+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Ficha Técnica

De la Sen. Claudia Edith Anaya Mota, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley de Planeación.


La iniciativa propone, en concordancia con las propuestas de las organizaciones internacionales y nacionales, adecuar las disposiciones de la Ley de Planeación a efecto de que, desde una perspectiva de género, edad, interculturalidad, discapacidad y diversidad sexual, las instancias respectivas en los tres niveles, establezcan una política tendiente a mejorar, en la medida de lo posible, las condiciones de vida de los individuos que son segregados por motivo de origen (pertenencia a grupos étnicos o religiosos), género, condición física u orientación sexual, entre otras.

De igual forma, propone que los Secretarios de Estado informen al Congreso de la Unión sobre el desarrollo y los resultados de la aplicación de los instrumentos de política económica, social, ambiental y cultural en función de dichos objetivos y prioridades, precisando el impacto específico y diferencial que generen en mujeres y hombres; niñas y niños; personas adultas mayores; comunidad LGBTTTIQ; pueblos y comunidades indígenas, y afro-mexicanos; personas con discapacidad; integrantes de distintos tipos de hogares; y personas en zonas rurales, urbanas y periurbanas, sin importar el origen regular o irregular de los asentamientos.

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE PLANEACIÓN.

La suscrita, Claudia Edith Anaya Mota, senadora integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXIV Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71 fracción II y 77 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 8, fracción I, 164 numerales 1 y 2, 169 y demás aplicables del Reglamento del Senado de la República someto a consideración de esta Honorable Soberanía, la siguiente Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley de Planeación:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Ley de Planeación, contiene las normas y principios básicos conforme a los cuales se debe llevar a cabo la Planeación Nacional del Desarrollo, encauzando las actividades de la administración Pública Federal, siendo el objetivo de esta iniciativa el incorporar a las disposiciones de dicha Ley, aspectos tendientes a erradicar la discriminación por cuestiones de género, edad, características físicas e ideológicas, procurando su inclusión con transversalidad e interseccionalidad.

A nivel mundial, se ha venido gestionando un movimiento tendiente a erradicar la exclusión social, con la finalidad de que las personas, independientemente de sus características físicas, ideológicas, origen y perspectiva de género, tengan la oportunidad de participar en forma plena en la vida social, buscando que disfruten de un nivel de vida adecuado a sus necesidades.

Este movimiento ha reparado principalmente en personas, o grupos de personas, que se encuentran en situaciones de carencia, segregación o marginación, es decir, personas en situación de precariedad o pertenecientes a un colectivo particularmente denigrado por cuestiones de origen (pertenencia a grupos étnicos o religiosos), género, condición física (discapacidades menores o mayores) u orientación sexual, entre otras.

En este contexto debemos tener en cuenta la premisa de que los individuos viven identidades múltiples, formadas por diversas etapas, que se derivan de las relaciones sociales, la historia y la operación de las entidades sociales y gubernamentales, perteneciendo comúnmente a más de una comunidad, por lo que pueden experimentar discriminaciones y privilegios simultáneamente. El análisis interseccional tiene como objetivo revelar las variadas identidades, exponer los diferentes tipos de discriminación y desventaja que se dan como consecuencia de la combinación de identidades, abordando las formas en las que el racismo, el machismo, la opresión de clases y otros tipos de discriminación crean desigualdades que agrupan las posiciones relativas de los individuos, considerando los contextos históricos, sociales y políticos y las experiencias individuales únicas que resultan de la conjunción de diferentes tipos de identidad.

Luego entonces, es necesario que, en concordancia con el trabajo que se ha desarrollado a nivel mundial se busque coadyuvar a mejorar integralmente las condiciones de vida de los individuos que de alguna forma son segregados o estigmatizados, ofreciéndoles las mismas oportunidades laborales, educativas y económicas de las que disfruta el resto de la sociedad, a fin de que sin importar su origen o condición social, puedan gozar plenamente de los derechos humanos, desarrollar sus potencialidades como individuos, y aprovechar las oportunidades para vivir bajo un clima de bienestar general.

