+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

Del Sen. José Erandi Bermúdez Méndez, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con proyecto de decreto que reforma el artículo 8º de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS PARA LA IGUALDAD DE GéNERO Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, PRIMERA.


INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 8º DE LA LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, EN MATERIA DE ASIGNACIÓN DE RECURSOS PRESUPUESTALES; PROGRAMAS Y PLANES OPORTUNOS, SUFICIENTES E ININTERRUMPIDOS

José Erandi Bermúdez Méndez, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional a la LXIV Legislatura del Senado de la República, con fundamento en lo dispuesto por la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; por la fracción II del artículo 55 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como por el artículo 4º; por la fracción I numeral 1 del artículo 8, artículo 164 y artículo 169 del Reglamento del Senado de la República, me permito someter a consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma el artículo 8º de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en materia de asignación de recursos presupuestales; programas y planes oportunos, suficientes e ininterrumpidos.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La violencia contra la mujer es definida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada [*] .

En nuestro país, aun contando con un entramado legal para garantizar los Derechos Humanos de las mujeres, la violencia contra ellas sigue siendo un problema pendiente por erradicar.

Según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), que mide la dinámica de las relaciones de pareja en los hogares, así como las experiencias de las mujeres en la escuela, el trabajo y la comunidad con distintos tipos de violencia, en su edición más reciente -2016- [*] , tenemos que:

66.1 por ciento de las mujeres de 15 años y más han sufrido al menos un incidente de violencia emocional (49%), económica (29%, incluye la versión patrimonial así como discriminación en el trabajo), física (34%), sexual (41.3%) o discriminación a lo largo de su vida en al menos un ámbito y ejercida por cualquier agresor.

Tomando como referencia dicha media nacional (66.1%), la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Aguascalientes y Querétaro están muy por encima, rebasando el 73%. En contraste, Chiapas y Campeche se ubican por debajo de 54%.

43.9 por ciento de las mujeres de 15 años o más han experimentado violencia por parte de su actual o última pareja, esposo o novio a lo largo de su relación; 25.6% durante el último año de la muestra. Dicha situación, en la Ciudad y el Estado de México, rebasan el 50%, mientras que Campeche y Nuevo León no llegan al 33%.

De acuerdo con la oficina de la Organización de las Naciones Unidas en México [*] , La violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más graves, extendidas, arraigadas y toleradas en el mundo. Las mujeres y las niñas sufren diversos tipos de violencia en todos los ámbitos de su vida y bajo múltiples manifestaciones: en el hogar, en el espacio público, en la escuela, en el trabajo, en el ciberespacio, en la comunidad, en la política, en las instituciones, entre otros. A nivel global, 1 de cada 3 mujeres ha sufrido violencia física y/o sexual a lo largo de su vida, y en algunos países esta proporción aumenta a 7 de cada 10.

Bordando sobre lo anteriormente señalado, prosigue: En México, al menos 6 de cada 10 mujeres mexicanas ha enfrentado un incidente de violencia; 41.3% de las mujeres ha sido víctima de violencia sexual y, en su forma más extrema, 9 mujeres son asesinadas al día. En este contexto, en julio pasado, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Comité de la CEDAW), tras reconocer los esfuerzos realizados por el Estado mexicano, lamentó la persistencia de los altos niveles de violencia que afectan negativamente al ejercicio de los derechos humanos de las mujeres y las niñas en este país.

En un documento de INMUJERES de 2015 [*] , se reconoce que La violencia que los hombres ejercen contra las mujeres representa una forma de discriminación que inhibe la capacidad de las mujeres de ejercer sus derechos y libertades y se considera la expresión más clara de ejercicio del poder y de las persistentes desigualdades entre mujeres y hombres. (…)

En dicho orden de ideas, explica que los refugios para mujeres en situación de violencia fueron creados específicamente para atender a las mujeres que son víctimas de violencia extrema y a sus hijas e hijos. Los refugios surgieron como iniciativa de la sociedad civil organizada y del logro de los movimientos de mujeres que visibilizaron este problema y lo colocaron en la agenda pública.

