+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Consulta de: Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora María de los Dolores Padierna Luna



Sen. María de los Dolores
Padierna Luna


Grupo Parlamentario del
Partido del Trabajo
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: Emma del Pilar Ferrer del Rio

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 3 Oficina 4, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3545, 5196

E-mail: dolorespadiernaluna@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 10 de marzo de 2015


Intervención en contra

DISCUSIÓN EN LO GENERAL
De la Comisión de Justicia, el que contiene puntos  de acuerdo que determinan que los ciudadanos propuestos en la terna presentada  por el Presidente de la República para sustituir al Ministro Sergio Armando  Valls Hernández, reúnen los requisitos de elegibilidad para ocupar el cargo de  Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La Senadora Dolores Padierna Luna: Esta sesión en realidad se convocó para formalizar una decisión ya tomada de nombrar un Ministro de la Suprema Corte, ordenada por Enrique Peña Nieto, y asumida en forma triste, abyecta por el PRI, el Partido Verde y el PAN, para imponer a Medina Mora en la Corte.

Ni los propios jueces y Magistrados quieren a Medina Mora, y votar por él, es votar por restaurar el presidencialismo imperial.

Medina Mora no tiene antecedentes como juez ni como Magistrado, por lo tanto, no tiene carrera que demuestre eficacia, probidad y capacidad en la impartición de justicia.

Tiene antecedentes muy cuestionables en el espionaje, la seguridad pública y la procuración de justicia en los años de mayor violencia y mayores violaciones de derechos humanos cometidos a nombre del combate al crimen organizado, y privilegiar el uso de la fuerza policiaca en la resolución de conflictos sociales en nuestro país.

No hay muestras de honorabilidad ni de competencia en actos que la propia Corte documentó en muchas de sus diversas resoluciones. Nombrar a Medina Mora Ministro, es premiar la impunidad en la violación a estos derechos humanos, es un pésimo mensaje a toda la comunidad internacional que ha alertado sobre la grave crisis que vive nuestro país en este terreno, agudizada con el caso de los 43 normalistas desparecidos en Ayotzinapa.

Del michoacanazo, más de la forma en que obtuvieron la libertad de los 38 implicados, el punto central es que en ningún caso, ni siquiera uno, se lograron acreditar los delitos imputados, entonces pueden surgir aquí dos hipótesis.

Una. Que se hace uso de la PGR para hacer acusaciones políticas sin ningún sustento.

O dos. Es tan incompetente que no logró probar la responsabilidad de nadie en ninguno de los acusados.

Cualquiera de las dos cosas es muy grave y lo inhabilita para el cargo de ministro.

El hecho de que Medina Mora haya subido a las redes y a los medios para defenderse, habla precisamente de que se trata de una persona que no tiene buena reputación, que no es capaz como abogado ni se ha distinguido por su honorabilidad, y estos son requisitos ineludibles para poder ser nombrado ministro.

La buena reputación y la honorabilidad no se construyen desmintiendo las críticas, y el hecho de que él mismo ande haciendo campaña para mejorar su imagen es que él mismo reconoce que su reputación es muy mala, y este es un requisito constitucional que él no cubre.

Con el antecedente del michoacanazo, nombrar a Medina Mora es premiar la incompetencia como Procurador de la República, y el uso y abuso de las figuras del arraigo y testigos protegidos.

Asimismo, se trata de partidizar el ejercicio de la justicia, un mensaje tremendo en pleno proceso federal electoral, de este 2015.

Medina Mora ha mentido sistemáticamente al negar que él no conoció el operativo Rápido y Furioso, una operación que permitió introducir armas ilegales al país, armas que fueron a parar al crimen organizado, armas con las cuales se asesinó a muchos connacionales.

Elegir a Medina Mora como Ministro es premiar el intervencionismo de Estados Unidos y la ilegalidad para combatir el tráfico de armas, donde los propios norteamericanos son juez y parte.

Podemos recordar que durante el sexenio de Carlos Salinas, Medina Mora fungió como asesor del equipo negociador del Tratado de Libre Comercio, que ha representado el desmantelamiento de nuestra industria y la devastación del campo mexicano; eso sí, ocasionó la concentración de la riqueza de los hermanos Carlos y Raúl Salinas de Gortari, tal vez por ello, como lo señala hoy el periódico Reforma, Medina Mora descongeló las cuentas de Raúl Salinas antes de que lo determinara el juez; no respeta a los jueces, se salta al Poder Judicial al que ahora él quiere pertenecer.

Medina Mora pertenece al grupo salinista que está de regreso en la Presidencia. Con su voto, el PRI, el PAN y el Verde van a elegir al ministro incómodo, como Raúl Salinas fue el hermano incómodo.

Votar por Medina Mora es entregarle la mayoría de la Corte a Peña Nieto, y con ello extender sus afanes presidencialistas que anulan el equilibrio de poderes independientes y autónomos que definen a nuestra República, implica no respetar el federalismo, que intervenga estados y municipios a su antojo, con un congreso abyecto y ahora un tribunal entregado al Presidente.

El señor Medina Mora quiere formar parte de un órgano del Estado contra el que litigó persistentemente. Negar los hechos, mentir, distorsionar, han sido constantes en la actuación de Medina Mora.

Sólo en una de las pocas cosas que Medina Mora no le ha mentido a los mexicanos, es en lo que toca a los costos de una estrategia que él y otros diseñaron, la llamada guerra contra el narcotráfico. Él dijo: será una guerra larga, costosa, difícil, lo declaró al diario El País en noviembre de 2008; y lo ha sido.

Pero Medina Mora ha mirado la estela de muerte desde la comodidad de las Embajadas en el Reino Unido y en Estados Unidos, ya que aquí se habla de congruencia, habría que preguntar al proponente dónde está la congruencia cuando se propone para el máximo tribunal del país, a uno de los arquitectos de la guerra contra el narcotráfico, que según el gobierno actual fue una estrategia fracasada, luego por eso les dicen que no entienden, que no entienden.

Premiar a uno de los responsables del tiradero que les dejaron en materia de seguridad, es un enorme agravio, o debiera serlo al menos para Peña Nieto.

La incapacidad de Medina Mora para elaborar estrategias y trabajar junto con García Luna obstaculizó los esfuerzos de lucha contra las drogas y la capacidad de la PGR para procesar a los criminales, esto no lo digo yo, lo dice la Embajada de Estados Unidos.

Termino diciendo que este Senado no puede hacer oídos sordos a las más de 50 mil firmas que se han recolectado para que no se designe a Medina Mora como Ministro, a las voces de organizaciones defensoras de derechos humanos, a organismos de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, a especialistas en los medios de comunicación que han alertado sobre el sesgo conservador e ineficaz de un abogado que ha perdido todas y cada una de las batallas que emprendió como abogado del país, no es posible que cuando la Suprema Corte quiere modernizarse, actualizarse y estar abierta a la nueva Constitución, a las nuevas corrientes y tesis sobre derechos humanos, de primera, segunda y tercera generación, se opte por un ministro que representa todo lo contrario.

Votar a favor de Medina Mora representará un signo ominoso sobre la captura del Estado y el menosprecio a los derechos humanos fundamentales de las mujeres, de indígenas, de los derechos a la información, a la libertad de expresión, a la libertad de libre manifestación.

Es cuanto, señor Presidente.