+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre



Sen. Geovanna del Carmen
Bañuelos De la Torre


Grupo Parlamentario del
Partido del Trabajo
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: María de Jesús Hernández Niño

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 6 Oficina 26, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3327

E-mail: geovanna.banuelos@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 03 de septiembre de 2019


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

De la Sen. Geovanna del Carmen Bañuelos de la Torre, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto que adiciona el artículo 76 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

La Senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre: Gracias, Senadora Presidenta.

Con el permiso y la venia de mis compañeras y compañeros.

En efecto, pongo a consideración de todos ustedes una propuesta de modificación al artículo 76 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que tiene que ver con la facultad de declarar las zonas naturales protegidas de nuestro país hoy en día, exclusividad del Presidente de la República y en la propuesta de su servidora, que sea una facultad del Senado de la República a través de la mayoría calificada.

Esta iniciativa tiene como propósito medular y salvar, proteger al Águila Real, nuestro símbolo vivo nacional; en su cuna, en su nido: el municipio de Monte Escobedo, Zacatecas, gravemente dañado por la tala desmedida, la caza ilegal y por la explotación al medio ambiente de manera voraz, sin escrúpulos. Un ecocidio alarmante.

Es una iniciativa repensada en el biocentrismo, en la otredad con los demás seres sintientes y con nuestro entorno natural. El ser humano en coordinación con el medio ambiente, siendo parte de él.

La pretensión es prudente, salvar a la mítica Águila Real por todas las vías: legales, de participación ciudadana, de conciencia y con ello, también, la protección a nuestro medio ambiente, de ahí la necesidad de que esta Cámara de Senadores, como una de sus facultades exclusivas, pueda autorizar, mediante decreto aprobado por el voto de las dos terceras partes de los integrantes presentes, la declaratoria de áreas naturales protegidas.

Sí, con la voluntad y la sensibilidad que los caracteriza, distinguidas Senadoras y Senadores, podemos emprender nuevos cambios para la protección de vida al medio ambiente.

Estoy convencida de que los ecocidios no son exclusivos de mi estado, a modo de ejemplo lo coloco porque conozco a detalle, y me alarma de sobremanera porque en él habita un ave que nos ha cautivado desde el inicio de la humanidad y que es parte de nuestra identidad nacional, el Águila Real. Lo mismo es para otras regiones, los representan otras especies, como el Jaguar.

Es un caso para sensibilizarnos de entre los tantos que hay en nuestro hermoso país.

El gran poeta Nezahualcóyotl, en alguno de sus poemas escribió lo siguiente: “no acabarán mis flores; no cesarán mis cantos, yo cantor los elevo, se reparten, se esparcen, aun cuando las flores se marchiten y amarillicen, serán llevadas allá al interior de la casa del ave de plumas de oro”.

Es decir, en la cosmovisión mesoamericana el Águila Real es un atributo de la divinidad. Recordemos que Huitzilopochtli se transfiguró en la poderosa Águila Real para guiar y asentar al pueblo mexicana a su destino. El esplendor de esta ave ha servido como símbolo de poder y valentía para muchos pueblos e imperios, el principal de la antigüedad, el imperio romano, la tuvo como su emblema.

Alejandro Magno veía en el águila la fortuna para sus conquistas.

Nuestro Escudo Nacional encarnó esa misma suerte, su inspiración, la fundación de México-Tenochtitlán, derivada del mito, de la leyenda de un Dios guiando a su pueblo a un mejor destino. En aquella empresa sólo la reina de las aves podía con tan caro encargo.

Y es en Monte Escobedo, Zacatecas, donde habita la mayor parte de ellas, ya que en este territorio se encuentran 18 parejas de Águila Real. La formación orográfica de serranías, valles, mesetas y cañadas, así lo permite.

El Águila Real sigue causando profunda admiración entre los seres humanos, bastará un vuelo o su potente silbido para entenderlo.

La independencia y la libertad de la nación mexicana no se pueden concebir sin la poderosa Águila Real.

Por eso, la Cámara de Senadores, que representa los intereses de las entidades federativas y que tiene que ver, además, con la protección de la riqueza natural y cultural que caracteriza a este país, debe protegerla.

La riqueza natural de México es envidiable y nos obliga a darle su máxima protección.

México es considerado uno de los 17 países megadiversos, ya que forma parte del selecto grupo de naciones poseedoras de la mayor cantidad y diversidad de animales y plantas, así como el 70 % de la diversidad mundial de especies.

Si bien es cierto que en este momento es facultad del Ejecutivo Federal emitir la declaratoria de áreas naturales protegidas, es importante que como órgano representativo de los intereses de las entidades que conforman esta Federación, el Senado de la República pueda emitir dicha declaratoria mediante una mayoría calificada.

Lo que se pretende no es invadir otras esferas de poder, sino llevar a cabo una verdadera coordinación de poderes, redoblar esfuerzos, ayudar al Presidente de la República en responsabilidades ambientales mediante la coordinación y la cooperación.

No debemos olvidar que la cuarta transformación de la vida política y social del país ha sido extenuante, así lo vislumbramos en el grupo parlamentario del Partido del Trabajo. Nuestra labor es replantear el derecho, actualizarlo, sobre todo cuando se tocan temas tan sensibles como lo es la protección de vida al medio ambiente.

Los retos derivados del cambio global, producidos por la degradación de los ecosistemas a escala planetaria, deben enfrentarse a través de sociedades resilientes y gobiernos evolutivos, capaces de adaptarse a los cambios de su entorno a través de la innovación, la valoración de la diversidad biológica y cultural, y la capacidad de organizarse para resolver los problemas.

A medida que la crisis ambiental aumenta, es claro que una mejor gobernanza de los temas ambientales se relaciona con un mayor grado de participación en la conservación de los socio-ecosistemas.

No debemos olvidar que los derechos humanos dependen de los derechos de la naturaleza que mantienen una vinculación intrínseca e interdependiente.

Las constituciones ecológicas deben seguir avanzando, dotándolas de mecanismos para la protección garante del medio ambiente.

Ustedes, no lo dudo, pueden visualizarlo en sus estados, la voracidad de unos cuantos, poniendo en peligro constante al medio ambiente, desde el mar del Caribe de Yucatán y Quintana Roo hasta el mar de Cortés en la Península de Baja California. Desde las costas suaves del Pacífico a los puertos de Veracruz y Tamaulipas en el Golfo de México.

La política debemos ocuparla para el bienestar de nuestra especie en coordinación, complementación y mejoramiento del medio ambiente. El medio ambiente ya no soporta tanto egoísmo desde esta visión, comprendamos que somos parte del medio ambiente, de su destrucción depende nuestra destrucción, defendámoslo.

Es por eso que pongo a consideración de ustedes esta iniciativa de Reforma Constitucional y a la vez agradezco a los y las Senadoras que habré de mencionar por la generosidad de suscribirse a la misma: Senadora Eunice Romo, Senador Emilio Álvarez Icaza, Senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso, Senadora Nancy De la Sierra Arámburo, Senadora Alejandra de León Gastélum, Senadora Sasil De León, Senadora Katya Ávila, Senadora María Antonieta Cárdenas, Senador Joel Padilla, Senador Eduardo Enrique Murat Hinojosa, Senadora Verónica Camino Farjat, Senador Raúl Bolaños Cacho Cué y el Senador Manuel Añorve Baños.

Muchísimas gracias.

Con muchísimo gusto, Senadora Beatriz Paredes.

Con muchísimo gusto, también, Senadora Susana Harp.

Adelante, Presidenta.

Gracias, compañeras, compañeros.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Bañuelos.