+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Consulta de: Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones



De los Senadores Víctor Oswaldo Fuentes Solís y Miguel Ángel Mancera Espinosa, con punto de acuerdo que exhorta al titular del Ejecutivo Federal a coordinarse con la Comisión Nacional de Salarios Mínimos para convocar a mesas de análisis, diálogo abierto y trabajo con los titulares de los gobiernos de las 32 entidades federativas, miembros de las cámaras empresariales, representantes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social y sociedad civil, con el objeto analizar la implementación de un plan de desarrollo integral para todo el país en donde se considere el aumento al doble del salario y la posible disminución del impuesto sobre la renta e impuesto al valor agregado.


SEN. MARTÍ BATRES GUADARRAMA
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
DEL SENADO DE LA REPÚBLICA
P R E S E N T E

 Los suscritos senadores, Víctor Oswaldo Fuentes Solís, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional y Miguel Ángel Mancera Espinosa del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXIV Legislatura en el Senado de la República, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, numeral 1, fracción II, 108, 109 y 276 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del Pleno de esta Soberanía, la siguiente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA DE MANERA RESPETUOSA AL TITULAR DEL EJECUTIVO FEDERAL PARA QUE POR CONDUCTO DE LA SECRETARIA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO SE COORDINE CON LA COMISIÓN NACIONAL DE SALARIOS MÍNIMOS PARA CONVOCAR A MESAS DE ANÁLISIS, DIÁLOGO ABIERTO Y TRABAJO CON LOS TITULARES DE LOS GOBIERNOS DE LAS 32 ENTIDADES FEDERATIVAS, MIEMBROS DE LAS CÁMARAS EMPRESARIALES, REPRESENTANTES DEL CONSEJO NACIONAL DE EVALUACIÓN DE LA POLÍTICA DE DESARROLLO SOCIAL (CONEVAL) Y SOCIEDAD CIVIL, CON EL OBJETO ANALIZAR LA IMPLEMENTACIÓN DE UN PLAN DE DESARROLLO INTEGRAL PARA TODO EL PAÍS EN DONDE SE CONSIDERE EL AUMENTO AL DOBLE DEL SALARIO Y LA POSIBLE DISMINUCIÓN DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA E IMPUESTO AL VALOR AGREGADO, lo anterior al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El salario constituye uno de los derechos de toda persona que provee de su trabajo mediante una relación laboral con un patrón, a través del cual puede disfrutar de una vida digna. Los ingresos fruto del trabajo de una persona le deben permitir que cubra sus necesidades básicas de alimentación, vivienda, salud, educación, entre otras, no solo para sí misma, sino también para su familia, por lo que, en ese sentido, tal derecho está relacionado directamente con el goce y la satisfacción de diversos derechos humanos. [*]

El concepto de salario o ingreso mínimo de los trabajadores tiene sus orígenes en 1890, en Nueva Zelanda y Australia. Fue motivado por la problemática padecida por los trabajadores, especialmente mujeres y jóvenes, cuya remuneración era tan baja que no les permitía lograr la autosuficiencia para ellos y sus familias. Esta figura protectora se difundió y ha sido adoptada por diversos países, entre ellos México, contenido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Título Sexto, Del Trabajo y la Previsión Social artículo 123, Apartado A, fracción VI, párrafo segundo que a la letra establece lo siguiente:

Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para promover la educación obligatoria de los hijos. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas.

Así, el salario mínimo general diario en el país está fijado en 88.36 pesos; lo que se traduce en dos mil seiscientos ochenta y seis pesos con catorce centavos mensuales, dicha cifra representa que México sea uno de los países más bajos en Latinoamérica.

Cabe señalar que, en nuestro país, vivimos en una economía abierta, esto es lo que ha limitado en gran medida la inflación. Los precios internacionales frenan el aumento desmedido de precios en el país.  Por lo que la fijación de un salario mínimo mayor no tendrá un impacto inmediato en esta variable económica.

La economía mexicana tiene gran complementariedad con las economías de América del Norte y por ello se ha convertido en una gran potencia exportadora. La mayoría de las empresas exportadoras pagan salarios superiores al mínimo y ello abona a que ante un posible incremento en el salario no afecte a las empresas.

Asimismo, las empresas orientadas al mercado interno se verán beneficiadas por la mayor capacidad de consumo de los hogares de los trabajadores que ganan sólo salario mínimo.

Los beneficios a los pequeños y medianos empresarios serán importantes porque  de acuerdo a las estadísticas de las cotizaciones en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el sueldo promedio de los trabajadores está muy cerca de la línea de bienestar.

Con ello se podría generar mayor poder adquisitivo e incentivar el empleo formal, ocasionando mayor dinamismo en el mercado interno lo que dará beneficios a las pequeñas y medianas empresas del país. El reconocido economista, Santiago Levy, refiere que el mayor problema del crecimiento en México está íntimamente relacionado con la informalidad laboral.

Mucho se ha dicho en razón de que si ¿el aumento del salario afectará la competitividad del país en el mercado internacional? La respuesta a dicho cuestionamiento es no, dado que el referente en el nivel de precios en una economía abierta son los precios internacionales. Nuestros socios comerciales de América del Norte tienen salarios notoriamente superiores al que se fijaría en la línea de bienestar.

De los países miembros de la OCDE México tiene el salario mínimo más bajo, de apenas 88.36  pesos diarios. Chile, penúltimo en la lista, tiene un salario de 263 pesos diarios. De acuerdo con estimaciones de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) el salario mínimo en México ha sufrido una devaluación del 70% para adquirir la canasta básica, cubrir educación y vivienda.

Comparación internacional y evolución temporal del salario real mexicano

El salario mínimo de México comparado con los de la OCDE es un “outlier” extremo: equivale a la cuarta parte que el del penúltimo país, Chile.

  • La evolución del salario mínimo actual a lo largo del tiempo comprueba que se ha desvirtuado y ya no funciona como indicador de salario digno, sino como indicador financiero de contratos, obligaciones de pago, créditos y otras medidas legales.  
  • Durante los últimos 25 años el salario cayó 70% (especialmente de 1976 a 1988). En la actualidad se ha logrado contener su caída e incluso tuvo una ligera recuperación.  
  • En México, la evolución del salario real no ha coincidido con la evolución de la productividad.  
  • Entre 1976 y 1995 la productividad del salario decayó significativamente (-14.4%), y el salario también disminuyó, aunque a un ritmo cinco veces más acentuado (-71.3%).  
  • En cambio, entre 1995 y 2010, la productividad del salario aumentó significativamente (+21.6%) sin que el salario también se recuperara, y de hecho siguió deteriorándose (-7.1%) en sentido inverso a la recuperación de la productividad.  
  • La elevación de los salarios mínimos no necesariamente es una política populista y nociva, y sí puede ser una política responsable y benéfica.  
  • Por sólo mencionar un ejemplo, se destaca el análisis de la revista The Economist y las recomendaciones de política pública del Fondo Monetario Internacional.  
  • The Economist cambió su posición tras revisar la evidencia reciente en el Reino Unido y países de la OCDE: “Aumentar el salario mínimo produce poco daño y puede generar muchos beneficios”.  

Además de lo anterior, resulta relevante señalar que la caída de los salarios en México poder en evidencia que los procedimientos establecidos para su revisión no solo son ineficientes, sino contrario a los derechos de los trabajadores.

Ante esta problemática, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó un plan de desarrollo integral para 15 municipios del país, siendo cinco de ellos fronterizos. En mencionado plan se establece el aumento al salario mínimo al doble en la frontera, así como la reducción del ISR al 20% y el IVA al 8% para el 1 de enero de 2019.

En este sentido, permitirá un impacto positivo en las familias, toda vez que habrá un aumento del salario al doble; reducción en el ISR e IVA.

Lo anterior sin duda es un gran paso, pero se debe tener en consideración que los estados del país con mayor rezago e índices de pobreza y desigualdad son los estados del sur del país, donde, de acuerdo a CONEVAL en  2017 3 millones 961 personas viven en situación de pobreza extrema en Chiapas; 2 millones 662 en Oaxaca y; 2 millones 615 en Guerrero. [*]

El párrafo anterior adquiere relevancia por la legitima preocupación del aumento al doble del salario mínimo y la reducción de impuestos solo para la zona norte del país sin considerar la zona sur y centro del país.

Ante este escenario los suscritos creemos que es momento de tomar la palabra al Presidente de México y emprender acciones radicales que permitan garantizar a las familias mexicanas un nivel de vida digno, para hacer realidad este derecho se requiere abrir al debate público con la participación del sector empresarial, político, gubernamental y sociedad civil para dar solución a esta demanda ciudadana.

Por lo anteriormente expuesto, los suscritos senadores sometemos a la consideración de esta soberanía la siguiente proposición de urgente resolución con:

PUNTO DE ACUERDO

Único. El Senado de la República exhorta de manera respetuosa al titular del Ejecutivo Federal para que por conducto de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público se coordine con la Comisión Nacional de Salarios Mínimos para convocar a mesas de análisis, diálogo abierto y trabajo con los titulares de los gobiernos de las 32 entidades federativas, miembros de las cámaras empresariales, representantes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) y sociedad civil, con el objeto analizar la implementación de un plan de desarrollo integral para todo el país en donde se considere el aumento al doble del salario y la posible disminución del Impuesto Sobre la Renta e Impuesto al Valor Agregado.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República a 13 de diciembre de 2018.

Atentamente

SEN. VÍCTOR OSWALDO FUENTES SOLÍS         SEN. MIGUEL ÁNGEL MACERA ESPINOSA


[*] Salario Mínimo y Derechos Humanos, CNDH México.

[*] https://coneval.org.mx/Paginas/principal.aspx