Así pues, es de vital importancia que él gobierno cree e implemente políticas y programas que fomenten la inclusión social, procurando la transversalidad [*] y la interseccionalidad, [*] en coordinación con los organismos internacionales como la ONU que respecto del tema de Genero manifiesta en su sitio de Internet “El objetivo de las Naciones Unidas de alcanzar la paridad de género a todos los niveles es un compromiso que existe desde hace dos décadas y refleja valores fundamentales que son tan antiguos como la propia Organización. En los años transcurridos desde entonces no han escaseado las políticas, las recomendaciones y los informes destinados a promover ese objetivo; sin embargo, su consecución se ha visto dificultada básicamente por la falta de continuidad en cuanto a la voluntad política y la rendición de cuentas, la ausencia de medidas de acompañamiento y de condiciones propicias para una reforma real y la resistencia que en diversos momentos han opuesto las principales partes interesadas. Aunque la paridad es fundamentalmente un derecho, también es, cada vez más, una necesidad para asegurar la eficiencia, influencia y credibilidad de las Naciones Unidas. Tanto en el sector público como en el privado, hay una correlación directa entre el aumento de la diversidad y la obtención de avances significativos en la eficacia y eficiencia de las operaciones. [*]

A ese respecto, es conveniente mencionar que el 4 de diciembre de 2018, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, que dentro de los aspectos relevantes a destacar, incorporó a su articulado la definición de pueblos afromexicanos en referencia a diversas comunidades afromexicanas que no habían sido formalmente reconocidas por el Estado y que indudablemente forman parte de la historia de nuestro país y han tenido gran influencia cultural y genética de diversos grupos afrodescendientes siendo realmente grupos de costumbres e idiosincrasia complejos. Tal como los pueblos indígenas no se pueden simplemente etiquetar de una sola manera contando con artes, gastronomía, y manifestaciones culturales ricas y muy distintas a esas que ya le atribuimos a otros grupos étnicos.

En México, diversas organizaciones no gubernamentales han observado estos temas y trabajado respecto de dicha problemática, abordando los temas que nos ocupan en reuniones realizadas exprofeso, tal es el caso de las “Cumbres Ciudadanas” realizadas en nuestro país en los años de 2012, 2015, realizándose la última en marzo de 2018, con la participación de 56 organizaciones convocantes [*] , la que, incluso, contó con la opinión respectiva de los entonces candidatos a la presidencia de la República para el ejercicio 2018-2024. En la “tercera cumbre ciudadana por un Estado democrático de derechos sin corrupción ni impunidad”, se tocaron siete ejes temáticos entre el que destacó el tema de “cohesión comunitaria y desarrollo participativo” que en su punto 2.1. proponía incorporar las perspectivas de género, edad, interculturalidad, discapacidad y diversidad sexual en las políticas públicas, en los instrumentos de política pública y en los programas presupuestarios, la cual se tomó en cuanta para la elaboración de la presente iniciativa en un ejercicio de participación e inclusión ciudadana.

En virtud de todo lo anterior, se considera, en concordancia con las propuestas de las organizaciones internacionales y nacionales ya mencionadas, que es necesario adecuar las disposiciones de la Ley de Planeación a efecto de que, desde una perspectiva de género, edad, interculturalidad, discapacidad y diversidad sexual, las instancias respectivas en los tres niveles, establezcan una política tendiente a  mejorar, en la medida de lo posible, las condiciones de vida de los individuos que como se mencionó anteriormente son segregados por motivo de origen (pertenencia a grupos étnicos o religiosos), género, condición física u orientación sexual, entre otras.

A efecto de clarificar la modificación que se propone a los artículos de la Ley de Planeación, se presenta un cuadro comparativo de la norma vigente y la propuesta de modificación referida.

Texto vigente

Reforma propuesta

Artículo 1o.- Las disposiciones de esta Ley son de orden público e interés social y tienen por objeto establecer:

I.- Las normas y principios básicos conforme a los cuales se llevará a cabo la Planeación Nacional del Desarrollo y encauzar, en función de ésta, las actividades de la administración Pública Federal;

II.- Las bases de integración y funcionamiento del Sistema Nacional de Planeación Democrática;

III.- Las bases para que el Ejecutivo Federal coordine las actividades de planeación de la Administración Pública Federal, así como la participación, en su caso, mediante convenio, de los órganos constitucionales autónomos y los gobiernos de las entidades federativas, conforme a la legislación aplicable;

IV.- Los órganos responsables del proceso de planeación;

V.- Las bases de participación y consulta a la sociedad, incluyendo a los pueblos y comunidades indígenas, a través de sus representantes y autoridades, en la elaboración del Plan y los programas a que se refiere esta Ley, y

VI.- Las bases para que el Ejecutivo Federal concierte con los particulares las acciones a realizar para la elaboración y ejecución del Plan y los programas a que se refiere esta Ley.

