+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Angélica De la Peña Gómez



Sen. Angélica
De la Peña Gómez


Grupo Parlamentario del
Partido de la Revolución Democrática
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: Adriana Noemí Ortíz Ortega

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 03 Oficina 07, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3127, 3519

E-mail: angelicadelapena@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 24 de octubre de 2017


Presentación de Iniciativa

Proyecto de decreto por el que se adiciona un segundo párrafo a la fracción XXXII del artículo 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y se reforma y adiciona el artículo 19 Bis de la Ley General de Protección Civil.

La Senadora Angélica de la Peña Gómez: Gracias, Presidente, con su venia.

Señoras Senadoras, señores Senadores:

En la actualidad son cada vez mayores los flujos migratorias de niñas, niños y adolescentes en contexto de migración internacional no acompañados, alrededor del mundo huyen de conflictos bélicos, de violencia social, grupos delincuenciales, de la pobreza o en busca de un lugar de residencia que les permita tener una mejor expectativa de vida.

Latinoamérica, y particularmente Centroamérica, no se ha visto, por desgracia, ajena a esta situación, sobre todo la migración es muy alta y preocupante en los países que están configurados como el Triángulo Norte de América Central, Guatemala, El Salvador y Honduras, cuya niñez en los últimos 10 años ha generado flujos migratorios importantes hacia el norte del Continente, a fin de tener una oportunidad en su desarrollo y en su vida.

Según la información consultada al ACNUR, las causas de salida de las niñas, niños y adolescentes son objetivas y estructurales, y en ellas se pueden identificar tres principales.

Uno. Por el contexto de violencia, criminalidad y e inseguridad ciudadana prevaleciente en la zona.

Dos. Por razones económicas derivadas de las desigualdades social y precariedad económica.

Tres. Por los movimientos encaminados a la reunificación familiar.

Es así que el 48.6 % de niñas, niños y adolescentes han salido de sus países por una situación de violencia.  El 22.2 %  lo han hecho por reunificación familiar. Y el 29.2 % por motivos económicos.

Las formas de violencia que experimentan las niñas, niños y adolescentes en sus países son la violencia vivida en el ámbito privado, que correspondería principalísimamente a su hogar o grupo doméstico.

Y la que tiene que ver  con la violencia vivida en el ámbito público, exaltada ya sea en su colonia o en su barrio o en su municipio.

De acuerdo con lo señalado por Unicef, en el Continente Americano las y los migrantes de cero a 19 años representan el 23 % del total de la población migrante internacional de esa región. Las y los migrantes entre 15 y 19 años representan 39 % de la población migrante internacional menor de 20 años de la zona. Mientras que el grupo de cero a 4 años de edad representa el 13 %.

Miren los siguientes datos:

En el 2013 el Instituto Nacional de Migración aseguró 9 mil 630 niñas y niños y adolescentes en nuestro país. Según los registros que son públicos en la Unidad de Política Migratoria de la Segob.

Y por ejemplo en el año 2014, igual el Instituto aseguró a 9 mil 090 adolescentes, de edades entre 12 y 17 años.

Y en el 2015, 17 mil 911.

Y de enero a julio de 2016, 8 mil 370. Todos niños,  niñas y adolescentes menores de 18 años de edad, en contexto de migración internacional no acompañados. Solamente me estoy refiriendo a quienes se encuentran en esta característica, no acompañados por algún adulto.

Dicho Instituto, el Instituto Nacional de Migración detuvo en el 2014 a mil 853; en el 2015 a 2 mil 457, y de enero a julio de 2016 a 956 personas menores de edad.  Por tanto en el 14 fueron detenidos 10 mil 943 niñas y niños con esta característica de situación de migración, pero no acompañados.

Es de destacarse que en estas estadísticas antes referidas se aprecia que las y los adolescentes representan 86.23 %, es decir, mayores de 12 años. Y que menores de 12 años en su calidad de niñas y niños representan el 13.76 %.

Es importante resaltar que el marco normativo a nivel internacional que está vinculado a esta grave problemática, que por desgracia en nuestro país, como podemos ver en estos datos, reflejan que estamos ante un problema complicado, un problema grave, porque simplemente pongámonos a pensar las situaciones de riesgo, las terribles situaciones de vulnerabilidad en las que se encuentran las niñas, las adolescentes y por supuesto los niños y los adolescentes que están no acompañados, entrando por nuestras fronteras sur, y caminando todo lo largo de nuestro país para intentar pasar al estado vecino.

