+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

De las senadoras y los senadores del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto que garantiza el derecho a la vivienda de las trabajadoras y trabajadores del hogar.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE TRABAJO Y PREVISIóN SOCIAL; Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.


Propone establecer que las trabajadoras y los trabajadores del hogar tengan los mismos derechos que el resto de las y los trabajadores en materia de vivienda.

De igual forma, los patrones estarán obligados a pagar las aportaciones de ley por lo que toca a las trabajadoras y trabajadores del hogar, siempre y cuando se compruebe una dependencia económica.

De senadoras y senadores del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo con proyecto de decreto que garantiza el derecho a la vivienda de las trabajadoras y trabajadores del hogar.

De senadoras y senadores del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo de la LXIV Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los Artículos 71, Fracción II y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 8 fracción I, 164, 169, 171 fracción I, y 172 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración de esta Asamblea la siguiente iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona un párrafo al artículo 146 de la Ley Federal de Trabajo, conforme a los siguientes:

Antecedentes

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación utiliza el término trabajo del hogar por dos razones: en primer lugar, es una reivindicación que las personas trabajadoras del hogar han hecho en México y, en segundo lugar, porque el término trabajo doméstico, utilizado a nivel internacional, tiene una carga negativa o valoración despectiva en nuestro país. También es oportuno recordar que la Conferencia Internacional del Trabajo incluyó una nota relacionada con el texto en español del Convenio 189, sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos (2011) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en la que indica:

“Tomando en cuenta la diversidad de la terminología legal utilizada en español por parte de los Miembros, la Conferencia considera que para los propósitos del presente Convenio el término trabajadora o trabajador del hogar es sinónimo de trabajadora o trabajador doméstico”; por lo que el término trabajo del hogar no contradice lo establecido por la OIT. Únicamente en los casos en que las normas o disposiciones legales consultadas y citadas contengan el nombre trabajo doméstico, se utilizará dicha denominación. [*]

El trabajo del hogar es una de las ocupaciones más desprotegidas y mal remuneradas, con extensas jornadas de trabajo, sin cobertura de seguridad social y con mayor incumplimiento de normas laborales.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo para el primer trimestre de 2018 señala que en México 2.3 millones de personas se dedican al trabajo del hogar remunerado. En total, 92% es mujer (INEGI 2018).

• El promedio de escolaridad de la población ocupada de México con 15 y más años equivale a 10 años. Para los hombres trabajadores del hogar, el promedio disminuye a ocho; para las mujeres del mismo oficio, a siete (STPS 2016).

• Los hombres que se dedican al trabajo del hogar remunerado gozan de mejores condiciones laborales que sus contrapartes mujeres. Por ejemplo, tres de cada diez (29.3%) hombres trabajadores del hogar percibe hasta dos salarios mínimos; entre las mujeres, la proporción aumenta a cuatro de cada diez (41.8%) (STPS 2016). Y mientras que 83.2% de los hombres en esta ocupación no tiene acceso a servicios de salud, la proporción entre las mujeres aumenta a 98.1% (STPS 2016).

• Entre las trabajadoras que participaron en una encuesta del CONAPRED, un tercio (36%) comenzó a trabajar siendo menor de edad; de hecho, una de cada cinco (21%) lo hizo entre los 10 y los 15 años, edades en las cuales el trabajo es ilegal (CONAPRED 2015).

• 96% de las trabajadoras del hogar encuestadas en el mismo estudio no contaba con un contrato escrito que especificara sus actividades (CONAPRED 2015).

• Los resultados de dicho estudio también muestran que cuatro de cada cinco (81%) de las trabajadoras encuestadas se emplean en el trabajo doméstico por razones de necesidad económica y por factores asociados a la marginación y la pobreza, como escaso logro educativo y falta de oportunidades (CONAPRED 2015). [*]

La discriminación que facilita el exceso de trabajo, los bajos sueldos y la dificultad de acceso a prestaciones es uno de los principales problemas de las trabajadoras del hogar. Por ello, es urgente que México ratifique el Convenio 189 de la OIT. Eso lograría que las medidas del Convenio se vuelvan obligatorias para el Estado.

Las trabajadoras del hogar tienen un estatus que guarda algunos elementos de servidumbre y esclavitud históricamente superados. Para que puedan exigir todos sus derechos, es necesario modificar las leyes en nuestro país.

Es urgente cambiar la Ley Federal del Trabajo, ya que sigue siendo altamente discriminatoria y no garantiza un pleno ejercicio de derechos laborales a este sector.

