+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Nancy De la Sierra Arámburo



Sen. Nancy
De la Sierra Arámburo


Grupo Parlamentario del
Partido del Trabajo
Puebla
Senadora Electa por el Principio de Mayoría Relativa
Suplente: Sandra González de Yta

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 6 Oficina 27, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3084

E-mail: nancy.delasierra@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Miércoles 29 de mayo de 2019


Presenta Punto de Acuerdo

Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

De las senadoras y los senadores del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta a la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores se destine un espacio en los muros del Salón de Plenos, de la propia Cámara de Senadores, para que se inscriba en letras doradas la leyenda: "Derecho al Voto de la Mujer, 1953".

La Senadora Nancy De la Sierra Arámburo: Gracias, Presidente.

Muy buenas tardes compañeras y compañeros legisladores.

Las mujeres que estamos el día de hoy presentes podemos estar de acuerdo que el 17 de octubre de 1953, es el momento en donde se reconoce el derecho del voto a las mujeres, que para nosotros representa un día de inicio, no de terminación.

Imagino a los hombres de aquella época, pensando “¿cuándo terminará esta lucha de las mujeres?” Las mujeres de la época determinaban, en aquél entonces: “ahora por fin podemos comenzar legalmente esta lucha”.

Desde ese instante todas las mujeres en esta gran nación hemos sido voz y hemos participado en el rumbo político de nuestro país. Hemos podido incidir en las políticas públicas y en el reconocimiento de nuestros derechos. Poseemos la voz para establecer qué es lo que queremos. ¿Y sabemos lo que queremos? ¿Y sabemos a dónde llevar esta lucha o qué pensaban las mujeres de la época?

La lucha sigue siendo la misma: libertad e igualdad. Necesitábamos igualdad, porque añorábamos esta libertad.

Aunque parezca muy distante y nuestros hijos no puedan concebir un contexto social como el que se vivía en aquél entonces, la problemática era reordenar al país para que las mujeres pudieran ser ciudadanas plenas con la oportunidad de ejercer sus infinitas y variadas virtudes, en lugar de ser destinadas por su sexo a una sola actividad, cuidar la casa y criar a los hijos, que también, se los digo, lo hacemos con responsabilidad, amor y dignidad.

1953 no solo conmemora un decreto del Presidente Adolfo Ruiz Cortines, sino la base en la que se fundamentan las condiciones para dotar la libertad de las mujeres, libertad de decisión sobre nuestra ocupación e independencia económica, libertad política de votar y ser votadas.

Ninguna de las presentes podríamos estar aquí si esa lucha y revolución no se hubiera gestado en ese año.

Mi tiempo en el estrado no sería suficiente para hablar sobre las libertades y los derechos que hemos adquirido, sobre lo que debemos. A aquellas mujeres de ese tiempo, por su fortaleza y valentía, las llevaron a crear, ustedes lo saben, el Congreso Femenil de 1916, el Frente Único Pro Derechos de la Mujer en 1935, pero realmente les debemos, nos debemos hasta el día de hoy, una legislatura de paridad.

Nuestros logros como sociedad han sido inmensos, pero a la vez insuficientes. No obstante, el ritmo de la presente Legislatura avanza firmemente, en ambas Cámaras festejamos la aprobación de una Ley de Paridad.

El presente punto de acuerdo considera imprescindible conmemorar 1953 como el inicio de lo que hoy son nuestros derechos.

Por ello, exhorto a la Mesa Directiva del Senado de la República a inscribir con letras doradas la leyenda: “Derecho al voto de la mujer, 1953”.

Visibilizar y determinar nuestra participación para reflexionar en dónde estamos, pero lo más importante, hacia dónde nos dirigimos.

Es cuanto, señor Presidente.

Gracias.