Es una situación realmente, como ya lo vivimos, en algunos tiempos  pasados por una determinación no controlada por parte del gobierno de Barack Obama, como una situación de crisis humanitaria que tuvimos que conocer también en este Senado de la República, porque además con esas características, en parte de Estados Unidos también había niñas y niños mexicanos.

No estoy hablando en esa iniciativa de las niñas y los niños mexicanos que también se encuentran en carácter de no acompañados, que también salen de sus pueblos y buscan pasar a Estados Unidos, en muchos lugares por las características de la movilización de la migración que caracteriza a nuestros países de Centroamérica. Solamente estoy hablando de quienes se encuentran en una situación de migración no acompañada, en situación irregular que entraron a nuestro país y que no son mexicanos.

Aún a pesar de las distintas leyes, opiniones consultivas, lo resuelto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la propia Comisión Interamericana, el Instituto Interamericano de la Niñez, etcétera, y sobre todo las convenciones y los protocolos que son vinculantes para nuestro país, observamos que la situación no cambia, no decrece y sigue siendo grave.

Falta conocer con puntualidad lo que pasa en este año, pero todo indica que la situación no va a cambiar. Y es muy grave porque además del contexto internacional que yo acabo de mencionar, de estos mecanismos internacionales, tanto de Naciones Unidas, como de la Organización de Estados Americanos, en México tenemos leyes importantes, ni más, ni menos, una Ley General para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que tiene un capítulo especial donde a este colectivo se le define puntualmente como en situación de vulnerabilidad y riesgo. Pero además se les reconocen todos  los derechos que deben gozar, independientemente de la situación que conocemos de ellos, ser no mexicanos, y además por desgracia no estar acompañados.

Por lo tanto, es importante además, seguir atendiendo lo que hemos estado impulsando de modificaciones a la Ley Nacional de Migración, acá está la señora Presidenta de la Comisión, que  ojalá podamos ponernos de acuerdo para atender lo que la Cámara de Diputados nos ha solicitado, de una minuta que tenemos de la Cámara de Diputados en relación a la modificación a  lograr que pueda tener una armonización con la Ley de los Derechos de la Niñez.

Y yo creo que es importante también en este contexto esta reforma que estoy presentando, que también en el Senado podamos dictaminar esa minuta que viene de la Cámara de Diputados, porque va en el mismo sentido de la preocupación de esta reforma.

No voy a seguir abundando en los argumentos de la importancia de esta reforma, simplemente quiero terminar por obviar el tiempo. Decir que hay un impuesto que se cobra a partir de lo que establece la Ley Federal de Derechos a todas las personas extranjeras que entran a nuestro país, son millones todos los días, principalísimamente, la inmensa mayoría por la zona de Baja  California. 

De toda nuestra frontera, de lo largo de nuestra frontera, de todas las garitas, casi el 90 % entra por Baja California, por las garitas de Baja California, y lo que observamos es que se pagan por este impuesto 500 pesos la entrada de todas las personas extranjeras, la inmensa mayoría por supuesto son norteamericanos.

Y por una situación de un cálculo, la mayoría de los recursos que se obtienen, van a dar al sector de turismo, cuando el Instituto Nacional de Migración, frente a esta problemática que acabo de mencionar, debería dedicarlo más a atender la situación terrible de migración de estas niñas y niños, y que hoy  el Sistema para la Protección de los Derechos de la Niñez, presenta dificultades, la Cámara de Diputados no atiende esta situación necesaria para que esas niñas y niños dejen de estar en la situación en la que se encuentran.

De tal forma, que la iniciativa pretende subir de 500 pesos la entrada a que suban a 660 o 666 pesos, pero además también lo que plantea la reforma es que se garantice que todas las personas paguen, porque hoy es una ínfima parte de extranjeros los que pagan, la gran mayoría no paga por una ineficiencia de personal de migración.

También en ese sentido va la iniciativa, subir con funcionarios que atiendan esta entrada para recibir los impuestos y sin mover tanto el cálculo que tiene la Ley modificada en época del Presidente Fox, que siga yéndose la parte más importante al fomento al sector turismo, pero sobre todo ahora, por estas nuevas características de crisis que tenemos con las niñas y niños no acompañados, en situación  de migración no acompañados, puedan ser atendidos.

Ojalá que esta reforma, de veras, nos pongamos de acuerdo para poder ayudar al Instituto Nacional de Migración, al Sistema de Protección, pero sobre todo, a las niñas y niños y adolescentes no acompañados.

Gracias, Presidente.