Artículo 1o.-


 

...


 


V.- Las bases de participación y consulta a la sociedad, incluyendo a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicano, a través de sus representantes y autoridades, en la elaboración del Plan y los programas a que se refiere esta Ley, y

 

Artículo 2o.- La planeación deberá llevarse a cabo como un medio para el eficaz desempeño de la responsabilidad del Estado sobre el desarrollo equitativo, incluyente, integral, sustentable y sostenible del país, con perspectiva de interculturalidad y de género, y deberá tender a la consecución de los fines y objetivos políticos, sociales, culturales, ambientales y económicos contenidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Para ello, estará basada en los siguientes principios:

 

 

I.- El fortalecimiento de la soberanía, la independencia y autodeterminación nacionales, en lo político, lo económico y lo cultural;

II.- La preservación y el perfeccionamiento del régimen representativo, democrático, laico y federal que la Constitución establece; y la consolidación de la democracia como sistema de vida, fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo en un medio ambiente sano;

III.- La igualdad de derechos entre las personas, la no discriminación, la atención de las necesidades básicas de la población y la mejoría, en todos los aspectos de la calidad de la vida, para lograr una sociedad más igualitaria, garantizando un ambiente adecuado para el desarrollo de la población;

IV.- Las obligaciones del Estado de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte;

V.- El fortalecimiento del pacto federal y del Municipio libre, para lograr un desarrollo equilibrado del país, promoviendo la descentralización de la vida nacional;

VI.- El equilibrio de los factores de la producción, que proteja y promueva el empleo; en un marco de estabilidad económica y social;

VII.- La perspectiva de género, para garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y promover el adelanto de las mujeres mediante el acceso equitativo a los bienes, recursos y beneficios del desarrollo, y

VIII.- La factibilidad cultural de las políticas públicas nacionales.

 

Artículo 2o.- La planeación deberá llevarse a cabo como un medio para el eficaz desempeño de la responsabilidad del Estado sobre el desarrollo equitativo, incluyente, integral, sustentable y sostenible del país, con perspectiva de interculturalidad y de género, edad, discapacidad y diversidad sexual desde la inclusión, la transversalidad y la interseccionalidad y deberá tender a la consecución de los fines y objetivos políticos, sociales, culturales, ambientales y económicos contenidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Para ello, estará basada en los siguientes principios:

 

 

 


 


 



 

Artículo 3o.- Para los efectos de esta Ley se entiende por planeación nacional de desarrollo la ordenación racional y sistemática de acciones que, en base al ejercicio de las atribuciones del Ejecutivo Federal en materia de regulación y promoción de la actividad económica, social, política, cultural, de protección al ambiente y aprovechamiento racional de los recursos naturales así como de ordenamiento territorial de los asentamientos humanos y desarrollo urbano, tiene como propósito la transformación de la realidad del país, de conformidad con las normas, principios y objetivos que la propia Constitución y la ley establecen.

Mediante la planeación se fijarán objetivos, metas, estrategias y prioridades, así como criterios basados en estudios de factibilidad cultural; se asignarán recursos, responsabilidades y tiempos de ejecución, se coordinarán acciones y se evaluarán resultados.

Artículo 3o.- Para los efectos de la presente Ley se entiende por:

Comunidad LGBTTTIQ: la Comunidad Lésbico; Gay; Bisexual; Transgénero; Travesti; Transexual; Intersexual y Queer;

Constitución: La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;

Interseccionalidad: herramienta analítica para estudiar, entender y responder a las maneras en que una identidad se cruza con otras identidades y cómo estos cruces contribuyen a experiencias únicas de opresión y privilegio, discriminación o desventaja.

