+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

De las senadoras y los senadores con aval del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con proyecto de decreto que reforma el artículo 76, fracción I; y el artículo 89, fracción X de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

SE DIO TURNO DIRECTO A LAS COMISIONES UNIDAS DE PUNTOS CONSTITUCIONALES Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, PRIMERA.


INICIATIVA QUE REFORMA EL ARTÍCULO 76, FRACCIÓN I, Y EL ARTICULO 89, FRACCIÓN X; DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS PARA FORTALECER LAS FACULTADES EXCLUSIVAS DEL SENADO DE LA REPÚBLICA, CON LA PRE-APROBACIÓN Y LA APROBACIÓN DE LOS TRATADOS INTERNACIONALES POR LA MAYORÍA CALIFICADA DEL SENADO, QUE PRESENTA EL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL.

Senador Martí Batres Guadarrama

Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República

Presente

Los suscritos Senadoras y Senadores de la República de la LXIV Legislatura al Congreso de la Unión, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71, fracción II y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; así como los artículos 8º, numeral 1, fracción 1; 164, numerales 1, 2 y 3; 169 y 172 párrafo 1, del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del Constituyente Permanente por su conducto, la presente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 76, FRACCIÓN I, Y EL ARTICULO 89, FRACCIÓN X; DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS PARA FORTALECER LAS FACULTADES EXCLUSIVAS DEL SENADO DE LA REPÚBLICA, CON LA PRE-APROBACIÓN Y LA APROBACIÓN DE LOS TRATADOS INTERNACIONALES POR LA MAYORÍA CALIFICADA DEL SENADO. Lo anterior, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Los Tratados Internacionales y las Convenciones Diplomáticas son tan relevantes para el Estado como la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Es por ello que en nuestro sistema político es una facultad compartida de los Poderes de la Unión. Particularmente, del Legislativo y Ejecutivo, quienes comparten fases sustantivas del proceso de adhesión de México a los mismos.

De conformidad con la fracción I del artículo 76 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los tratados deberán ser aprobados por el Senado y serán Ley Suprema de toda la Unión cuando estén de acuerdo con la misma, en los términos del artículo 133 de la propia Constitución.

Artículo 76. Son facultades exclusivas del Senado:

I. Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal con base en los informes anuales que el Presidente de la República y el Secretario del Despacho correspondiente rindan al Congreso.

Además, aprobar los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos;

Mientras que el artículo 133 afirma con claridad la jerarquía de las leyes en nuestro derecho interno.

Artículo 133. Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada entidad federativa se arreglarán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las Constituciones o leyes de las entidades federativas

Lo anterior deja clara la corresponsabilidad que comparten el Titular del Ejecutivo Federal y el Senado de la República en materia de suscripción de tratados internacionales.

La Constitución y las leyes mexicanas hacen una particular distinción para los tratados internacionales y las convenciones diplomáticas en materia de derechos humanos y para los tratados económicos. A los que en su contenido tengan disposiciones de derechos humanos les otorga el rango constitucional (artículo 1 de la CPEUM). A los tratados comerciales les requiere desde 2004, por la vía de la Ley de Celebración de Tratados en Materia Económica, que el Poder Ejecutivo Federal informe al Senado, al inicio de cada periodo ordinario de sesiones sobre las negociaciones formales de un tratado (artículo 5). El informe debe contener las razones para negociar, así como las consecuencias de no hacerlo; los beneficios y ventajas que se espera obtener de la negociación y la expectativa de cumplir con los objetivos de esta ley que correspondan conforme al tratado que se pretende celebrar, y un programa inicial del proceso de negociación calendarizado.

El Estado mexicano ha tenido como estrategia de política exterior el promover, impulsar y desarrollar instrumentos jurídicos internacionales, bilaterales o multilaterales, en todas las materias. Para México, como potencia mediana y vecinos del país que durante décadas ha mostrado su fuerza expansionista y su hegemonía regional y mundial, el derecho internacional es fundamental para la defensa y la promoción del interés nacional.

