+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Angélica De la Peña Gómez



Sen. Angélica
De la Peña Gómez


Grupo Parlamentario del
Partido de la Revolución Democrática
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: Adriana Noemí Ortíz Ortega

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 03 Oficina 07, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3127, 3519

E-mail: angelicadelapena@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 28 de septiembre de 2017


Presentación de Iniciativa

Proyecto de decreto por el que se reforman la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres.

La Senadora Angélica de la Peña Gómez: Gracias Presidente, con su venia.

Con respeto a las señoras y señores Senadores, me permito exponer una iniciativa con proyecto de decreto que reformaría la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres y la Ley General para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Y en este sentido quisiera mencionar que desde Naciones Unidas, en esta materia que tiene que ver con violencia de género, se ha establecido un ámbito importante de trabajo, de relación desde sus distintos fondos, particularmente ONU-Mujeres para influir en el empoderamiento de las mujeres en el mundo.

Y destaca de manera relevante y preocupante que dos terceras partes de los países en el mundo que han legislado para proteger a las mujeres, particularmente las que sufren distintas formas de violencia, y a pesar de estos avances legislativos, todavía se sigue mencionando de manera preocupante en cada una de las encuestas y estudios que se hacen a nivel internacional y a nivel nacional, que una de cada tres mujeres, es decir, estamos hablando de una población del 35 % de las mujeres, sufre o ha sufrido violencia física o sexual, o psicoemocional principalmente, por desgracia, por parte de su compañero o ex compañero sentimental.

El 38 % de los asesinos de mujeres que se producen son cometidos por su pareja o ex pareja masculina. Y por desgracia en México las cifras no son diferentes.

Debemos recordar, la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de Relaciones en los Hogares, la última, la del 2016, manifiesta que 46.5 millones de mujeres entre 15 o más años que residen en nuestro país, de ellas se estima que el 30.7 %, 7.7 millones de ellas, es decir, estamos hablando de un 66 % de esta población, han padecido al menos alguna forma de violencia contra ellas, por su condición de género.

Los costos sociales y los costos económicos de este problema son enormes y repercuten necesariamente en toda la sociedad. Ya escuchamos, leemos que incluso el Fondo Monetario Internacional o el Banco Interamericano de Desarrollo o cualquier otra instancia que antes económica, incluso de corte neoliberal, imposible que viésemos que en su análisis reflejaran la violencia de género como una de los lastres que impide el desarrollo que afecta a las empresas y hoy además en esos ámbitos donde nunca supondríamos se visibilizaría este terrible flagelo, hoy está siendo alertado a todos los países del mundo y a toda la empresa privada como uno de los obstáculos para el crecimiento también de las propias empresas.

En 2015 la violencia contra las mujeres por lo tanto, costó en el caso de México, el 1.4 % del Producto Interno Bruto, lo que en términos absolutos representa 245 mil 118 millones 266 mil 538 pesos, según el estudio que realizó el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM, y además de la Conavi.

En estos 10 años, a partir de la vigencia de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, el objeto de establecer la coordinación entre la Federación, las entidades federativas y  la Ciudad de México, así como los municipios para prevenir, para atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas, por desgracia no ha tenido buen éxito.

A la fecha muchas de las acciones y de las políticas públicas que emanan de esta ley, por desgracia no se han cumplido, no se han implementado y algunas incluso ni siquiera cuando están diseñadas y respaldadas por recursos económicos del Erario Público han logrado tener un éxito a cabalidad.

Es importante en este sentido rescatar uno de los mecanismos importantes de esta ley, que es la declaratoria de alerta de violencia de género, que aun cuando en muchas entidades del país se ha declarado, vemos una gran cantidad de ineficiencias, de no comprender el significado de la alerta, incluso no atender lo que la propia ley señala, debe configurarse para que se haga la declaración.

Sobre la alerta de violencia de género, estas 28 entidades donde de alguna manera hay algún proceso de investigación o de solicitud, se encuentra una gran resistencia por parte de las autoridades, tengo que señalarlo otra vez, principalísimamente por parte de los gobiernos locales para tener un estudio más profundo de cuáles son las condiciones que llevan a las mujeres a padecer violencia de género, y sobre todo atender lo que ya por ejemplo el Inegi nos está alertando respecto de que es necesario revisar las políticas que derivan de esta ley y que no están teniendo ninguna trascendencia.

Todas las encuestas que nos ha dado últimamente Inegi nos vuelve otra vez a destacar que en vez de que se aliente a que el donde se declara la alerta de violencia de género haya una constricción, se detenga la violencia, lo que se ha demostrado es que al revés, se ha incrementado. Estamos hablando de una situación realmente muy grave.

Muchas de estas recomendaciones, como sabemos, son de grupos de trabajo, de especialistas, de expertas que han determinado con puntualidad cuáles deben ser las características para que pueda funcionar de manera eficiente esta declaratoria de alerta de violencia de género.

Yo creo que debo también señalar que una parte del problema, además de no tener los diagnósticos que se necesitan de la violencia de género en las distintas instituciones, como dice la ley: que no tenemos un Banco Nacional de Datos sobre dónde se encuentra la violencia en todas sus expresiones, tipos y modalidades.

También tengo que señalar que tenemos una serie deficiencia en la Conavim, y en este sentido va esta iniciativa que hoy presento ante ustedes, porque de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación, por ejemplo, en 2014, Conavim no comprobó haber ayudado a disminuir los diferentes de violencias contra las mujeres y las niñas, así como tampoco integró, de manera debida, los datos de la información que posee.

No es nuevo el señalamiento y la preocupación que tenemos, que una instancia que se creó para contener, para diseñar desde la Secretaría de Gobernación, coadyuvar con los mecanismos de las mujeres en las entidades federativas hacia lograr prevenir, atender, investigar, sancionar y caminar hacia la erradicación de la violencia contra las mujeres, por desgracia hoy no está funcionando.

De tal manera, que es necesario también rescatar uno de los acuerdos importantes y más trascendentales que México ha aprobado en el Marco de la Conferencia de Beijing, la constitución de las instituciones, de los mecanismos para la atención a los derechos de las mujeres a través de estas instituciones que hemos ido conformando.

El Instituto Nacional de las Mujeres, es uno, como ya he dicho, pero también las entidades federativas tienen alguno similar, o incluso, ya hay en tres estados una secretaría específica para el desarrollo, para el empoderamiento, para promover la igualdad de las mujeres.

Entonces, hoy, frente a esta situación es necesario revisar la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres, para que pueda tener un papel más activo, no dejar sola a la Conavim, sino tener un trabajo de interrelación con los mecanismos de las entidades federativas y resolver, influir, trabajar de manera coordinada, de manera articulada, de manera armónica, todo el país en los tres órdenes de gobierno, para ponerle fin a la violencia contras las mujeres y contra las niñas.

Es un horror lo que se padece por muchas de ellas, pero también por desgracia, y con eso termino, es decepcionante que hemos hecho leyes buenas, hemos hecho leyes importantes. Aquí siempre venimos a apoyar esta materia, y los resultados de las encuestas es que hay instituciones que no sirven para el objeto de su creación, y hay leyes que no se aplican de manera debida para resolver este grave problema.

De tal manera, que ojalá que pronto podamos resolver estas iniciativas que hoy estoy presentando.

A todas y a todos ustedes, muchas gracias por su atención.