+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

De la Sen. María Guadalupe Saldaña Cisneros, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta al Presidente de la República a que revierta la decisión de entregar de manera directa el recurso del programa de estancias infantiles, porque afectará a las niñas y niños y a las madres trabajadoras, así como la negativa a reasignar mayores recursos al mismo.

SE TURNó A LA COMISIóN DE HACIENDA Y CRéDITO PúBLICO.


SENADOR MARTÍ BATRES GUADARRAMA

PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA

DE LA CÁMARA DE SENADORES

P R E S E N T E.

La suscrita, Senadora MARÍA GUADALUPE SALDAÑA CISNEROS, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en esta LXII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1 fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Soberanía, la siguiente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA A QUE REVIERTA LA DECISIÓN DE ENTREGAR DE MANERA DIRECTA EL RECURSO DEL PROGRAMA DE ESTANCIAS INFANTILES, PORQUE AFECTARÁ A LAS NIÑAS Y NIÑOS Y A LAS MADRES TRABAJADORAS BENEFICIARIAS DEL PAÍS, ASÍ COMO LA NEGATIVA A REASIGNAR MAYORES RECURSOS AL MISMO, al tenor de las siguientes:

C O N S I D E R A C I O N E S

Las acciones afirmativas en favor de la mujer surgieron para enfrentar su posición de desventaja en ciertos ámbitos ante la necesidad de instrumentar políticas públicas que compensen dichas desventajas.

En el estudio denominado “¿Cómo afectan las guarderías en las decisiones laborales de madres? El caso de México”, de la investigadora Gabriela Calderón , señala que “Una mayor participación de la mujer en el mercado laboral trae muchos beneficios: igualdad de oportunidades entre géneros en el hogar y el trabajo, así como en el crecimiento y desarrollo de un país. Sin embargo, muchas mujeres continúan enfrentando dificultades para entrar al mercado laboral. Una de las restricciones más importantes para el desarrollo de la mujer es el costo que implica el cuidado de sus hijos, especialmente de los más pequeños”.

Uno de los ejemplos exitosos de este tipo de acciones afirmativas es el Programa de Estancias Infantiles de la SEDESOL, que ha sido de gran trascendencia en el ámbito social porque significaba un espacio para el mejoramiento de las condiciones de acceso y permanencia en el mercado laboral de las madres, padres solos y tutores que buscan empleo, trabajan o estudian y que puedan acceder a los servicios de cuidado y atención infantil.

El Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras nació  en 2007, dirigido a madres y padres solos con hijos pequeños (de 1 a 3 años 11 meses), en hogares vulnerables, quienes, por cuidar a sus hijos, no puedan acceder o permanecer en el mercado laboral, o en su caso estudiar, y de acuerdo a cifras de la SEDESOL en septiembre de 2018 contaba con 9,312 estancias, en las que se atendieron 309,484 niñas y niños, en las 32 entidades federativas.

La operación del Programa ha contribuido a impulsar mayores oportunidades a las madres trabajadoras que requieren el cuidado adecuado para sus hijos, a las madres que por sus reducidos ingresos requieren esta prestación, por lo cual es un Programa de gran contenido social y por ello se buscó fortalecerlo desde su creación en 2007.

El Programa permitió a cientos de miles de mujeres solas que son madres e incluso a padres, que tuvieran una alternativa real para el cuidado de sus hijos, que les permitiera el tiempo necesario para dedicarlo a un empleo o a capacitarse para lograr su superación; de salir a trabajar con la confianza de que sus hijos estaban bien atendidos.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ha considerado al programa como un nuevo espacio de cuidado infantil y un apoyo importante para las familias de bajos recursos e identificó, destacando entre otros efectos positivos el empoderamiento de las madres, y calculó que en caso de dejar de apoyar a las beneficiadas el 34% dejaría sus empleos de inmediato para atender a sus hijos. 

