+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención del Senador Daniel Gutiérrez Castorena



Sen. Daniel
Gutiérrez Castorena


Movimiento Regeneración Nacional
Aguascalientes
Senador Electo por el Principio de Primera Minoría
Suplente: Alejandro Ponce Larrinua

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 4 Oficina 16, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3072 y 5226

E-mail: oficina.daniel.gutierrezc@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Lunes 29 de abril de 2019


Intervención a favor

Dictámenes a Discusión y Votación

De las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social; y de Estudios Legislativos, Segunda, con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, de la Ley Federal de Defensoría Pública, de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y de la Ley del Seguro Social.

 

El Senador Daniel Gutiérrez Castorena: Con su venia, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores:

El día de hoy estamos ante la oportunidad histórica de impulsar una gran transformación.

Por primera vez en la historia moderna de México, nuestra legislación laboral podrá ser una realidad, una vieja aspiración de justicia, el derecho de sindicación, de libertad sindical y de negociación colectiva.

Bajo las banderas reivindicatorias de la Revolución Mexicana, los gobiernos revolucionarios, diseñar un esquema de colectivismo estatal autoritario, en el que el gremio laboral fue organizado desde la perspectiva de los intereses que demandaron la reconstrucción del país devastado por la guerra y el empobrecimiento generalizado.

Son innegables las conquistas de la Revolución Mexicana con un General Cárdenas que tuvo la visión de armonizar las necesidades de un Estado fuerte, capaz de materializar y sostener las aspiraciones revolucionarias con el estímulo a la producción en todos los órdenes y con una elevación de las condiciones de vida de obreros y de campesinos.

El corporativismo nació con una alternativa a la lucha asilada y desorganizada y como una acción en que el Estado asumiera la defensa de las clases más vulnerables de la sociedad.

En un principio sus beneficios fueron claros e innegables, sin embargo, es una realidad que el esquema corporativista al correr de los años terminó por pervertirse y corromperse, olvidando sus grandes propósitos hasta que llegó a determinar produciendo una clase privilegiada dentro de la propia clase obrera, líderes aliados de los patrones alejados de sus agremiados más ocupados por ocupar un cargo público o un puesto de elección popular, que por mejorar las condiciones de vida de sus representados.

El charrismo sindical se convirtió en un cáncer de la clase trabajadora y de algunas empresas sujetas al chantaje y a la extorsión sistemática.

A final de cuentas, los propios trabajadores terminaron por considerar al sindicalismo como un mal necesario para obtener y conservar un empleo, pero no como un instrumento de auténtica lucha para mejorar sus condiciones de vida.

México exige una actualización a fondo en el tema sindical, los trabajadores mexicanos requieren nuevas fórmulas para su organización, que dejen atrás un corporativismo rancio y esclavizaste en el que se confunden los puros intereses del Estado, de partidos políticos, de líderes de facto sin mayor legitimidad y hasta de organismos patronales permanentemente inmiscuidos en la vida interna de los sindicatos.

Este distorsionado ejercicio de la noble institución sindical, produjo la conciencia de muchos trabajadores, el convencimiento de que el destino de sus cuotas no tenía correspondencia con los nuevos beneficios ya acabó por alimentar sentimientos de desilusión, apatía y rechazo.

Es por ello que hoy tenemos la gran oportunidad de contribuir a una transformación histórica, sin dejar de reconocer que toda reforma legislativa es en sí misma perfectible, sin olvidar que hay muchos temas que es necesario abordar y discutir en el mediano plazo.

Esta minuta responde a las urgencias de reconstruir un sindicalismo que vea hacia el futuro moderno, actuante, eficiente entre que el trabajador sea el centro y no el pretexto, en el que el trabajador decida libremente sobre sus representantes bajo un esquema de voto secreto y objetivo y no a mano alzado, que ha sido el método de la manipulación y el ninguneo.

Con esta reforma estaremos adecuando la vieja legislación del trabajo a las obligaciones que imponen los convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo, así como a los retos que plantean el T-MEC y el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífica.

Asimismo con esta reforma legal, México se colocará a la vanguardia en materia de derecho internacional del trabajo, realizando una transformación a fondo en temas como: supresión de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, los conflictos laborales serán de la competencia de los tribunales del Poder Judicial de la Federación y de las entidades federativas.

Antes de acudir a los tribunales, los trabajadores y los patrones deberán asistir a las instancias conciliatorias en el orden local habrá Centros de Conciliación, en el orden federal se crea el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, el titular de tal organismo será designado por el Senado de la República y una terna propuesta por el Ejecutivo Federal.

Se introducen los principios de oralidad y mediación, continuidad, concentración y publicidad en los juicios laborales, los jueces impartirán justicia, verdad sabida y buena fe guardada, pudiendo eliminar ciertos formalismos, la justicia laboral será más ágil, más imparcial y más eficiente para el desarrollo social y económico de México.

Esta reforma no busca crear perdedores y ganadores, esa sería una falsa disyuntiva que a la postre provocaría que todos saliéramos perdiendo, busca lograr una vieja demanda de democracia sindical que permita nombra libremente a los dirigentes sindicales, que haya contratos colectivos auténticos, negociados y firmados con los trabajadores y no simulados, como son los contratos de protección.

Esta reforma tiene como objetivo el bienestar de todos los mexicanos, bajo una visión plural e incluyente que dé certidumbre jurídica a las inversiones, y al mismo tiempo que garantice libertad y bienestar a los trabajadores, dentro de una nueva fórmula de democracia sindical.

Y también quiero insistir en una cuestión que es muy importante.

Nosotros, los Senadores de Morena tenemos un compromiso moral muy grande con la clase obrera mexicana, si en algo hemos visto cómo se han deteriorado las condiciones de vida de los trabajadores, si en algo hemos visto cómo ha generado, precisamente los conflictos sociales, es que a partir de los bajos salarios y de su pobreza nos ha llevado a otros problemas más grandes.

Quiero decir que tenemos un compromiso real de que esta reforma va ir acompañada de otras que realmente vayan precisamente a resolver las necesidades y las condiciones de vida de los trabajadores mexicanos.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias.