+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Claudia Ruiz Massieu Salinas



Sen. Claudia
Ruiz Massieu Salinas


Grupo Parlamentario del
Partido Revolucionario Institucional
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: Mercedes del Carmen Guillen Vicente

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 5 Oficina 4, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3497

E-mail: claudia.ruizmassieu@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 25 de octubre de 2018


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

De las Senadoras y los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

La Senadora Claudia Ruiz Massieu Salinas: Con la venia de la Presidencia.

Compañeras y compañeros Senadores:

A tan solo unas horas de que comenzara la mal llama “Consulta Popular sobre la continuidad de la obra del Nuevo Aeropuerto en Texcoco”, en el grupo parlamentario del PRI asumimos nuestra responsabilidad republicana, y haciendo uso de nuestras facultades legislativas presentamos a ustedes esta iniciativa.

Como sabemos, la figura jurídica de la “Consulta Popular” surge recientemente en nuestro marco jurídico como un instrumento de participación ciudadana de democracia directa.

La reforma constitucional al artículo 35 incorporó como derecho de todos los ciudadanos participar en consultas populares sobre temas de trascendencia nacional, por lo que se constituye como una valiosa herramienta para incidir directamente en los asuntos de la vida pública nacional sobre actos legislativos y administrativos.

Gracias a esta importante reforma se dio una mayor estructura a la colaboración entre gobernantes y gobernados, ya que la participación permite que la ciudadanía pueda compartir y tomar decisiones que representen el mayor beneficio para la sociedad en su conjunto.

Las democracias consolidadas del mundo se diferencian de aquellas en construcción por contar con mecanismos que permiten una verdadera participación de la sociedad. En este sentido, los mecanismos de democracia participativa son valiosos para fomentar la cultura democrática, generar legitimidad ciudadana y complementar el sistema representativo.

Con la “Consulta Popular”, tal cual se prevé en la ley, se garantiza que la voluntad ciudadana no queda sólo en papel, y obliga al Gobierno Federal a su implementación, con ello perfeccionando la democracia en nuestro país.

Pero no podemos olvidar que el Constituyente buscó dar certidumbre y estabilidad a la República para evitar que tentaciones autoritarias y populistas manipulen al pueblo en pongan en riesgo los cimientos de certeza e imparcialidad sobre los que deben descansar las instituciones del Estado mexicano y todo nuestro sistema democrático.

Por eso se establecieron en el artículo 35 los lineamientos para que las consultas sean legales y vinculantes, y se dispuso cuáles son las materias que no podrán ser objeto de consulta, como la restricción de los derechos humanos, los principios del artículo 40 de la Constitución, que hace referencia a la voluntad del pueblo mexicano de constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal, entre otros.

Estamos convencidos que la participación ciudadana, en sus múltiples formas, constituye un paso firme hacia una modernidad democrática, y que la “Consulta Popular”, representa una herramienta muy útil para mejorar las expectativas sobre la eficacia del sistema político mexicano y para enriquecer el goce de las libertades individuales.

Lamentablemente hoy se corre el riesgo de desacreditar los mecanismos de democracia participativa a partir de un ejercicio mal planteado y peor implementado como el que se está llevando a cabo respecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Este pretendido ejercicio de participación ciudadana está cargado de elementos ideológicos y estériles descalificaciones, que sólo dividen a la sociedad y la confunden.

Se trata, desde nuestro punto de vista, de una maniobra política disfrazada de democracia participativa.

Pero ya no hablemos sólo del fraude al artículo 35 constitucional, hablemos del país que queremos ser.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México es la obra de infraestructura más trascendente de las últimas décadas.

Hablamos de una obra sin precedente, que continuará detonando nuestra competitividad en turismo, en comercio e inversión, por muchos años.

Este no es un proyecto de partido, debe ser un proyecto de país cuya resolución no puede basarse en una arbitrariedad, ni tampoco definirse sin tomar en cuenta lo más de 60 estudios técnicos que acreditan su viabilidad e idoneidad.

