+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención del Senador Eduardo Enrique Murat Hinojosa



Sen. Eduardo Enrique
Murat Hinojosa


Grupo Parlamentario del
Partido Verde Ecologista de México
Lista Nacional
Senador Electo por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Senador(a) Suplente del Senador(a): Manuel Velasco Coello

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 5 Oficina 31, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3675

E-mail: eduardo.murat@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Miércoles 10 de abril de 2019


Intervención

 

Efemérides

Relativa al aniversario luctuoso de Emiliano Zapata

 

El Senador Eduardo Enrique Murat Hinojosa: Señora Presidenta, compañeras y compañeros Senadores.

Hoy es un día importante para la historia de México, como dice mi compañero: “¡Zapata vive!”.

Vinieron los aztecas, su dura explotación y un humillante dominio, y Anenecuilco quedó.

Vino una nueva conquista, la de los blancos sufriendo injusticias y explotación, y Anenecuilco quedó.

Vinieron las luchas por la Independencia, los días turbulentos del México independiente, y Anenecuilco quedó.

Vinieron los días turbulentos de México independiente, y Anenecuilco quedó.

Vino la época de la reforma, y a pesar de que el pueblo luchó por ella sus leyes perjudicaron y fortalecieron a sus explotadores, y Anenecuilco quedó.

Vinieron leyes injustas sobre terrenos baldíos permitiendo nuevos despojos, y Anenecuilco quedó.

Vino un régimen dictatorial, el Porfiriato que se olvidó de los pueblos, y Anenecuilco quedó.

Vinieron diferentes gobiernos y partidos durante la Revolución, quisieron acabar con ellos y hoy continuando amenazando, y Anenecuilco quedó.

Por todo ello, la vida de este pueblo vio nacer un heroísmo sostenido a través de más de seis siglos de historia, Zapata es solo uno de sus momentos; el pueblo es su verdadero héroe, el hombre una simple expresión de aquel heroísmo.

La ambición de los hacendados quiso destruir al pueblo y el pueblo, en defensa propia, destruyó las haciendas. Esta es la explicación más sencilla y exacta que puede hacerse de la revolución zapatista.

Zapata es digno hijo de su gran padre: el pueblo.

Estos son extractos del relato de Zapata del escritor Jesús Sotelo Inclán, en su libro “Raíz y Razón de Zapata”. No puede ser más claro y más exacto y, me atrevería a decir, sin temor a equivocarme, de gente. Pareciera que seguimos en una ruta similar muy parecida.

México y muchos países de Latinoamérica, a raíz de la globalización y sus descontentos continúan inmersos en un círculo vicioso, cero movilidad social, violencia y crimen organizado, concentración de la riqueza en unos cuantos, marginación, desigualdad social y pobreza sostenida, abuso y avaricia de unos cuantos en contra y en detrimento de la mayoría, sobreexplotación de los recursos naturales y lo más triste, más del 50 % del país concesionado a no más de mil familias para la explotación de sus grupos.

Hoy 10 de abril de 2019 se conmemora y se cumplen 100 años de la muerte del Caudillo del Sur el General Emiliano Zapata, quien nació el 8 de agosto de 1879 en el estado de Morelos y, hoy más que nunca debemos de tener presente los ideales por los que murió, su vigencia son lectura y estudio obligado.

Es por eso y muchas razones más que el grupo parlamentario del Partido Verde se suma al homenaje que este cuerpo legislativo le rinde y para mí el más grande héroe de la patria del México revolucionario, por lo que representa, sigue representando y representará.

Emiliano Zapata, líder, militar pero, sobre todo, símbolo de la resistencia campesina y representante de los pobres. El Caudillo del Sur ícono de la lucha revolucionaria fue asesinado el 10 de abril de 1919 en la Hacienda Chinameca, Morelos, víctima de una cobarde emboscada.

Por eso sus restos no están aquí en el Monumento a la  Revolución, ya que le estorbaba al General Venustiano Carranza.

Deja un importante legado por la reivindicación de los derechos de las clases marginadas y oprimidas, es por eso que su legado tiene vigencia en el siglo XXI y seguramente tendrá vigencia por siempre.

Zapata, perteneciente a una familia campesina, tomó conciencia de los grandes problemas de la población rural desde que fue nombrado Calpuleque, en donde fue electo por los suyos, recibiendo y haciéndose cargo de los documentos y títulos de sus tierras, interesándose e involucrándose en una larga y noble lucha por los derechos de los despojados hasta el final de su vida, intentando acabar con los hacendados y latifundistas y, sobre todo, con las penosas y humillantes prácticas abusivas contra la población campesina.

A 140 años del nacimiento y a 100 años de su muerte, Emiliano Zapata ocupa un lugar irremplazable dentro de la historia de México y es, sin duda, el ícono más relevante dentro del imaginario colectivo de la Revolución Mexicana, por lo que a lo largo de los años se ha convertido en referente obligado para todas las luchas de justicia social en nuestro país.

Gracias a sus convicciones y a su lucha plasmada en el importantísimo Plan de Ayala, hoy los campesinos son dueños de su tierra.

Recordemos que la Revolución Mexicana permitió el nacimiento de una transformación de protección hacia los tenedores de la tierra, promulgándose nuestra actual Constitución Política, con la incorporación de los derechos sociales. Sin embargo, a 100 años de su legado, la concentración de las tierras amenaza de nuevo.

En este sentido, el Movimiento Zapatista toma relevancia, continúa vigente y representa la lucha de los campesinos en contra del capitalismo, los gobiernos opresores y la explotación de los más vulnerables, reclamando la tierra para los que la trabajan.

El legado de Zapata ha inspirado otros movimientos revolucionarios, no solo en México, sino en América Latina, como ejemplo el libro de Las Venas Abiertas de América Latina, del escritor uruguayo Eduardo Galeano, que se refiere a Zapata como personaje fundamental en la lucha de los pueblos originarios contra la explotación de sus tierras.

Ante lo que representa Emiliano Zapata para los mexicanos, el día de ayer presenté ante ustedes un punto de acuerdo, con la finalidad de restaurar los espacios históricos que convergen en la Ruta del Caudillo del Sur, que lamentablemente se encuentran en abandono total y condiciones desfavorables.

El caudillo del sur no solo es un símbolo del movimiento agrario, sino el representante de un México que busca mantener su historia y tradiciones, abierto a las transformaciones económicas y sociales, pero respetando la tierra y la conexión con la naturaleza…

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Concluya, por favor, Senador.

El Senador Eduardo Enrique Murat Hinojosa: Concluyo, señora Presidenta.

En el Partido Verde reivindicamos su lucha y refrendamos nuestro compromiso con la población campesina y con los mexicanos menos favorecidos, para lograr su desarrollo y bienestar.

Las ideas nos acercan a las personas, las ideas nos abren horizontes, las ideas crean movimientos y, sobre todo, las ideas moldean y cambian al mundo, y muy pocas veces se quedan para siempre y se vuelven legados.

“¡Zapata vive y la lucha sigue!”

Muchas gracias, compañeros y compañeras.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador Murat.