+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Angélica De la Peña Gómez



Sen. Angélica
De la Peña Gómez


Grupo Parlamentario del
Partido de la Revolución Democrática
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: Adriana Noemí Ortíz Ortega

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 03 Oficina 07, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3127, 3519

E-mail: angelicadelapena@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 31 de octubre de 2017


Presentación de Iniciativa

Proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo.

La Senadora Angélica de la Peña Gómez: Gracias, Presidente.

Con su venia.

Es una iniciativa que presentamos la Senadora Diva Hadamira Gastélum, del PRI, y su servidora.

Es una iniciativa muy importante porque pretende modificar la Ley Federal del Trabajo para que se reconozcan los derechos de las trabajadoras, que es en su mayoría mujeres, y los trabajadores de la maquila.

¿Cuál es el contexto de esta iniciativa?

En primer lugar, hay un análisis respecto de cómo el mundo está cada vez más interconectado. Las transformaciones experimentadas en las últimas décadas por la industria han producido cambios significativos en la magnitud y en la estructura del empleo, generado sobre todo de manera particular por la industria maquiladora.

No hay mejor ejemplo de ello que la frontera entre nuestro país y Estados Unidos. En el lado mexicano de la frontera, para el año 2015, se contabilizaban cerca de 3 mil fábricas que importan componentes y materias primas en donde las y los trabajadores ensamblan productos, y la mayoría de los bienes terminados tiene como destino Estados Unidos.

A nivel nacional se observa que el 13.2 % de las y los trabajadores mexicanos son de la industria maquiladora con 5 mil compañías, un poco más de 5 mil compañías establecidas en nuestro territorio; y con 2 millones 373 mil 416 colaboradores, según los datos que nos da Inegi.

No estamos hablando de cualquier población, estamos hablando de una gran población en donde, insistimos, la mayoría son mujeres y, por lo tanto, en el ámbito de los derechos laborales sabemos que las condiciones de su empleo en estas industrias maquiladoras evolucionaron de forma contraria al respeto de los derechos de las y de los trabajadores, que se ha venido observando en otro tipo de trabajos.

Lo anterior tiene su explicación en el hecho de que en una industria que se diseñó para buscar la máxima rentabilidad, y en ese sentido se implementan políticas de salario, horarios, condiciones y prestaciones, pues, por desgracia, se encuentran al margen de lo que regula la Ley Federal del Trabajo.

En nuestro país la presencia de las mujeres en el sector maquilador se hizo más notable durante los años setentas en la zona fronteriza con los Estados Unidos, particularmente en Ciudad Juárez, Chihuahua, debido, entre otras cosas, a la demanda laboral y las exigencias del mercado textil que condujeron a la contratación de miles de mujeres bajo condiciones de trabajo verdaderamente precarias, que incluyen jornadas de trabajo con más de doce horas, con salarios sin derecho a prestaciones sociales básicas, como la seguridad social o la salud, vivienda, o el reconocimiento, por ejemplo, de la antigüedad laboral para tener derecho a una jubilación.

La contratación de mujeres en esta industria obedece a que este tipo de trabajo requiere de ciertas características para efectuarlo, por ello, en esta industria, es muy común encontrar a jóvenes entre los 15 y los 25 años de edad sin hijas o hijos, sin experiencia laboral, no embarazadas y, además, con un certificado de no gravidez para poder ser contratadas.

Por tanto, las mujeres de este sector tienen que soportar una inequitativa carga de trabajo, y a menudo se les impone grandes tareas para la producción, es decir, que las personas propietarias de la industria maquiladora se han aprovechado de esta flexibilidad, de esta falta de definición clara y precisa en la norma de la Ley Laboral para abusar de las condiciones físicas, psicológicas, culturales y sociales de las mujeres que realizan este tipo de trabajo.

De hecho, en 40 años de participación activa de las mujeres en la industria maquiladora, no ha mejorado su situación laboral, es algo verdaderamente patético. Y la legislación, además, como ha sido omisa en reconocer estos derechos, pues claro que las condiciones de trabajo de todas estas personas, especialmente de las mujeres, están en situación de una gran vulnerabilidad, de afectación a sus derechos más elementales, que ya se reconocen en otros sectores.

Miles, miles de mujeres que trabajan en esta industria enfrentan despidos injustificados, horas extras sin pago, violencia y hostigamiento sexual, brecha salarial por género, discriminación, centros de trabajo inseguros o antihigiénicos.

Simplemente recordar, las chicas asesinadas en Juárez tienen que ver, precisamente, con esas condiciones tan adversas en que son contratadas en las maquiladoras, y cómo al salir no encuentran absolutamente ninguna situación de seguridad, y que las ha puesto en una situación no solamente de vulnerabilidad, por desgracia, en una situación de riesgo.

Basta hacer un balance de cuántas son las chicas desaparecidas, o a quiénes se han encontrado, por desgracia, muertas, vamos a encontrar aquí una parte importantísima de jóvenes, tiene que ver con el trabajo en estas maquiladoras.

En el sentido, por eso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fue muy enfática en su informe sobre la situación de los derechos humanos en México denunciando lo siguiente:

Por ejemplo, solamente voy a mencionar algunos de los aspectos de este informe.

