+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Consulta de: Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas



De los Senadores Pedro Miguel Haces Barba y Miguel Ángel Navarro Quintero, del Grupo Parlamentario del Partido Morena, con proyecto de decreto que adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE HACIENDA Y CRéDITO PúBLICO Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.


La presente iniciativa tiene por objeto regular el crédito de nómina con cobranza delegada como un subtipo de las operaciones de apertura de crédito y el “Convenio de Retención para el Crédito de Nómina con Cobranza Delegada”.

Honorable Asamblea:

El que suscribe, Miguel Ángel Navarro Quintero,  Senador  de  la  LXIV  Legislatura  del Congreso  de  la  Unión  por  el  Grupo  Parlamentario  del  Partido  MORENA, en ejercicio de la facultad conferida en los artículos 71, fracción II, y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículos 8, apartado 1,  fracción  I;  164  y  172  del  Reglamento  del  Senado  de  la  República, someto  a  consideración  del  pleno  de  la  Cámara  de  Senadores, el Proyecto de Decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los usuarios de los Servicios Financieros, (CONDUSEF), en junio de 2013 presentó el documento “Calificador de información de crédito de nómina- Crédito para adultos mayores y pensionados”, a efecto de tener una evaluación  sobre el “Crédito de Nómina”, mismo que ha señalado que el crédito de nómina, “…es el crédito simple que las instituciones financieras otorgan a los trabajadores, cuya garantía es que reciben su salario periódicamente y en todos los casos los pagos se realizan en las mismas fechas de su recepción”.

El documento de CONDUSEF señala que existen alrededor de 5 millones de contratos y representa una cartera de 122 mil millones de pesos sólo en bancos y alrededor de 25 mil millones en SOFOMES E.N.R. [*]

De la información obtenida por la Comisión  Nacional para la Protección y Defensa de los usuarios de los Servicios Financieros, se muestra que actualmente en esta modalidad del crédito no regulada en la Ley de Títulos e  Instituciones de Crédito existen 73 Instituciones que otorgan dicho servicio crediticio, siendo 45 Sofom Entidades No Reguladas, 13 Bancos, 13 Entidades de Ahorro y Crédito Popular, 1  Sociedad Financiera de Objeto Múltiple, (SOFOMES  y 1 Sociedad Financiera de Objeto Limitada (SOFOL).

Durante los últimos años el H. Congreso de la Unión ha aprobado diversas iniciativas de reforma a leyes financieras, para incrementar la transparencia y promover la competencia, así como para fomentar la inclusión de la población de menores recursos al sistema financiero y proteger a los usuarios de los servicios financieros.

Una de las preocupaciones de los legisladores ha sido el abuso que entidades no reguladas puedan tener con los usuarios de servicios financieros en cuanto a la contratación de servicios financieros, por lo que el objeto de esta reforma es fortalecer la facultad del Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores  para su tipificación, regulación y alcance del crédito de nómina.

El 25 de mayo de 2010 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto mediante el cual se reforma, entre otras, la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros.

Entre los referidos principios, destacan por su importancia,   que la información que recibe el público acerca de los servicios financieros sea clara y transparente, expresada en un lenguaje sencillo y comprensible y que dicha información esté contenida en los contratos de adhesión y disponible en las sucursales a través de carteles, listas y folletos. 

Si bien se ha avanzado en procesos de regulación no existe un marco legal suficientemente amplio  que permita que  entidades no reguladas por el Banco de México se sometan  a un proceso que  vele  en que no existan abusos hacia los usuarios de los denominados créditos de descuento a nomina

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La presente iniciativa plantea la regulación del “crédito de nómina” como un tipo de acto jurídico nominado por ley, en donde se determina su naturaleza especial y se regulan los derechos y obligaciones entre las partes que celebran dicho acto jurídico, al tiempo que también se incorporan otros aspectos de tipo regulatorio al desarrollo de tales actividades, en particular, por darles el carácter de actividad reservada para solo y exclusivamente poder ser desempeñadas por instituciones de crédito sujetas a la regulación y supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores

La CONDUSEF ha señalado en el documento referido en los antecedentes que  hizo un comparativo, donde se evaluaron 73 instituciones, a efecto de conocer créditos de nómina  otorgados a personas cuya edad rebasa los 60 años de edad o bien se encuentran pensionados, teniendo una evaluación sobre diversos criterios entre Bancos, Sofomes, Entidades de ahorro y crédito popular y Sofoles. Derivado de la evaluación de contratos de Productos y Servicios Financieros, se detectó que existen cláusulas que pueden afectar los intereses del usuario, por  tener cláusulas abusivas y cláusulas ilegales en los contratos.

