+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica


De los senadores Alejandro González Yáñez y Joel Padilla Peña, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto por el que se reforma la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para que la Cámara de Diputados se integre a través del sistema de representación proporcional pura.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE PUNTOS CONSTITUCIONALES Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.


La iniciativa propone que la Cámara de Diputados esté integrada en su totalidad por 500 Diputados electos según el principio de representación proporcional, mediante un Sistema de Listas Regionales Abiertas, votadas en circunscripciones plurinominales.

De los senadores Alejandro González Yáñez y Joel Padilla Peña del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto por el que se reforma la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para que la Cámara de Diputados se integre en su totalidad por diputadas y diputados electos mediante el principio de representación proporcional y se eliminan los de mayoría relativa


De los senadores Alejandro González Yáñez y Joel Padilla Peña del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo de la LXIV Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los Artículos 71, Fracción II y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 8, fracción I, 164, 169, 171, fracción I, y 172, párrafo 1 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta Asamblea la siguiente Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 52, 53 y 54 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con base en la siguiente

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

Introducción

De acuerdo con el artículo 40 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), “es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal”. La esencia de la democracia es la representación popular y así lo consagra nuestra Carta magna. Nuestra Constitución es, como se puede observar, esencialmente democrática.

El Estado mexicano se encuentra organizado en torno a la doctrina de la división de poderes. De esta manera, el Supremo Poder de la Federación se divide para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial, tal como lo estipula el artículo 49 constitucional. A su vez, el poder legislativo se deposita en un Congreso general, que se divide en dos cámaras: la cámara de diputados y la cámara de senadores. De esta manera, el poder u órgano legislativo mexicano es bicameral. En la Cámara de Diputados reside la voz del pueblo a través de sus representantes, así lo establece el artículo 51 de la Constitución al enunciar que “la Cámara de Diputados se compondrá de representantes de la Nación, electos en su totalidad cada tres años.”

Por lo tanto, la función principal de la Cámara de Diputados es la representación popular a través del acto legislativo. Nuestra ley fundamental continúa enumerando los mecanismos para la integración y elección de los representantes populares.

Integración de la Cámara de Diputados

En primer lugar, esta cámara estará compuesta por 500 diputadas y diputados federales. De acuerdo con el INEGI, México tiene una población estimada de 119,938,477 . De esta manera, cada diputado o diputada federal representa a aproximadamente 240 mil personas. El tamaño en relación a la población de este cuerpo colegiado ha sido cuestionado últimamente en los medios de comunicación y en la opinión pública; sin embargo, se tamaño podría considerarse normal en comparación con otras democracias. Por ejemplo, el Bundestag alemán está compuesto por 600 miembros que representan a 82 millones de alemanes (un legislador por cada 136,000 habitantes); el parlamento japonés está compuesto por 470 parlamentarios que legislan para 127 millones de nipones (un legislador por cada 270 mil habitantes); la Cámara de Representantes de Estados Unidos está compuesta por 430 congresistas que representan a 300 millones de estadounidenses (697,500 por cada representante); la cámara de diputados brasileña está integrada por 513 legisladores que representan a 200 millones de brasileños (un representante popular por cada 389 mil brasileños).

En segundo lugar, se debe observar el método de integración o elección de las diputadas y los diputados federales. El artículo 52 constitucional establece que “la Cámara de Diputados estará integrada por 300 diputados electos según el principio de votación mayoría relativa, mediante el sistema de distritos electorales uninominales, y 200 diputados que serán electos según el principio de representación proporcional, mediante el Sistema de Listas Regionales, votadas en circunscripciones plurinominales.” El sistema de representación mexicano y de elección de las y los diputados es un sistema mixto. Es decir, que se integra tanto por el principio de mayoría relativa y el principio de representación proporcional.

Una de los debates más ricos y largos en la ciencia política versa sobre cuál de estos dos modelos es el mejor y cuál deben adoptar las democracias modernas. En su libro, el famoso politólogo Arendt Lijphart retoma este debate en su libro Patrones de Democracia.  Sin embargo, ¿cómo se define cada uno de éstos?