El propio Coneval informó ayer en su análisis del Programa durante el ciclo 2017-2018, que el 94% de los beneficiarios consideraron que este Programa contribuye a mejorar su calidad de vida porque pudieron mantener un empleo y acceder al servicio para el cuidado y desarrollo de sus hijos; el 96.5% que la atención de sus hijos en las estancias  tuvo un impacto positivo en el desarrollo del lenguaje; un 96% observaron una mejora en el desarrollo de habilidades sociales y 98% una mejora en el desarrollo motriz de sus hijos.

De acuerdo con el Índice de Calidad de Desempeño (INDEP) de los programas públicos del Gobierno federal, elaborado en 2017 por la organización civil Gestión Social y Cooperación (GESOC), este Programa fue evaluado como de alta calidad en su diseño y tuvo avances aceptables en el cumplimiento de sus metas. 

Además de ser un programa exitoso para que los niños estén protegidos mientras las madres trabajan, su creación hizo realidad los compromisos contenido en Convenios y Tratados, así como en la legislación nacional, porque con éste se generaron las condiciones adecuadas para el desarrollo de niños pequeños, en una etapa fundamental para su crecimiento y formación.

No obstante que se reconocía su eficacia, la Cámara de Diputados, en la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019, tomó la decisión mayoritaria de reducir los recursos para dicho Programa, de los 4 mil 70 millones 264 mil 507 pesos aprobados para 2018, a 2 mil 41 millones 621 mil 313 pesos para este ejercicio de 2019.

El recorte generó de inmediato una gran inquietud entre sus beneficiarias por la situación en que quedaban las estancias infantiles; por la falta de información suficiente al respecto, y por la falta de previsión sobre los efectos que generaría esta reducción.

Además, el Gobierno federal canceló desde enero el pago de 950 pesos que daba por cada niño a las estancias infantiles y se generó desde entonces una absoluta desinformación en todo el país, perjudicándose además a quienes se habían dedicado a prestar este servicio, así como a las miles de personas que ahí se empleaban.

Esta decisión ha limitado a las madres trabajadoras la oportunidad del cuidado de sus hijos en las estancias infantiles y con ello quedan en la posibilidad de que pierdan o dejen su empleo por no tener quien los cuide. Es decir, de la noche a la mañana se afectó a cientos de miles de niñas y niños y a sus madres o padres.

Quienes deseen mantener a sus hijos en guarderías sin recibir los apoyos del Programa, tendrá como consecuencia un incremento en el gasto que deberán realizar por las cuotas de las estancias, afectándose severamente la economía de las madres trabajadoras, todas ellas de bajos ingresos, por lo cual 45% de las estancias se encuentran en áreas marginadas.

Esta situación provocó una amplia protesta social de las madres trabajadoras que han sido afectadas por esta decisión. La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) calificó estos hechos como un "acto de discriminación institucional", pues representa un duro golpe para las madres trabajadoras, así como las niñas y niños más pobres. "El recorte presupuestal de aproximadamente 50 por ciento a este programa es un acto de discriminación en contra de madres trabajadores, y niñas y niños pequeños más pobres".

Un grupo de varias organizaciones de la sociedad civil manifestó este 11 de febrero que el recorte al presupuesto de estancias infantiles “fortalece estereotipos de género, limitando la posibilidad de conciliar la vida personal y laboral, sobre todo a las mujeres,  a quienes culturalmente se les ha visto como principales responsables de proveer cuidados a integrantes de los hogares”.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación por el recorte presupuestal de casi 50% al Programa por el impacto en los derechos de niñas y niños, y sus familias, pues podría restringir su derecho a la educación y estimulación temprana, a vivir en condiciones de bienestar, y a un sano desarrollo integral y porque “puede propiciar que las madres y padres afectados busquen otras opciones para el cuidado de sus hijas e hijos durante su jornada laboral, derivando en un gasto familiar imprevisto que impacte en sus medios de subsistencia, o bien, ante la falta de redes de apoyo familiar, es probable que las madres y padres trabajadores se vean forzados a dejar a sus hijas e hijos al cuidado de personas sin preparación para el desempeño de labores de cuidado, lo cual constituye un riesgo para su integridad y seguridad”.

