+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Verónica Delgadillo García

Intervencion del día Jueves 25 de octubre de 2018


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

De las Senadoras y los Senadores Dante Delgado Rannauro, Clemente Castañeda Hoeflich, Verónica Delgadillo García, Patricia Mercado Castro, Samuel García Sepúlveda, Indira Kempis Martínez y Juan Quiñonez Ruiz, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con proyecto de decreto que reforma y adiciona distintas disposiciones de la Ley General de Salud.

La Senadora Verónica Delgadillo García: Con el permiso de la Presidencia.

Señoras y señores.

Senadoras y Senadores.

Distinguidas y distinguidos miembros de Red de Toxicología de Plaguicidas que nos acompañan. 
“Sin abejas no hay vida”, es la frase con que desde hace, prácticamente dos años hemos luchado desde diferentes trincheras para hacer visible una catástrofe global, como lo es la desaparición y muerte masiva de las abejas y el uso de plaguicidas altamente tóxicos en México, que ponen en peligro la vida de las abejas, nuestro medio ambiente y nuestra propia vida.

Miren, este problema se remonta a 2006, cuando en Estados Unidos desapareció, en un solo año, el 50 % de las colmenas.

Años después sucedió lo mismo en Europa, aniquilando el 60 % de las abajas.

Y en el 2015, aquí en nuestro país, desapareció el 30 % de las abejas. Esta desaparición y muerte masiva de las abejas llamó la atención de todo el mundo, por muchas razones, porque, si bien son las encargadas de producir miel, que en sus manos está un empleo que genera muchísima riqueza, porque también ellas son muy importantes, ya que ocho de cada diez alimentos de origen vegetal que consumimos fueron polinizados por ellas o por otra gente polinizadora. Ellas son una parte fundamental del equilibrio ecológico, por eso fueron denominadas como la especie más importante de este planeta.

Esta desaparición y muerte masiva de abejas nos deja ver que algo estamos haciendo muy mal los seres humanos, porque ya son sensores también del medio ambiente, son termómetros de la naturaleza. Esto alertó a los investigadores que se pusieron a trabajar y ellos encontraron que la muerte masiva de las abejas está directamente relacionada y provocada por la presencia de plaguicidas altamente tóxicos, que ya están prohibidos en otros países pero que se siguen vendiendo en México a pesar de que los tratados internacionales restringen que se siga haciendo en México.

Lamentablemente en nuestros campos, en las ciudades, se están utilizando estos químicos que además de afectar a las abejas también tienen un gran impacto en la salud de los seres humanos. Los plaguicidas que se utilizan para fumigar, por ejemplo, plantíos, cosechas, árboles, plantas, salones de escuela, hasta oficinas, pueden durar más de diez años en el ambiente y están provocando enfermedades letales como cáncer, leucemia, diabetes, obesidad, Alzheimer, Parkinson, enfermedades que juntas representan millones y millones de pesos para el sector salud que hoy se encuentra totalmente rebasado.

Pero lo que nos tiene que quedar en claro es que lo que está matando a las abejas está matando a los seres humanos. Sin abejas no hay vida, es un llamado a este Senado, a la Cámara de Diputados, a este gobierno, a todas sus instituciones para que despierten, para que dejen de ser omisos, para que la salud de la gente no sea una moneda de cambio, para que entendamos que unas cuantas empresas como Monsanto y Bayer están haciendo de la muerte de todos y de todas el negocio de sus vidas a costa de las nuestras.

Pero sin abejas no hay vida también es una batalla ética y lo es porque tenemos que entender que nuestra responsabilidad es de preservar el medio ambiente, que nosotros no podemos ser indiferentes mientras decenas de especies como las abejas desaparecen por nuestro egoísmo, porque los humanos hemos llegado a creer que somos dueños de este planeta y que podemos hacer con él lo que sea.

Señoras y señores:

En Movimiento Ciudadano, desde hace dos años que hemos luchado por esta iniciativa, sabemos que defender a la naturaleza y a las abejas es defender a la vida misma. Y ahí en esa defensa no podemos dar ni un solo paso atrás.

Por eso el día de hoy presento esta iniciativa para que valoremos el trabajo, porque está basado en la investigación de la Red Temática de Toxicología de Plaguicidas, que nos acompañan hoy, y también de decenas y decenas de apicultores de México, ellos sustentan esta iniciativa que busca prohibir el uso de plaguicidas altamente tóxicos en nuestro país.

Esta propuesta busca preservar el medio ambiente y a las abejas, pero también busca preservar lo más importante que tenemos: la vida, porque con el uso de plaguicidas tóxicos no hay abejas, no hay plantas, no hay polinización, no hay flores, no hay animales. Nos tiene que quedar claro que sin abejas no hay vida.

Es cuanto.