Mayoría relativa vs. representación proporcional

La mayoría relativa es el modelo electoral clásico. Se le conoce, también, como modelo mayoritario o first-past-the-post. Bajo este principio o esquema, el candidato o candidata que obtiene la mayor cantidad de votos en un distrito determinado gana y, por lo tanto, es electo para representar a su distrito en el Congreso. Los electores votan por un candidato determinado que hace campaña y representará a su distrito determinado ante el parlamento. Sin embargo, el resto de los votos quedan sin algún tipo de representación. En caso de ser necesaria una mayoría simple para ser electo una mayoría, en muchas ocasiones la mayor parte de los votos y, en consecuencia, de la población queda sin voz en el Congreso. En muchas ocasiones, el partido ganador a nivel nacional obtiene un grupo parlamentario con altos índices de sobre-representación. Tal es el el problema que se observa en países que se integran exclusivamente por este principio como Estados Unidos y Reino Unido.

Por el contrario, la representación proporcional tiene por objetivo principal “representar tanto a las mayorías como a las minorías y, en lugar de sobre o sub representar a cualquier partido, busca traducir los votos en curules de manera proporcional.” Bajo este principio, el electorado vota por una lista nacional o regional integrada previamente por el partido político. Una vez que termina la jornada electoral, se contabilizan los votos y la autoridad electoral asigna diputados a cada lista con base en la votación emitida bajo alguna fórmula matemática. Usualmente el tamaño de los congresos no es fijo, sino variable para poder traducir con mayor exactitud los votos en curules. La mayoría de los parlamentos de las democracias del mundo se integran en su totalidad bajo este principio: Austria, Bélgica, Brasil, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Islandia, Israel, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal, Suecia y Suiza , entre otros.

A su vez, existen modelos mixtos. Es decir, que combinan ambos principios para compensar sus defectos y virtudes. Los casos más emblemáticos son Alemania, Italia, Nueva Zelanda y, por supuesto, México. Pero, ¿cómo llegó México a este punto?

[Muy] Breve y reciente historia de la integración del Congreso de la Unión

En la Constitución de 1824, el poder legislativo se depositaba en un congreso general compuesto por dos cámaras: una de diputados y otra de senadores. La integración de la Cámara de Diputados y su proceso de elección estuvo dispuesto en la sección segunda. En ese entonces, la duración del periodo era de dos años.

Se dispuso que el carácter primordial de elección de los diputados sería la población: “por cada 80 mil almas se nombrará un diputado, o por una fracción que pase de 40 mil. El Estado que no tuviere esta población nombrará sin embargo a un diputado.” A su vez, la constitución establecía que debía realizarse un censo cada diez años para determinar cuántos diputados correspondían a cada entidad. Los territorios también tenían acceso a diputados. Dependiendo de su población, podían o no tener voto en la formación de leyes y decretos.

En la Constitución de 1857, se pone término a la tradición bicameral, pues el poder legislativo se depositaba en una sola asamblea denominada Congreso de la Unión. La renovación de sus integrantes se realizaba cada dos años mediante votación indirecta y secreta. El texto constitucional contemplaba que habría un diputado por cada 40 mil habitantes o fracción que excediera de la mitad.

El 14 de agosto de 1867, Sebastián Lerdo de Tejada propuso que se volviera al sistema bicameral. Se argumentaba que sería conveniente que existiera una cámara que representara al pueblo mexicano y otra que representara a las entidades federativas. La reforma se aprobó en 1874.

En el texto original de la Constitución de 1917, la Cámara de Diputados se componía de representantes de la nación electos en su totalidad cada dos años. Se utilizaba la fórmula que determinaba que por cada 60 mil habitantes o por una fracción que pase de 20 mil se elegirá un diputado propietario. La elección de los diputados era de manera directa.

En 1928, se reformó la constitución para modificar la fórmula para que quedara en un diputado por cada 100 mil habitantes; en 1942 se volvió a modificar la fórmula y quedó en un diputado por cada 150 mil habitantes; en 1951 se volvió a modificar para quedar en un diputado por cada 170 mil habitantes; y nuevamente se reformó en 1960 para elegir a un diputado por cada 200 mil habitantes. Todos ellos electos bajo el principio de la mayoría relativa.

