+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

Del Sen. Juan Antonio Martín del Campo Martín del Campo, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a la H. Cámara de Diputados, así como a su Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública a que, en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, se contemple una partida presupuestal especial suficiente, para cubrir el monto correspondiente de realizar la recategorización de puestos a favor de los trabajadores del área química de la Secretaría de Salud, a fin de que reciban la remuneración adecuada por el desempeño de sus funciones profesionales.

SE REMITIó A LA CáMARA DE DIPUTADOS.


SEN. MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA

PRESIDENTA DE LA MESA DIRECTIVA DE LA CÁMARA DE SENADORES.

LXIV LEGISLATURA DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN.

P R E S E N T E

El suscrito, Juan Antonio Martín del Campo Martín del Campo, Senador de la  República del Congreso General de la Unión en la LXIV Legislatura, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1 fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Asamblea, la siguiente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA RESPETUOSAMENTE A LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS, ASÍ COMO A SU COMISIÓN DE PRESUPUESTO Y CUENTA PÚBLICA A QUE, EN EL PROYECTO DE PRESUPUESTO DE EGRESOS DE LA FEDERACIÓN 2020, SE CONTEMPLE UNA PARTIDA PRESUPUESTAL ESPECIAL SUFICIENTE PARA CUBRIR EL MONTO CORRESPONDIENTE DE REALIZAR LA RECATEGORIZACIÓN DE PUESTOS A FAVOR DE LOS TRABAJADORES DEL ÁREA QUÍMICA DE LA SECRETARÍA DE SALUD A FIN DE QUE RECIBAN LA REMUNERACIÓN ADECUADA POR EL DESEMPEÑO DE SU FUNCIONES PROFESIONALES, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El 18 de agosto de 1931, durante el mandato del presidente Pascual Ortiz Rubio, se promulgó la primera Ley Federal del Trabajo en México, que estableció la obligación del Estado para crear una institución que determinara el salario mínimo; sin embargo, no fue sino hasta 1934 cuando en México el presidente de la República, Abelardo L. Rodríguez, fundó la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.

A partir de ese momento, se instrumentalizó jurídicamente el presupuesto social que había contemplado el articulo 123 de la constitución de 1917 en materia de derechos de los trabajadores, sin embargo, durante todo el siglo XX y las primeras dos décadas del siglo XXI dicha legislación ha sido objeto de innumerables reformas y adiciones consecuencia de la constante dinámica social.

El primero de abril de 1970 se promulgó la nueva Ley Federal de Trabajo con la que se pretendió generar mayor certidumbre en el ámbito laboral teniendo como propósito que México se posicionaría a nivel mundial como un país moderno y en condiciones de ser industrializado y capaz de recibir grandes sumas de inversión extranjera, sin embargo, un elemento que se ha mantenido casi inmutable en el texto normativo de la materia es el de compensación contractual por vía del salario.

El salario es la retribución que debe pagar el patrón al trabajador por su trabajo y debe de cumplir con ciertas características, entre ellas la de ser remunerador y no ser menor al mínimo establecido en la Ley, además de que se instaura el principio de igualdad en el salario, el cual establece que, a trabajo igual, salario igual, sin importar el sexo, preferencias, o características físicas de la persona.

Los salarios son tan antiguos como el trabajo mismo. Aunque es evidente que en aquel entonces no se pagaba de la misma forma como en la actualidad. La información más remota de la cual existe testimonio sobre los salarios se refiere a los trabajadores agrícolas en el poblado de Eschuna, Mesopotamia, a principios del segundo milenio a.C. y que, según las narraciones, se pagaba una unidad de trigo como forma de pago por jornal: era el salario que ganaba una persona por cada día de labores.

En nuestro país durante la época precortesiana, el salario que recibían los miembros del calpulli era en especie y representaba la parte que les correspondía por la repartición en el trabajo comunal. No existía un salario por una actividad específica, sino simplemente se le daba sustento y vestido al jefe de la familia, además de una porción de tierra para cultivar.