Con esta iniciativa se pretende proteger de los abusos que los trabajadores son objeto por parte de instituciones que no cuentan con un sistema de regulación y de protección efectiva a sus derechos como usuarios de los servicios financieros, a efecto de que el otorgante del crédito de nómina pueda  realizar dichas actividades, siempre y cuando tengan la calidad de entidades reguladas en términos de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, ya que solo con respecto de este tipo de Sofomes existen las facultades necesarias con tales fines en favor de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores con respecto a los bancos.

Cabe mencionar que no serán considerados como créditos de nómina, los créditos que otorgan el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) y el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Infonacot), los cuales continuarán siendo regulados al amparo de las leyes aplicables a dichos Institutos y Fondo, lo anterior, a fin de dejar en claro que no se modifica su régimen legal vigente y en virtud a que mantendrán su mejor privilegio en el orden al cobro que los créditos de nómina.

DE LA NECESIDAD DE  REGULAR  LOS CRÉDITOS DE NÓMINA EN BENEFICIO DE LAS Y LOS TRABAJADORES

La aplicación del referido “descuento” al salario para el pago de los créditos de nómina, no contraviene lo señalado en las disposiciones laborales, siendo necesario distinguir entre tres relaciones jurídicas distintas: i) la relación laboral trabajador-patrón, ii) la relación civil mandante-mandatario, y iii) la relación comercial acreditante-acreditado.

Se debe diferenciar el actuar del patrón en dos momentos y actos jurídicos simultáneos pero distintos. Primero se da el pago del salario derivado de una relación laboral y después se realiza el pago del crédito a nombre por cuenta y con cargo al trabajador, derivado de una relación contractual de mandato.

El hecho de que los dos actos se den al mismo tiempo o de forma simultánea e imperceptible, no significa por ese sólo supuesto se esté haciendo un “descuento” con base en los recursos (salario y otros asociados) que son propiedad del deudor. Ello evidencia que se trata de dos relaciones jurídicas reguladas por dos regímenes de derecho diversos.

b)  Existe pleno consentimiento y voluntad de las partes (trabajador, patrón y acreedor) a través de un mandato irrevocable, por el que el trabajador otorga al patrón una orden de pago para que cubran los montos correspondientes al acreedor. En este sentido, es fundamental el mandato que otorgue libremente el trabajador, pues dicha orden es la base jurídica para el actuar del patrón como mandatario del trabajador. Es decir, se entrega al trabajador su salario íntegro pero, por un acto voluntario del mismo, el patrón es quien hace los pagos respectivos al acreedor.

c)   El trabajador goza de plena libertad de contratación y para disponer de su salario de la forma que más convenga a sus intereses, ya que así lo permite expresamente el artículo 98 de la Ley Federal del Trabajo, de conformidad con lo siguiente:

“Artículo 98.- Los trabajadores dispondrán libremente de sus salarios. Cualquier disposición o medida que desvirtúe este derecho será nula.

En ese sentido, ninguna persona, incluido el patrón, podría limitar al trabajador el uso, goce y disfrute de su salario, por lo que el trabajador tiene derecho a disponer de su salario de la forma que más le convenga. Por ello, es legítimo que el trabajador libremente instruya al patrón para que en su nombre entregue cierta cantidad de dinero de su salario al pago del crédito que contrajo con el oferente del crédito.

Sin embargo,  los contratos que efectúan particulares  con los  trabajadores han presentado diversos abusos por no ser  entidades reguladas y supervisadas de manera eficiente por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y por el Banco de México, tal y como la CONDUSEF, concluyó del análisis de los contratos derivados por este tipo de relaciones contractuales. Dicha evaluación se resume en el cuadro siguiente, sobre las cláusulas ilegales que la CONDUSEF, encontró en 26 contratos de nómina que los usuarios tienen con una diversidad de instituciones reguladas y no reguladas.


Cláusulas ilegales en los contratos

Entrega de saldo a favor que el cliente pudiera tener posterior al momento de la cancelación del crédito.

Condicionan la celebración del crédito a la contratación de otro producto o servicio, no siendo un paquete integral.