En 1972, durante la presidencia de Luis Echeverría Álvarez, se realizó la primera modificación relevante en términos de representatividad. Primero, se modificó la fórmula para asignar a un diputado por cada 250 mil habitantes. Segundo, se introdujo una fórmula de asignación de diputados a los partidos políticos nacionales que “al obtener el uno y medio por ciento de la votación total en el país, en la elección de diputados respectiva, tendrá derecho a que se acrediten du sus candidatos, a cinco diputados, y a uno más hasta veinticinco como máximo, por cada medio por ciento más de los votos obtenidos.”. Así, las minorías comenzaron a ser consideradas en el sistema político mexicano, al menos, en papel. Según la reforma constitucional, los partidos políticos que ganaran más de 25 distritos no tendrían acceso a este método de asignación de diputados.

Resulta interesante que no existían las listas nacionales, sino que los diputados que se integraban a la Cámara de Diputados eran aquellos perdedores del partido que hubieran obtenido la mayor votación. Así, la fracción III del artículo 54 mandataba que “los diputados de partido serán acreditados por riguroso orden, de acuerdo con el número decreciente de sufragios que hayan logrado en relación a los demás candidatos del mismo partido en todo el país.” Los electores tenían, entonces, decisión en la prelación de la lista de estos proto-plurinominales.

Durante la presidencia de José López Portillo, en 1977, se reformaron nuevamente los artículos constitucionales correspondientes a la integración del Congreso de la Unión y se introdujo el modelo mixto con el que estamos familiarizados todas y todos los mexicanos. La composición de la Cámara de Diputados era de 300 diputados electos mediante el sistema de mayoría relativa y 100 diputados electos mediante el principio de representación proporcional. Asimismo, se estableció que los diputados plurinominales se elegirían mediante listas regionales de partido en cinco circunscripciones. Se asignaban diputados por la vía plurinominal si el partido político registraba candidatos en, al menos, 100 distritos; no ganaba más de 60 distritos en las elecciones federales correspondientes; y alcanzaba, por lo menos, el 1.5% de la votación total.

Finalmente, en 1986 y previo a la elección fraudulenta de 1988, se reformó una última vez la Constitución para modificar la integración de la Cámara de Diputados. En ese ese año, se amplió el tamaño de la Cámara de Diputados para quedar en 500, magnitud que perdura hasta la fecha. Doscientos serían electos mediante la representación proporcional y trescientos a través de la mayoría relativa.

Nuevas reformas tuvieron lugar entre 1990 y 2014 (1990, 1993, 1996 y 2014) para ajustar las bases de la elección de los diputados de representación proporcional. La más relevante de ellas siendo el umbral necesario de votos para acceder a estos diputados de su original, 1.5%, al 3% que perdura hasta la fecha. Así, como las cláusulas de impedimento de sobrerrepresentación de 8%.

La Cámara de Diputados en la Cuarta Transformación de la República

El primero de julio de 2018, las y los mexicanos concurrimos a las urnas para derrotar al viejo régimen. Treinta millones ciudadanos y ciudadanos rechazamos el modelo económico, político y social que imperó en México desde, por lo menos, 1982. La victoria se cristalizó en la forma de una nueva serie de políticas públicas y reformas constitucionales y legislativas que nos permitan transitar a un Estado social y democrático de derecho, el cual tiene por objeto proveer de bienestar, igualdad, libertad, justicia y felicidad a todas y todos los mexicanos.

En este sentido, no nos enfrentamos a una época de cambios, sino a un cambio de época. Para ello, es necesario transitar a un sistema democrático representativo, directo y sustantivo. Es decir, es fundamental discutir y aprobar las reformas que nos permitan consolidar una verdadera democracia popular.

En el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la Cámara de Senadores, estamos convencidos de este modelo. Conscientes que el pueblo ostenta originariamente la soberanía popular, que México es una democracia y que se debe gobernar desde el pueblo y hacia el pueblo consideramos necesario modificar el sistema de representación en la Cámara de Diputados. Por ello, en un espíritu democrático puro proponemos que ese órgano legislativo se integre exclusivamente mediante el sistema de representación proporcional. Con el pueblo todo, sin el pueblo nada.

Tabla comparativa

Texto vigente

Texto propuesto

Artículo 52. La Cámara de Diputados estará integrada por 300 diputados electos según el principio de votación mayoritaria relativa, mediante el sistema de distritos electorales uninominales, y 200 diputados que serán electos según el principio de representación proporcional, mediante el Sistema de Listas Regionales, votadas en circunscripcionales (sic DOF 15-12-1986) plurinominales.