La Convención de Viena de 1969 sobre el derecho de los Tratados define tratado como “un acuerdo internacional celebrado por escrito entre Estados y regido por el derecho internacional, ya conste en un instrumento único o en dos o más instrumentos conexos y cualquiera que sea su denominación particular”. La denominación de un tratado también puede ser convención, convenio, acuerdo, pacto, protocolo, acta, arreglo, carta, código, estatuto, constitución, entendimiento, memorándum, etc. Dicha Convención, de la cual  México es Estado Parte, fue suscrita en mayo de 1969 y entró en vigor en enero de 1980; actualmente es aceptada por más de cien países.

El proceso de celebración de un tratado entre Estados, entre Estados y organismos internacionales tiene las siguientes fases: negociación (se acreditan mediante una nota diplomática), adopción del texto (consenso entre los negociadores), autenticación del texto  (rúbrica o firma la realiza un representante del Estado con Plenos Poderes) y la manifestación del consentimiento.

En el orden jurídico mexicano se establece el proceso constitucional para adherirse a un tratado. Inicia con la firma (del Presidente, el Secretario de Relaciones Exteriores, del Embajador ante el país con el que se realiza el tratado o de quien haya recibido los Plenos Poderes del Estado mexicano), después es enviado al Senado de la República para su aprobación, luego vendrá la publicación del decreto de aprobación en el Diario Oficial de la Federación para que posteriormente sea ratificado por el Presidente de la República y se realice la publicación del decreto de ratificación. Finalmente, se deposita el tratado y se espera su entrada en vigor.

Los tratados bilaterales y multilaterales vigentes desde 1836 a 2006, de los que México es Estado parte sumaban 1,227. Para el año 2009 eran 1,281 tratados de los cuales 662 eran bilaterales y 619 multilaterales. Durante la LX y LXI Legislatura, los Senadores de oposición señalaron que ya eran muchos los tratados comerciales de México por lo que debían de aprovecharse los ya existentes. Por lo anterior, fue muy escasa la aprobación de tratados en el Senado mexicano durante esas Legislaturas. En la LXII y LXIII, el Senado aprobó 109 tratados (6 con América del Norte, 29 con Europa, 29 con Asia-Pacífico, con África 3 y con América Latina 42). Durante la presente Legislatura (LXIV) se han aprobado 5 tratados: con la Organización Internacional del Trabajo, Kuwait, Arabia Saudita, Qatar y Cuba.

Durante la anterior administración, las negociaciones para la firma de tratados comerciales que podemos destacar son los siguientes: Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), el cual se convirtió en Tratado Progresista y Amplio de Asociación Transpacífico (CPTPP), el Acuerdo Global México-Unión Europea (TLCUEM), el Acuerdo Comercial o Protocolo Adicional al Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico (AP), la ampliación de los Acuerdos de Complementación Económica con Brasil (ACE53) y con Argentina (ACE54), así como el T-MEC, Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá. 

Los tratados internacionales que más cercanía tienen con los ciudadanos son los de materia económica. Actualmente México cuenta con una red de doce tratados de libre comercio que ha negociado con 46 países. Según datos de la Organización Mundial de Comercio, después de tres décadas de apertura comercial, en 2017 nuestro país se ha colocado como el décimo tercer lugar en el comercio global con el 2% del total de 204 economías. Las importaciones de México con respecto al comercio global fueron del 2.41% y las exportaciones del 2.31%.

En el mismo año, según los datos del INEGI y Banxico, las exportaciones de México, concentradas en la manufactura y la agroindustria, fueron a los siguientes países: 79.84% a Estados Unidos, 2.77% a Canadá, 1.70% a Alemania, 1.64% a China, 1.04% a España, .99% a Japón, .90% a Brasil y .84% a Corea del Sur. 

