+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Gabriela Cuevas Barron



Sen. Gabriela
Cuevas Barron


Grupo Parlamentario del
Partido del Trabajo
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: Blanca Belia Márquez Espinoza

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 06 Oficina 29, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3213, 3214

E-mail: gabriela.cuevas@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 20 de febrero de 2018


Intervención

Acuerdos de la Junta de Coordinación Política.

Dos, por los que se modifica la integración de comisiones de la Cámara de Senadores.

La Senadora Gabriela Cuevas Barron: Con su venia, Presidente del Senado de la República.

Desde octubre del año 2012 tengo el honor de presidir la Comisión de Relaciones Exteriores en este Senado de la República, una de las más altas responsabilidades, dado nuestro diseño constitucional, que nos lo confiere como facultad exclusiva.

Lo hice siempre con la convicción democrática de quien dirige un esfuerzo de representación plural de atención a temas centrales para el bienestar público y bajo la plena conciencia de desempeñar una función toral para el Estado mexicano.

En la Comisión de Relaciones Exteriores ratificamos 168 nombramientos diplomáticos, 111 instrumentos internacionales, 36 autorizaciones para la salida de tropas del territorio nacional, dictaminamos 11 iniciativas, 32 proposiciones con puntos de acuerdo y dos minutas.

La agenda de la Comisión de Derechos Humanos tuvo como prioridad siempre a la personas.

La agenda en Materia de Derechos Humanos fue siempre nuestra guía.

Logramos, por ejemplo, cambiar la ley para que los consulados de nuestro país tengan la facultad de expedir Actas de Nacimiento extemporáneas que benefician ya a miles de connacionales, principalmente en los Estados Unidos y quienes no tenían plena vigencia del derecho a la identidad. Es decir, gracias a esta reforma hoy nuestros connacionales pueden por fin contar con un Acta de Nacimiento.

Desde el 17 de febrero del año pasado se inició la expedición de estas Actas de Nacimiento en los consulados, materializándose así la reforma que llevamos a cabo en el año 2016.

También modificamos la Ley del Servicio Exterior Mexicano, para que todos los funcionarios del Servicio Exterior tengan capacitación especializada en  Derechos Humanos.

Analizamos y aprobamos instrumentos tan importantes como la Alianza del Pacífico, que hoy nos vinculan de manera más estrecha con nuestra región, así como muchos otros instrumentos que hoy nos tienen más cerca de América Latina y el Caribe.

También llevamos más de 30 audiencias públicas para analizar el Tratado de Asociación Transpacífico que hoy se pretende recuperar como un proyecto prioritario de política comercial y política exterior.

En la Comisión de Relaciones Exteriores nos atrevimos a innovar, lo innovamos en materia de Diplomacia Parlamentaria y lo hicimos también a través de la firma de memorándums de entendimiento y, por supuesto, de reuniones de trabajo con delegaciones de 47 países que visitaron durante este tiempo nuestra Comisión.

Tuve la oportunidad de trabajar con cuatro Cancilleres, a cada uno de ellos le reitero mis respeto por los logros alcanzados y los avances en el dialogo entre poderes a Patricia Espinoza, José Antonio Meade, Claudia Ruiz Massieu y Luis Videgaray.

Realizamos con ellos y con funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores más de una decena de reuniones en el marco de la Glosa de los Informes de Gobierno, así como decenas de reuniones con otros funcionarios del Gobierno de la República.

Nos atrevimos a dar pasos que el Gobierno de la República nunca quiso dar, exhortamos en distintas ocasiones al Gobierno de la República suscribir el Convenio 189 de la OIT sobre Trabajadores Domésticos que podría beneficiar a 2.3 millones de mexicanos y mexicanas, que representan el 20 % de la población económicamente activa.

Recibimos al Relator Especial de la ONU para Derechos Humanos de las Personas Desplazadas Internamente, Chaloka Beyani.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, existen al menos entre 9 mil y 180 mil personas víctimas de desplazamiento forzado interno en nuestro país.

Nuestra agenda fue una agenda humanista, una agente progresista.

La Comisión de Relaciones Exteriores ha dado resultados contundentes, con el objetivo de impulsar el desarrollo en nuestro país y garantizar la protección de los mexicanos.

Durante mi desempeño al frente de la Comisión de Relaciones Exteriores, privilegiamos el consenso y el diálogo.