Se cobran por adelantado los intereses del crédito, aun cuando no haya transcurrido el periodo en que se generaron y en particular en caso de realizar pagos adelantados o liquidar el crédito de manera anticipada.

Si no lo consideran necesario, no emite respuesta a la consulta o reclamación del usuario.

El contrato prevé el establecimiento de nuevas comisiones o el incremento de las ya existentes.

No permiten el pago anticipado o adelantado del crédito.

Se establece que el cliente se obliga a pagar gastos legales y que se ocasionen en caso del incumplimiento de sus obligaciones de pago, siendo que el pago de gastos legales solo pueden ser dictados en sentencia por una autoridad judicial.

En el caso de dejar de laborar, deberá de liquidar con su finiquito el adeudo con la entidad financiera.

El cliente podrá hacer pagos parciales en cualquier momento, de manera anticipada, sin pena ni premio, siempre y cuando vaya al corriente en todos y cada uno de sus pagos. Las cantidades pagadas se aplicarán conforme a lo establecido en la cláusula “PRELACIÓN DE PAGOS”… PRELACIÓN DE PAGOS.- … se aplicarán las cantidades que reciba en pago por orden de vencimiento conforme al orden siguiente: gastos de cobranza, y su IVA, comisiones y su IVA, intereses ordinarios y su IVA, y capital.

 

DE LA NECESIDAD DE QUE EXISTA UN MARCO LEGAL ADECUADO DEL CRÉDITO DE NÓMINA

Existen precedentes judiciales que confirman la licitud de los cargos que se hacen al salario, para cualquier caso o causa, sea que se encuentre o no dentro o fuera de las excepciones que se contemplan en las leyes en materia laboral, siempre que conste la conformidad del trabajador al respecto. Son de citarse las resoluciones judiciales siguientes:

  • Dentro de las excepciones que la Ley Federal del Trabajo contempla a fin de poder efectuar descuentos de nómina, sobresale la relativa a los que se hacen para el pago de cuotas para la constitución y fomento de sociedades cooperativas y de cajas de ahorro, siempre que los trabajadores manifiesten expresa y libremente su conformidad para que éstos se efectúen. Toda vez que no existe obligación para los trabajadores de constituir sociedades cooperativas o de participar en cajas de ahorros, la ley exige que exista la conformidad expresa del trabajador para que puedan efectuarse los descuentos. Este criterio se sustentó en una antigua jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Toca 1008/35/2ª. Agustín Padilla). 
  • En otra ejecutoria de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el supuesto de que un trabajador no haya expresado su conformidad en cuanto a anticipos de salario, pagos hechos con exceso, errores, pérdidas, averías, compra de artículos o rentas, no puede estar relevado de los descuentos para cubrir dichos adeudos, pues de admitirse la tesis se autorizaría un enriquecimiento sin causa por parte del trabajador. Dice la ejecutoria que “basta su conformidad con los mismos (cargos)” sin que sea requisito indispensable que exista consentimiento expreso del trabajador para que se le hagan los descuentos. (Amparo directo 1829/36/1ª/., Ferrocarriles Nacionales de México). 
  • La Suprema Corte de Justicia de la Nación interpreta las normas relativas al salario en conexión con la existencia o inexistencia de la relación de trabajo. Por ejemplo, en una tesis la Corte estableció que si las deudas contraídas por el trabajador con el patrón no se encuentran dentro de los casos de excepción que prevé la Ley Federal del Trabajo (Artículo 110 fracción I) pueden ser exigibles y susceptibles de generar intereses conforme a lo pactado por las partes. Una de las razones para esta interpretación es que el alto tribunal consideró que los dispositivos legales que protegen el salario no limitan la capacidad contractual de las partes, cuando exista entre ellas una relación laboral. (Décimo Tercer Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito, Tomo XXIV, Diciembre de 2006, Pág. 1327).  
  • Otra decisión jurisprudencial determina que las deudas de trabajo a que se refiere la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos son aquellas contraídas exclusivamente con motivo del nexo laboral. Basado en la interpretación histórica y sistemática que realizó la Corte, al resolver el amparo en revisión 1401/2003, se fijó una tesis que precisa el alcance de la disposición de protección al salario y el poder adquisitivo de los trabajadores. La conclusión es que las deudas contraídas por los trabajadores a favor de sus patronos se refieren a las que derivan directamente del nexo laboral y no por cualquier otra obligación que contraigan los trabajadores a favor de sus patrones, que pudiera generar un derecho crediticio a favor de éstos. Dice el Poder Judicial Federal que aun cuando el primer párrafo del artículo 110 de la Ley Federal del Trabajo prohíba los descuentos en el salario de los trabajadores, solo esa parte del artículo representa las deudas contraídas por los trabajadores a favor de sus patronos surgidas inmediata y directamente del vínculo laboral. A contrario sensu, las excepciones o salvedades previstas en las fracciones I a VII constituyen supuestos que no están protegidos por la previsión de protección al salario y el poder adquisitivo de los trabajadores y por consiguiente, son las que representan las deudas contraídas por los trabajadores a favor de sus patrones que no surgen directa e inmediatamente al vínculo laboral. Ahora bien, si se sigue la argumentación de la Corte por mayoría de razón se puede colegir que los trabajadores pueden contraer deudas, además de las que ocurran con sus patrones, con terceros que no derivan de una relación de trabajo, en el ámbito de autonomía de la voluntad y libertad que como derecho fundamental forma parte del patrimonio jurídico de cualquier ciudadano y consecuentemente de los trabajadores. Es decir los trabajadores pueden contraer deudas derivadas de créditos obtenidos, que no tienen liga o vinculación directa o indirecta con la relación de trabajo que mantienen con sus patrones o empleadores. (Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa del Cuarto Circuito, Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro XIX, Abril de 2013, Tomo 3, Pág. 2111, Tesis Aislada laboral). 
  • Otra tesis en materia constitucional-laboral estableció el criterio de que las deudas de trabajo que prevé la Constitución Política son exclusivamente contraídas con motivo del nexo laboral. Conforme a esta tesis, si un trabajador contrajo voluntariamente una deuda con motivo de un contrato de mutuo con interés con garantía hipotecaria para adquirir un inmueble ese evento no nació directamente del nexo de trabajo y consecuentemente, los intereses que se generen en la amortización del crédito no están prohibidos en términos de artículo 11 de la Ley Federal del Trabajo, al ser uno de los casos de excepción para su cobro. (Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa del Cuarto Circuito, Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro XIX, Abril de 2013, Tomo 3, Pág. 2112, Tesis Aislada Constitucional-Laboral). 