Artículo 52. La Cámara de Diputados se integrará en su totalidad según el principio de representación proporcional, mediante el Sistema de Listas Regionales Abiertas, votadas en circunscripciones plurinominales según determinen las leyes.

Artículo 53. La demarcación territorial de los 300 distritos electorales uninominales será la que resulte de dividir la población total del país entre los distritos señalados. La distribución de los distritos electorales uninominales entre las entidades federativas se hará teniendo en cuenta el último censo general de población, sin que en ningún caso la representación de una entidad federativa pueda ser menor de dos diputados de mayoría.

Para la elección de los 200 diputados según el principio de representación proporcional y el Sistema de Listas Regionales, se constituirán cinco circunscripciones electorales plurinominales en el país. La Ley determinará la forma de establecer la demarcación territorial de estas circunscripciones.

Artículo 53. Se constituirán cinco circunscripciones electorales plurinominales en el país. La Ley determinará la forma de establecer la demarcación territorial de estas circunscripciones.

Artículo 54. La elección de los 200 diputados según el principio de representación proporcional y el sistema de asignación por listas regionales, se sujetará a las siguientes bases y a lo que disponga la ley:

  1. Un partido político, para obtener el registro de sus listas regionales, deberá acreditar que participa con candidatos a diputados por mayoría relativa en por lo menos doscientos distritos uninominales;
  2. Todo partido político que alcance por lo menos el tres por ciento del total de la votación válida emitida para las listas regionales de las circunscripciones plurinominales, tendrá derecho a que le sean atribuidos diputados según el principio de representación proporcional;
  3. Al partido político que cumpla con las dos bases anteriores, independiente y adicionalmente a las constancias de mayoría relativa que hubiesen obtenido sus candidatos, le serán asignados por el principio de representación proporcional, de acuerdo con su votación nacional emitida, el número de diputados de su lista regional que le corresponda en cada circunscripción plurinominal. En la asignación se seguirá el orden que tuviesen los candidatos en las listas correspondientes.
  4. Ningún partido político podrá contar con más de 300 diputados por ambos principios.
  5. En ningún caso, un partido político podrá contar con un número de diputados por ambos principios que representen un porcentaje del total de la Cámara que exceda en ocho puntos a su porcentaje de votación nacional emitida. Esta base no se aplicará al partido político que, por sus triunfos en distritos uninominales, obtenga un porcentaje de curules del total de la Cámara, superior a la suma del porcentaje de su votación nacional emitida más el ocho por ciento; y
  6. En los términos de lo establecido en las fracciones III, IV y V anteriores, las diputaciones de representación proporcional que resten después de asignar las que correspondan al partido político que se halle en los supuestos de las fracciones IV o V, se adjudicarán a los demás partidos políticos con derecho a ello en cada una de las circunscripciones plurinominales, en proporción directa con las respectivas votaciones nacionales efectivas de estos últimos. La ley desarrollará las reglas y fórmulas para estos efectos.

Artículo 54. (Se deroga)

Por lo anterior, someto a consideración de esta Honorable Asamblea el siguiente proyecto de

DECRETO:

Artículo Único: Se reforman los artículos 52, 53 y 54 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para quedar como siguen:

Artículo 52. La Cámara de Diputados se integrará en su totalidad según el principio de representación proporcional, mediante el Sistema de Listas Regionales Abiertas, votadas en circunscripciones plurinominales según determinen las leyes.

Artículo 53. Se constituirán cinco circunscripciones electorales plurinominales en el país. La Ley determinará la forma de establecer la demarcación territorial de estas circunscripciones.

Artículo 54. (Se deroga)

TRANSITORIOS:

Único: El presente decreto entrará en vigor el día siguiente a su publicación en el Diario Oficial de la Federación.


Presentado en el Salón de Sesiones de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión a los doce días de febrero de dos mil diecinueve.

Sen. Alejandro González Yáñez   y   Joel Padilla Peña

Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo

https://www.inegi.org.mx/app/areasgeograficas/?ag=00 Consultado el 6 de feberero de 2019

Jijphart, Arend. Patterns of Democracy. Pp 143. Yale University. 1999

Ibid, pp. 145