Ley: la Ley de Planeación;

Planeación nacional de desarrollo: la ordenación racional y sistemática de acciones que, en base al ejercicio de las atribuciones del Ejecutivo Federal en materia de regulación y promoción de la actividad económica, social, política, cultural, de protección al ambiente y aprovechamiento racional de los recursos naturales así como de ordenamiento territorial de los asentamientos humanos y desarrollo urbano, tiene como propósito la transformación de la realidad del país, de conformidad con las normas, principios y objetivos que la propia Constitución y la ley establecen.

Mediante la planeación se fijarán objetivos, metas, estrategias y prioridades, así como criterios basados en estudios de factibilidad cultural; se asignarán recursos, responsabilidades y tiempos de ejecución, se coordinarán acciones y se evaluarán resultados;

Sistema: Sistema Nacional de Planeación Democrática;

Transversalidad: acción de introducir un tema en la vida diaria para abordarlo posteriormente de forma permanente, valorando las implicaciones que tiene para los distintos grupos sociales.

Planeación nacional de desarrollo: la ordenación racional y sistemática de acciones que, en base al ejercicio de las atribuciones del Ejecutivo Federal en materia de regulación y promoción de la actividad económica, social, política, cultural, de protección al ambiente y aprovechamiento racional de los recursos naturales así como de ordenamiento territorial de los asentamientos humanos y desarrollo urbano, tiene como propósito la transformación de la realidad del país, de conformidad con las normas, principios y objetivos que la propia Constitución y la ley establecen.

Mediante la planeación se fijarán objetivos, metas, estrategias y prioridades, así como criterios basados en estudios de factibilidad cultural; se asignarán recursos, responsabilidades y tiempos de ejecución, se coordinarán acciones y se evaluarán resultados.

Artículo 8o.- Los Secretarios de Estado al dar cuenta anualmente al Congreso de la Unión del estado que guardan sus respectivos ramos, informarán del avance y grado de cumplimiento de los objetivos y prioridades fijados en la planeación nacional que, por razón de su competencia, les correspondan y de los resultados de las acciones previstas.

Informarán también sobre el desarrollo y los resultados de la aplicación de los instrumentos de política económica, social, ambiental y cultural en función de dichos objetivos y prioridades, precisando el impacto específico y diferencial que generen en mujeres y hombres.

 

 

En su caso, explicarán las desviaciones ocurridas y las medidas que se adopten para corregirlas.

Los funcionarios a que alude el primer párrafo de este artículo y los Directores y Administradores de las entidades paraestatales que sean citados por cualquiera de las Cámaras para que informen cuando se discuta una ley o se estudie un negocio concerniente a sus respectivos ramos o actividades, señalarán las relaciones que hubiere entre el proyecto de Ley o negocio de que se trate y los objetivos de la planeación nacional, relativos a la dependencia o entidades a su cargo.

 

Artículo 8o.- …

 


Informarán también sobre el desarrollo y los resultados de la aplicación de los instrumentos de política económica, social, ambiental y cultural en función de dichos objetivos y prioridades, precisando el impacto específico y diferencial que generen en mujeres y hombres; niñas y niños; personas adultas mayores; comunidad LGBTTTIQ; pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos; personas con discapacidad; integrantes de distintos tipos de hogares; y personas en zonas rurales, urbanas y periurbanas, sin importar el origen regular o irregular de los asentamientos.


 

 

 

Artículo 9o.- Las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal deberán planear y conducir sus actividades con perspectiva intercultural y de género y con sujeción a los objetivos y prioridades de la planeación nacional de desarrollo, a fin de cumplir con la obligación del Estado de garantizar que éste sea equitativo, incluyente, integral, sustentable y sostenible.

Para el caso de las entidades, los titulares de las Secretarías de Estado proveerán lo conducente en el ejercicio de las atribuciones que como coordinadores de sector les confiere la ley. Las entidades que no estuvieran agrupadas en un sector específico, se sujetarán a lo previsto por el artículo 7 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

El Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dará seguimiento a los avances de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal en el logro de los objetivos y metas del Plan y sus programas, con base en el Sistema de Evaluación del Desempeño previsto por la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público publicará la información relacionada con el seguimiento a que se refiere el párrafo anterior, en el Portal de Transparencia Presupuestaria de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en los términos previstos por la legislación en materia de transparencia y acceso a la información pública.

