+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Dulce María Sauri Riancho



Sen. Dulce María
Sauri Riancho


Grupo Parlamentario del
Partido Revolucionario Institucional
Senadora Electa por el Principio de Mayoría Relativa
Suplente:
Integración en Comisiones.

Intervencion del día Miércoles 14 de agosto de 2019


Intervención en contra

Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Primera Comisión, con punto de acuerdo:
El que DESECHA tres proposiciones con punto de acuerdo.

 

La Diputada Dulce María Sauri Riancho: Gracias, Presidente.

Vengo a hablar en contra del dictamen que desecha el punto de acuerdo que fue enunciado en el tercer resolutivo, que es el que se refiere a solicitar información a la Secretaría de Gobernación y a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana respecto del costo de la implementación de la nueva política migratoria y el procedimiento de venta del avión presidencial.

Ustedes se preguntarán qué tiene que ver el costo de la política migratoria con el procedimiento para vender el avión presidencial. No fui yo, no fuimos en la Primera Comisión los que vinculamos este tema, fue el propio Presidente de la República cuando señaló en una de sus conferencias matutinas lo siguiente:

“Vamos a ayudar a los centroamericanos para que tengan trabajo en sus lugares de origen y trabajo en México, porque va a haber para todos. Donde come uno comen millones”.

“¿De dónde va a salir el dinero?”

“De lo que vamos a recibir por la venta del lujoso avión presidencial”.

Por eso en el radar el avión presidencial apareció, porque en esos momentos el Presidente dijo que una estrategia que obviamente requería recursos adicionales para poderse instrumentar iba a proveerla a partir del procedimiento de venta.

De allá que empecé a indagar, para formular la propuesta de punto de acuerdo, alguna información sobre el procedimiento de venta.  El avión presidencial Boeing TP-01, también conocido como José María Morelos y Pavón, fue adquirido en noviembre de 2012 mediante contrato de arrendamiento financiero. En términos más claros, la factura de la aeronave presidencial aun no es del gobierno mexicano.

Se ha informado que en la estrategia de venta que se ha estado desarrollando ha intervenido la oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos. En marzo se publicó la solicitud de expresión de interés para potenciales compradores, misma que, según se ha dicho en los medios de comunicación, ha generado el interés de más de 14 intenciones de compra.

Esto no implica que su venta sea rápida ni que sea beneficiosa para el gobierno mexicano y mucho menos sea la fuente de financiamiento de una política pública como la migratoria.

Nuevamente en una conferencia de prensa matutina el Presidente dijo lo siguiente:

“Ayer recibí el avalúo de la ONU sobre el avión presidencial, mínimo 150 millones de dólares y de ahí para arriba. Me quedé con la duda de 130 o 150, pero este dinero saldría de lo que vamos a recibir del lujoso avión presidencial de nombre, como burla, José María Morelos y Pavón, el que buscaba que se acabara la opulencia y que se viviera en la justa medianía.”

Fin de la cita.

Si bien la cifra mencionada por el Presidente es bastante alentadora, la realidad es otra, ya que para obtener ganancias de la venta de la aeronave presidencial se requiere primero pagar la deuda existente.

De acuerdo con el programa de pagos de Banobras, al mes de junio faltaban por cubrir dos mil 150 millones de pesos. Si sumamos esa cifra al costo de la nueva política del gobierno respecto a no usar la aeronave y viajar en aviones comerciales, si consideramos que desde el 2 de diciembre el avión presidencial fue enviado a los Estados Unidos, generando costos como el pago de una renta mensual de aproximadamente 1.2 millones de pesos en un hangar de California, más los gastos de mantenimiento y la mensualidad programada a Banobras, que no puede dejarse de pagar, tenemos, como consecuencia, que en seis meses esta política ha costado 235 millones 525 mil pesos para pagar el pasivo a Banobras de un avión que no se usa, y 7 millones 200 mil pesos por tenerlo simplemente estacionado.

La cifra crece si consideramos que además de pagar por un avión que no se usa se está pagando en paralelo el rubro destinado a los viajes comerciales que realiza el Presidente para desarrollar su agenda. Es decir, mientras se vende el avión estamos gastando más de lo que ahorramos para transportar al Ejecutivo Federal.

Por otro lado, las declaraciones del propio Secretario de Comunicaciones y Transportes el pasado 9 de abril, en el marco de su comparecencia ante la Comisión de este Senado de la República, desalientan, porque, cito: “No habrá recuperación de dinero por la venta del avión presidencial.”

Los datos anteriores no pasarían de ser un problema estrictamente económico si no fuera por esta vinculación al fondeo de la política en materia migratoria. De ahí la razón del punto de acuerdo que propuse, si ya la Secretaría de Gobernación y la de Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informan que han hecho uso de los recursos provenientes del fideicomiso Fondo Yucatán, que por cierto tenía o contaba con casi dos mil millones de pesos, 100 millones de dólares, cuando se inició a finales de junio la afectación de esos recursos para dar los 30 millones de dólares a El Salvador, bueno, pues que nos digan que ya está resuelto, cuando menos temporalmente, el fondeo de la política migratoria, al menos en relación a los países de Centroamérica.

Y en el caso del avión presidencial, que digan con toda claridad: “Eso va por cuerda separada.” Cuando se venda, de lo que aparezca, qué bueno y si no aparece nada por esta política tan dudosa, cuando menos en términos económicos de venta del avión presidencial, también que lo digan.

Y, reitero, la vinculación entre el avión presidencial y la política migratoria la realizó el Presidente de la República.

Por eso solicito que se reconsidere la negativa a pedir la información que nos permita despejar las dudas sobre esta cuestión.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Diputado José Elías Lixa Abimerhi: Gracias, Diputada.