+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención del Senador Carlos Humberto Aceves del Olmo



Sen. Carlos Humberto
Aceves del Olmo


Grupo Parlamentario del
Partido Revolucionario Institucional
Lista Nacional
Senador Electo por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: José Eduardo Calzada Rovirosa

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 5 Oficina 6, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3166 y 3565

E-mail: carlos.aceves@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 20 de septiembre de 2018


Intervención

Proyectos a Discusión.

Convenio 98 de la Conferencia Internacional del Trabajo, relativo a la Aplicación de los Principios del Derecho de Sindicación y de Negociación Colectiva, adoptado en Ginebra, el 1º de julio de 1949.

El Senador Carlos Humberto Aceves del Olmo: Con su venia, señor Presidente.
Compañeras y compañeros Senadores:

Antes que nada, quiero felicitar a cada una y cada uno de quienes han pasado a la tribuna antes que yo, por los conceptos que aquí vertieron, por las distintas formas de ver lo que se va a hacer.

Yo voy a votar a favor, también, pero con la ley en la mano.

Es cierto que se han hecho  muchos esfuerzos para que no solamente ese, otros artículos se pongan ya en la ley mexicana, en la ley laboral, y que si no se ha hecho es porque así camina la OIT.

Quiero fijar la posición de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional y como Secretario General de una institución obrera, y Presidente del Congreso del Trabajo en relación con la ratificación del Convenio 98 de la OIT, denominado sobre derecho, sindicación y de negociación colectiva.

Con claridad, espero, expreso nuestra convicción a favor de su ratificación por contener derechos fundamentales de la clase trabajadora en materia de la libertad de afiliación y negociación colectiva por ser nuestra práctica cotidiana.

No entendemos la vida sindical y los derechos que de ella emanen de otra forma, no los entendemos.

Es importante recordar que la ratificación del instrumento internacional que hoy se discute fue presentada a esta soberanía desde el año 2015 por el titular del Ejecutivo Federal, sabedores todos de su importancia y trascendencia.

Todos los pactos que se firman con la OIT son hechos no por los sindicatos, son hechos por el Jefe del Ejecutivo, y el Presidente Peña en su momento lo envió en el 2015.

No se ha recibido respuesta o no se recibió en ese momento, no tengo claro, por qué no.

Pero, cuando el señor Presidente de esta Cámara presentó, hace 48 horas el proyecto, pues a mí me vinieron a la cabeza muchas cosas, aparte de ese, que se firma o que se firmará, existe también el Convenio 144 de la propia OIT, y ha sido ratificado por el Estado mexicano bajo el rubro sobre la consulta tripartita en sus artículos 1 y 2, establece como requisito previo, sin el cual no es posible la ratificación del Convenio que nos ocupa la participación de los representantes del gobierno, de los empleadores y de los trabajadores, sobre los asuntos relacionados con las actividades de la OIT por lo que debió realizarse una consulta previa tripartita a esta discusión.

La ratificación del Convenio sin la consulta a los sectores ni la adecuación a las leyes secundarias que en nuestro caso derivan de las últimas reformas al artículo 123, apartado A constitucional pueden traducirse en un conflicto entre leyes, quedando incertidumbre en las inversiones acrecentando los conflictos y poniendo en riesgo la generación de empleos.

Los conmino a la sensatez de los tiempos y procedimientos legales y legislativos cumpliendo todos  los requisitos que para la ratificación de ese tratado nos impone un ordenamiento legal establecido por el propio Senado.

Cabe señalar que nuestros principales socios comerciales Estados Unidos y Canadá no han ratificado el Convenio 98, porque en primer lugar tienen que adecuar sus  legislaciones; por otra partes importante destacar que el proceso legislativo igualmente se encuentra viciado de origen, ya que el Reglamento del Senado de la República que nos rige en su artículo 238, establece el procedimiento para la aprobación de los tratados internacionales, este procedimiento contempla turno a las comisiones legislativas para que procedan a un dictamen que sea sometido a esta soberanía.

En ese sentido, vale la pena resaltar que dicho procedimiento contemplado en el documento citado ya había iniciado en noviembre de 2015, por lo tanto, el sustraer la ratificación de las Comisiones Unidas a las que había sido turnado el instrumento internacional para su dictamen, conlleva a una violación a nuestro propio Reglamento, que a los ojos de nuestro grupo parlamentario parece innecesario y sentaría un mal precedente para la discusión de cualquier asunto posterior en esta soberanía, en la que estaríamos permitiendo que se violara un procedimiento que nosotros mismos establecimos para el desahogo de los asuntos del  Senado de la República.

Es importante resaltar que no están votando un dictamen emanado por las comisiones de Relaciones Exteriores y Organismos Internacionales, Trabajo, Pensión Social y Estudios Legislativos a los cuales había sido turnada la presente propuesta de ratificación del instrumento internacional, toda vez que las comisiones aún no son constituidas por esta soberanía y, por tanto, no podría haber un dictamen de unas comisiones que no existen.

