+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Ana Lilia Rivera Rivera



Sen. Ana Lilia
Rivera Rivera


Movimiento Regeneración Nacional
Tlaxcala
Senadora Electa por el Principio de Mayoría Relativa
Suplente: Rosa Eugenia Rodríguez López

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 4 Oficina 14, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3342

E-mail: oficina.ana.lilia.rivera@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 21 de marzo de 2019


Fundamentar el Dictamen

Dictámenes a Discusión y Votación

De las Comisiones Unidas de Justicia; de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia; y de Estudios Legislativos, Segunda, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Código Civil Federal.

La Senadora Ana Lilia Rivera Rivera: Con el permiso de la Mesa.

Estimadas Senadoras, Senadores.

Organizaciones que hoy nos visitan.

Al pueblo de México.

A las Comisiones Unidas de Justicia; de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia; y de Estudios Legislativos, Segunda, de la Cámara de Senadores, le fue turnada para estudio y dictaminación la iniciativa, las tres iniciativas por las que se reforman y derogan diversas disposiciones del Código Civil Federal, relativas a la prohibición del matrimonio infantil, en el cual hoy se somete a la consideración de esta Honorable Asamblea.

Las comisiones dictaminadoras coincidimos plenamente con los promoventes de las iniciativas, en que la celebración de matrimonios en donde al menos una de las personas es menor de 18 años, ha llevado a una problemática que ha incentivado múltiples violaciones a los  derechos de los menores de edad quienes por razones naturales, sociales, familiares y personales no están preparados para asumir la responsabilidades inherentes al matrimonio.

En este sentido, el dictamen atiende las preocupaciones de la Organización de las Naciones Unidas y de diversas organizaciones civiles que han dado cifras escalofriantes del tamaño de la magnitud del número de niñas y adolescentes que en México están viviendo esta terrible desolación.

La sociedad no debe ver nunca como normal que las niñas y niños se casen y que vivan en la pobreza y que sean discriminados. Es vergonzoso que el Estado mexicano continúe recibiendo recomendaciones sobre matrimonios infantiles de organismos internacionales y no las atienda.

En un foro de trabajo sobre matrimonio infantil ante las recomendaciones del Comité para la Eliminación de Discriminación Contra la Mujer, lo que conocemos como la CEDAW, en 2018 plantearon que es sorprendente que países de África, en donde el matrimonio infantil es una práctica extendida, estén atendiendo las recomendaciones y México no.

De acuerdo con la información de la Cátedra Unesco de Derechos Humanos de la UNAM, en 2005 se registraron 4 mil 954 personas entre los 12 y 17 años con alguna situación conyugal: casados, unión libre, divorciados, pero por el tamaño de la violencia que se vive en el país es increíble el número de mujeres menores de edad viudas, víctimas de la delincuencia organizada.

El 81 % de estas niñas y mujeres adolescentes están en este sentido.

Y el 19 % sólo corresponde a hombres y niños adolescentes.

Las niñas y adolescentes no se casan con sus pares además, sino con hombres mayores. Además, se autorizan matrimonios de menores de edad ya sea por desconocimiento de las leyes, por corrupción o por las llamadas usos y costumbres, también por conceptos de discriminación contra la mujer.

En los 50 municipios más pobres de nuestra hermosa República, donde los pueblos indígenas siguen forzando a las niñas a contraer matrimonio con adultos por cuestiones económicas, es algo que se debe atender y no solamente quedar en el criterio o en la crítica.

Ante esto México ha generado muy pocos mecanismos para la prevención y la atención de la problemática de matrimonios forzados infantiles y que ha justificado su inacción en el respeto a los usos y costumbres de algunas comunidades indígenas. Eso se tiene que acabar.

Por eso hoy las comisiones dictaminadoras somos conscientes de las obligaciones internacionales que el Estado mexicano ha contraído en materia de derechos de la niñez en virtud de diversos tratados entre los que destaca la Convención sobre los Derechos del Niño que impone a los Estados parte el deber de asegurar que en todas las medidas concernientes a menores de edad que tomen los órganos legislativos se tenga una consideración primordial para la atención superior del interés del menor, directriz que se encuentra igualmente contenida en el artículo 4° de nuestra ley fundamental y que se ha configurado como una especie de meta-principio constitucional al que se debe adecuar toda normatividad secundaria.

Por todo lo anterior, con este dictamen las Senadoras y Senadores integrantes de las comisiones dictaminadoras tenemos la oportunidad de enmendar las deficiencias del Código Civil Federal en materia de matrimonio infantil que son reminiscencias de un anacrónico paradigma patriarcal que ha permeado en la legislación mexicana durante siglos, pero que actualmente resulta inadmisible en el que con absoluto desconocimiento de los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes se ha permitido e incluso promovido que los menores de edad contraigan matrimonio pese a los múltiples perjuicios que dicha situación implica para su desarrollo.

Por todo lo expuesto, invitados a esta Honorable Asamblea a que se pronuncie en favor del dictamen que se somete a su consideración a fin de saldar una deuda social, política, jurídica, moral, pero sobre todo humana de amor y de compasión del Estado mexicano en cuanto a los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes.

Todos los que estamos aquí tenemos una historia y somos producto de nuestra vida.

La infancia es destino.

Démosles un mejor destino a nuestros niños.

Es cuanto, Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Ana Lilia Rivera Rivera.