+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Consulta de: Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Juana Leticia Herrera Ale



Sen. Juana Leticia
Herrera Ale


Grupo Parlamentario del
Partido Revolucionario Institucional
Durango
Senadora Electa por el Principio de Mayoría Relativa
Suplente: Yolanda de la Torre Valdez

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 04 Oficina 28, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3184, 5303

E-mail: leticia.herrera@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 27 de octubre de 2015


Presentación de Iniciativa

De los Senadores Leticia Herrera Ale, Hilda Flores Escalera, Diva Gastélum Bajo, Lilia Merodio Reza, Itzel Ríos de la Mora, Cristina Díaz Salazar, Anabel Acosta Islas, Arturo Zamora Jiménez, María Elena Barrera Tapia, José Rosas Aispuro Torres e Isidro Pedraza Chávez, con proyecto de decreto por el que se reforman las fracciones LX del artículo 15 y III del artículo 216 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Con el permiso de la Presidencia.

Muy buenas tardes, compañeras y compañeros Senadores.

A nombre del propio y de las Senadoras Hilda Esthela Flores Escalera, Diva Hadamira Gastélum Bajo, Lilia Guadalupe Merodio Reza, Itzel Sarahí Ríos de la Mora, María Cristina Díaz Salazar, Anabel Acosta Islas, integrantes del Grupo Parlamentario del PRI; María Elena Barrera Tapia, integrante del Grupo Parlamentario del Verde Ecologista y; de los Senadores José Rosas Aispuro Torres, Isidro Pedraza Chávez, Arturo Zamora Jiménez, integrantes de los Grupos Parlamentarios del PAN, PRD y PRI, respectivamente en el Senado de la República de la LXIII del Congreso de la Unión.

En ejercicio de la facultad conferida en la fracción II, del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de los artículos 8, numeral uno, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración del Pleno de la Cámara de Senadores, la iniciativa con proyecto de decreto, por el que se reforma la fracción LX del artículo 15 y la fracción III del artículo 216 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión al tenor de la siguiente:

Exposición de motivos.

A pesar del aumento de usuarios de internet, la televisión se mantiene como la principal fuente de entretenimiento e información para la población mexicana infantil.

En este sentido, de acuerdo a datos de los estudios sobre oferta y consumo de programación para público infantil en radio, televisión radiodifundida y restringida, con un promedio de cuatro horas con 34 minutos al día, México es el país en el que las niñas y los niños pasan más horas frente al televisor.

El análisis sobre el consumo de contenidos de los niños de cuatro a 12 años, señala que la mayoría de los programas a los que están expuestos, no se encuentran diseñados para ellos.

Además, resulta preocupante que el 74 por ciento de la oferta programática destinada a este segmento de la población, se limite a las caricaturas, las cuales ocupan el séptimo lugar, con respecto a los géneros transmitidos en televisión abierta, después de magazines, noticiarios, películas, mercadeo, culturales y deportes.

Por lo que respecta a la radio, tanto a la oferta como la demanda de contenidos dirigido al público infantil es escasa; prueba de ello, es que sólo el tres por ciento se destina a la niñez, cinco veces menos que se registre en televisión donde alcanza un 15 por ciento.

El párrafo sexto del artículo 4º de nuestra Carta Magna establece:

“Que en todas las decisiones y actuaciones del Estado, se velará y cumplirá con el principio de interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos”. Este principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas, dirigidas a la niñez.

Por otra parte, el artículo 6º Apartado B, fracción III, señala:

“Que la radiodifusión es un servicio público de interés general, por lo que el Estado garantizará que sea prestado en condiciones de competencia y calidad y brinde los beneficios de la cultura a toda la población, preservando la pluralidad y la veracidad de la información” Así como  el fomento de los valores de la identidad nacional, contribuyendo a los fines establecidos en el artículo 3º de esta Constitución.

En ambos preceptos constitucionales queda de manifiesto la obligación del Estado a garantizar que los servicios de radiodifusión cumplan con su labor de abonar al acceso de la población a la información plural y verídica como a la cultura, con especial énfasis en la protección de los niños contra la información perniciosa o material que presente o fomente la violencia, la discriminación, en virtud de que ellos representan el grupo más susceptible de ser afectado por este tipo de contenidos.

En este sentido, la reforma en materia de telecomunicaciones, la cual surgió de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que entró en vigor el 14 de julio de 2014, representó un importante avance en materia de contenidos.

