+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Layda Sansores San Román



Sen. Layda
Sansores San Román


Grupo Parlamentario del
Partido del Trabajo
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: María del Carmen Ojesto Martínez Porcayo

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 3 Oficina 23, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3254, 5160, 5165

E-mail: layda.sansores@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 24 de abril de 2018


Intervención

Comunicaciones de los Ciudadanos Senadores.

Una, de la Sen. Layda Elena Sansores San Román, por la que solicita licencia para separarse de sus funciones legislativas, por tiempo indefinido, a partir del 24 de abril de 2018.

La Senadora Layda Sansores San Román: Presidenta, gracias.

Compañeras, compañeros, hoy cierro el capítulo más trascendente de mi vida pública.

En esta Legislatura, soy quien más años tiene como legisladora, dudé en despedirme, pero me siento obligada a dejar una última reflexión.

Me voy sin descifrar cómo habiendo tantos liderazgos, tanta inteligencia y experiencias concentradas, el Senado es una institución inservible a una sociedad que no representa, que no sirve de contrapeso al gobierno porque el Presidente tiene la mano metida.

Fui parte de un Senado que se congeló en el tiempo.

Muy pocos son dueños de sí mismos, cargan con ataduras heredadas que impone la vida partidista en la que la mansedumbre, la obediencia, la disciplina fermentada termina por controlar sus conciencias y les impide ser libres.

Peor que la obscuridad que envolvía al país en estos tiempos fue la ceguera, la complicidad, la ausencia de muchos.

Para distraer a la ciudadanía, los maestros a los trabajadores, mientras se aprobaban leyes  para dejarles una patria deformada, se inventaban verdades, se engatusaba con sofismas y se ponía  demasiada fragancia a las palabras.

El Senado contribuyó a dejar una ciudadanía indignada y a una patria querida.

Este  Senado deja charcos de culpas.

Sé que al romper protocolos y contradecir rituales, mi voz no tuvo para muchos contornos, tuvo para muchos contornos provocadores  e insolentes, pero no había otra manera.

Dice el filósofo que las críticas se hacen de frente y los elogios por la espalda.

Creo que la verdad debe decirse sin aderezos y lo que sí les aseguro que nunca fue mi intención agredir en lo personal  a nadie, sino evidenciar en su momento lo que representaban.

Nunca hablé por arrebato, sopesé  compañeros y hoy permítanme despedirme de ustedes hasta con una sonrisa…

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González:   Favor de prestar atención a la oradora.

La Senadora Layda Sansores San Román: Nunca hablé con arrebatos, sopesé cada palabra y calculé el precio de ser libre.

Quiero expresar mi afecto personal a cada uno de ustedes, los hay talentosos y sensibles.

Quiero saludar a mi amigo Dante Delgado, quien ahora está en otra trinchera, pero que mientras caminamos juntos siempre fue respetuoso a mis rebeldías.

Al Senador Cordero llévenle el mensaje, le valoro haber puesto fin a la arbitrariedad de que Senadores sin fracción parlamentaria perdieran derechos fundamentales, aquí habían Senadores de primera y Senadores de segunda, todos algo hicieron, pero él fue el Presidente que más hizo por los trabajadores más modestos de esta Cámara, a quien este Senado les ha arrancado su condición de humanos.

Al Senador Emilio Gamboa, le pido Senador Burgos le lleve usted este mensaje.

Senador Gamboa, no sabe cuánto me pesaba alterar sus estrategias.

Mi familia tiene para usted motivos de gratitud, aquí está uno de mis hijos y ellos no olvidan que gracias a Diana Laura Colosio, y a que usted personalmente se ocupó de ello, mis hijos no tuvieron el dolor de ver morir a su padre por asfixia, dilema, le confieso, fue decidir ser vocera del sentir ciudadano y estar por encima de los sentimientos de gratitud que a usted le guardaremos toda la vida.

A usted Senador Manuel Bartlett, qué decirle, a usted ni siquiera lo adiviné, usted para mí fue un asombro, fue mi mejor escuela, lo considero el más experimentado, el más informado, el más sabio, me hizo entender que usar la tribuna es una forma eficaz de resistencia, y es lo único que te queda cuando la línea que lanzan desde Los Pinos acribilla los más sólidos argumentos.

A los ciudadanos generosos que me alientan.

A mis hermanos campechanos guerreros que después de 20 años nada ni nadie los ha roto.

Al equipo extraordinario que hoy desafía la jungla en Álvaro Obregón.

Al hombre que amo.

A mis hijos.

A mi familia que recibe los golpes y comparte los riesgos.

A mi abuela.

A mis padres en donde estén, gracias.

Por mi parte me voy a seguir buscando la patria, esa patria que soñé, al lado dice ejército ciudadano que López Obrador, un líder de esos que nacen rara vez, vino a organizar y a conmover.

Y como dijo un poeta: “¡Qué importa que el gobierno mate!”

“¡Qué importa que el gobierno ladre!”

Nosotros vamos a mantener el valor y nos aferramos a la lucha.

Seguiremos empapando con nuestro sudor la tierra.

Y filtraremos por todas las rendijas la esperanza, que está en la puerta el verano invencible y trae frutos frescos y olores de justicia, y espero, entonces, que florezca también un nuevo Senado digno de los mexicanos.

Un abrazo a ustedes.

Gracias.