La presente iniciativa busca fortalecer las facultades del Senado de análisis de la política exterior, así como para participar de una fase previa a la firma de un tratado. Al ampliar dicha facultad por la vía de la pre-aprobación de un tratado internacional, se involucra más a los representantes del Pacto Federal y se fortalece la posición del Estado mexicano en los asuntos internacionales, ya sean bilaterales o multilaterales. También esta nueva disposición constitucional busca generar un consenso más amplio en la política exterior de México que incluye que el Senado pre-apruebe y apruebe los tratados internacionales que celebre nuestro país, con las dos terceras partes del pleno. Lo anterior, en virtud que la política exterior es un asunto del Estado mexicano y requiere cada vez más de amplios consensos para su implementación. La iniciativa pretende que el Senado opine y proponga, de ser necesario, límites o reservas al Poder Ejecutivo dejando atrás la facultad acotada de decir, simplemente si o no se aprueba un tratado, sin poder sugerir modificaciones al mismo. Particularmente, los Senadores y las Senadoras, podrán argumentar a favor y en contra de la conveniencia de la firma de un tratado y proteger a los sectores menos favorecidos de sus entidades federativas.

Es muy común que al presentarse los tratados para su aprobación al Senado de la República, sus integrantes no hayan conocido del mismo con antelación, especialmente aquellos que no son de materia económica.

Durante el seminario, “Sobre la Legislación en Materia de Tratados” realizado en 2008, en el Senado de la República durante la LXI Legislatura se concluyó lo siguiente.

  • Existe una carencia de una comunicación fluida y sólidamente sustentada entre el Ejecutivo Federal y el Senado durante los procesos de negociación de tratados. 
  • Hay insuficiencia de elementos de juicio para fundamentar en el Senado los dictámenes relativos a la aprobación de tratados. 
  • Falta de adopción de medidas legislativas internas compatibles (armonización) con las disposiciones de los tratados internacionales que suscribe México. 

Desde entonces, y hasta ahora, se ha buscado una mayor participación del Senado en el proceso de adhesión de México a los tratados internacionales.

Es por ello que ampliar las facultades del Senado en la adhesión de México a un tratado internacional, en cualquier materia, reforzará el equilibrio de poderes, ayudará a la aportación de ideas para generar más oportunidades. Asegurará una visión más amplia de los riesgos que implica para cada una de las entidades federativas o sectores económicos, y facilitará el proceso de acompañamiento, aprobación y armonización de los mismos en el derecho mexicano. El Senado será una fuente para proponer los límites o las reservas necesarias y de esta manera acompañará al Poder Ejecutivo en su facultad de formularlas en las fases subsecuentes en las que el Senado no participa. Este nuevo ordenamiento atiende las necesidades actuales de México, fortalece la relación y el diálogo entre los Poderes de la Unión, en especial el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, sobre los tratados internacionales y el interés nacional de México.

Por lo anteriormente expuesto, los Senadores y las Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional presentamos el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

La presente iniciativa modifica el artículo 76, fracción I, y el artículo 89, fracción X:

Artículo primero.- Se adiciona texto al segundo párrafo del artículo 76 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para quedar como sigue:

Artículo 76. Son facultades exclusivas del Senado:

Texto Actual

Reforma Propuesta

  1. Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal con base en los informes anuales que el Presidente de la República y el Secretario del Despacho correspondiente rindan al Congreso.

 Además, aprobar los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos;

  1. Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal con base en los informes anuales que el Presidente de la República y el Secretario del Despacho correspondiente rindan al Congreso.

Además, pre-aprobar y aprobar con mayoría calificada los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos;

II a la XIV …

Artículo Transitorio

Único.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.         

Artículo segundo.- Se adiciona texto al artículo 89, fracción X, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para quedar como sigue:

Artículo 89. Las facultades y obligaciones del Presidente, son las siguientes:

I a la IX

Texto Actual

Reforma Propuesta

X. Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, así como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometiéndolos a la aprobación del Senado. En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales;

X. Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, así como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometiéndolos a la pre-aprobación y aprobación de la mayoría calificada del Senado. En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales;

XI a la XX…

Artículo Transitorio

Único.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.         

Salón de Sesiones de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión a los 14 días del mes de marzo de 2019.