+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Martha Elena García Gómez



Sen. Martha Elena
García Gómez


Grupo Parlamentario del
Partido Acción Nacional
Nayarit
Senadora Electa por el Principio de Primera Minoría
Suplente: Ángela Esmeralda Ortiz Urciaga

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 06 Oficina 01, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3388, 5073

E-mail: martha.garcia@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 23 de noviembre de 2017


Intervención

Intervenciones de los Grupos Parlamentarios para referirse a los “Dieciséis días de activismo de la no violencia contra las mujeres”.

La Senadora Martha Elena García Gómez: Con su venia, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, que se conmemora anualmente el 25 de noviembre, es el reflejo de una lucha permanente de las mujeres en México y en el mundo, desde la familia, desde la comunidad y desde el Estado mismo, día con día a la erradicación de la violencia en contra de las niñas, las adolescentes y las mujeres.

Desde el Senado de la República, quienes legislamos en favor de los derechos humanos de todas las personas, debemos de reconocer la responsabilidad que implica el compromiso para eliminar la desigualdad entre los sexos que persisten tanto en el ámbito público como en el privado y en las diversas esferas.

Este reconocimiento debe asumirse con el compromiso para la erradicación de la violencia en contra de las mujeres y transformarse en acciones que sumen sinergias para combatir cualquier tipo de discriminación profundamente enraizada que a menudo es consecuencia de actitudes misóginas, machistas y patriarcales por parte del Estado y de la sociedad misma.

A pesar de ser un poco más de la mitad de la población y que nuestras aportaciones a la sociedad son tangibles y valorables, debido al papel que desempeñamos para el desarrollo de nuestras sociedades, hoy en día las mujeres seguimos en condiciones de desigualdad en materia de derechos humanos, seguimos enfrentando estereotipos, costumbres, prácticas discriminatorias y roles de género que históricamente nos han puesto en condiciones de desventaja y subordinación con los hombres.

México ha firmado y aprobado diversos tratados, convenciones y otros instrumentos internacionales en materia de derechos humanos y de protección de los derechos de las mujeres; sin embargo, nos encontramos lejos de poder ver materializado sus contenidos en beneficio de este sector mayoritario, pues ello, las mujeres mexicanas, seguimos enfrentando contextos de feminización de la pobreza derivada del incremento de impuestos, de la privatización de los recursos estratégicos, de la poca o inflexible oferta laboral y la desigualdad de los salarios.

La educación de calidad sigue siendo insuficiente, el sistema de salud no contempla las necesidades específicas de las niñas, las adolescentes y las mujeres, y ni qué decir del acceso a la justicia, la violencia en la política, la falta de reconocimiento al trabajo doméstico no remunerado y el poco, y en ocasiones, nulo reconocimiento a la participación de las mujeres en diversas esferas, pues con todas las disposiciones jurídicas para la protección de los derechos humanos, de los derechos también de las niñas, las adolescentes y las mujeres, aún se pone en duda que la perspectiva de género pueda ser incorporada en cualquier ámbito de la vida.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones de los Hogares en 2016, en México de las mujeres de 15 años y más, y 66 % han enfrentado al menos un accidente de violencia por parte de cualquier agresor, alguna vez en su vida el 43 % de las mujeres han sufrido violencia por parte de su actual o última pareja, esposo o novio a lo largo de su relación.

En los espacios públicos o comunitarios el 34 % de las mujeres han experimentado algún tipo de violencia sexual, en el ámbito laboral el 26 % de las mujeres que trabajan principalmente de tipo sexual y de discriminación por razones de género o por embarazo, de las mujeres que han asistido a la escuela el 25 % enfrentaron violencia por parte de compañeros, compañeras y maestros, entre otros, durante su vida de estudiantes.

Las legisladoras hemos visualizado este fenómeno de tal forma que actualmente contamos con un marco jurídico en la materia que protege el derecho a una vida libre de violencia.

Y en este año coincidente con la agenda 2030 y los objetivos del desarrollo sostenible, el lema es que “nadie se quede atrás, pongamos fin a la violencia contra las mujeres y las niñas”.

Por eso, compañeras y compañeros Senadores, en el grupo parlamentario de Acción Nacional coincidimos en que la violencia en contra de las mujeres, las niñas y las adolescentes constituyen una de las peores formas de discriminación que daña profundamente la dignidad de la persona humana, las familias y el tejido social.

Seamos congruentes, compañeros, legislemos en pro de los derechos humanos, ni una niña, ni una adolescente ni ninguna mujer más afectada por la violencia de género.

Es cuanto.

Y muchas gracias.