+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

Del Sen. Joel Padilla Peña, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto que abroga el decreto por el que se establece el horario estacional que se aplicará en los Estados Unidos Mexicanos, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 1 de marzo de 2002.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE ENERGíA Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.


Del Senador Joel Padilla Peña del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo por la que se propone abrogar el Decreto por el que se establece el horario estacional que se aplicará en los Estados Unidos Mexicanos, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 1 de marzo de 2002.

El suscrito Senador de la República, Joel Padilla Peña, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, de la LXIV Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71 fracción II y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 8, numeral 1, fracción I, 164 numeral 1 y 2, y demás relativos del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se abroga el Decreto por el que se establece el horario estacional que se aplicará en los Estados Unidos Mexicanos, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 1 de marzo de 2002, conforme a la siguiente:

Exposición de Motivos

El pasado domingo 7 de abril inició el Horario de Verano de este año 2019, el cual concluirá el domingo 27 de octubre.

En nuestro país, hay dos ordenamientos que regulan las zonas horarias y el horario estacional. Por un lado, está la Ley del Sistema de Horarios de los Estados Unidos Mexicanos, expedida el 29 de diciembre de 2001; y por el otro, el Decreto por el que se establece el horario estacional que se aplicará en los Estados Unidos Mexicanos, publicado el 1 de marzo de 2002.

En el artículo 3 de la Ley del Sistema de Horarios de los Estados Unidos Mexicanos se establecen dentro del territorio nacional las siguientes zonas y se reconocen los meridianos que les correspondan:

I. Zona Centro: Referida al meridiano 90 grados al oeste de Greenwich y que comprende la mayor parte del territorio nacional, con la salvedad de lo establecido en los numerales II, III, IV y V de este mismo artículo;

II. Zona Pacífico: Referida al meridiano 105 oeste y que comprende los territorios de los estados de Baja California Sur; Chihuahua; Nayarit, con excepción del municipio de Bahía de Banderas, el cual se regirá conforme a la fracción anterior en lo relativo a la Zona Centro; Sinaloa y Sonora;

 III. Zona Noroeste: Referida al meridiano 120 oeste y que comprende el territorio del Estado de Baja California;

IV. Zona Sureste: Referida al meridiano 75 oeste y que comprende el territorio del Estado de Quintana Roo, y

V. Las islas, arrecifes y cayos quedarán comprendidos dentro del meridiano al cual corresponda su situación geográfica y de acuerdo a los instrumentos de derecho internacional aceptados.

Por su parte, el Decreto por el que se establece el horario estacional que se aplicará en los Estados Unidos Mexicanos ordena que se aplique el horario estacional a partir de las dos horas del primer domingo de abril, terminando a las dos horas del último domingo de octubre de cada año, de conformidad con lo siguiente:

I. Estados de Baja California Sur, Chihuahua, Nayarit y Sinaloa, sujetos al meridiano 105 grados por ubicación y 90 grados por horario estacional;

 II. Estado de Sonora, sujeto al meridiano 105 grados por ubicación y 105 grados por horario estacional;

 III. Estado de Baja California, sujeto al meridiano 120 grados por ubicación y 105 grados por horario estacional;

 IV. Estado de Quintana Roo, sujeto al meridiano 75 grados por ubicación y 75 grados por horario estacional;

V. Todas las demás entidades integrantes de la Federación estarán sujetos al meridiano 90 grados por ubicación y por el meridiano 75 grados por horario estacional, y

VI. Islas, arrecifes y cayos, el correspondiente a su situación geográfica y de acuerdo a los instrumentos del derecho internacional aceptados donde no aplica el horario estacional. En los municipios fronterizos de Tijuana y Mexicali en Baja California; Juárez y Ojinaga en Chihuahua; Acuña y Piedras Negras en Coahuila; Anáhuac en Nuevo León; y Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros en Tamaulipas, la aplicación de este horario estacional surtirá efecto desde las dos horas del segundo domingo de marzo y concluirá a las dos horas del primer domingo de noviembre.

En los municipios fronterizos que se encuentren ubicados en la franja fronteriza norte en el territorio comprendido entre la línea internacional y la línea paralela ubicada a una distancia de veinte kilómetros, así como el Municipio de Ensenada, Baja California, hacia el interior del país, la aplicación de este horario estacional surtirá efecto desde las dos horas del segundo domingo de marzo y concluirá a las dos horas del primer domingo de noviembre.

Este horario estacional, conocido como horario de verano, se estableció en México en 1996. En su momento se dieron como argumentos en favor de su implementación los siguientes:

A) Se ahorraría energía, ya que se aprovecharían las horas extra de luz solar para hacer las actividades de rutina.

B) Impactaría positivamente en la economía de los negocios ya que las personas al salir de sus trabajos, al haber luz natural todavía, aprovechan para hacer compras pendientes.

C) El turismo se ve favorecido ya que los turistas pasean por más tiempo, lo que redunda en que gasten más dinero en las distintas actividades que podrán realizar durante esas horas extras de luz natural.

D) La seguridad se ve beneficiada ya que en las noches hay más luz lo que inhibe la comisión de delitos.

E) La salud de las personas se ve favorecida al aprovechar la luz natural que aún hay en la noche para ejercitarse al aire libre.

Sin embargo, la verdadera razón de la implementación del horario estacional es tener periodos de coincidencia mayor con los países con quienes se mantienen importantes intercambios comerciales, financieros y turísticos. Es decir, nuestro país aplica desde 1996 el horario de verano con el fin de estar en congruencia con los horarios que tienen las principales economías del mundo y, no tanto, para aprovechar la luz del día y ahorrar así en el consumo de energía eléctrica.

