+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Intervención del Senador Daniel Gutiérrez Castorena



Sen. Daniel
Gutiérrez Castorena


Movimiento Regeneración Nacional
Aguascalientes
Senador Electo por el Principio de Primera Minoría
Suplente: Alejandro Ponce Larrinua

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 4 Oficina 16, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3072 y 5226

E-mail: oficina.daniel.gutierrezc@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 16 de octubre de 2018


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

Del Sen. Santana Armando Guadiana Tijerina y de la Sen. Eva Eugenia Galaz Caletti, del Grupo Parlamentario Morena, con proyecto de decreto que reforma el artículo 59; el segundo párrafo de la fracción I al artículo 115; el segundo párrafo de la fracción II del artículo 116 y el tercer párrafo de la fracción II del Apartado "A" del artículo 122 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El Senador Daniel Gutiérrez Castorena: Con su permiso, Senadoras y Senadores.

Muchas gracias al Senador Guadiana por sus comentarios tan elogiosos, creo que no los merezco, pero vamos a iniciar.

El 10 de febrero del 2014, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto de reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia político electoral, así se estableció la elección consecutiva para los cargos de Senadores, Diputados Federales, Diputados de la legislaturas de los estados, Diputados de las legislaturas de la Ciudad de México y para los integrantes de los ayuntamientos.

Al efecto, fueron reformados los artículos 59, 115, 116 y 122 de la Carta Magna.

El tema de la reelección tanto el Ejecutivo como el Legislativo, no es nuevo para la vida política nacional.

En las Siete Leyes de 1836, obra constitucional del Partido Conservador, no se establecía restricción alguna para ocupar en distintas ocasiones la Presidencia, y las bases de organización de la República Mexicana en 1843, así como en el acta constitutiva y de reformas de 1847 no se incorporaron artículos expresos que la prohibieran.

La Constitución Federal de 1857 no estableció ninguna prohibición para la reelección del Ejecutivo, el Plan de la Noria y el Plan de Tuxtepec, que fueron acciones políticas, cuyas propuestas giraban en torno a la no reelección.

La reforma constitucional de 1878, siendo ya Presidente  Porfirio Díaz, prohibió la reelección inmediata, por lo que Díaz, hubo de ceder la silla a su amigo Manuel González.

Con la reforma de 1887 ya no hubo ningún obstáculo para que el dictador se mantuviera indefinidamente en el poder  durante más de 30 años.

Por lo que respecta a la reelección de los legisladores, existen importantes precedentes desde el siglo XIX.

En las constituciones centralistas de 1836 y 1843 quedó implícita la reelección de Diputados y Senadores.

La Constitución de 1857 contemplaba la misma expresión en su vigencia solamente estaba contemplada la Cámara de Diputados, ya que el Poder Legislativo Federal era unicameral, hasta que se reinstaló en el Senado en 1874.

Ante lo anteriormente expuesto y por la falta de mecanismos de participación democrática, en 1910 surge el movimiento revolucionario mexicano con el principio “Sufragio Efectivo, no Reelección”, lo que trajo consigo que la Constitución de 1917 quedara prohibida la reelección para que no se volviera a ocupar el cargo de Presidencia de la República, aun con el carácter de sustituto.

Posteriormente la prohibición de la reelección legislativa inmediata se estableció con la reforma al artículo 59 constitucional.

Actualmente con la reforma constitucional del 2014, a partir del pasado 1º de julio, la reelección legislativa federal inmediata ya es una realidad,  cualquier Senador o Diputado podrá volverse a postular en el mismo cargo, siempre que sea candidato por el mismo partido o por algún partido de la coalición, salvo que deje de pertenecer al partido que lo postuló antes de la mitad del mandato.

De igual forma se aplican las mismas reglas para los diputados de las legislaturas locales de la Ciudad de México.

Asimismo, Presidentes municipales, regidores y síndicos, la postulación para los Diputados podrá ser hasta en cuatro ocasiones ya siendo jurisdicción federal o de las entidades federativas, los Senadores sólo podrán postularse hasta que en dos ocasiones y a nivel municipal por un período adicional.

Si bien es cierto, uno de los supuestos beneficios argumentados son convivencia, la conveniencia de que se premie el buen ejercicio de gobierno o legislativo, mediante la continuación del cargo, en similares términos se aduce que la  reelección consolida los vínculos positivos de representante popular con su población electoral.

Sin embargo, el fortalecimiento de esta relación también favorece la creación de cuadros que se vician con el paso del tiempo, es una forma de atentar con el principio democrático, es decir, con la estructura del poder se va generando la dependencia del ciudadano, con las dádivas participativas, creando prácticas de corrupción, no de rendición de cuentas, falta de transparencia en el ejercicio del gasto público, y beneficiando un grupo minoritario que ostente el poder.

Esto conlleva a una desigualdad en la contienda electoral, atentando contra los principios democráticos retomando las viejas prácticas antidemocráticas.

No hay duda de que el trabajo de gobierno y legislativo, su éxito radica en la ciudadanía, en elegir a candidatos con preparación académica que hayan participado en la vida en la vida social, económica, profesional.

La pluralidad y la rotación periódica, el cambio generacional harán el trabajo de un gobierno exitoso, productivo, sustancioso, sin que exista la posibilidad de mafias de poder incubadas desde los partidos políticos.

No  podemos olvidar el principio de la lucha  del momento revolucionario mexicano de 1910, el principio “Sufragio Efectivo, No Reelección”, se convirtió en la base de la construcción y funcionamiento de un sistema político  que tomó un valor simbólico para  la edificación del moderno Estado mexicano, el principio de la no reelección permitió tener durante más de un silgo la estabilidad política en nuestro país, garantizando la base para que la construcción de la democracia en la actualidad con las reformas estructurales se han adoptado viejas prácticas porfiristas, se han entregado a los extranjeros los hidrocarburos, los recursos hidráulicos metalúrgicos, etcétera.

Con la reelección estamos abriendo la puerta a la continuidad de actos de corrupción que ha dañado sustancialmente a nuestra sociedad, se ha demostrado que aún carecemos de una cultura de rendición de cuentas, de transparencia y de prácticas contra la corrupción, el Estado debe de garantizar primero mecanismos que fomenten la participación ciudadana en los espacios públicos, rendición de cuentas, transparencia, elecciones libres de violencia y equitativas, que garanticen los principios rectores de la democracia, los cuales se ha edificado este país.

Michels, el pensador alemán planteó que las élites se convierten en  lo que denominó la Ley de Hierro de la Oligarquía, la Organización en la que da origen al dominio de los elegidos sobre los electores, de los mandatarios sobre los mandantes, de los delegados sobre los delegadores.

Quien dice organización, dice oligarquía.

Necesitamos acabar con esas prácticas de corrupción.

Muchas gracias, señores.