Señaló además la CNDH que el recorte también puede representar una medida que ahonde las brechas de desigualdad de género en el país, pues las mujeres trabajadoras podrían verse obligadas a renunciar a su empleo para asumir el cuidado de niñas y niños, en detrimento de sus derechos a la igualdad sustantiva, acceso al empleo, y a la independencia económica.

El pasado jueves 7 de febrero, el Senado le solicitó a las Secretarías de Bienestar y de Salud que se emitieran las reglas de operación del programa para el ejercicio fiscal 2019, a fin que las familias siguieran gozando de la prestación de estos servicios, así como a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a reasignar recursos que permitan mantener para este año el presupuesto que se tuvo para las estancias en el ejercicio fiscal de 2018.

Sin embargo, el Presidente López Obrador señaló hace unos días que este programa entregará los recursos directamente a las familias, porque existía corrupción en las guarderías, aduciendo la existencia de estancias que no contaban con niños inscritos y recibían recursos, y que hay estancias con "informes adulterados", aunque no ofreció ningún sustento sobre esas irregularidades.

Anunció que ahora se depositarán mil 600 pesos bimestrales a los padres de los beneficiados por el Programa para que los usen como ellos quieran, pero que el presupuesto del Programa quedará en 2 mil 880 millones de pesos, cuando en 2018 fue de más de 4 mil millones de pesos.

El propio Secretario de Hacienda expresó que “en lugar de darle el dinero a las estancias infantiles, se les da a los papás y que los papás se lo den a las estancias, o a lo mejor otra cosa: a lo mejor con eso se puede ayudar a la abuela que va a cuidar a las niñas y niños que va a cuidar quizá mejor que las propias estancias”.

Derivado de ello la Secretaría de Bienestar retiró el proyecto de nuevas Reglas de Operación del Programa Estancias Infantiles para Madres Trabajadores que ya se encontraba registrado en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), para ajustarlo a la orden del Presidente Andrés Manuel López Obrador de entregar los apoyos directamente a las familias, por lo cual éstas habrán de replantearse.

Dicho proyecto había sido publicado el 1 de febrero, y si bien reducía de cuatro a tres años la edad tope de admisión, dejando sin ese servicio a 160 mil niños de entre 3 y 4 años, se mantenía el esquema original por el cual el Gobierno entregaba los apoyos de 950 pesos mensuales por niño a las estancias, no a la madre o familiares.

Es decir, hace una semana se había tomado la decisión de modificar las reglas de operación del programa para reducir la cobertura y gastar menos, y esta semana ya se cambió de idea porque resultó más atractivo entregar el dinero a las personas.

Este cambio  implica que al entregarse el dinero directamente a los padres de familia, muchos niños ya no tendrán una formación educativa, porque en las estancias infantiles a los niños se les proporcionan una serie de beneficios como formación cívica, inglés, danza, se cuida su nutrición, se les inculca la práctica del deporte y en general tienen el conocimiento especializado para esta tarea.

El sentido educativo de la atención a niños de cero a 3 años se reconoció hasta los años ochenta, y treinta años después una gran variedad de estudios y publicaciones muestran que el aprendizaje comienza con la vida misma y que, por ello, los primeros cinco años son críticos para el desarrollo de los niños, porque es cuando desarrollan las habilidades para pensar, hablar, aprender, y razonar, lo cual tiene un gran impacto sobre el comportamiento presente y futuro de los niños .

De ese tamaño es la afectación que se les está generando a esos niños con la decisión de entregar el dinero a los padres, porque esto no garantiza que los niños sean los beneficiados y lamentablemente no se lograría brindar la atención que hoy reciben los niños a través de las estancias infantiles. Insistamos que los niños son los más perjudicados.