Someter el proyecto a una consulta dudosa y sin validez constitucional, cuya representatividad es cuestionable y sin garantía del resguardo de los datos personales de quienes participan, no sólo es irresponsable, sino injusto.

760 mil personas dejarían de tener un empleo; 4 millones de personas de la zona de Texcoco dejarían de tener mejores condiciones de vida; México dejaría de recibir 125 millones de pasajeros al año que detonarían inversión, empleo y actividad económica en todas las regiones del país, y las entidades federativas no contarían con una plataforma de exportación potente para los productos mexicanos. Millones de familias de todas las regiones perderán inconmensurables oportunidades de desarrollo.

La cancelación del nuevo aeropuerto tendría un enorme costo monetario, de oportunidad y de confianza, que el país no puede darse el lujo de pagar.

Preocupa que una decisión tan importante no se tome siguiendo un criterio técnico y jurídico, sino un criterio basado en la popularidad.

Esta consulta no cumple, ni con los requisitos de quién debe convocar, ni para convocar, pues, no convoca, ni el Presidente de la República, ni el 33 % de alguna de las Cámaras, ni el 2 % de la lista nominal, convoca un partido político o un equipo de transición, o ya no se sabe quién.

No cumple tampoco con los requisitos de participación para que sea vinculante, que es el 40 % de la lista nominal ya que contempla como máximo la participación del 1 % de la misma, sin contar con que ahora mismo que se está desarrollando sabemos ya que hay ciudadanos que han podido votar una, dos, tres, cuatro o más veces aún sin presentar su credencial para votar.

No la organiza el INE, no sucede el día de la jornada electoral federal, no hay claridad en el método, en el financiamiento ni en la organización, hay nula transparencia. Este es un ejercicio de partido que busca legitimar una decisión discrecional y que va a tener repercusiones lamentables para nosotros, pero sobre todo para las próximas generaciones.

Nuestro grupo parlamentario presentó diversos puntos de acuerdo aquí y en la Cámara de Diputados y en todos los congresos estatales, señalando las insuficiencias legales y constitucionales, fuimos ignorados.

Señoras y señores:

Poco se tardó la nueva mayoría en mostrar el desprecio que le tiene a la Constitución, en mostrar lo dispuesta que está en manipular a la gente con información parcial y tendenciosa. Lo peor es que quieren evadir la responsabilidad que supone tomar decisiones importantes y trascendentes de gobierno escondiéndose tras consultas amañadas, sin sustento constitucional y sin legitimidad.

Si no quieren que México cuente con la infraestructura que merece un país de nuestro tamaño y proyección global, díganlo.

Si quieren tomar decisiones sin sustento que perderán vigencia en el corto plazo y que implicarán pérdidas irreparables en empleo, oportunidades, competitividad y reputación para nuestro país, háganlo.

Pero háganlo de frente y sin mentir, sin subvertir leyes. Díganle de frente a los mexicanos que no quieren pensar en las próximas generaciones ni darle a México la infraestructura de clase mundial que necesita y que merece.

Senadoras y Senadores:

Ya levantamos la voz para denunciar lo que sucede hoy, hay que evitar que vuelva a suceder en el futuro. Por eso presentamos esta iniciativa con la que se busca reformar el artículo 35 constitucional para establecer específicamente la restricción de llevar a cabo consultas populares…

Concluyo, Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Un momento, por favor.

Estamos, Senador Félix Salgado, estamos en presentación de iniciativas.  Le ruego le permita a la Senadora concluir su exposición.

La Senadora Claudia Ruiz Massieu Salinas: Gracias, Senadora Presidenta.

Presentamos ante este Pleno esta iniciativa con la que se busca reformar el artículo 35 constitucional que merece la pena leer, Senadoras y Senadores, para establecer específicamente la restricción de llevar a cabo consultas populares cuando se trate de obras de infraestructura pública de carácter federal.

No podemos permitir que se vuelvan a presentar supuestas consultas ciudadanas que generan desconfianza, polarización social y le cuestan al país, asumamos nuestra responsabilidad.

Muchas gracias.