Los refugios son, entonces, una estrategia para proteger a las víctimas de violencia familiar, definida en el artículo de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia comoel acto abusivo de poder u omisión intencional, dirigido a dominar, someter, controlar, o agredir de manera física, verbal, psicológica, patrimonial, económica y sexual a las mujeres, dentro o fuera del domicilio familiar, cuyo Agresor tenga o haya tenido relación de parentesco por consanguinidad o afinidad, de matrimonio, concubinato o mantengan o hayan mantenido una relación de hecho [*] .

En una nota del portal Lado B de 2017 [*] , se consignaba que, la Directora de la Red Nacional de Refugios, organización ciudadana que implementa un modelo integral para la atención de mujeres violentadas y sobrevivientes de feminicidio, expresaba: Buscamos que el gobierno coloque en el presupuesto a los refugios, y que el presupuesto sea multianual y de 12 meses. No se puede dejar sin operar un refugio: representaría al año por lo menos 200 mujeres en riesgo de feminicidio, que es lo que aproximadamente cada refugio puede atender entre mujeres adultas, niñas y jóvenes. Los refugios prevenimos los feminicidios y restituimos los derechos; pero si hay esta invisibilizarían, esta falta de recursos, hay muchas mujeres que están en riesgo de perder sus vidas.

La Sociedad Civil movilizada, en tanto formadora y multiplicadora de ciudadanía y que asume a la colectividad nacional como heterogénea y diversa -no cabe hablar de categorías monolíticas como el pueblo-, ha dejado ver nuevamente la pertinencia social de su trabajo y demostrado su enorme valor para colaborar con el Estado y el Mercado en una asignatura pendiente tan trascendente como la protección y empoderamiento de mujeres en riesgo o actualidad de violencia.

En la misma lógica, el asunto de los refugios merece ser abordado con seriedad y altura de miras y exigir el más amplio y contundente respaldo del Estado Mexicano, con independencia del color o visión del gobierno en turno.

Es, pues, tan importante preservar la existencia de programas y planes en que se estructuren, como indispensable facilitar y proveer de recursos oportunos, suficientes e ininterrumpidos, el establecimiento y mantenimiento de refugios para las víctimas de violencia de género y familiar, así como para sus hijas e hijos.

Como legisladores de la República, tenemos que buscar las alternativas que la dinámica parlamentaria nos ofrece para resolver los problemas surgidos de la realidad histórica con, sin o a pesar de los vaivenes sexenales. Las niñas y las mujeres importan; son mayoría en nuestro país y es urgente sacarlas de su estado de vulnerabilidad. Asimismo, el fortalecimiento de las familias representa una propuesta posible para restituir nuestro tejido social, en tanto constituyen su semilla primigenia.

Para una mejor comprensión de la razón de pedir de la presente iniciativa, a continuación, un cuadro comparativo al efecto:

TEXTO VIGENTE

PROPUESTA

ARTÍCULO 8. Los modelos de atención, prevención y sanción que establezcan la Federación, las entidades federativas, el Distrito Federal y los municipios, son el conjunto de medidas y acciones para proteger a las víctimas de violencia familiar, como parte de la obligación del Estado, de garantizar a las mujeres su seguridad y el ejercicio pleno de sus derechos humanos. Para ello, deberán tomar en consideración:

I. Proporcionar atención, asesoría jurídica y tratamiento psicológico especializados y gratuitos a las víctimas, que favorezcan su empoderamiento y reparen el daño causado por dicha violencia;

II. Brindar servicios reeducativos integrales, especializados y gratuitos al Agresor para erradicar las conductas violentas a través de una educación que elimine los estereotipos de supremacía masculina, y los patrones machistas que generaron su violencia;

III. Evitar que la atención que reciban la Víctima y el Agresor sea proporcionada por la misma persona y en el mismo lugar. En ningún caso podrán brindar atención, aquellas personas que hayan sido sancionadas por ejercer algún tipo de violencia;

IV. Evitar procedimientos de mediación o conciliación, por ser inviables en una relación de sometimiento entre el Agresor y la Víctima;

V. Favorecer la separación y alejamiento del Agresor con respecto a la Víctima, y

VI. Favorecer la instalación y el mantenimiento de refugios para las víctimas y sus hijas e hijos; la información sobre su ubicación será secreta y proporcionarán apoyo psicológico y legal especializados y gratuitos. Las personas que laboren en los refugios deberán contar con la cédula profesional correspondiente a la especialidad en que desarrollen su trabajo. En ningún caso podrán laborar en los refugios personas que hayan sido sancionadas por ejercer algún tipo violencia.

