+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

Del Sen. Manuel Añorve Baños, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta al titular del Poder Ejecutivo Federal, a través del Secretario de Relaciones Exteriores, a que fije una postura de rechazo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, condenando las políticas de racionamiento de energía y víveres, los ataques a la prensa, a sus adversarios políticos y el uso de la fuerza para la represión de las manifestaciones populares.

SE DIO TURNO DIRECTO A LA COMISIóN DE RELACIONES EXTERIORES.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL TITULAR DEL PODER EJECUTIVO FEDERAL, A TRAVÉS DEL SECRETARIO DE RELACIONES EXTERIORES, A QUE FIJE UNA POSTURA DE RECHAZO AL RÉGIMEN DE NICOLÁS MADURO EN VENEZUELA, CONDENANDO LAS POLÍTICAS DE RACIONAMIENTO DE ENERGÍA Y VÍVERES, LOS ATAQUES A LA PRENSA, A SUS ADVERSARIOS POLÍTICOS Y EL USO DE LA FUERZA PARA LA REPRESIÓN DE LAS MANIFESTACIONES POPULARES, A CARGO DEL SENADOR MANUEL AÑORVE BAÑOS.

HONORABLE ASAMBLEA:  

El que suscribe, MANUEL AÑORVE BAÑOS, legislador integrante de la LXIV Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 276, numerales 1) y 2) del Reglamento del Senado de la República, me permito someter al Pleno, la siguiente proposición con punto de acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES:

Mientras el Gobierno Federal se empeña en minar las buenas relaciones internacionales que se tienen con países aliados como España o el Vaticano, el pueblo hermano de Venezuela sigue sufriendo enormemente el embate de una crisis humanitaria sin precedentes, provocada por un régimen autoritario, sin legitimidad y todavía no hay una postura clara de rechazo por parte de nuestro país.

Tan solo, el pasado 31 de marzo, el régimen de Nicolás Maduro anunció un plan de racionamiento eléctrico de 30 días, debido a los apagones masivos que se producen desde el pasado 7 de marzo.

En tres semanas, Venezuela ya sufrió tres cortes de luz que afectaron a la mayor parte del país y se prolongaron durante varios días. Frente a esto, Nicolás Maduro se empeña en atribuir estos fallos a unos “ataques” diseñados para desestabilizar el ya muy tenso clima político, en lugar de controlar una red eléctrica aquejada por la mala gestión, la desinversión, la corrupción y la ignorancia.

Con los cortes de luz, también viene la falta de agua, lo que se ha convertido en un acicate para la crisis humanitaria, obligando a los pobladores incluso a tomar agua de los drenajes y cloacas.

Aunado a este racionamiento de energía, también se mantienen suspendidas las actividades escolares y se establece una jornada laboral diaria hasta las dos de la tarde en instituciones públicas y privadas, incrementando aún más los perjuicios para la población y la economía del país.

No es de extrañar que estas medidas irracionales del gobierno de Nicolás Maduro, hayan provocado un estallido de protestas en los sectores más populares de Caracas y en varios estados de Venezuela.

Y es que las extensas horas sin electricidad se agravan con la escasez de agua potable y la crisis en el suministro de gas doméstico, aunado a un estado generalizado de incomunicación por las caídas de las redes telefónicas y de Internet, además del silencio de información en los medios de comunicación del país, que ha ido llevando a un estado de profunda insatisfacción e ira colectiva.

Mención aparte merece la reciente decisión del gobierno de Maduro, quien prohibió recientemente a las emisoras que desarrollaran operativos especiales ante la emergencia de servicios que se vive en Venezuela, tratando así de presentar una apariencia de normalidad.

Sin embargo, hoy ya no se puede esconder la realidad: en cuatro años, la economía de Venezuela ha ido en picada y sin frenos.

Hoy el salario mínimo que gana un venezolano solo alcanza para comprar siete kilos de arroz, poco más de un cartón de huevos o un kilo de queso, ni hablar de las proteínas animales.

En 2015 se hablaba de una “inflación galopante”, pero, desde finales de 2018, los expertos pasaron a catalogarla como hiperinflación.

Todo lo anterior, como se ha venido diciendo, ha provocado una crisis humanitaria sin precedentes y un éxodo de venezolanos por toda Latinoamérica.

Es por todo esto que resulta increíble que los esfuerzos del Gobierno Federal Mexicano, se centren en crear polémica con la corona Española y el sumo pontífice, pero no se tenga una respuesta a las amenazas directas en contra de México por parte de un mandatario extranjero, o una postura firme de rechazo en contra de la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela.

El tiempo y esfuerzo que esta administración ha gastado para pedir una disculpa por parte de la Corona Española, por lo que ocurrió hace 500 años, estarían mucho mejor invertidos en resolver los problemas presentes o, como en este caso, en enfrentar a un régimen dictatorial vigente en nuestro continente.

Además, fijar una postura diplomática frente al rampante atropello de los derechos humanos y en contra de un régimen antidemocrático, encumbrando a México como un actor principal en Latinoamérica, es infinitamente más relevante, que querer sembrar problemas en las relaciones internacionales que actualmente son sanas.

Ya no es aceptable la excusa de una política de “no intervención”. Ya es tiempo de que el gobierno federal fije una postura de de rechazo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, condenando las políticas de racionamiento de energía y víveres, los ataques a la prensa, a sus adversarios políticos y el uso de la fuerza para la represión de las manifestaciones populares.

Por las razones anteriormente vertidas, se somete al pleno, la siguiente proposición con punto de:


ACUERDO

PRIMERO. El Senado de la República exhorta al titular del Poder Ejecutivo Federal, a través del Secretario de Relaciones Exteriores, a que fije una postura de rechazo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, condenando las políticas de racionamiento de energía y víveres, los ataques a la prensa, a sus adversarios políticos y el uso de la fuerza para la represión de las manifestaciones populares.

SEGUNDO.  El Senado de la República manifiesta su apoyo incondicional al pueblo hermano de Venezuela y hace votos para que la crisis humanitaria, que se vive en ese país, sea superada en el menor tiempo posible.

ATENTAMENTE

SEN. MANUEL AÑORVE BAÑOS