Sería deseable que esa soberanía recapacitara sobre el atropellado proceso que se está llevando a cabo el día de hoy y se pueda regresar las ratificaciones a las Comisiones Unidas, a las que fue turnada para que se pueda cumplir con  lo establecido en el convenio 144 de la OIT y con la obligación de las Comisiones Legislativas Permanentes del Senado, y se pueda dar discusión sobre el Convenio 98 de la OIT, con todos los sectores involucrados en la materia.

El Senado de la República debe mantenerse con espacio de liberación con todos los sectores de la sociedad mexicana que nos lleva a tomar las mejores decisiones en beneficio de todos los mexicanos.

Probablemente el resultado de la deliberación sea el mismo, después de tenerla, pero no por eso se debe obviar un procedimiento fundamental que debemos siempre defender en este espacio legislativo.

Hay que aclarar ante es H. Pleno que el Convenio 98 que se discute es el celebrado ante la Organización Internacional del Trabajo, y no ante la Conferencia, como equivocadamente se ha señalado en este proceso.

Externo mi preocupación, que como consecuencia de esta ratificación, se ve afectada la inversión y, por tanto, el crecimiento de nuestro país, ya que esta no se limita a problemas de orden económico en lo general, sino al deterioro que pueda darse por la pérdida de empleos y lo que significa para la clase trabajadora, provocando conflictos labores e inestabilidad.

Debiéramos valorar, por tanto, los resultados de la aplicación de este Convenio en otros países.

Deseo decir, finalmente, que existen en nuestra historia otros antecedentes de convenios firmados por el Estado mexicano y ratificados mucho tiempo después, como es el caso del Convenio 138 sobre el Trabajo Infantil, que afortunadamente ya se firmó y ya es una ley, queriendo enfatizar con ello que siempre es tiempo para seguir avanzando, con la certeza de refrendar que las acciones que formen la libertad de los trabajadores, y que impulsen precisamente a la sindicación como el único medio para la obtención de auténticas mejoras a través de conquistas sindicales, son el único medio de progreso.

Finalmente, yo les quiero decir. ¿Qué perseguimos? Estar en concordancia con la mayoría que hoy es Morena, que estamos seguros, pues, como estaremos durante todos estos seis años, de que nos van a ganar en las votaciones.

Pero queremos ser un Senado homogéneo, esperanzador, que esté listo para entrar a lo que se tenga que entrar, con los mejores criterios y no tratando de utilizar una aplanadora.

Tengo la gran satisfacción, de que aproximadamente, entre 18 y 20 compañeras y compañeros que están aquí, hay sido compañeros míos en otras Legislaturas, en otro Senado, en cuatro diputaciones federales, y siempre hemos llegado a acuerdos.

Hoy no se da, hoy no se da por el PRI, distinto. Sólo pongámonos en su alta dimensión, no nos cuesta nada, simplemente hacer los convenios, y la llevamos a votación, y vamos a ganar todos, porque, por lo que veo todos vamos a votar a favor.

Yo respeto, totalmente, las ideas de ustedes. Lo que dijeron en cuestión de derechos humanos, de prestaciones sociales, de la compañera que dice: “Que le debe a sus padres el comer y el estar aquí”, y estoy totalmente de acuerdo con ello.

¿Ya se me acabó mi tiempo? 20 segundos, señor Presidente, por favor.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Adelante. Ningún problema.

El Senador Carlos Humberto Aceves del Olmo: Yo no soy abogado, por eso traigo esto por escrito.

No hay ningún otro abogado de mi partido que sepa derecho laboral, pero sí soy absolutamente de la cultura del esfuerzo, porque sólo estudié hasta sexto año, porque no soy, y no lo digo con orgullo, lo digo con tristeza, no soy un profesionista, pero fui obrero 9 años, y sé lo que se siente recibir un sobre con poco dinero.

Y mi pasión, ahora que soy Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México, que nunca soñé serlo, pues es, que en la mesa de los trabajadores haya alimentos suficientes, que en su bolsa haya dinerito para otras cosas, y que se haga justicia a donde no se ha hecho.

Que los trabajadores que no quieran estar, no al grado, y aquí se dijo que, casi se les lleva con una ametralladora o algo que se les obliga. No es así, hay que respetar a los trabajadores que también tienen criterio.

Y con esto invito a todas y a todos a que vayamos trabajando junto esto, y muchas otras cuestiones que son de bien para México.

Estas ideas no son mías, son de los antecesores, entre ellos, Lombardo Toledano, y los que siguieron, que hizo los estatutos que siguen vigentes, con acomodos de acuerdo a la época, pero les ofrezco, que todo el tiempo que esté yo aquí, a lo mejor duro los seis años, estaré siempre presto para escuchar y para que me escuchen.

Me voy de la tribuna tranquilo, porque espero haber hecho entender lo que nosotros pensamos en el Partido Revolucionario Institucional.

Muchas gracias.

Gracias, Presidente.