ARTÍCULO 8. Los modelos de atención, prevención y sanción que establezcan la Federación, las entidades federativas, el Distrito Federal y los municipios, son el conjunto de medidas y acciones para proteger a las víctimas de violencia familiar, como parte de la obligación del Estado, de garantizar a las mujeres su seguridad y el ejercicio pleno de sus derechos humanos. Para ello, deberán asignar recursos presupuestales; programas y planes oportunos, suficientes e ininterrumpidos, así como tomar en consideración:

(…)

VI. Favorecer, facilitar, promover y asignar recursos presupuestales, así como programas y planes oportunos, suficientes e ininterrumpidos para la instalación y el mantenimiento de refugios para las víctimas y sus hijas e hijos; la información sobre su ubicación será secreta y proporcionarán apoyo psicológico y legal especializados y gratuitos. Las personas que laboren en los refugios deberán contar con la cédula profesional correspondiente a la especialidad en que desarrollen su trabajo. En ningún caso podrán laborar en los refugios personas que hayan sido sancionadas por ejercer algún tipo violencia.

Por lo anteriormente expuesto, me permito someter a la consideración de esta Soberanía la siguiente:

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 8º DE LA LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, EN MATERIA DE ASIGNACIÓN DE RECURSOS PRESUPUESTALES; PROGRAMAS Y PLANES OPORTUNOS, SUFICIENTES E ININTERRUMPIDOS.

Artículo Único. Se reforma el artículo 8º de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para quedar como sigue:

ARTÍCULO 8.- Los modelos de atención, prevención y sanción que establezcan la Federación, las entidades federativas, el Distrito Federal y los municipios, son el conjunto de medidas y acciones para proteger a las víctimas de violencia familiar, como parte de la obligación del Estado, de garantizar a las mujeres su seguridad y el ejercicio pleno de sus derechos humanos. Para ello, deberán asignar recursos presupuestales; programas y planes oportunos, suficientes e ininterrumpidos, así como tomar en consideración:

(…)

VI. Favorecer, facilitar, promover y asignar recursos presupuestales, así como programas y planes oportunos, suficientes e ininterrumpidos para la instalación y el mantenimiento de refugios para las víctimas y sus hijas e hijos; la información sobre su ubicación será secreta y proporcionarán apoyo psicológico y legal especializados y gratuitos. Las personas que laboren en los refugios deberán contar con la cédula profesional correspondiente a la especialidad en que desarrollen su trabajo. En ningún caso podrán laborar en los refugios personas que hayan sido sancionadas por ejercer algún tipo violencia.

TRANSITORIOS

Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. El Ejecutivo Federal, en un plazo de ciento ochenta días a partir de la entrada en vigor del presente Decreto, realizará las modificaciones reglamentarias necesarias para la observancia de lo dispuesto en el presente Decreto.

Salón de sesiones del Senado de la República, a 26 de febrero de 2019

JOSÉ ERANDI BERMÚDEZ MÉNDEZ

SENADOR DE LA REPÚBLICA


[*] .- https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/violence-against-women, con referencia a la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Consultado el 22 de febrero de 2019.

[*] .- La ENDIREH-2016 incorporó mejoras en el instrumento que permitieron indagar y declarar con mayor precisión situaciones específicas de violencia física y sexual, al describir agresiones físicas y el medio utilizado para ello (vgr., pellizcos, jalones de cabello, empujones, bofetadas, golpes, patadas, o ataques con arma punzocortante o de fuego) en ámbitos escolar, laboral, comunitario y familiar. En violencia sexual, se incluyeron nuevos actos que permitieron mejor declaración sobre eventos como intento de violación, exhibicionismo o acecho y acoso sexual a través de medios electrónicos o virtuales. En https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/endireh/2016/doc/endireh2016_presentacion_ejecutiva.pdf Consultado el 23 de febrero de 2019.