Exposición de Motivos

Hasta hace muy poco tiempo se pensaba que la situación y los contextos que viven las personas trabajadoras del hogar eran intocables por la acción del Estado, al ocurrir en el espacio privado y estar sustraídos de la mirada pública. Se pensaba, asimismo, que la violencia, discriminación y subordinación que ocurrían en este ámbito laboral eran consustanciales a la asimetría que define las relaciones familiares; también se conceptualizaba este trabajo como una actividad comercial más, en la que se establecía un contrato libre donde ambas partes recibían un beneficio.

No obstante, la existencia de prejuicios y estigmas discriminatorios en torno a esta actividad revela que esto no es tan simple. Por una parte, las relaciones de discriminación que ocurren entre particulares y en el espacio privado sí demandan una acción institucional y, por la otra, no existe un salario lo suficientemente alto para cubrir el historial de agravios, exclusiones y discriminación que depositamos en estas personas.

La perspectiva de la no discriminación nos muestra, más bien, que el trabajo del hogar es una actividad digna, necesaria, que facilita el cuidado y permite que muchas personas puedan al mismo tiempo desarrollarse en la arena laboral y sostener una familia. La discriminación hacia las personas trabajadoras del hogar ocurre cotidianamente, a la vista de nuestros hijos e hijas, en el corazón de nuestras casas, y sin embargo no hemos aprendido a verla y reconocerla como un problema serio. ¿Por qué continuamos pensando que estas personas no requieren de la misma seguridad social, del mismo salario justo, de la misma jornada acotada, del mismo aguinaldo y del mismo trato digno que reciben quienes se desempeñan en el resto de los empleos? [*]

La inclusión de las personas trabajadoras del hogar en los sistemas nacionales públicos de seguridad social es posible. Los casos de Argentina y Uruguay demuestran cómo el cambio en la ley, en favor de los derechos laborales de este colectivo, ha permitido su incorporación a la economía laboral formal.

En Argentina, la Ley 326/56 reconoció en 1956 la existencia de la libreta de trabajo, una figura fundamental para garantizar los derechos de las personas trabajadoras del hogar (o de casas particulares, como se les denomina en ese país). Se trata de un documento que permite formalizar la relación laboral del empleador/a y el trabajador/a mediante la inscripción y registro de este último ante el Instituto Nacional de Previsión Social (seguro social).

La incorporación de las personas trabajadoras del hogar al sistema nacional de seguridad social en este país se completó en 1999 a través de la Ley 25.239, que permitió la creación de un régimen especial de seguridad social de carácter obligatorio para esta población trabajadora en casas particulares conocido como Sistema Único de la Seguridad Social. Este sistema incorpora: derecho a la jubilación, retiro por invalidez, pensión por fallecimiento, aportaciones voluntarias al sistema de jubilaciones y pensiones, así como el derecho al Sistema Nacional de Seguro de Salud. [*]

Un aspecto importante de esta ley que debe tenerse en cuenta es que obliga a la administración fiscal a instrumentar un sistema simplificado de pago sobre las aportaciones y contribuciones de la persona empleadora. Además de esta ley, se debe destacar que, gracias a una reforma tributaria de 2005, desde esa fecha quienes emplean a personas trabajadoras del hogar pueden deducir, de la ganancia bruta gravada, el total de los importes abonados por concepto de impuestos por pago de salarios.

Por último, Argentina aprobó en 2013 la Ley 26.844, que aplica el régimen de incorporación a la seguridad social a los trabajadores y las trabajadoras de casas particulares, tomando en cuenta su heterogeneidad. Es decir, reconociendo las diferentes modalidades de trabajo (de entrada, por salida o con retiro y de planta o sin retiro) y la posibilidad de que una persona trabajadora pueda acceder al seguro social, aunque trabaje para diferentes personas empleadoras. Por ello, esta última reforma legal no determina un mínimo de horas de trabajo para el registro de las personas trabajadoras y establece un Sistema de Registro Simplificado para las relaciones de trabajo en casas particulares.

Uruguay es el otro caso de estudio en la incorporación de las personas trabajadoras del hogar a un sistema nacional de seguridad social. Este país fue el primero en el mundo en ratificar el Convenio 189 de la OIT y es considerado uno de los países con la legislación más avanzada en la protección laboral de las personas trabajadoras del hogar.

En la primera década del siglo XXI, Uruguay reconoció la necesidad de legislar sobre el sector del trabajo del hogar para acabar con la discriminación laboral que afectaba a este colectivo.

Por ello, en 2006 se dictó la Ley 18.065, que supuso la inclusión de este sector laboral en el sistema de seguridad social.