Actualmente en nuestro sistema constitucional se establecen dos distintitos regímenes laborales debido a la naturaleza del trabajo que se realiza. Se ubican por un lado los trabajadores al servicio del Estado o del aparatado B como coloquialmente se les conoce, y por el otro, todos los demás trabajadores entre los que pueden inscribirse trabajadores de minas, del hogar, del campo, de autotransporte, entre otros, conocidos como los trabajadores del apartado A, esto en referencia a los apartados que conforman el artículo 123 constitucional.

Independientemente de lo anterior, todos son trabajadores y tienen derecho a las condiciones mínimas de trabajo. Aunque se establecen reglas y condiciones diferentes para cada uno debido a la naturaleza del trabajo, en tratándose del salario este cumple las mismas reglas y principios, aunque la forma de establecerlo en ambos apartados es, como ya ha quedado establecido, distinta.

Actualmente en la Secretaría de Salud federal existe un proceso de recategorización de los tabuladores salariales que ha sido perjudicial para varios sectores de profesionales adscritos a dicha dependencia, entre los que se encuentran los químicos profesionales de la salud.

Desde que se llevó a cabo el Acuerdo para la Descentralización de los Servicios de Salud y el Acuerdo de Coordinación que celebraron las Secretarías de Salud, de Hacienda y Crédito Público, de Contraloría y Desarrollo Administrativo y los Estados de la República, con la participación de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado y del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, se otorgaron plazas de base al interior de la Secretaría y se presentaron problemas en la asignación de Códigos Funcionales de nivel técnico o inferiores a profesionales de la salud, acentuándose dicha problemática en el año dos mil catorce, cuando las Subcomisiones Estatales para la Formalización Laboral de los Trabajadores de la Secretaría de Salud, decidieron asignar Códigos Funcionales de Auxiliares de Laboratorio, Técnicos Laboratoristas, Despachadores de Farmacia, Citotecnólogos, Microscopistas y demás Códigos Funcionales INFERIORES, a profesionales del área química, los cuales ostentan estudios de nivel profesional realizados en instituciones universitarias con registros oficiales y avalados por la Secretaría de Educación Pública.

  Dicha situación laboral, afecta gravemente a los trabajadores del área química, ya que a pesar de contar con el perfil exigido por el Catálogo Sectorial de Puestos de la Secretaría de Salud, de tener la capacidad profesional para obtener el código mencionado, y de desempeñar las mismas actividades, asumen las mismas responsabilidades y riesgos de trabajo de los compañeros que ostentan el Código Funcional M02001 Químico “A” y perciben salarios inferiores, lo que ocasiones que sus emolumentos y prestaciones laborales estén por debajo del margen debido, situación que es totalmente violatoria de lo dispuesto en el texto de la Constitución y de la legislación secundaria.

Los sistemas de compensación dan forma a la cultura organizacional, afectan la motivación, la satisfacción y el comportamiento de los empleados y ayudan a entender lo que una organización valora, por ello, consideramos prioritario que se lleven a cabo las gestiones y diligencias necesarias a fin de obtener en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el año de 2020, una partida presupuestal específica para resolver el grave problema de pasivo laboral aquí expuesto, y la Secretaría de Salud pueda entonces hacer las modificaciones administrativas al interior de la dependencia, encaminadas a obtener la nivelación salarial, de emolumentos, prestaciones y recodificación de puestos laborales, con la asignación del Código Funcional M02001 Químico “A” a los afectados.

Por todo lo anteriormente expuesto, respetuosamente someto a su consideración el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. – Se exhorta respetuosamente al Titular de la Secretaría de Salud a que realice la recategorización de puestos a favor de los trabajadores del área química de la Secretaría de salud a fin de que reciban la remuneración adecuada por el desempeño de sus funciones profesionales.

SEGUNDO. - Se exhorta respetuosamente a la H. Cámara de Diputados y a su Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública a que, en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, se contemple una partida presupuestal especial suficiente para cubrir el monto correspondiente de realizar la recategorización de puestos a favor de los trabajadores del área química de la Secretaría de salud a fin de que reciban la remuneración adecuada por el desempeño de sus funciones profesionales.

Atentamente,

Sen. Juan Antonio Martín del Campo Martín del Campo

Senado de la República, a 9 de septiembre de 2019.