+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención del Senador Juan Quiñonez Ruiz

Intervencion del día Martes 26 de febrero de 2019


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

Del Sen. Juan Quiñonez Ruiz, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con proyecto de decreto que reforma el artículo 4o. de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable.

El Senador Juan Quiñónez Ruiz: Gracias, Presidente, con su venia.

Compañeras y compañeros Senadores:

La Secretaría General de la ONU ha confirmado que el cambio climático se está moviendo más rápido que nosotros, y su velocidad ha activado las alertas en todo el mundo.

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera es la más alta en tres millones de años, y sigue en aumento, cierto es que de seguir bajo esta dinámica las consecuencias tendrán un carácter irreversible y cada vez más destructivo.

Las fuentes naturales que emiten gases de efecto invernadero y que en conjunto dañan el sistema climático de la tierra, aunadas a las actividades realizadas por el ser humano, como el desarrollo industrial y tecnológico, se han convertido en la principal causa de concentración de estos.

En el caso específico de México, de acuerdo con datos vertidos en el inventario Nacional de Emisiones de Gases, y Compuestos de Efecto Invernadero 2015, concentrado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, la mayor cantidad de emisiones corresponden al consumo de combustibles fósiles por la producción pecuaria, los procesos industriales, manejo de residuos por gas y minerías y por las actividades agrícolas.

En este último aspecto me gustaría enfatizar sobre lo preocupante que resultan las emisiones de metano que están estrechamente vinculadas con las actividades agropecuarias y ganaderas, aunque habitualmente se tiene la falsa idea de que la agricultura no contribuye en la emisión total de gases de efecto invernadero, si se toma en cuenta que la energía utilizada en agricultura y los cambios de uso de suelo, las emisiones totales pueden superar el 30 %.

Es probable que las emisiones de amoniaco, procedentes de la agricultura sigan aumentando tanto en los países desarrollados, como en los países en desarrollo. Por ende es urgente que México haga valer su compromiso, y de cara hacia futuro ostentarse con el objetivo claro de mejorar el medio ambiente, contribuir con acciones efectivas a frenar el cambio climático, y en ese tenor resulta prioritario redirigir de manera atinada un proceso gradual de transición hacia fuentes de energía alternativas.

En los diferentes procesos de escritos en el presente se muestra el impacto negativo sobre el medio ambiente, por lo que avanzar en alternativas viables y a un desarrollo sustentable que reduzca sus efectos perniciosos sobre el mismo debe de ser no una opción, sino una acción prioritaria.

La importancia de la energía renovable radica en que su energía es inagotable y no generan o diseminan contaminantes al medio ambiente, más bien contribuyen al mejoramiento del entorno ecológico y coadyuvan al desarrollo sustentable que muchos países se han fijado como objetivo fundamental.

En México, específicamente en el sector agropecuario, y tras una suma de esfuerzos se han instrumentado diversas acciones para fomentar el uso y aplicaciones de las fuentes de energía renovables en los procesos productivos, lo anterior con la firme convicción de generar un desarrollo rural sustentable y que a su vez indica favorablemente minimizar los efectos sobre el medio ambiente.  Sin embargo, los esfuerzos aún resultan insuficientes y son muy aislados.

Migrar hacia la utilización de energías renovables no sólo incide positivamente al medio ambiente, le permitirá al conductor un manejo o un mejor manejo de recursos e incentiva su creatividad para el óptimo aprovechamiento del potencial que se ofrece.

El medio rural es un ámbito propicio para la aplicación de la energía renovable, la cual ofrece importantes oportunidades para aquellas comunidades que tienen acceso al suministro de energía convencional. En nuestro país muchas regiones enfrentan grandes obstáculos para la explotación y desarrollo de recursos agropecuarios.

Senadoras y Senadores:

El ahorro de energía y la prevención del medio ambiente adquieren un valor imprescindible, recordemos que la agricultura está bien adaptada para este tipo de aplicaciones.

La propuesta que hoy les presento tiene como objetivo que la Ley de Desarrollo Rural Sustentable en su artículo 4 se especifique la importancia de fomentar el uso de energías renovables en los procesos agropecuarios.

Compañeros, los invito a dejar ver lo tradicional como algo normal y avancemos por el medio ambiente incrementando a su vez la calidad de vida de los habitantes del medio rural.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Quiñonez.