+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora María Cristina Díaz Salazar



Sen. María Cristina
Díaz Salazar


Grupo Parlamentario del
Partido Revolucionario Institucional
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: María Esther Terán Velázquez

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 04 Oficina 15, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3345, 3454

E-mail: cristina.diazs09@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 19 de septiembre de 2013


Presentación de Iniciativa

De la Sen. Cristina Díaz Salazar, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley General de Educación, la Ley General de Cultura Física y Deporte y se expide la Ley de Fomento a la Charrería, símbolo de mexicanidad e identidad nacional.

-LA C. SENADORA MARÍA CRISTINA DÍAZ SALAZAR: Gracias, señor presidente.

A nombre de mis compañeros, a quienes reconozco también su disposición a esta iniciativa, a la senadora Martha Elena García, al senador Manuel Cavazos Lerma.

Pues, primero, a nombre de los tres, desde esta tribuna saludamos al Presidente de la Federación Mexicana de Charrería, a nuestro amigo, al doctor Miguel Ángel Pascual, a Melisa I, Reina de los Charros de México, y a los representantes de las diversas asociaciones de charros de la República Mexicana.

Muchas gracias, y sean ustedes bienvenidos y ser testigos de este acto. (Aplausos)

Con motivo del día 14 de septiembre, que se conmemoró el Día del Charro.

Señoras y señores senadores: La iniciativa que presento el día de hoy, tiene una especial relevancia para la sociedad mexicana, para los niños y jóvenes de México.

La mexicanidad e identidad nacional debe ser fomentada dentro del proceso educativo nacional.

La presente iniciativa, si bien reforma la intención de aquélla que fue presentada en la Cámara de Diputados, por la entonces diputada amiga, María Esther Terán, propone reformas a la Ley General de Educación, a la Ley General de Cultura Física y Deporte, así como a la expedición de la Ley de Fomento a la Charrería, con la finalidad de establecer que en el proceso educativo, el Estado, deberá también fomentar el reconocimiento y la práctica de la charrería, como deporte nacional.

Fomentará además el valor de las tradiciones, las actividades culturales y deportivas, que son símbolo de mexicanidad y de identidad nacional.

Cierro la cita, de la diputada María Esther Terán.

Con ello, quiero dar un claro reconocimiento a nuestro deporte nacional, poniéndolo como un elemento fundamental del sistema educativo,  y así impulsar a que las nuevas generaciones se sientan identificadas con una de las más importantes tradiciones mexicanas.

La charrería tiene una historia de menos de un siglo. Si bien es heredada de una larga tradición cultivada durante 100 años por un sector de la sociedad rural, con la llegada de los charros a las ciudades como consecuencia del nuevo orden que trajo el reparto agrario, producto de la Revolución Mexicana, al poner fin a los grandes latifundios y haciendas, aquel sector se convirtió y convirtió sus actividades productivas tradicionales, en un deporte, las faenas del campo, elevadas al rango de las artes y una fiesta reproduciendo así sus gustos y diversiones en el ámbito urbano.

Fue en 1931, cuando el entonces Presidente de la República, el ingeniero Pascual Ortiz Rubio, estableció el 14 de septiembre como Día Nacional del Charro.

Asimismo, se expidió el decreto oficial, para que el traje de charro adquiriera el título de atuendo oficial y símbolo de nuestra nacionalidad. Y en el año de 1933, por decreto presidencial, la charrería es considerada deporte nacional en México.

La charrería es un espectáculo ecuestre de gran colorido que ofrece fuertes emociones alrededor del lienzo. Un especie de paisaje vivo, con riquísimos matices de historia, significados y valores mexicanos.

Los elementos que actúan en la fiesta charra, parecen recrear el juego cultural de significados provenientes de diversas fuentes, los relativos a la identidad nacional y regional, así como a la reafirmación de una ética y una estética específica, de un México entre lo tradicional y lo moderno.

Esta iniciativa pretende formar a través de la educación, una correcta apreciación del charro mexicano y de la charrería, como una disciplina deportiva y ecuestre que combina lo artístico en la ejecución de sus faenas, como una representación de las actividades campiranas en México.

La fiesta charra es actualmente el escaparate público en el que se pone en escena todo un paisaje conformado por signos visuales, auditivos y lingüísticos, como son los trajes, sombreros y vestimentas de hombres y mujeres, que participan en las faenas, artesanías y talabartería, en las monturas, albardas, sogas, herrajes, frenos, la música, el argot charro, los dichos y refranes, los relatos escritos y orales sobre la historia charra, sobre la mexicanidad.

La charrería es también un símbolo de unión familiar, una tradición que se hereda entre familias y fortalece los lazos entre éstas, a través de ellas se forma una representación única de nuestra tierra mexicana. Fomentar la charrería es entonces fomentar, por supuesto, la convivencia familiar.

En este contexto, es importante que la charrería cuente con la mayor difusión y el Estado mexicano fomente su práctica estableciendo los medios que permitan, a cualquier persona interesada en ella, hacerlo  sin ningún obstáculo.

Desde 1996, la charrería se incorporó a la Comisión Nacional del Deporte, formando parte del Fondo Nacional del Deporte, y en la actualidad existen más de mil asociaciones charras federadas y más de 300 equipos de escaramuzas, un colegio varonil y femenil de jueces y una coordinación de locutores, los cuales se rigen por estatutos y reglamentos de la Federación Mexicana de Charrería.

Sin embargo, reconocemos que las familias y algunos centros de trabajo agropecuario, los que mantienen viva esta tradición y hacen funcionar las escuelas locales, donde grupos de niños y jóvenes se inician en el deporte nacional.

Por tal motivo, con la finalidad de fomentar el desarrollo de este deporte y de esta expresión cultural, proponemos a través de la expedición de la Ley de Fomento a la Charrería, símbolo de mexicanidad e identidad nacional, la creación del Instituto para el Fomento  y Práctica de la Charrería, mismo que será el encargado de coordinar la creación y funcionamiento de las diversas escuelas de charrería, en todas las entidades federativas, espacios donde confluya de manera integral la cultura y, desde luego, se mantenga las disciplinas ecuestres.

Elevar la valoración que tiene la charrería, como símbolo de mexicanidad e identidad nacional, va permitir que niños y jóvenes, principalmente aquellos que viven en las ciudades, puedan reconocer las raíces del pueblo mexicano y conservar con ello una de las más ricas e importantes tradiciones de nuestro México independiente.

La charrería es y será símbolo de identidad nacional, y reflejo de una sociedad respetuosa de sus orígenes y promotora del deporte ecuestre mexicano.

“Vestirse de charro, es vestirse de México”  Como escribiría el poeta Delfín Sánchez.

Que no se acabe esta raza de hombres y mujeres de a caballo.

Por ello, agradecemos a nombre de los promoventes, su servidora, Manuel Cavazos Lerma y la senadora Martha Elena García.


Es cuanto, señora presidenta.