La ciudadanía en general no ha percibido las ventajas, ni los beneficios del uso del horario de verano, por el contrario, hay una molestia colectiva por su implementación ya que refieren principalmente daños en su salud.

Entre las desventajas y perjuicios que genera poner en práctica cada año el uso del horario de verano, están las siguientes:

* No se percibe ningún beneficio económico en la economía familiar ya que no hay cambios sustantivos en los montos de las facturas eléctricas de los usuarios.

* En los trabajos que se realizan en las instituciones públicas y privadas se ha demostrado que con el uso de horario de verano, los empleados disminuyen su productividad.

* La seguridad de quienes madrugan para asistir a su trabajo o trasladarse a la escuela son propensos a ser víctimas de la delincuencia ya que cuando salen de sus hogares aún está oscuro el día.

* El cambio de horario produce desajustes o desperfectos en los equipos de cómputo y electrónicos.

Es en el tema de la salud donde la población percibe las principales consecuencias negativas de la implementación del uso del horario estacional: se afecta el biorritmo natural de las personas causando estrés físico y mental, cansancio, falta de concentración, desajustes en los estados de vigilia y sueño, insomnio, irritabilidad, ansiedad, bajo rendimiento laboral y escolar.

Las personas de cualquier edad sufren estos padecimientos de salud con el uso del horario de verano, sin embargo, los menores desde la primera infancia padecen de un estrés permanente en tanto su organismo se ajusta al nuevo horario, afectando ello su sano desarrollo integral; las niñas y los niños que asisten a la escuela ven mermado su rendimiento escolar, presentan una descompensación alimenticia al no comer a sus horas habituales y tienen momentos de sueño recurrente durante el horario escolar.

En las niñas y los niños que asisten a la escuela, el desajuste en su reloj biológico se debe a que con el horario estacional, se acuestan más tarde porque anochece también más tarde, y cuando son obligados a descansar más temprano no logran conciliar el sueño porque no es su hora normal de dormirse, generando descompensaciones en su descanso que se reflejan negativamente en su nivel de vida. En estos infantes su reloj biológico tarda en ajustarse por lo menos dos meses, en tanto que en los adultos la adaptación al nuevo horario es en promedio de quince días.

Existen distintas encuestas y estudios que refieren la opinión de las personas y las consecuencias negativas del uso del horario estacional.

El año pasado la Comisión Europea realizó en el mes de julio una encuesta sobre el uso del horario estacional. El 84% de los europeos encuestados optaron por la eliminación del horario de verano y mantener la misma hora durante todo el año dando como razón principal el impacto negativo que tiene en el biorritmo natural de las personas.

En materia de salud cardiovascular, la revista The American Journal of Cardiology menciona que con el uso del horario de verano se presenta un aumento en el índice de incidencia a corto plazo del infarto agudo de miocardio.

Por su parte, la Asociación Americana de Psicología ha dado cuenta en diversos estudios publicados en la revista de Psicología Aplicada que con la aplicación del horario estacional los empleados duermen 40 minutos menos generando un aumento en las lesiones laborales y una disminución en la productividad del trabajo.

Finalmente, el Doctor Till Roenneberg de la Universidad Ludwig Maximilians de Munich, Alemania, ha sostenido que el uso del horario estacional ocasiona que la mayoría de las personas reduzcan drásticamente su productividad, disminuyan su calidad de vida e incrementen la susceptibilidad a enfermedades y lesiones. La razón de ello es que el sistema circadiano de los humanos, que consiste en los cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario de las personas, y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente de un organismo, no se ajusta al horario de verano y su adaptación estacional a los fotoperiodos cambiantes se ve interrumpida por este.

De todo lo anterior, se advierte que la implementación del uso del horario estacional u horario de verano, que se creó con la supuesta idea de generar un ahorro en el consumo de energía, lo que en realidad ha provocado es un trastorno en la salud e integridad de la población mexicana. Lo afirma la población en general y lo demuestran los estudios que al respecto se han mencionado. El malestar ciudadano en contra de la aplicación del horario de verano está justificado en términos de seguridad y, sobre todo, en términos de su salud personal.

Por las razones que se han mencionado, y con la finalidad de garantizar el bienestar y la salud de todos los mexicanos, las Senadoras y los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo presentamos la presente iniciativa que pretende eliminar la implementación que anualmente se aplica del horario estacional, mejor conocido como horario de verano, que con engaños se empezó a aplicar en nuestro país desde el año de 1996.

Por lo motivos antes expuestos, sometemos a esta Soberanía la presente iniciativa con proyecto de:

DECRETO POR EL QUE SE ABROGA EL DECRETO POR EL QUE SE ESTABLECE EL HORARIO ESTACIONAL QUE SE APLICARÁ EN LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN EL 1 DE MARZO DE 2002.

ARTÍCULO ÚNICO.- Se abroga el Decreto por el que se establece el horario estacional que se aplicará en los Estados Unidos Mexicanos, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 1 de marzo de 2002.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

PRIMERO.- El presente decreto, previa su publicación en el Diario Oficial de la Federación, entrará en vigor a partir del día primero de enero del año 2020.

SEGUNDO.-  Se derogan todas las disposiciones que contravengan el presente Decreto.

Dado en el Salón de Plenos de la Cámara de Senadores a veinticinco días del mes de abril de dos mil diecinueve.

Senador Joel Padilla Peña

 del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo