+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Angélica De la Peña Gómez



Sen. Angélica
De la Peña Gómez


Grupo Parlamentario del
Partido de la Revolución Democrática
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: Adriana Noemí Ortíz Ortega

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 03 Oficina 07, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3127, 3519

E-mail: angelicadelapena@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 07 de noviembre de 2017


Intervención

Punto de acuerdo por el que se requiere a la Cancillería de México que, a nombre del Senado mexicano, solicite a la Sección de Clemencia, Junta de Indultos y Libertad Condicional del estado de Texas, suspenda la ejecución de la pena capital decretada en contra del mexicano Rubén Cárdenas Ramírez, programada para el 8 de noviembre de 2017, en virtud de que la misma constituiría una violación irreparable a los derechos fundamentales, a que se refiere el artículo 36 de la Convención de Viena.

La Senadora Angélica de la Peña  Gómez: Con su venia Presidente.

Señoras Senadoras, señores Senadores:

Es importante comentar el punto de acuerdo presentado por la Senadora Pilar Ortega, que con votación económica se ha determinado que se discuta, por su urgencia, por la celeridad de la determinación que pueda tomar el Senado de la República.

Y por desgracia tenemos que empezar esta intervención señalando que a pesar de la solicitud que se ha hecho a la Junta de Indultos y Libertad Constitucional de Texas, acaban de votar seis a cero, negarle el indulto al mexicano Rubén Cárdenas.

Es una lástima que no se escuchen las distintas razones, lo que se demuestra en el mundo, que hay alrededor de 20 mil personas que están condenadas a muerte. Un gran número de países todavía siguen recurriendo a la aplicación de la pena de muerte como un intento fallido de detener la delincuencia y el terrorismo.

Es verdaderamente inadmisible que en los últimos años se hayan ejecutado más de 2 mil 400 personas en 22 países. Y por supuesto hay que recordar que el  90 % de estas ejecuciones han acontecido en países como Arabia Saudita, China, Irán, Estados Unidos, recientemente Egipto y Nigeria han determinado también imponer cientos de condenas a muertes y algunas se caracterizan por juicios colectivos.

En las prisiones de Estados Unidos hay 54 mexicanos sentenciados a la pena de muerte, y entre los cuales también hay mujeres.

Asimismo se calcula que aproximadamente otros 75 mexicanos se encuentran en proceso y desafortunadamente muchos de ellos podrían ser condenados a la pena capital,  33 de estos casos pertenecen, ciertamente igual que Rubén, al grupo denominado Caso Avena.

En este contexto pareciera que la inminente ejecución de Rubén Cárdenas Ramírez, mexicano oriundo de Guanajuato. Además de una decisión lamentable que atenta contra la obligación de todos y cada uno de los miembros de la Comunidad Internacional, de dar cumplimiento a nuestros compromisos y obligaciones internacionales en materia de debido proceso, notificación, asistencia consular, representa un acto ilegal que vulnera todas las garantías jurídicas encaminadas a salvaguardar el derecho más importante, que es el derecho a la vida.

Por ello, afirmamos, desde el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, que se suma a la propuesta de punto de acuerdo propuesto por la Senadora Pilar Ortega, a que sigamos insistiendo que en el ámbito de la Comunidad Internacional se construyan compromisos ineludibles para que todos los estados democráticos tengan y garanticen una convivencia pacífica y constructiva entre las naciones.

Nos parece verdaderamente inadmisible que no se atienda lo que desde distintos organismos internacionales, como Amnistía Internacional u organismos de derechos humanos, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que han estado atentas a la determinación del proceso de, en este caso Rubén, no se tomen en consideración por las autoridades, como lo acabamos de ver en esa votación de esta junta.

Y por lo tanto nos preocupa mucho que se afrente, particularmente el artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que establece que no hay derecho más importante que aquel que todo individuo tiene a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Es importante recordar, en el marco de esta discusión, también lo que establece el artículo 6 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que estipula: “Que el derecho a la vida es inherente a la persona humana, y por ese mismo hecho deberá ser protegido por la ley”.

Por ello, el aprobar la adhesión de México al segundo protocolo facultativo del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos destinado a abolir la pena de muerte, y al Protocolo de la Convención Americana sobre Derechos Humanos relativo a la abolición de la pena capital, este Senado dio un paso contundente hacia la conservación de dichos principios en nuestro territorio, y sumó al Estado mexicano en los esfuerzos de la comunidad internacional para erradicar del mundo el asesinato legal y lograr la reducción de las sentencias privativas de la libertad que aún están por cumplirse en diversos países.

Es importante para nosotros seguir insistiendo que en el Marco del Día Mundial Contra la Pena de Muerte, que se conmemora, se conmemoró el 10 de octubre, y que desde la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en el marco de este día, se insistió ante Texas, y particularmente ante el Gobernador Greg Abbott, que se indultara a este mexicano Rubén Cárdenas Ramírez.

Hoy tendríamos, si me permite sugerir de manera respetuosa, Senadora Pilar Ortega, que cambiara el punto de acuerdo de su resolutivo, en vista de que esta Junta de Indultos y Libertad Condicional, ya tomaron una determinación unánime de no atender lo que estamos solicitando.

Me parece que el Senado de la República tiene que recurrir, de manera expresa, a que el Ejecutivo, el Presidente Peña Nieto se dirija al Presidente Donald Trump, y le pida el indulto. Es una facultad que tiene como representante del Gobierno Federal de Estados Unidos.

Y, por supuesto, también insistirle al Gobernador de Texas, que en función de sus facultades, también pueda otorgar el indulto a nuestro connacional, Rubén Cárdenas Ramírez.

Me parece que tendríamos que enmendar esa parte del punto de acuerdo, y seguir insistiendo en que la lista de mexicanas y mexicanos que están esperando igualmente que sus casos sean revisados para que no sea inminente la pena de muerte que los sacrifique, también deberíamos ser más contundentes el gobierno mexicano en el rechazo a que los y las mexicanas puedan ser presas de este odioso, odioso recurso, que además, por cierto, no sirve para nada, si es lo que se pretende por parte de la justicia, se ha evidenciado que no sirve para enmendar, para lograr que la gente no emprenda delitos.

Pero por cierto, el caso de Rubén no es el caso, no es el caso, es la exigencia del gobierno mexicano a que no hubo un debido proceso legal. Hay que dejarlo muy claro.

Para nosotros, igual que como él, se define: “Rubén es inocente”.

Gracias por su atención.