+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Antares Guadalupe Vázquez Alatorre, del Grupo Parlamentario Morena, con punto de acuerdo que exhorta al Fiscal General de la República ejercer la facultad de atracción, a fin de que se investigue el homicidio del C. Leonardo Reyes Cayente, ocurrido el 13 de diciembre de 2018 en San Miguel de Allende, Guanajuato.

SE TURNó A LA JUNTA DE COORDINACIóN POLíTICA.


PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA A EJERCER LA FACULTAD DE ATRACCIÓN A FIN DE QUE LA FISCALÍA A SU CARGO INVESTIGUE EL HOMICIDIO DEL C. LEONARDO REYES CAYENTE, OCURRIDO EL 13 DE DICIEMBRE DE 2018, EN SAN MIGUEL DE ALLENDE, GUANAJUATO.

La suscrita Senadora, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción I; 108 y 276 del Reglamento del Senado de la República; someto a la consideración del Senado de la República el siguiente Punto de Acuerdo de urgente resolución, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Leonardo Reyes Cayente –o Leo, como lo llama su madre– era el menor de seis hermanos. A los 16 años se mudó con su madre a Estados Unidos, donde su padre ya había obtenido los papeles que lo identificaban como ciudadano americano y quién, por lo tanto, lo ayudó a obtener la residencia.

Siete años después tenía una trayectoria como obrero de la construcción, con lo cual podía ayudar a su familia, a la que visitaba cada año para pasar con ellos las fechas decembrinas, tal como ocurriera el 09 de diciembre de 2018, cuando volvió a su pequeña comunidad, Corralejo de Abajo, perteneciente al municipio de San Miguel de Allende, Guanajuato.

Tres días después fue asesinado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

De acuerdo con las versiones de la policía, seis de sus elementos encontraron una camioneta cerrada color oscuro, con las luces frontales encendidas hacia la carretera, en la entrada de la comunidad San Damián, cerca de las 03:40 hrs., por lo que se acercaron encendiendo las luces preventivas del vehículo policial momento en el cual –aseguran– la camioneta abrió fuego en su contra, por lo que se inició una persecución que concluyó con el choque de la camioneta en un árbol a la entrada de la comunidad «Corralejo de Abajo», lugar de donde Leonardo Reyes era oriundo, con dos presuntos delincuentes huyendo sin que se les persiguiera.

Al acercarse, la policía encontró el cuerpo de Leonardo sin vida, de acuerdo con su propia argumentación «respondieron con fuerza letal a un ataque letal en su contra».

Sin embargo, la gravedad de este hecho reside en lo que se encuentra fuera de las versiones oficiales y se centra en las versiones de testigos, entre quienes se encuentran familiares de Leonardo, quienes observaron el desarrollo de los hechos.

Aproximadamente a las 01:00 horas, María Guadalupe Cayente Moreno, madre de Leonardo, se encontraba en su domicilio ubicado en Corralejo de Abajo, junto con su esposo, Ángel Reyes Morín. En ese momento, el hermano de ella, José Cayente Moreno, llegó preguntando por el paradero de Leonardo, pero él había salido cerca de las 20:30 hrs. a buscar señal para conectar su celular a Internet y comunicarse con su novia, quien reside en Estados Unidos.

En ese momento el señor José Cayente les informó que había visto «que unas patruyas habían parado una camioneta allá en la entrada a la comunidad», por lo que de manera inmediata los padres de Leonardo, dos de sus tíos, su hermano y su cuñada.

Al ir caminando en dirección a donde se veían las patrullas «escuchamos disparos, y antes de llegar al lugar vimos que ahí estaba la camioneta de mi hijo y efectivamente dos patrullas, una estaba delante de la camioneta de mi hijo y otra por detrás, por lo que nos escondimos entre la yerba y la maleza para que los policías no nos vieran y cuando estábamos ahí escuchamos voces, risas y cosas que decían como “hasta que se me hizo”, “pinche perro”, “Puto Reyes”, “Ya valió verga”, “Vamos a meterle tres balazos a los asientos de la troca”, “ahora sí tómenle fotos”, “Aquí no pasó nada, nadie vio nada”, “Cómo lo mataste”, “Vamos a clavarle otra pistola”» .

Aproximadamente a las 14:00 hrs. de ese mismo día, en compañía de sus asesores jurídicos, estuvieron presentes en el lugar de los hechos observando cómo el personal de servicios periciales realizaba su tarea. Una de las primeras irregularidades del expediente consiste en el levantamiento de los vehículos, siendo que mientras la camioneta de Leonardo era llevada en grúa, la patrulla en la que iban los policías involucrados era manejada por otro integrante de las fuerzas de seguridad, y no resguardada por el servicio de grúas «Mercadillo», como quedó consignado en el oficio UEIH/544/2018, emitido por los agentes de investigación criminal dirigido al M.P.