Posteriormente, en 2014 se realizó un acuerdo institucional para facilitar y abaratar el trámite de Seguro de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales del trabajo del hogar. Asimismo, acompañó estas reformas legales con la aprobación de un eficaz sistema de inspección laboral domiciliaria.

Al igual que en el caso argentino, Uruguay complementó las reformas legales y administrativas con otro tipo de medidas para reforzar su objetivo: la formalización del trabajo del hogar remunerado. Por un lado, se lanzó una campaña informativa por parte de organismos públicos para la sensibilización pública, a través de folletos, anuncios de televisión, internet, etc.; por otro lado, se realizaron acciones de asesoramiento jurídico a los actores implicados a través de un acuerdo con la universidad.

La legislación de la OIT y la experiencia de otros países latinoamericanos permiten considerar que en el caso de México es posible realizar una serie de reformas legales, junto con medidas de acompañamiento en diversos ámbitos, a fin de mejorar las tasas de formalización laboral de las personas trabajadoras del hogar. [*]

La segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó el miércoles 5 de diciembre del 2018 que es discriminatorio excluir a las Trabajadoras del Hogar del régimen obligatorio del IMSS. Y le ordenó al instituto implementar un “programa piloto” de seguridad social en el primer semestre de 2019.

Luego, a partir de la puesta en marcha de ese programa, tendrá otros 18 meses para proponer al Congreso de la Unión los cambios a la ley para incorporarlas al instituto. En total, en un plazo no mayor a 3 años, la seguridad social para esa población debe ser “efectiva, robusta y suficiente” y para todas.

La sentencia de los ministros es el resultado del análisis del caso de una trabajadora que interpuso un amparo para exigir, entre otras cosas, la inscripción retroactiva al seguro social. La mujer había trabajado en una casa desde 1959 hasta 2016, de 8 de la mañana a 7 de la tarde, seis días a la semana sin horas de descanso y comida. [*]

"No existe alguna razón constitucionalmente válida por la cual la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluyan el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social, lo cual provoca una discriminación injusta contra dichas trabajadoras", resolvió la Corte.

Es por ello que las Senadoras y Senadores del Partido del Trabajo con un compromiso firme con los sectores más desfavorecidos de esta sociedad proponemos ante esta honorable asamblea esta iniciativa con proyecto de decreto, que reivindica los derechos de las trabajaras y trabajadores del Hogar.

Para explicar el sentido y alcance de las reformas propuestas, se presenta un cuadro comparativo entre la legislación vigente y la presente propuesta de reforma a la Ley Federal de Trabajo.

CUADRO COMPARATIVO DEL TEXTO VIGENTE Y DEL TEXTO QUE SE PROPONE


Texto Actual

Propuesta PT

Artículo 146.- Los patrones no estarán obligados a pagar las aportaciones a que se refiere el Artículo 136 de esta Ley por lo que toca a los trabajadores domésticos.

Artículo 146.- Los patrones estarán obligados a pagar las aportaciones a que se refiere el artículo 136 de esta Ley por lo que toca a las Trabajadoras y Trabajadores del Hogar, siempre y cuando se compruebe una Dependencia Económica.

Las Trabajadoras y Trabajadores del Hogar tienen los mismos derechos que el resto de las y los trabajadores en materia de vivienda.

Por lo motivos antes expuestos, someto a esta Soberanía la presente iniciativa con proyecto de:

Decreto por el que se reforma y adiciona un párrafo al artículo 146 de la Ley Federal de Trabajo

ARTÍCULO ÚNICO. - se reforma y adiciona un párrafo al artículo 146 de la Ley Federal de Trabajo para quedar como sigue:

Artículo 146.- Los patrones estarán obligados a pagar las aportaciones a que se refiere el artículo 136 de esta Ley por lo que toca a las Trabajadoras y Trabajadores del Hogar, siempre y cuando se compruebe una Dependencia Económica.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

Primero. - El presente decreto entrará en vigor un día después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. - Se derogan todas las disposiciones que contravengan el presente.

Dado en el Salón de Plenos de la Cámara de Senadores a los veintisiete días del mes de febrero de dos mil diecinueve.

Senadoras y Senadores del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo


[*] https://www.conapred.org.mx/documentos_cedoc/Cuadernillo%2004%20Inclusion.%20Ax.pdf

[*] https://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Ficha%20TH(1).pdf

[*] Alexandra Haas Paciuc-Presidenta del Consejo Nacional
para Prevenir la Discriminación

[*] https://www.conapred.org.mx/documentos_cedoc

[*] https://www.conapred.org.mx/documentos_cedoc

[*] https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/La-seguridad-social-para-las-trabajadoras-del-hogar-esta-cada-vez-mas-cerca--20181207-0054.html