Artículo 9o.- Las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal deberán planear y conducir sus actividades con perspectiva intercultural y de género, edad, discapacidad y diversidad sexual desde la inclusión, la transversalidad y la interseccionalidad y con sujeción a los objetivos y prioridades de la planeación nacional de desarrollo, a fin de cumplir con la obligación del Estado de garantizar que éste sea equitativo, incluyente, integral, sustentable y sostenible.

 

 

 

 

 

Artículo 14.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público tendrá las siguientes atribuciones:

I.- Coordinar las actividades de Planeación Nacional del Desarrollo;

II.- Elaborar y someter a consideración del Presidente de la República, el proyecto de Plan Nacional de Desarrollo, tomando en cuenta las propuestas de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y, en su caso, de los órganos constitucionales autónomos y de los gobiernos de las entidades federativas, así como los planteamientos que deriven de los ejercicios de participación social incluyendo a los pueblos y comunidades indígenas y a las personas con discapacidad en términos de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad;

III.- Establecer los criterios generales que deberán observar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal para la elaboración de los programas derivados del Plan que tengan a su cargo, para lo cual se deberá prever la participación que corresponda a los gobiernos de las entidades federativas, municipios y demarcaciones territoriales; los ejercicios de participación social de los pueblos indígenas y, en su caso, incorporar las recomendaciones y propuestas que realicen;

 

IV.- Cuidar que el Plan y los programas que se generen en el Sistema, mantengan congruencia en su elaboración y contenido;

V.- Coordinar las actividades que en materia de investigación y capacitación para la planeación realicen las dependencias de la Administración Pública Federal;

VI.- Se deroga

VII.- Definir los mecanismos para que verifique, periódicamente, la relación que guarden los presupuestos de las diversas dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, así como los resultados de su ejecución, con los objetivos y prioridades del Plan y sus programas, así como para adoptar las adecuaciones a los programas respectivos que, en su caso, resulten necesarias para promover el logro de sus objetivos, y

VIII.- Promover la incorporación de indicadores que faciliten el diagnóstico del impacto de los programas en grupos específicos de la población, distinguiendo por origen étnico, género, edad, condición de discapacidad, tipo de localidad, entre otros.

Artículo 14.-


II.- Elaborar y someter a consideración del Presidente de la República, el proyecto de Plan Nacional de Desarrollo, tomando en cuenta las propuestas de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y, en su caso, de los órganos constitucionales autónomos y de los gobiernos de las entidades federativas, así como los planteamientos que deriven de los ejercicios de participación social incluyendo a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos  y a las personas con discapacidad en términos de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad;

III.- Establecer los criterios generales que deberán observar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal para la elaboración de los programas derivados del Plan que tengan a su cargo, para lo cual se deberá prever la participación que corresponda a los gobiernos de las entidades federativas, municipios y demarcaciones territoriales; los ejercicios de participación social de los pueblos indígenas y afromexicanos y, en su caso, incorporar las recomendaciones y propuestas que realicen;



 

 

VIII.- Promover la incorporación de indicadores que faciliten el diagnóstico del impacto de los programas en grupos específicos de la población, distinguiendo por origen étnico, género, edad, condición de discapacidad, tipo de localidad, orientación sexual, identidad de género, tipo de hogar y jefatura del mismo, entre otros.

Artículo 16.- A las dependencias de la Administración Pública Federal les corresponde:

I.- Intervenir respecto de las materias que les competan, en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo, observando siempre las variables ambientales, económicas, sociales y culturales que incidan en el desarrollo de sus facultades;

II.- Coordinar el desempeño de las actividades que en materia de planeación correspondan a las entidades paraestatales que se agrupen en el sector que, conforme a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, determine el Presidente de la República.