Una vez que se retiraron tanto el personal de la procuraduría como los elementos de seguridad pública del estado, la familia de Leonardo se acercó al lugar en donde estuvo la camioneta en la que muriera, en donde encontraron a un lado del camino una evidencia consistente en una ojiva ya etiquetada y embalada, que incluso tenía marcado el registro 4.2 con plumón negro. Dicha evidencia fue entregada por el hermano de Leonardo al ministerio público cuando rindió su declaración como testigo de los hechos, aunque la propia autoridad no hizo registro alguno de dicha entrega. 

Derivado de lo que vieron y escucharon, y al enterarse de que Leonardo había fallecido, su madre decidió iniciar una denuncia por Homicidio, ante la Agencia del Ministerio Público Especializada en Investigación de Homicidios, en la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, iniciándose la carpeta de investigación número 129198/2018. Acompañada de sus asesores jurídicos y de su familia, el M.P. impidió que en la declaración de testigos estuvieran presentes los asesores jurídicos y tampoco se les permitió a éstos leer la carpeta de investigación y mucho menos se les proporcionaron copias de esta.

La madre de Leonardo acudió nuevamente al lugar de los hechos un día después y en el mismo sitió encontró ocho casquillos percutidos, en el mismo lugar en donde los peritos de la Procuraduría habían realizado los levantamientos, entregando posteriormente los casquillos en su entrevista.

En una tercera búsqueda realizada por la familia el día 08 de enero, nuevamente hicieron entrega de tres casquillos percutidos también en el lugar de los hechos, los cuales se entregaron en una ampliación de entrevista ante el Ministerio Público.

Pero estas nos son las únicas irregularidades en el actuar de las autoridades que investigan el homicidio de Leonardo Reyes Cayente.

A lo largo de las actuaciones el M.P. ha retardado la solicitud de diferentes elementos tales como las videograbaciones de las cámaras de vigilancia del C5 del recorrido San Miguel de Allende-Guanajuato, a fin de verificar la hora exacta en la que la patrulla involucrada en los hechos se dirigía a Guanajuato, ya que entre las versiones de los testigos y de los policías, existen dos horas de diferencia.

También han solicitado las grabaciones de radiofrecuencias realizadas entre la patrulla involucrada con la cabina de C5, así como las bitácoras de actividades de los elementos de seguridad pública estatal. Hasta el momento ninguna información ha sido proporcionada, lo que se hizo patente en la audiencia de control de derechos de la víctima de fecha 22 de enero del presente año, donde se revela que no ha voluntad técnica ni jurídica de M.P. para avanzar en el esclarecimiento de los hechos y en la sanción de los responsables.

A través de sus representantes, ha pedido el informe pericial en criminalística de campo, a efecto de saber cuáles evidencias fueron levantadas y etiquetadas en el lugar de los hechos y que los peritos de las víctimas puedan realizar las evaluaciones propias que así sean pertinentes.

Como ya hemos discutido de manera reiterada en este Senado gracias al estudio realizado en fecha recientes en torno a la aprobación de la Guardia Nacional, existe una realidad clara que ha llevado a que el Ejército y la Marina Armada de México continúen temporalmente en las calles, que es la forma clara en la que las corporaciones policiales de todos los írdenes están rebasadas, algunas penetradas y corrompidas; además son ineficaces y poco profesionales.

El caso de Leonardo pone el dedo sobre esta herida: un jóven migrante trabajador, con personalidad y rectitud probada no sólo por el estado Mexicano, sino por Estados Unidos de América, quien le entregó residencia en dicho país, fue asesinado en condiciones poco claras, en las que se ven involucrados integrantes de seguridad pública del estado de Guanajuato, con falta de coincidencia entre las versiones de ellos y las de las víctimas, con poco profesionalismo en el recogimiento de evidencias y –como en miles de casos a lo largo y ancho de nuestro país– con poca sensibilidad, atención y cuidado para las víctimas indirectas.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE RESOLUCIÓN

El Senado de la República:

PRIMERO. Exhorta respetuosamente al Fiscal General de la República, Dr. Alejandro Gertz Manero, a que ejerza la facultad de atracción de la Fiscalía a su cargo, a fin de que los hechos contenidos en la carpeta 129198/2018, iniciada el día 13 de diciembre de 2018, en la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, ante la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios; a fin de que la Fiscalía continúe las investigaciones en torno al homicidio del joven migrante Leonardo Reyes Cayente, a mano de las fuerzas de seguridad pública del estado de Guanajuato en la misma fecha.

Dado en el Senado de la República, a los 21 días del mes de marzo de 2018.

A T E N T A M E N T E

Cita obtenida del expediente judicial, proporcionado por las víctimas.