Una vez observada, que el crédito de nómina cumple con los elementos que la Corte ha  interpretado en diversos elementos,  es incongruente que  la  Legislación vigente de  Instituciones de crédito no contemple su figura. Esto  ha derivado en abusos, tal como lo ha documentado la CONDUSEF que encontró un total de 17 cláusulas abusivas en 26 contratos de los productos de crédito y crédito para adultos mayores de conformidad con el cuadro siguiente:


Cláusulas abusivas en los contratos

Malas prácticas de cobranza, el cobro del adeudo se le requerirá por medios publicitarios, los gastos que esta cobranza provoque deberán ser pagados por el cliente.

Establecen horarios para la acreditación de pagos.

Se cobran intereses moratorios y comisión por pago tardío, no pago, cobranza o cualquier otro concepto equivalente.

Cuando el cliente deje de laborar tiene 48 horas para liquidar el crédito.

Efectúan cargos en cuenta para liquidar cualquier adeudo a favor de las instituciones financieras.

Cobran intereses moratorios sobre saldos insolutos.

En caso de que el patrón no realice el descuento en las fechas establecidas es obligación del cliente realizar los pagos correspondientes en la cuenta que la Sofom señale.

Cobran comisión por pago anticipado.

Si el cliente deja de laborar para su patrón la institución financiera puede dar por terminado el contrato.

Establece que si la Empresa para la que labora el acreditado no paga a la Acreditante, la obligación de pago seguirá siendo del acreditado a pesar de que el descuento ya se haya hecho a su nómina.

Si el cliente da aviso de que realizará un pago anticipado, lo obligan a efectuarlo.

Dan por vencido anticipadamente el crédito si el cliente se atrasa con otros créditos en la Institución financiera.

La Institución le prohíbe al acreditado realizar pagos parciales anticipados.

En caso de que el acreditado realice pagos en exceso, la Institución lo aplicará como pago adelantado y no como amortización a capital.

Condiciona la terminación del crédito a la cancelación de la cuenta de nómina.