III.- Elaborar los programas sectoriales, considerando las propuestas que, en su caso, presenten las entidades del sector, los órganos constitucionales autónomos, y los gobiernos de las entidades federativas, así como las que deriven de los ejercicios de participación social y de los pueblos y comunidades indígenas interesados;


IV.- Asegurar la congruencia de los programas sectoriales con el Plan, así como con los programas especiales en los términos que establezca éste;

V.- Considerar el ámbito territorial de las acciones previstas en sus programas sectoriales, promoviendo que los planes y programas de los gobiernos de las entidades federativas guarden congruencia con éstos;

VI.- Vigilar que las entidades del sector que coordinen, conduzcan sus actividades conforme al Plan Nacional de Desarrollo y al programa sectorial correspondiente, y cumplan con lo previsto en el programa institucional a que se refiere el Artículo 17, fracción II;

VII.- Verificar periódicamente la relación que guarden los presupuestos de las entidades paraestatales del sector que coordinen, así como los resultados de su ejecución, con los objetivos y prioridades de los programas sectoriales, a fin de promover las adecuaciones que consideren necesarias para el logro de sus objetivos, y

VIII.- Coordinar la elaboración y ejecución de los programas especiales y regionales que correspondan conforme a su ámbito de atribuciones.

 

Artículo 16.-


 

 


III.- Elaborar los programas sectoriales, considerando las propuestas que, en su caso, presenten las entidades del sector, los órganos constitucionales autónomos, y los gobiernos de las entidades federativas, así como las que deriven de los ejercicios de participación social y de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos interesados;


 

 


 


 

Artículo 20.- En el ámbito del Sistema Nacional de Planeación Democrática tendrá lugar la participación y consulta de los diversos grupos sociales, con el propósito de que la población exprese sus opiniones para la elaboración, actualización y ejecución del Plan y los programas a que se refiere esta Ley.

Las organizaciones representativas de los obreros, campesinos, pueblos y grupos populares; de las instituciones académicas, profesionales y de investigación de los organismos empresariales; y de otras agrupaciones sociales, participarán como órganos de consulta permanente en los aspectos de la planeación democrática relacionados con su actividad a través de foros de consulta popular que al efecto se convocarán. Así mismo, participarán en los mismos foros los diputados y senadores del Congreso de la Unión.

Las comunidades indígenas deberán ser consultadas y podrán participar en la definición de los programas federales que afecten directamente el desarrollo de sus pueblos y comunidades.

Para tal efecto, y conforme a la legislación aplicable, en las disposiciones reglamentarias deberán preverse la organización y funcionamiento, las formalidades, periodicidad y términos a que se sujetarán la participación y consulta para la planeación nacional del desarrollo.

 

Artículo 20.-

 


 

 


Las comunidades indígenas y afromexicanas deberán ser consultadas y podrán participar en la definición de los programas federales que afecten directamente el desarrollo de sus pueblos y comunidades.

 

Artículo 20 Bis.- En los asuntos relacionados con el ámbito indígena, el Ejecutivo Federal consultará, en forma previa, a las comunidades indígenas, para que éstas emitan la opinión correspondiente.

 

Artículo 20 Bis.- En los asuntos relacionados con el ámbito indígena y afromexicano, el Ejecutivo Federal consultará, en forma previa, a las comunidades indígenas y afromexicanas, para que éstas emitan la opinión correspondiente.

 

Artículo 31.- Los programas serán revisados por el Ejecutivo Federal en los términos que determinen las disposiciones reglamentarias, considerando la participación social, incluyendo la de los pueblos y comunidades indígenas, las cuales establecerán el procedimiento para, en su caso, realizar las adecuaciones correspondientes a éstos.

 

Para el caso de los programas institucionales, la revisión y, en su caso, adecuación, se realizará en los términos de esta Ley y sus disposiciones reglamentarias, sin perjuicio de lo que establezca la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, así como aquellas disposiciones que regulen su organización y funcionamiento.

 

Artículo 31.- Los programas serán revisados por el Ejecutivo Federal en los términos que determinen las disposiciones reglamentarias, considerando la participación social, incluyendo la de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos, las cuales establecerán el procedimiento para, en su caso, realizar las adecuaciones correspondientes a éstos.


 

 

 

 

Artículo 37.- El Ejecutivo Federal, por sí o a través de sus dependencias, y las entidades paraestatales, podrán concertar la realización de las acciones previstas en el Plan y los programas, con las representaciones de los grupos sociales o con los particulares interesados.

El Ejecutivo Federal podrá signar convenios de concertación de acciones con las comunidades indígenas, en todos aquellos asuntos que se consideren pertinentes y de conformidad con lo establecido en las leyes que rijan en la materia de que se trate.

