+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención del Senador Juan Quiñonez Ruiz

Intervencion del día Martes 13 de noviembre de 2018


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

Del Sen. Juan Quiñonez Ruiz, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Civil Federal, de la Ley General de Vida Silvestre y de la Ley de Aguas Nacionales.

El Senador Juan Quiñonez Ruiz: Con el permiso de la Presidencia.

Compañeras y compañeros Senadores:

Actualmente un gran número de ríos, caídas de agua, mares, lagos, lagunas de nuestro país están siendo afectados por la contaminación derivada de los asentamientos humanos, así como por el uso indiscriminado inconsciente del agua por parte de particulares y de grandes empresas. Ello ha traído consigo la degradación de los ecosistemas y la consecuente muerte de un gran número de seres vivos.

Ejemplo de ello, es lo que ha ocurrido en el 2016, en el río Tunal, en Durango, cuando presumiblemente se descargaron aguas residuales tratadas provocando la muerte de una gran cantidad de peces.

De igual manera, en año 2018, la minera “Primero Empresa Minera” derramó 200 litros de solución cianurada en el río Piaxtla, ubicado a la altura de San Dimas, un municipio serrano en Durango, cuando una pipa se quedó sin combustible en un terreno con pendiente, provocando presumiblemente que se drenara esta solución al río.

En los últimos años, el Estado mexicano ha ratificado diversos instrumentos internacionales en los cuales ha asumido como compromiso la protección del medio ambiente, tales como la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, y el Convenio sobre la Diversidad Biológica. Dichos instrumentos obligan al gobierno en cada uno de sus niveles a tomar las acciones necesarias a fin de preservar la integridad del sistema ambiental y la conservación de la biodiversidad.

Por esta razón, resulta inconcebible que México presente uno de los mayores índices de degradación ambiental del mundo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, la destrucción ambiental de nuestro país equivale al 8.8 % del Producto Interno Bruto, que en dinero representa 903 mil 724 millones de pesos.

Es indudable que se han dado pasos para prevenir la explotación y el deterioro de los recursos naturales en nuestro país, pero también es cierto que estamos muy lejos de detener su degradación, por lo que necesitamos explorar nuestras figuras jurídicas que ayuden a la conservación y el uso racional de un bien público en riesgo, como lo son los arroyos, los ríos, mares, lagunas, lagos, cenotes y cascadas.

Es por eso que hoy, a nombre del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano presentamos esta iniciativa que propone otorgar a los arroyos, ríos, mares, lagunas, lagos, cenotes y cascadas personalidad jurídica a fin de garantizar su preservación, seguridad, sustentabilidad y resurgimiento.

Se trata, pues, como lo ha mencionado el Ministro José Ramón Cossío Díaz, de emplear una ficción jurídica para que los derechos de los mencionados sean equivalentes a los de los seres humanos y repararse de igual manera.

Lo valioso de las ficciones jurídicas radica en la posibilidad de lograr soluciones a problemas nuevos mediante la utilización de construcciones creadas para enfrentar situaciones distintas.

Dos recientes ejemplos nos muestran la capacidad de las ficciones jurídicas para contender con fenómenos que siguen sin encontrar una adecuada solución, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas.

En América Latina existen varios antecedentes al respecto del reconocimiento de derechos a los recursos naturales, el primero de ellos es la emisión de la Ley Número 071 sobre Derechos de la Madre Tierra, publicada en el año 2010, en Bolivia.

El otro es una sentencia emitida en 2016 por la Corte Constitucional de Colombia, en los cuales se reconoció el Río Arato como sujeto de derechos que implican su protección, conservación, mantenimiento, y en el caso concreto, restauración.

En este sentido se propone modificar el artículo 25 del Código Civil Federal y adicionar el artículo 60 Ter de la Ley General de Vida Silvestre con la finalidad de reconocer como persona moral a los arroyos, ríos, mares, lagunas, lagos, cenotes y cascadas.

Se propone una defensoría para que su representación ejerza y cumpla los derechos, dicha defensoría estaría integrada por defensores ambientales y expertos en la materia que velarán por la vigencia, promoción, difusión y cumplimiento de los derechos de los antes mencionados.

Esta iniciativa está encaminada a lograr el bienestar de las ficciones jurídicas para tratar de visibilizar y personificar lo mucho que está en juego.

Que en el caso concreto consiste en la situación de riesgo que se encuentra en los arroyos, ríos, mares, lagunas, lagos, cenotes y cascadas de nuestro país.

Este cambio a la legislación busca coadyuvar a la creación de una nueva cultura de protección al medio ambiente y los recursos naturales.

Es cuanto, Presidente.