+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván



Sen. Silvia Guadalupe
Garza Galván


Grupo Parlamentario del
Partido Acción Nacional
Coahuila
Senadora Electa por el Principio de Mayoría Relativa
Suplente: Elva Martha González Pérez

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 05 Oficina 32, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3337, 3446, 5131

E-mail: silvia.garza@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 17 de abril de 2018


Intervención

Comunicaciones de Ciudadanos Senadores

Una, del Sen. Silvia Guadalupe Garza Galván, por la que solicita licencia para separarse de sus funciones legislativas, por tiempo indefinido, a partir del 19 de abril de 2018.

La Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: Gracias, con su permiso Senador Presidente.

Estimados miembros de la Mesa Directiva.

Estimados compañeras y compañeros legisladores:

Hace más de 20 años comencé formalmente una trayectoria en un medio al que pocos esfuerzos se le dedicaban, un  medio cuya atención estaba rebasada por los grandes cambios de la década de los 90.

Cambios que reivindicaron la estructura social y económica de la actualidad, como el final de la Unión Soviética.

Tiempos de reivindicación democrática como los que llevaron a Nelson Mandela a ser electo presidente en 1994.

Tiempos del levantamiento de voces que conformaron el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Todo ello a la par que se consolidaba la Alianza Económica de los países norteamericanos a través del TLCAN.

Años después, en 1997 se logró consolidar un avance científico ambicioso que nos permitió confirmar que cuando la ciencia, la tecnología y la vocación se unen, podemos rebasar cualquier frontera.

El nacimiento de Dolly, el primer mamífero clonado a partir de la transferencia del ADN hacia una célula adulta.

Así es, mis queridos compañeros.

En 1997 incursioné en el desatendido pero urgente terreno del medio ambiente como directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario, de la hermosa tierra que me entregó la confianza para poder hoy hablar en esta tribuna, mi querida Monclova, en mi querido estado de Coahuila.

Si bien esta lucha la comencé desde mucho antes, cuando tomé la fascinante decisión de estudiar la carrera de biología, con ello aprendí del rigor científico, de la percepción inigualable de diversas formas de ver la vida.

Cinco años atrás, en  mi primera incursión profesional, en 1992 tuvo lugar la Cumbre de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, también conocida como Cumbre de Río, en cuya oportunidad se adoptó la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Convenio de Diversidad Biológica.

Temas que a la fecha continúan en el centro de la política ambiental.

No pasó por mi mente en ese momento que, años después sería Senadora de la República, y mucho menos pensé que sería la Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático.

Tras quince años de servicio en diferentes instituciones dedicadas a la salvaguarda del ambiente, entre ellas la Semarnat y la Profepa.

En el 2012 los coahuilenses me eligieron para representar a nuestro estado ante la máxima tribuna de nuestro país, el Senado de la República.

Como Senadora de la República el reto fue mayor, y con ello la vocación también; se trataba de legislar para el bienestar no sólo de un estado, sino de toda la nación, tarea que adopté con honor y he defendido con servicio y dignidad.

Como bióloga y Senadora de la República siempre he defendido la postura que necesitamos proteger las tres columnas que sustentan la vida: agua limpia, aire limpio y suelo fértil.

Para reconocer a todas las especies, desde las más diminutas como las bacterias, hongos y protozoarios y algas, hasta las más carismáticas como los jaguares, las tortugas, los pericos y los delfines.

Legislar a favor ya no sólo de una especie, sino de niveles más estructurados y complejos como son los ecosistemas, sí, aquellos que posicionan a nuestro país en el círculo de los cinco países más privilegiados en su riqueza natural.

Compañeras y compañeros Senadores:
He tenido el honor de presidir una Comisión que se ocupa de un tema de suma trascendencia para México y la humanidad, un tema de múltiples dimensiones que requiere ser abordado con el liderazgo y trabajo constante, con absolutamente todos los sectores de nuestra sociedad.

En esta Comisión Especial de Cambio Climático hemos dado una lucha fuerte para ser congruente, lo que decimos o lo que hacemos, lo cual ha permitido a México proyecte una imagen, un liderazgo en el mundo.

Aprovecho para agradecer a mis compañeros integrantes de la Comisión, Senadora Marcela Guerra Castillo, Senadora Luz María Beristain Navarrete, Senador Manuel Cárdenas Fonseca, y agradezco también a la activa participación de la Senadora Martha Palafox, que no siendo integrante, siempre estuvo dispuesta a escuchar y actuar en favor de nuestras causas.

Hemos trabajado unidos para impulsar la posibilidad de convertir la Comisión Especial de Cambio Climático en ordinaria, lo cual nos llena de orgullo, ya que nos colocará a la vanguardia de las  disposiciones internacionales en la materia.

Durante estos casi seis años, me he dedicado a trabajar arduamente creando consensos con la sociedad civil, la academia, actores estratégicos en la toma de decisiones de grupos vulnerables, iniciativa privada y demás sectores, realizando múltiples foros y reuniones de trabajo con un objetivo común y estratégico, que nuestro país logre mitigar y adaptarse a lo que representa el problema de seguridad y bienestar social más importante de los últimos tiempos, el cambio climático.