 

Artículo 37.-

 


El Ejecutivo Federal podrá signar convenios de concertación de acciones con las comunidades indígenas y afromexicanas, en todos aquellos asuntos que se consideren pertinentes y de conformidad con lo establecido en las leyes que rijan en la materia de que se trate.

 

En virtud de lo anterior, someto a la consideración de esta soberanía el siguiente:

 

PROYECTO DE DECRETO

POR EL QUE SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE PLANEACIÓN.

ÚNICO.- Se reforman la fracción V, del artículo 1o; el primer párrafo del artículo 2o; el artículo 3; el segundo párrafo del artículo 8o; el primer párrafo del artículo 9o; las fracciones II, III y VIII del artículo 14, la fracción III del artículo 16; el tercer párrafo del artículo 20; el artículo 20 Bis; el primer párrafo del artículo 31 y el segundo párrafo del artículo 37 de la Ley de Planeación, para quedar como sigue:

 

Artículo 1o.-  

I.- a IV.-

V.- Las bases de participación y consulta a la sociedad, incluyendo a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicano, a través de sus representantes y autoridades, en la elaboración del Plan y los programas a que se refiere esta Ley, y 

VI.-

Artículo 2o.- La planeación deberá llevarse a cabo como un medio para el eficaz desempeño de la responsabilidad del Estado sobre el desarrollo equitativo, incluyente, integral, sustentable y sostenible del país, con perspectiva de interculturalidad y de género, edad, discapacidad y diversidad sexual desde la inclusión, la transversalidad y la interseccionalidad y deberá tender a la consecución de los fines y objetivos políticos, sociales, culturales, ambientales y económicos contenidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Para ello, estará basada en los siguientes principios: 

I.- a VIII.- …  

Artículo 3o.- Para los efectos de la presente Ley se entiende por: 

Comunidad LGBTTTIQ: la Comunidad Lésbico; Gay; Bisexual; Transgénero; Travesti; Transexual; Intersexual y Queer;

Constitución: La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;

Interseccionalidad: herramienta analítica para estudiar, entender y responder a las maneras en que una identidad se cruza con otras identidades y cómo estos cruces contribuyen a experiencias únicas de opresión y privilegio, discriminación o desventaja.

Ley: la Ley de Planeación;

Planeación nacional de desarrollo: la ordenación racional y sistemática de acciones que, en base al ejercicio de las atribuciones del Ejecutivo Federal en materia de regulación y promoción de la actividad económica, social, política, cultural, de protección al ambiente y aprovechamiento racional de los recursos naturales así como de ordenamiento territorial de los asentamientos humanos y desarrollo urbano, tiene como propósito la transformación de la realidad del país, de conformidad con las normas, principios y objetivos que la propia Constitución y la ley establecen.

Mediante la planeación se fijarán objetivos, metas, estrategias y prioridades, así como criterios basados en estudios de factibilidad cultural; se asignarán recursos, responsabilidades y tiempos de ejecución, se coordinarán acciones y se evaluarán resultados;

Sistema: Sistema Nacional de Planeación Democrática;

Transversalidad: acción de introducir un tema en la vida diaria para abordarlo posteriormente de forma permanente, valorando las implicaciones que tiene para los distintos grupos sociales.

Planeación nacional de desarrollo: la ordenación racional y sistemática de acciones que, en base al ejercicio de las atribuciones del Ejecutivo Federal en materia de regulación y promoción de la actividad económica, social, política, cultural, de protección al ambiente y aprovechamiento racional de los recursos naturales así como de ordenamiento territorial de los asentamientos humanos y desarrollo urbano, tiene como propósito la transformación de la realidad del país, de conformidad con las normas, principios y objetivos que la propia Constitución y la ley establecen.

Mediante la planeación se fijarán objetivos, metas, estrategias y prioridades, así como criterios basados en estudios de factibilidad cultural; se asignarán recursos, responsabilidades y tiempos de ejecución, se coordinarán acciones y se evaluarán resultados. 

Artículo 8o.- …

Informarán también sobre el desarrollo y los resultados de la aplicación de los instrumentos de política económica, social, ambiental y cultural en función de dichos objetivos y prioridades, precisando el impacto específico y diferencial que generen en mujeres y hombres; niñas y niños; personas adultas mayores; comunidad LGBTTTIQ; pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos; personas con discapacidad; integrantes de distintos tipos de hogares y personas en zonas rurales, urbanas y periurbanas, sin importar el origen regular o irregular de los asentamientos.