La entrega de dinero a los padres no sustituirá los beneficios que otorga un programa diseñado con reglas de operación claras y obligaciones específicas para los prestadores del servicio de estancias infantiles. La entrega de dinero no resuelve la necesidad de un cuidado infantil adecuado y crea un problema donde no existía.

La propia CNDH ha instado al Gobierno federal a reconsiderar esta decisión, ya que dados los altos índices de pobreza y vulnerabilidad social es probable que los apoyos económicos que eventualmente se entreguen, sean destinados a cubrir otras necesidades básicas y no a garantizar los derechos de la niñez.

El Presidente está cometiendo un grave error. Si existía corrupción en su manejo se debió castigar, pero cuidar que el programa siguiera brindando sus beneficios, porque durante 11 años había demostrado su viabilidad.  Si había desviaciones y vicios debieron corregirse, no modificar la esencia de una política pública eficiente y eficaz. Los niños no deben usarse para fines políticos. ¿Dónde quedó el interés superior de la niñez?

El Presidente de la República tiene que considerar su responsabilidad como Presidente del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas Niños y Adolescentes, por el cual  está obligado a cumplir con el interés superior de la niñez en todas sus decisiones.

Es de tal relevancia y trascendencia el debate, que la discusión sobre el tema de las estancias infantiles ha sido considerada la noticia más importante en este mes de febrero, porque toca a la parte más sensible de la sociedad mexicana.

El escenario que viven hoy las estancias infantiles en el país, está resumido en la comunicación que Evangelina Silva Becerra, responsable de una de las 72 estancias infantiles de Baja California Sur, que atienden a 1,600 niñas y niños de la entidad, le envió al Presidente de la República, expresándole que estas son seguras, con alimentación de calidad; higiénicas; que favorecen el aprendizaje de niñas y niños; inclusivas; debidamente evaluadas; con personal altamente capacitado; pero que tendrán que cerrar sus puertas porque se quedaron sin recursos.

Por todos los beneficios que brindan las estancias infantiles a cientos de miles de niñas y niños mexicanos le pedimos al Presidente de la República que atienda la demanda social de que continúe la operación del Programa mediante el esquema actual, porque es la mejor solución a las necesidades del cuidado de las niñas y los niños.

Le pedimos que se revierta esa decisión porque las estancias infantiles son la mejor oportunidad para que sus hijos estén bien cuidados y las madres trabajadoras puedan asegurar su permanencia en el trabajo, para generar los ingresos para mejorar su calidad de vida.

Se lo pedimos con respeto y con institucionalidad. En esto no debe haber cálculo político ni debates partidistas; hagámoslo por los cientos de miles de niñas y niños que lo necesitan.

Por lo expuesto, someto a la consideración de esta H. Soberanía, la siguiente Proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. La Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, exhorta al Titular del Poder Ejecutivo Federal, a que revierta su decisión de entregar de manera directa los recursos del Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, a fin de que se mantenga el esquema de operación de dichas estancias infantiles, en función de los amplios beneficios que éstas proporcionan para la protección y el mejor cuidado y atención profesional de las niñas y niños para su sano desarrollo integral, toda vez que la entrega directa de dichos recursos podría afectar los derechos del interés superior de la niñez porque no se garantiza que se destinen a ese objeto; así como para que instruya al Secretario de Hacienda y Crédito Público a que se reasignen los recursos necesarios a este Programa para que cuente cuando menos con los mismos que se le destinaron en el ejercicio 2018.

Atentamente,

Sen. María Guadalupe Saldaña Cisneros

Dado en el Salón de Sesiones de la H. Cámara de Senadores, en la Ciudad de México, a catorce de febrero de 2019.


Los invisibles. Las niñas y los niños de 0 a 6 años: Estado de la Educación en México 2014. Resumen Ejecutivo.

Aprendizajes claves para la Educación Integral. Educación Preescolar. Plan y programas de estudio, orientaciones didácticas y sugerencias de evaluación. SEP. Pag. 58