+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención del Senador Antonio García Conejo



Sen. Antonio
García Conejo


Grupo Parlamentario del
Partido de la Revolución Democrática
Michoacán
Senador Electo por el Principio de Primera Minoría
Suplente: Marco Trejo Pureco

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 5 Oficina 27, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 5422

E-mail: antonio.garciac@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Miércoles 10 de abril de 2019


Intervención

 

Efemérides

Relativa al aniversario luctuoso de Emiliano Zapata

 

El Senador Antonio García Conejo: Con su permiso, Presidenta de la Mesa Directiva, y demás integrantes.

Queridas Senadoras, Senadores.  Medios de comunicación,  y público presente.

Muy buenas tardes a todas y a todos.

Todo aquel que se sienta en la silla presidencial, tarde o temprano se corrompe.

Voy a decir verdades, amargas, pero nada expresaré a ustedes que no sea cierto, justo y honradamente dicho. Palabras de Emiliano Zapata.

Esta tarde para el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, es un honor dirigir unas palabras a esta Asamblea, en la fecha histórica de hoy en que recordamos a don Emiliano Zapata Salazar, en el Centenario de su asesinato.

Una fecha en la que más que hablar de su muerte, que si bien es el inicio de su mito y leyenda, es necesario hablar de su vida y del legado valioso que dejó a las y a los mexicanos con su ejemplo.

Sin El Caudillo del Sur es incomprensible el rumbo que tomó la Revolución Mexicana, ya que así, ya que si bien la causa por la democracia era justa, la denuncia del atraso en que vivían las comunidades indígenas resignificó el  movimiento y amplió la lucha por una democracia, ahora es horizontal.

Zapata fue impulsor de los valores más altos de las demandas agraristas, como son la justicia social, la libertad, la igualdad, la propiedad comunal de las tierras y el respeto a las comunidades indígenas, campesinas y obreras de México.

Su lucha inició, como lo refiere el gran poeta Pablo Neruda: “Cuando arreciaron los dolores en la tierra y los espinares desolados fueron la herencia de los campesinos”. De esa forma su ascendente continúa vivo, no solo del imaginario colectivo, sino en el Plan de Ayala el cual dio forma a muchas de las garantías sociales que tutelan nuestra norma suprema.

La lucha de Zapata visibilizó las demandas, pero también a las comunidades indígenas, a ese México profundo como lo llamó Bonfil Batalla y el cual se apropió de los valles, las ciudades y entidades donde el Ejército Libertador del Sur se hizo presente.

No imagino el asombro de las y los habitantes de la Ciudad de México el 6 de diciembre de 1914, cuando los ejércitos de Villa y Zapata entraron triunfantes a esta capital, ese día las y los campesinos dejaron de ser negados y se sentaron en las mismas mesas y entraron a los mismos lugares donde antes se les impedía el paso, esos lugares donde su voz no tenía eco.

En aquel día ambos caudillos entraron al Palacio Nacional y al contemplar la silla presidencial entendieron que la suya no era una lucha por los cargos políticos o por el poder, sino por la justicia. Por ello, el Caudillo del Sur es ejemplo de lucha, pero también de mesura y de templanza al momento de ejercer el poder; el suyo no fue un poder unipersonal, ya que si ello hubiera sido así, su lucha no sería válida ni tendría la significación que las y los mexicanos damos a su figura y su causa.

Su ejemplo ha calado hondo en las comunidades de todo México, está presente en la literatura, en la cultura y el arte; su mito ha traspasado las fronteras y ha fascinado a propios y extraños, como a Carlos Fuentes, Pablo Neruda o Gutierre Tibón.

Por lo anterior, a 100 años de su desaparición física, Zapata vive y mientras no hayamos resuelto las demandas de las comunidades indígenas, mientras allá atraso en el reparto agrario, mientras hombres y mujeres no tengan los mismos derechos de la propiedad y mientras haya comunidades explotadas en sus recursos naturales por las empresas nacionales o extranjeras, el legado de Zapata no está cumplido, no estará cumplido.

Por ello tenemos que continuar trabajando para hacer letra viva el ejemplo del Caudillo.

Estas efemérides es recordatorio de su vida, pero también de la deuda con los principios de libertad y justicia que aún siguen vigentes.

“¡Zapata Vive y la lucha sigue!”

Muchas gracias

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador García Conejo.