Artículo 9o.- Las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal deberán planear y conducir sus actividades con perspectiva intercultural y de género, edad, discapacidad y diversidad sexual desde la inclusión, la transversalidad y la interseccionalidad y con sujeción a los objetivos y prioridades de la planeación nacional de desarrollo, a fin de cumplir con la obligación del Estado de garantizar que éste sea equitativo, incluyente, integral, sustentable y sostenible.

Artículo 14.-

I.- …

II.- Elaborar y someter a consideración del Presidente de la República, el proyecto de Plan Nacional de Desarrollo, tomando en cuenta las propuestas de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y, en su caso, de los órganos constitucionales autónomos y de los gobiernos de las entidades federativas, así como los planteamientos que deriven de los ejercicios de participación social incluyendo a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos y a las personas con discapacidad en términos de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad;

III.- Establecer los criterios generales que deberán observar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal para la elaboración de los programas derivados del Plan que tengan a su cargo, para lo cual se deberá prever la participación que corresponda a los gobiernos de las entidades federativas, municipios y demarcaciones territoriales; los ejercicios de participación social de los pueblos indígenas y afromexicanos y, en su caso, incorporar las recomendaciones y propuestas que realicen;

IV.- a VII.- … 

VIII.- Promover la incorporación de indicadores que faciliten el diagnóstico del impacto de los programas en grupos específicos de la población, distinguiendo por origen étnico, género, edad, condición de discapacidad, tipo de localidad, orientación sexual, identidad de género, tipo de hogar y jefatura del mismo, entre otros. 

Artículo 16.-

I.- y II.-

III.- Elaborar los programas sectoriales, considerando las propuestas que, en su caso, presenten las entidades del sector, los órganos constitucionales autónomos, y los gobiernos de las entidades federativas, así como las que deriven de los ejercicios de participación social y de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas interesados;

IV.- a VIII.- …

Artículo 20.- …

Las comunidades indígenas y afromexicanas deberán ser consultadas y podrán participar en la definición de los programas federales que afecten directamente el desarrollo de sus pueblos y comunidades.

Artículo 20 Bis.- En los asuntos relacionados con el ámbito indígena y afromexicano, el Ejecutivo Federal consultará, en forma previa, a las comunidades indígenas y afromexicanas, para que éstas emitan la opinión correspondiente.

Artículo 31.- Los programas serán revisados por el Ejecutivo Federal en los términos que determinen las disposiciones reglamentarias, considerando la participación social, incluyendo la de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, las cuales establecerán el procedimiento para, en su caso, realizar las adecuaciones correspondientes a éstos.

Artículo 37.-

El Ejecutivo Federal podrá signar convenios de concertación de acciones con las comunidades indígenas y afromexicanas, en todos aquellos asuntos que se consideren pertinentes y de conformidad con lo establecido en las leyes que rijan en la materia de que se trate.

  

TRANSITORIO

 

ÚNICO.- El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

  

Suscribe

  

CLAUDIA EDITH ANAYA MOTA

Senadora de la República

 

[*]   La transversalidad hace referencia a la acción de introducir un tema en la vida diaria para abordarlo posteriormente de forma permanente, valorando las implicaciones que tiene para los distintos grupos sociales.

[*] La interseccionalidad debemos entenderla como un enfoque que subraya que la diversidad social, está interrelacionada e interacciona en múltiples y a comúnmente simultáneos niveles, por lo que cada elemento o rasgo de una persona está unido de manera inextricable con todos los demás elementos, para poder comprender de forma completa la propia identidad. El análisis interseccional pretende pues, revelar las variadas identidades, o tipos de discriminación y ventajas o desventajas que se dan como consecuencia de la combinación de rasgos personales.

[*] Agenda de la Tercera Cumbre Ciudadana.- México 2018.- Pag. 79.- https://cumbreciudadana.org.mx/wp-content/uploads/2018/09/Tercera-Cumbre-Ciudadana-Agenda-2018-1.pdf. Consultada el 23 de febrero de 2019.