Finalizo esta etapa al frente de la Comisión de Relaciones  Exteriores con una enorme gratitud hacia los presidentes de la Mesa Directiva del Senado de la República, con quienes siempre trabajamos de manera estrecha y coordinada, hacia mis colegas presidentes y presidentas de las comisiones de Relaciones Exteriores especializadas.

Por supuesto con las y los integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores.

Con los colaboradores de Servicios Parlamentarios.

A mi equipo de trabajo que me acompañó durante estos casi seis años.

Quiero agradecer también a todo el personal de la Secretaría de Relaciones Exteriores y a todo el Servicio Exterior Mexicano por los resultados que alcanzamos trabajando en equipo.

Hoy, si bien la partidocracia es quien pone las reglas, debo de decir que me encuentro profundamente agradecida porque escribimos historia para México.

Hoy por primera ocasión en los 128 años de historia de la Unión Interparlamentaria, México tiene la Presidencia de esta organización global que aglutina a 178 países.

Por primera ocasión fue electa una mujer.

Por primera ocasión la más joven persona en la Presidencia.

Por primera vez México.

Quiero agradecer particularmente a los Senadores Manuel Bartlett y Dolores Padierna quienes jamás titubearon en brindarme su apoyo para llevar a cabo esta candidatura.

Quiero agradecer a los Presidentes del Senado quienes participaron en todo este proyecto, a Pablo Escudero, a Roberto Gil y a Ernesto Cordero por su profundo acompañamiento, solidaridad y liderazgo.

Quiero agradecer a las bancadas del PRI, del Partido Verde, del PT, del PRD en su momento.

Algunos de los compañeros que también vencieron algunas de las resistencias y que apoyaron un proyecto tan importante para nuestro país.

Y quiero agradecer también esa resistencia que hoy pretenden facturar lo que nunca fue suyo, y a todos aquellos quienes a pesar de muchas críticas, y me parece de mucho escepticismo, apoyaron y se trasladaron hasta con recursos propios hasta Rusia para que hoy México pueda tener esta importante Presidencia.

Estoy consciente que toda decisión tiene sus consecuencias.

Estoy consciente que haber decidido salir de la bancada de Acción Nacional tendría este tipo de consecuencias. Y las asumo, las asumo con responsabilidad, las asumo con honor y las asumo con gratitud, convencida de la decisión que tomé.

Hoy nos toca tomar una decisión para México, decisiones que sin duda tendrán consecuencias y espero serán las mejores para nuestro país.

Pero también me parece importante destacar, como última reflexión, que hay consecuencias que no tienen nada que ver ni con la justicia ni con tomar decisiones correctas en el Senado de la República.

Hoy esta decisión, este ilegal acuerdo, como lo ha manifestado el Senador Manuel Bartlett, evidencia lo poco que importa a algunos el liderazgo de México en el mundo, ahí están puestos para tener discursos en distintos idiomas y para decir lo mucho que les preocupa las posiciones de Trump en contra de nuestro país, pero cuando se trata de hablar de México ganan las posiciones mezquinas.

Esta decisión también evidencia la exclusión en el Senado de la República para quienes hemos decidido emprender un camino al no tener grupo parlamentario y que hoy deben de escribirse nuevas reglas ante las reformas políticas que nosotros mismos impulsamos para promover las candidaturas independientes.

Esta decisión evidencia que la partidocracia está por encima de los méritos personales e incluso por encima de los méritos de nuestro propio país.

Me quedo muy agradecida por estos casi seis años.

Muchas gracias compañeras y compañeros.

Muchas gracias a aquellos coordinadores y coordinadoras quienes hicieron que el trabajo de la comisión fuera tan exitoso.

Muchas gracias, insisto, a los Presidentes del Senado de la República.

A mis compañeras y compañeros de la Comisión, de quienes pude aprender tanto.

Aquí no se queda esta historia de trabajo por la política exterior de México.

La política exterior de nuestro país requiere de una urgente democratización para que los beneficios no se queden en unas solas cuantas manos.

La política exterior de México requiere que pensemos más en las personas y menos en los intereses particulares.

La política exterior de México hoy clama por inclusión, clama por diversificación y en eso estaremos todavía trabajando en las trincheras que el mundo también ya decidió.

Es cuanto.