Las trabajadoras de la industria maquiladora son víctimas habituales de una forma de discriminación que afecta exclusivamente a las mujeres.

Las maquiladoras les exigen que se sometan a exámenes de embarazo como condición para el empleo, y les deniegan el trabajo si el resultado es positivo.

En algunos casos si una mujer queda embarazada poco después de empezar su trabajo en una maquiladora puede ser maltratada y forzada a dejar su trabajo por dicha causa.

El trato discriminatorio de las empresas del sector de maquiladoras está destinado a las mujeres violando, así, normas internacionales de derechos humanos y derechos del y la trabajadora.

Esto dice el informe de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y, además, señala al gobierno mexicano, que a pesar de su obligación jurídica internacional y nacional de garantizar la protección de estas trabajadoras ha hecho muy poco por reconocer o remediar las violaciones de los derechos al trato no discriminatorio y a la intimidad de estas mujeres trabajadoras de la maquila.

Además, el hecho de que el gobierno mexicano no corrija la discriminación, es una violación al derecho de las mujeres a decidir cuántos hijos desean  tener y cuándo hacerlo como establece el artículo 4º de nuestra Constitución.

De hecho, los funcionarios mexicanos responsables de comprobar el cumplimiento y la aplicación de la Ley Federal del Trabajo que prohíbe expresamente la discriminación sexual, condenan inconsistentemente este tipo de prácticas discriminatorias, se consideran incapaces de aplicar la ley, y uno de ellos considera la discriminación basada en el embarazo razonable o legítimo. A ese grado hemos llegado.

De tal manera que la situación se agrava además por condiciones insalubres en los cuales frecuentemente deben trabajar las mujeres, no quiero mencionar detallar las situaciones de trabajos en donde se manejan sustancias químicas y solventes, porque francamente es cuestión de volver a leer el informe de la Comisión Interamericano de Derechos Humanos para darnos cuenta de la gran magnitud de situaciones que deben adecuarse y corregirse para brindar un ambiente sano laboral.

Además, tengo que señalar el otro gran problema, el hostigamiento sexual, el trabajo de las  maquiladoras representa para estas mujeres por su baja condición, por su baja formación educativa una de las mejores opciones de trabajo que pueden conseguir, de tal manera que están sufriendo una serie de discriminaciones que las pone en simplemente no tener otra posibilidad de conseguir un empleo, un empleo al que, por cierto, en ninguno de estos lugares se capacita, no hay manera de que se pueda asegurar el cumplimiento de la ley, y por supuesto, de las convenciones que son importantes tomar en consideración, particularmente la Sedau.

De tal forma que hoy presentamos esta iniciativa que adiciona un nuevo capítulo a la Ley Federal del Trabajo, este nuevo capítulo, el Décimo Tercero Ter, se definiría de las personas trabajadoras de la maquila, y establece una serie de artículos que es importante atender, incluir en Ley Federal del Trabajo, y lo voy a mencionar por obviedad del tiempo de manera general.

¿Qué se entiende por maquiladora?

¿Cuáles son las siguientes formas jurídicas, en donde destacamos la subcontratación, que es el caso en el cual una empresa extranjera contrata con otra empresa mexicana el ensamble de productos proveyéndola o no de la maquinaria e insumos requeridos para la fabricación?

Y, por supuesto, la definición de que es la empresa extranjera.

En otro artículo establecemos el salario profesional, en el trabajo de la maquila, igual, dotamos a la Comisión Nación de Salarios que garantice cómo debe ser este salario.

Las obligaciones de las maquiladoras que tienen que apegarse en su funcionamiento a su objetivo social, otorgar fianza para comenzar su funcionamiento ante la autoridad laboral, el manejo de los desechos, notificar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, enlistado de las y los trabajadores que prestan servicios.

Hace poco aquí en el sismo tuvimos un problema grave en una maquiladora que fue, por desgracia sucumbió al sismo en la calle de Bolívar, y no sabíamos, no teníamos los datos de cuántas trabajadoras además por su condición de extranjeros, sabíamos cuántos trabajadores estaban ahí, y fue algo que motivó, incluso un punto de acuerdo desde este Senado de la República.

Termino diciendo que además, entre las obligaciones por supuesto no contratara personas menores de edad, menores de 18 de edad, casi siempre se falsifica el acta de nacimiento para poder contratarlas desde  los 15 años de edad, y claro, además, insistir en que no es ilegal la prueba de embarazo o también es ilegal que siendo trabajadoras con hijos, puedan simplemente perder el trabajo.

Hay que tomar en consideración una serie de cuestiones que estamos estableciendo para que cumplan los patrones, y, por supuesto, también cuáles son los derechos que tienen las mujeres trabajadoras de la maquila en períodos de lactancia, etcétera.

En fin, nos parece que esta iniciativa que hoy presentamos para que se estudie en las comisiones es una importante reforma que deberíamos a prestarnos a estudiarla y dictaminarla.

Es  lo menos que podemos hacer para las mujeres trabajadoras de  nuestro país, son más de dos millones, son las mujeres más pobres, son las mujeres que en su vida no recibieron las oportunidades para estudiar, para capacitarse y luego tienen que emprender en las condiciones más adversas la contratación con todas estas violaciones a sus derechos humanos que es necesario que corrijamos.

Muchas gracias, por su atención.