+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Mariana Gómez del Campo Gurza



Sen. Mariana
Gómez del Campo Gurza


Grupo Parlamentario del
Partido Acción Nacional
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: María Isabel Quiroga Fernández

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 06 Oficina 10, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3019, 3020

E-mail: mariana@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 24 de abril de 2018


Intervención en contra

Dictámenes a Discusión y Votación

De las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, Asia-Pacífico; de Relaciones Exteriores; y de Comercio y Fomento Industrial, el que contiene proyecto de decreto por el que se aprueba el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, hecho en Santiago de Chile el ocho de marzo de dos mil dieciocho, así como los cuatro acuerdos paralelos negociados en el marco de la suscripción del mismo.

La Senadora Mariana Gómez del Campo Gurza: Muchísimas gracias, Senador Presidente.

Primero yo quiero dejar muy claro que no estoy en contra del tratado como tal, sino que creo que desafortunadamente hubo tres sectores que no fueron atendidos de manera adecuada, tres industrias: la industria textil, la industria del vestido y la industria del calzado.

Yo espero, compañeros, que hayan tenido oportunidad de revisar algunos de los desplegados que estas tres industrias presentaron a través de los medios de comunicación, y si no también algunos de los encabezados, de los periódicos en últimos días, por ejemplo, ven 250 mil empleos en riesgo por TPP 11, o esta nota también por TPP 11 peligra 35 % del empleo en industrias textil, vestido y calzado.

Nosotros como Senadores le hemos dado puntual seguimiento a varios instrumentos internacionales que incluso me ha tocado discutirlos en la comisión que me honro en presidir, acuerdos internacionales en materia económica, como es el acuerdo marco de la Alianza del Pacífico, el IV Protocolo Adicional del Acuerdo de Complementación Económica entre México y Cuba, el Tratado de Libre Comercio entre México y Panamá, el Protocolo Adicional al Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico, así como los dos protocolos modificatorios que aprobamos en el 2017.

Creo que en estos momentos estamos enfrentándonos a un panorama comercial internacional dinámico muy distinto al que se vivió en 1992, cuando nuestro país suscribió el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y me da mucho gusto que estemos volteando a ver a otros países del mundo, a otras regiones del mundo.

Asia-Pacífico es la región más dinámica en términos de su crecimiento económico, ha presentado un rápido crecimiento, concentra también una significativa población. El poder adquisitivo de su población va en aumento y en unos años el grueso de la clase media se encontrará ahí, lo que va a fomentar que el intercambio comercial se dinamice y que también se estrechen relaciones económicas, principalmente con los países con los que hayan establecidos tratados comerciales.

La suscripción del tratado que estaremos ratificando o no el día de hoy, es un instrumento internacional multilateral que plantea la eliminación de barreras en áreas como las compras del sector público, la fijación de estándares para derechos laborales, propiedad intelectual, protección al ambiente, entre otros elementos.

Aún sin los Estados Unidos de América, el TPP cuenta con el potencial de convertirse en un modelo internacional para la negociación de acuerdos comerciales de nueva generación.

Me queda claro también que México tiene enormes oportunidades de crecimiento, los países que han suscrito este tratado tienen un mercado potencial de 490 millones de personas, sus importaciones representan el 15 % de las que se realizan a nivel global, el 13.54 % del PIB mundial cuenta con alrededor del 14 % del monto acumulado de la inversión extranjera directa.

Quiero también señalar el tema que me preocupa y es lo que viene ocurriendo con las diferentes Cámaras, la Cámara Nacional de Industria Textil, de la Industria del Calzado y de la Industria del Vestido.

Sí se encendieron focos rojos, se habla de que se podría generar una pérdida de 100 mil empleos en la industria del calzado y hasta 150 mil en la cadena textil-confección, hasta 150 mil empleos debido al ingreso de prendas de vestir, telas y zapatos que quitarían participación de mercado a la industria nacional, pues una tercera parte de las importaciones de calzado son de Vietnam.

Cabe señalar también que en Vietnam la industria textil es del Estado, y aunque las empresas mexicanas pueden competir con otras empresas por la eficiencia de las plantas mexicanas, no es posible enfrentar a una industria estatal que le inyecta miles de millones de dólares en la producción.

De entrar en vigor en estas circunstancias, el Acuerdo estaría provocando la pérdida de entre 30 y 40 % del empleo al estimar que pueden eliminarse aproximadamente 250 mil de las 710 mil plazas que generan en conjunto.

Es necesario definitivamente que el gobierno federal en todo momento sea proactivo, que escuche a las diferentes industrias que le piden hacer un trabajo adicional para negociar acuerdos bilaterales con Vietnam y Malasia, conocidos como las cartas paralelas.

De la misma manera como se hizo en la industria automotriz que permite el retraso de la entrada en vigor de ciertas cláusulas del TPP para que se eviten prácticas que dañen a la industria nacional y tener campo parejo.

Si se pudieron cartas paralelas para la industria automotriz, por qué no tener cartas paralelas para esas tres industrias que he señalado.

Si bien, y concluyo, Senador Presidente, el dictamen señala que existen plazos largos de desgravación a 16 años para los productos más sensibles de este sector, y en materia de calzado se negociaron con Vietnam y Malasia plazos de 13 años, es necesario implementar incluso una mesa de trabajo para definir la estrategia que permita frenar la entrada de mercancías ilegales por las aduanas.

Coincido con la necesidad de que el Senado de la República monitoree cercanamente los beneficios y los desafíos que la implementación del TPP podría tener para estas industrias, pero sí es fundamental que el gobierno establezca mecanismos para fortalecer a los sectores de la economía que se verán afectados.

Mejorar la competitividad de nuestro país para poder hacer frente a los otros Estados parte.

Me parece fundamental que se escuche a todos, fundamental también que haya equidad, y si se dan cartas paralelas para ciertos sectores que se pueda hacer lo propio con estas tres industrias que están verdaderamente preocupadas.

Es cuanto, Senador Presidente.