+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Patricia Mercado

Intervencion del día Jueves 21 de marzo de 2019


Intervención

Efemérides

Efeméride relativa al Natalicio de Benito Juárez García.

La Senadora Patricia Mercado Castro: Gracias, Presidente.

Antes de iniciar mi mensaje, simplemente para nosotros en México este día que conmemoramos el Natalicio Benito Juárez, la separación Iglesia-Estado, poder vivir en un país donde la diversidad es un valor a partir de esto, pues es el día del reconocimiento, el Día Mundial del Reconocimiento de los Derechos de las Personas con Síndrome de Down, esto significan estos calcetines de colores, finalmente la belleza de la diversidad es una buena coincidencia, porque creo que lo que conmemoramos hoy con el respeto, el reconocimiento de los derechos de las personas con Síndrome de Down empata muy bien en nuestro país.

Con la revolución de Ayutla de 1854, surge la Reforma que logra la separación del Estado y la Iglesia, este fue un evento inédito y visionario en nuestro continente, se pusieron en marcha distintas medidas que han recibido el nombre de Leyes de Reforma y se expidió, también, la Constitución de 1857, nuestra Constitución.

El Gobierno Liberal que llegó con Juan Álvarez como Presidente, encargó a Juárez el Ministerio de Justicia e Instrucción Pública, quien logró que se promulgara la Ley de Administración de Justicia y Organización de los Tribunales del Distrito y Territorios del 23 de noviembre de 1855, más conocida como la Ley Juárez.

Usualmente se ha considerado, a la Ley Juárez, como el primer paso en la secularización de la sociedad y en la implantación de la igualdad ante la ley. Mediante esta Ley se suprimieron los tribunales especiales y se establecieron restricciones precisas a los fueros militar y eclesiástico.

Inmediatamente después que esta se promulgara, se expidieron otras leyes con el mismo espíritu reformista: La Ley Lafragua del 28 de diciembre de 1855 que reglamentó la libertad de prensa y eliminó las restricciones en este ramo.

La Ley de Desamortización de Bienes Eclesiásticos, llamada también Ley de Lerdo, del 25 de junio de 1856, por la cual entraron a la circulación económica los bienes de la iglesia o de manos muertas.

La ley también del 11 de abril de 1857 de Dádivas Parroquiales que suprimió el pago obligatorio de sacramentos como bautismos, amonestaciones, casamientos y entierros.

La etapa de la reforma significó la consolidación del concepto de nación, cuando se define la forma del Estado, se experimenta la forma de gobierno y se conquistan libertades que persisten en nuestro derecho público.

Los liberales defendieron así la libertad de conciencia; de conciencia, de pensamiento, de expresión, de igualdad de las personas ante la ley, así como la soberanía del pueblo y el federalismo. Todo ello sustentado en un cambio radical en las formas de relación entre las personas y quienes detentaban el poder, el real y el fáctico, donde los primeros pasaron de ser siervos, a ser ciudadanos y donde los gobernantes debían ser elegidos por el pueblo y no por designios divinos.

El nuevo pacto social que diferencia los ámbitos de acción de las iglesias que se encargan de los asuntos de los fieles y de la espiritualidad de los mismos. Mientras que el Estado se encarga de los asuntos ciudadanos, se expresa en la Constitución Federal de 1857. Esta fue producto de una Asamblea Constituyente que se caracterizó por la profundidad de los debates, siendo las principales aportaciones los derechos del hombre y las mujeres diríamos ahora, con un amplio y generoso catálogo, establecimiento del principio de igualdad ante la ley, concepción del Estado laico y separación de los asuntos públicos de los religiosos, ratificación del Sistema Federal y disposiciones complementarias, forma de gobierno presidencial con matices parlamentarios y pronunciamientos de carácter social.

En la Constitución de 1857 se incorporaron también otras libertades y postuladas que caracterizan al Estado laico, tales como libertad de enseñanza en el artículo tercero, la enseñanza es libre, la ley determinará qué profesiones necesitan títulos para su ejercicio y con qué requisitos se debe expedir.

Libre manifestación de ideas en el artículo 6. La manifestación de las ideas no puede ser objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque la moral y los derechos de terceros.

También la libertad de expresión imprenta en su artículo séptimo. Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia.

También el derecho de petición y libertad de reunión en los artículos 8 y 9.

Benito Juárez no es un fetiche que tengamos que disputarnos, si figura no es propiedad de una organización política de una sola autoridad, más allá de la persona lo que tenemos que cuidar es su legado, el Estado laico.

Todo esto lo recordamos en un día como este donde conmemoramos el natalicio de Benito Juárez, el gran reformador de 1857, para que en el camino de la pacificación del país sea el principio del Estado laico el eje rector en la toma de decisiones públicas para garantizar un México con igualdad y no discriminación.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Patricia Mercado.