Al respecto basta mencionar que en su artículo 222 garantiza la libertad de información, de expresión y de recepción de contenidos, tanto del servicio público de radiodifusión, como el de señal restringida, los cuales no podrán ser objeto de ningún tipo de censura.

Además señala que las autoridades en el ámbito de su competencia promoverán el respeto a los derechos humanos, el principio del interés superior a la niñez, a fin de salvaguardar de manera plena sus derechos, así como la perspectiva de género.

En el mismo sentido, en su artículo 226 establece las características de la programación dirigida a la población infantil, la cual debe contribuir al libre desarrollo armónico e integral de niñas, niños y adolescentes, en concordancia con los objetivos señalados en el artículo tercero de la Constitución Federal, que sobre el particular señala lo siguiente:

Difundir información y programas que fortalezcan los valores culturales, éticos y sociales.

Evitar transmisiones contrarias a los principios de paz, no discriminación y de respeto a la dignidad de todas las personas.

Evitar contenidos que estimulen o hagan apología de la violencia.

Informar y orientar sobre los derechos de la infancia.

Promover su interés por la comprensión de los valores nacionales y el conocimiento de la comunidad internacional.

Estimular su creatividad, así como su interés por la cultura física, la integración familiar y la solidaridad humana.

Propiciar su interés por el conocimiento, particularmente en aspectos científicos, artísticos y sociales.

Fomentar el respeto a los derechos de las personas con discapacidad.

Promover una cultura ambiental que fomente la conciencia, la conservación, el respeto y la preservación del medio ambiente.

Estimular una cultura de prevención y de cuidado de la salud.

Proporcionar información sobre protección contra todo tipo de explotación infantil y de trata de personas.

Aunado a lo anterior, de acuerdo al artículo 15, fracción LX, y 216, fracción III, corresponde al Instituto Federal de Telecomunicaciones supervisar que la programación dirigida a la población infantil respete los valores y principios a que se refiere el artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las normas en materia de salud y los lineamientos establecidos en la ley, que regulan la publicidad pautada en la programación destinada al público infantil, con base en las disposiciones reglamentarias emitidas por las autoridades competentes.

Los datos son contundentes y nos muestran que en nuestro país se ve mucha televisión. No obstante, por lo que cabe preguntarse si los contenidos que transmiten las televisoras y la radio, contribuyen a la formación cultural y a la educación de los niños y jóvenes mexicanos.

Sobre el particular la siguiente gráfica da cuenta de los contenidos que consume el público infantil de cuatro a doce años.

Es preocupante que las novelas y los reality shows sean los principales programas a los que tiene acceso este público, en virtud de que sus contenidos se caracterizan por su nula contribución al desarrollo cultural y emocional de las y los niños, situación que resulta contraria a lo dispuesto en el párrafo sexto de nuestra Carta Magna.

Además diversos estudios coinciden en afirmar que una alta exposición a contenidos de baja calidad, está correlacionada con un bajo desempeño en el ámbito educativo.

A partir de las consideraciones, argumentos, disposiciones y normativas expuestas, es evidente que la regulación vigente debe ser adecuada, a fin de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones cumpla con el propósito de garantizar el interés superior de la niñez en materia de contenidos de radiodifusión.

Resulta necesario dotar a esta institución de las facultades que le permitan no sólo verificar que la programación dirigida a los menores, respete los valores y principios establecidos en el artículo tercero de la Constitución, sino que también verifique que los concesionarios cumplan con los criterios de clasificación, a fin de evitar que los niños vean programas que no son aptos para ellos.

Actualmente esta facultad corresponde a la Secretaría de Gobernación. Sin embargo, a fin de avanzar hacia la generación y transmisión de contenidos televisivos de mayor calidad que coadyuven al crecimiento cultural y educativo, la formación de valores y la recomposición del tejido social,  resulta necesario que dichas atribuciones también se le otorguen al IFT.

De esta manera, el trabajo coordinado entre el IFT y la Secretaría de Gobernación, permitirá contar con  información pronta y oportuna para que, en su caso, los concesionarios que no cumplan con los contenidos y la clasificación que deben observar la programación destinada al público infantil sean sancionados, además, el IFT contará con la atribución de ordenar la suspensión de las transmisiones que no respete los lineamientos de la clasificación de la programación, lo que representa un importante incentivo para que los concesionarios no incurran en esta práctica.

Por su atención, muchísimas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.