+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Patricia Mercado

Intervencion del día Jueves 20 de diciembre de 2018


Propuesta de Modificación

Dictámenes a Discusión y Votación

De las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público, y de Estudios Legislativos, Segunda, correspondiente a la minuta proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2019.

 

La Senadora Dora Patricia Mercado Castro: Gracias, Presidente, buenas noches.

En el contexto actual hay un intenso debate de cuáles son las alternativas para disminuir la violencia y la criminalidad.

Hay propuestas que van desde agravar las sanciones y aumentar la prisión preventiva o aumentar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad hasta planteamientos para atender las causas del delito y promover la paz en las comunidades.

Quienes han cometido delitos de alto impacto han generado víctimas en muchas familias.

Sin embargo, es tan importante exigir que existe una sanción como exigir que una vez que ésta se cumple en prisión, no se castigue a la persona responsable con una libertad a medias de rechazo y exclusión.

Los estudios nos indican que en nuestro país se vive un círculo vicioso en que la exclusión y la violencia se retroalimentan mutuamente.

Las personas en internamiento provienen de contextos difíciles, son personas olvidadas por su padre, por su madre, por su familia, por su comunidad como hace poco ha demostrado un informe de la organización reinserta enfocado en adolescentes.

Se trata de que cada persona se haga responsable de sus actos con una sanción. Sí, pero también que se haga responsable de construir un futuro honesto y sin violencia.

La seguridad no se agota en las patrullas, las armas, la persecución para tratar a los malos elementos de la sociedad.

Requerimos una visión de la prevención y la resiliencia que atienda los riesgos y vulnerabilidades, donde una mayor seguridad vaya de la mano del desarrollo con cohesión social para atender la reproducción de la violencia.

Por este motivo es que proponemos una reserva para poder incorporar en nuestro régimen fiscal los mecanismos para que pueda aumentar el empleo a las personas que haya salido de prisión.

Por un lado, el Estado dará el estímulo fiscal a cada empresa, persona moral o física que le dé un empleo a una persona que haya salido de prisión una vez que cumplió su sanción.

Esto por una deducción equivalente hasta una cuarta parte del sueldo, y cuando se haya cumplido con los requisitos de seguridad social.

Con este incentivo el Estado mexicano recompensa a quienes confíen en estas personas, a quienes les dan otra oportunidad, a quienes les abren una puerta después que han encontrado todas las demás cerradas.

Imaginemos que los centros penitenciarios dejen de ser un sitio de maltrato, de olvido, de castigo donde sólo se puede perfeccionar el delito y el rencor.

Para ello, necesitamos demostrar como sociedad que en este país en libertad no es aceptable tampoco ese maltrato, ese olvido, ese castigo, ese rencor.

Si reproducimos las condiciones de las cárceles aquí afuera, significa que hemos hecho mal las cosas.

Por todo lo anterior, proponemos una adición, adición, adicionar una fracción al artículo 16 para que el Poder Legislativo le exprese a las personas que han salido de prisión, la confianza que necesitan, la oportunidad de tener un empleo digno y un porvenir honesto.

Muchas gracias.

Leo las dos, ¿verdad?

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Sí, por favor, adelante con la siguiente, si usted, Senadora así lo desea, la votamos por separado o las votamos conjuntamente.

Consulte la Secretaría, si es de admitirse la propuesta presentada por la Senadora Patricia Mercado.

La Secretaria Senadora Nancy De la Sierra Arámburo: Consulto a la Asamblea, si se admite a discusión.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

Continúe Senadora Patricia Mercado.

La Senadora Patricia Mercado: Muchas gracias.

El Estado mexicano está actuando de manera deficiente para garantizar el derecho fundamental a la salud.

Un claro ejemplo de ello es la prevalencia de la obesidad y la diabetes, trastornos que afectan a cientos de miles de mexicanos sin que el estado haya desarrollado las suficientes políticas públicas para tratar el problema.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, la diabetes es la principal causa de muerte en nuestro país, se calcula que el 14 % de los mexicanos adultos, tienen diabetes y la obesidad se ha convertido en una epidemia en México.

Además, las muertes causadas por la diabetes son prematuras generalmente precedidas por un período de discapacidad severa y costosa tanto en términos sociales como económicos.

De acuerdo con el Inegi el número de muertes por diabetes ha crecido excepcionalmente en nuestro país desde que comenzó este siglo.

Mientras que en el año 2000 el número de defunciones por esa enfermedad fue de más de 46 mil personas.

En 2006 la cifra se ubicó en más de 68 mil personas.

En 2012, el número de muertes asociadas con la diabetes ya había alcanzado las 85 mil personas.

Y posteriormente en el 2015 fue de más de 98 mil.

En ese sentido estudios recientes demuestran que el incremento de la obesidad está íntimamente relacionado con el aumento en el consumo de bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados.

Así como el abandono de las dietas tradicionales.

Se calcula que la ingesta calórica diario de refresco de las mexicanos y los mexicanos equivalente a 5.5 % del total, es decir 400 mil litros de refresco diario.

Ante este panorama una medida que ha impulsado Estado mexicano es el gravamen de un peso con 17 centavos por litro, a las bebidas azucaradas y saborizadas, que entró en vigor desde 2014.

Esto con la finalidad de disminuir su consumo y consecuentemente combatir problemas de salud, tales como la obesidad y la diabetes.

Sin embargo, especialistas señalan que dicha medida no ha sido suficiente para combatir problemas de salud, pues de las 3 mil 072 calorías que diariamente consumen los mexicanos, únicamente se ha logrado reducir el consumo de calorías provenientes de refrescos a menos de 7 calorías en cuatro años.

Por ello llama la atención que el gobierno federal haya propuesto en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 reducir los recursos al programa de prevención y control de sobrepeso, obesidad y diabetes en un 92.7 %.

Este contrasentido se suma a que en esta ley de ingresos no se prevén medidas adicionales para inhibir el consumo de estos productos.

Afortunadamente, quiero decir que en estos días la Cámara de Diputados ha aprobado adicionar, aprobó en esta iniciativa que recibimos en esta Ley de Ingresos, que recibimos en esta Cámara, aprobó adicionar a la Ley de Ingresos un nuevo artículo transitorio para establecer que los recursos recaudados por impuestos a bebidas azucaradas y saborizadas deberán destinarse a programas para combatir la obesidad y la diabetes, que eso no estaba contemplado antes.

Aunque celebramos esta modificación la medida es aún insuficiente y por ello proponemos esta reserva para aumentar dicho impuesto a 2 pesos por litro, tal y como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud, a fin de reducir el consumo y sus efectos nocivos en la salud, con esta medida se lograrían recaudar recursos adicionales para dotar de suficiencia presupuestaria al Programa de Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes que esta administración busca recortar.

Con esto se propone cumplir con una de las principales recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud y hacerle frente a uno de los problemas más graves de salud pública en México.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

¿Tiene más propuestas?

Es la última.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta que acaba de presentar la Senadora Patricia Mercado.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta de reserva de la Senadora Patricia Mercado.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite, Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora.

Los artículos 16 y décimo quinto transitorio, reservados por la Senadora Patricia Mercado, quedan en los términos del dictamen.