Creo firmemente  que la lucha contra el cambio climático no es un capricho de ambientalistas, sino una realidad científica que impacta en lo social, económico y ambiental.

Siempre defendí nuestras instituciones mexicanas, dedicadas a la protección del ambiente y del combate al cambio climático, pugné por que no se desmantelara de manera abismal el presupuesto de la Semarnat y sus órganos desconcentrados.

Con ello, poner en riesgo la integridad de las únicas instituciones del país  aliadas en esta defensa por la casa común.

Independientemente de que he presentado una gran cantidad de iniciativas, una de las tareas más innovadoras que realicé fue sentar las bases para la creación de una Ley de Seguridad Climática Nacional, única en el mundo y que posicionará a México a la vanguardia climática y ambiental.

Lamentablemente la seguridad climática no ha sido  comprendida hasta el momento por los tomadores de decisiones, pero estoy segura que se debe de trabajar arduamente en la siguiente legislatura para tener esta ley que le servirá a México, a su gente y a sus recursos naturales.

Sé que es difícil, lo expresado por el ecólogo Hutchinson con su teoría de nicho: “Cada uno de nosotros está determinado por diversas circunstancias y realidades, que bien pueden responder a intereses particulares o colectivos”.

Pero nuestro nicho amigas, y amigos legisladores, nuestro nicho es defender las causas de las y los mexicanos, sanar las heridas que han dejado los gobiernos impunes  y corruptos, garantizar la aplicación de los derechos humanos y salvaguardar el Estado de derecho.

Quiero expresar mi más profundo agradecimiento, primero a los coahuilenses, por haberme dado  la confianza de representarlos dignamente, con dignidad y compromiso.

Agradecer también a esta tribuna y a los 128 legisladores que desde el 2012 hemos trabajado por conducir a México, por la ruta más libre e inclusiva, y aunque aún nos faltan cuentas por saldar, sé que  hemos hecho nuestro trabajo lo mejor posible.

Por supuesto, agradezco a los coordinadores de los distintos grupos parlamentarios, por su trabajo y compromiso y que a pesar de las diferencias partidistas, siempre coincidimos en lograr consensos y servir  México.

Muchas gracias, señor Senador Emilio Gamboa Patrón.

Muchas gracias Fernando Herrera Ávila.

Gracias, don Manuel Bartlett Díaz.

Gracias, Senador Luis Sánchez Jiménez.

Gracias, Senador Carlos Alberto Puente Salas.

Quiero también  agradecer a mi bancada, a la bancada del Partido Acción Nacional, coordinada por el liderazgo del Senador Fernando Herrera Ávila, por todo el aprendizaje, apoyo y cobijo, pero también por las luchas que nos permitieron creer y ser un grupo fuerte, crítico, con visión de futuro y con dignidad parlamentaria, siempre conscientes de la agenda nacional e internacional, incluidos receptores   y proactivos.

Asimismo, doy las gracias a todo el personal del grupo parlamentario, quienes día a día nos han refrendado su apoyo y trabajo en equipo.

Quiero agradecer a los órganos administrativos que hacen funcionar el Senado de la República.

La Mesa Directiva encabezada por el Senador Ernesto Cordero,  a la Secretaría Técnica, a las coordinaciones y centros del Senado, a la Secretaría General de Servicios Parlamentarios, dirigida por el doctor Arturo Garita; así como a la Secretaría General de Servicios Administrativos, dirigida por el licenciado Roberto Figueroa.

Con ello me refiero, sí a las figuras institucionales, pero también   a las personas que integran y que por supuesto son  el órgano funcional para que pueda accionar todo el andamiaje de la labor legislativa.

Sin duda, no puede faltar mi agradecimiento y también mi reconocimiento a todos los trabajadores del Senado, particularmente a aquellos que con dignidad y servicio han permitido que este Senado posea las instalaciones limpias y seguras, mi reconocimiento profundo a los trabajadores de limpieza y seguridad.

Agradezco con júbilo y respeto  y admiración a mi equipo de trabajo, quienes en todo momento mostraron su liderazgo, compromiso y vocación de servicio, no a mí, sino para México, gracias por estar presentes  y me enorgullece decir que mi equipo está compuesto, en su mayoría por jóvenes, con un promedio de edad de 29 años.

De igual forma, en mi equipo cuento con jóvenes de corazón, que gozan de la experiencia de los años y  cuentan con un profundo amor y compromiso a su labor.

Gracias a todos ustedes.

Pero en especial quiero agradecer a mi familia, por tanto amor y generosidad, a mi madre, María Luisa Galván Gamero, a mis hermanas, Marisela, Rosa María y Gabriela, a mis hijos, Jorge Luis  y María Luisa, y por supuesto a mi nieto, Jorge Luis Flores Ortegón, gracias por tanto amor y por tanta generosidad, pero sobre todo, por tanta comprensión.

Así pues, compañeras y compañeros Senadores, me despido  de esta tribuna, entendiendo que cualquier cargo es efímero, en esta brega de eternidad, por una patria ordenada y generosa y una vida mejor  y más digna para todos.

Muchas gracias por su atención.

Es cuanto, Senador Presidente.