nuestras decisiones las tomamos por mayoría. Hay, como en todos los grupos, compañeros que podrán no estar de acuerdo, pero cuando tomamos una decisión por mayoría todos respetamos el acuerdo.

Por eso me parece que lo que hoy logramos en este Senado es histórico, de verdad es histórico y debo de reconocer, también de cada uno de los coordinadores su actitud.
Yo vi en las mesas de trabajo una actitud de colaboración, de búsqueda, de alternativas. Nunca vi una actitud de egoísmo, de confrontación, incluso de facciosas actitudes de nadie.

(Aplausos)

Por eso sí es un buen ejemplo. Gracias.

Yo soy de los que piensa que el reconocer no te demerita y que no te disminuye en tus convicciones, reconocer a personas, hombres, ciudadanos no implica ceder en tus posiciones políticas.

Por eso, gracias, Senador Kuri; gracias, Senador Osorio; gracias, Senador Dante Delgado; gracias, Senador Mancera; gracias, Senador Bolaños; gracias, Senador González Yáñez; gracias a Sil; gracias, Julen porque se incorporaron quienes estuvieron acompañándonos en la redacción sin ser del equipo, pero tener interés y fueron bienvenidos Julen, Damián, Xóchitl; gracias, Claudia, Lucia, Trasviña, Maribel, Cristóbal, Indira, Manuel Añorve, Sylvana, Zamora, Clemente Castañeda, Eduardo Ramírez, Ana Lilia, todos contribuyeron.

Y debo decirles también que gracias, Presidente de la Cámara, porque estuve en comunicación con él todos los días y recibí solo de él un trato y un acompañamiento al trabajo que estábamos desarrollando.

(Aplausos)

Sí es un instrumento que debemos aplaudir, sí es un instrumento que debemos sentirnos satisfechos nadie nos puede reclamar, escuchamos a todos, incluso insultos de algunos, pero siempre actuamos con una actitud de prudencia; el hombre público está sujeto a cuestionamiento público, sino no tendría sentido ser hombre público.

Y por esa razón, ciudadano Presidente, integrantes de la Mesa Directiva, compañeros Senadores muchas gracias, por México, vale la pena intentar los acuerdos de este país.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, al Senador Ricardo Monreal.

Senadoras y Senadores, han concluido los posicionamientos de los grupos parlamentarios, en consecuencia está a discusión el dictamen en lo general.

Al no haber oradoras ni oradores para la discusión en lo general, se abre el registro de reservas. Informo a esta Asamblea que recibimos reservas de la Senadora Sasil De León Villard.

De la Senadora Imelda Castro.

De la Senadora María Soledad Luévano Cantú, mismas que fueron retiradas.

Esta Presidencia respeta las emociones y posturas de esta pluralidad parlamentaria, pero vamos a continuar.

Se han retirado las reservas que presentaron las senadoras Sasil De León, Imelda Castro y María Soledad.

Hay reservas del Senador Emilio Álvarez  Icaza.

Pide la palabra.

Por favor, sonido en su escaño.

Un momento, por favor.

Sonido en el escaño del Senador Emilio Álvarez Icaza.

El Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria: (Desde su escaño) Gracias a la soberanía de esta Cámara.

No será una reserva formal, en mi caso no participé en las discusiones, por mi carácter de Senador independiente, pero no puedo dejar de subrayar en el Pleno aquí reunido que para mí es fundamental un plan de retiro gradual de las Fuerzas Armadas.

Así como va a presentarse, y lo dijo Ricardo Monreal, el fortalecimiento de la Guardia Nacional, es fundamental tener ese plan para que las cosas se realicen.

Es fundamental en el ánimo de la construcción y la garantía superando las experiencias que hemos vivido en el pasado, Senador Presidente, ese plan gradual que incluso pudiera estarse actualizando año con año con lo que presentara el Presidente de la República, conforme al Informe anual que tendría que presentar sería la ruta concreta, y me parece fundamental subrayarlo.

No lo haré de manera formal, lo dejo sólo para efectos del Diario de Debates.

Muchísimas gracias a todos por su comprensión y su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: En otras palabras, el Senador Emilio Álvarez Icaza, también retira sus reservas.

(Aplausos)

Al retirarse las reservas que fueron registradas ante esta Mesa y al no existir otras solicitudes para reservas artículos, informo a la Asamblea que la votación en lo general y en lo particular se realizará conjuntamente en un solo acto.

(Aplausos)

En consecuencia, háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación.

Y ábrase el sistema electrónico, para recoger la votación nominal del proyecto de decreto en lo general y en lo particular de los artículos 16, 21, 31, 36, 73, 76, 78, 89; y los transitorios primero, segundo, tercero y cuarto, contenidos en el dictamen con las modificaciones autorizadas por esta Asamblea, y la adición al dictamen de los artículos 10, 35; y los transitorios quinto, sexto y séptimo, hasta por tres minutos.

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge la votación)

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico, se emitieron 127 votos a favor; cero en contra y cero abstenciones.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Secretaria.

En consecuencia, con el voto a favor de todas las Senadoras y todos los Senadores presentes, quedan aprobados en lo general y en lo particular los artículos 16, 21, 31, 36, 73, 76, 78, 89; y los transitorios primero, segundo, tercero y cuarto, contenidos en el dictamen con las modificaciones autorizadas por esta Asamblea; y los artículos 10, 35; y los transitorios quinto, sexto y séptimo incorporados al dictamen.

Está aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Guardia Nacional.

Se devuelve con modificaciones a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.

(Aplausos)

Comunico que los textos de iniciativas, proposiciones con punto de acuerdo, agenda política, efemérides, se registran íntegramente en el Diario de los Debates.

Se cita a la siguiente sesión ordinaria el próximo martes 26 de febrero, a las 11:00 de la mañana.

Se levanta la sesión.

Se levantó la sesión a las 15:49 horas.

Intervenciones en Tribuna