 

DE LA  REGULACIÓN INTERNACIONAL EN MATERIA DE INSTITUCIONES FINANCIERAS NO BANCARIAS

La Junta de Estabilidad Financiera Mundial (Financial Stability Board, FSB) [*] y el Grupo de los 20, como consecuencia de la crisis financiera internacional de 2007-2008 a 2014 emitieron recomendaciones en dichos años y  subsecuentes (2017) relativas a las materias de la regulación y supervisión de los sistemas financieros, [*] en donde entre una serie de materias diversas se consideraba de suma importancia diseñar regulación y mecanismos de supervisión que permitieran implementar políticas y lineamientos relativos a la organización y funcionamiento de las denominadas instituciones financieras no bancarias, tendientes a la procuración de la estabilidad y solvencia de dichas instituciones, así como para poder analizar y monitorear el riesgo que pudieran estarle generando al sistema financiero en su conjunto y vigilar su situación contable y económica, y muy destacadamente, con respecto al llamado nivel de apalancamiento del capital contable en relación a los pasivos que dichas instituciones no bancarias llegan a asumir en su operación; lo anterior, en virtud de la evidente interconexión de los riesgos de crédito y de mercado que se han gestado entre los diversos integrantes de los mercados financieros nacionales y globales (el riesgo sistémico).

La implementación y el resultado de la instrumentación de tales recomendaciones internacionales, puede identificarse en las reformas legales que en materia financiera el Congreso de la Unión aprobó y fueran publicadas por el Ejecutivo Federal en el mes de enero de 2014, al amparo del cual se fortaleció la regulación aplicable para las denominadas instituciones financieras no bancarias, en sus diversos nichos de mercado y, en lo particular, tratándose del caso relativo a las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), en razón a lo siguiente:

a)  Antes de la citada reforma, las Sofomes podían constituirse libremente, mientras que con la reforma en vigor, únicamente serán consideradas legalmente como tales, aquellas que previamente cuenten con un registro vigente ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al tiempo que se precisan los requisitos para obtener el citado registro, destacándose, entre otros, los siguientes:

  • El objeto principal sea realizar en forma habitual y profesional una o más operaciones de crédito, arrendamiento financiero o factoraje financiero. 
  • En forma complementaria al objeto principal podrían realizar las actividades siguientes: i) administrar otras carteras crediticias, y ii) celebrar arrendamientos puros sobre bienes muebles o inmuebles, limitándose estas actividades hasta por el importe del 30% del total de sus ingresos. 
  • En el caso de Sofomes no reguladas, cuenten previamente al otorgamiento del Registro, con un dictamen técnico favorable de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en materia de prevención al lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, dictamen que es renovable cada 3 años. 

b) Adicionalmente y, por virtud de dicha reforma, el concepto de aquellas Sofomes que habrán de ser consideradas como “reguladas” se amplió a fin de quedar comprendidas las siguientes:

  • Aquéllas que tengan vínculo patrimonial con instituciones de crédito, sociedades financieras populares (niveles I a IV), sociedades financieras comunitarias (niveles I a IV), sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (niveles I a IV) o uniones de crédito. 
  • Aquéllas que emitan valores de deuda a su cargo inscritos en el Registro Nacional de Valores, siendo esta reforma una de las de mayor trascendencia para el monitoreo y vigilancia del aporte de riesgo de crédito y mercado, interconectado, con el resto del Sistema. 
  • Aquéllas que voluntariamente se adecuen a la regulación que les resulta aplicable a las Sofomes que tengan legalmente tal carácter, previa aprobación discrecional de la CNBV, para lo cual deberán acreditar cumplir, entre otros supuestos, con los requisitos siguientes: i) su capital social sea de 2´588,000 udis, y ii) tengan 3 años continuos operando como Sofomes. 

Sin embargo y, por cuanto hace a la regulación en materia de desarrollo y fomento a la competitividad de las instituciones financieras no bancarias y, en particular de las citadas Sofomes no reguladas, aún se encuentra poco desarrollada la regulación, siendo del todo relevante fomentar la participación activa de instancias especializadas en determinados nichos de mercado del Sistema Financiero, sobre todo en el segmento del crédito, dado que la competencia es un incentivo claro para proveer mejores y más servicios de intermediación crediticia que favorezcan la innovación y la calidad de los productos.

Por otra parte, según se observa en la prensa escrita, que la causa fundamental del incremento en la morosidad de su cartera crediticia no se explica en razón de la insuficiencia del medio o la fuente de pago que es el salario de los trabajadores y, de ahí el nombre de dicho tipo de crédito (nómina), sino por las dificultades que enfrentan los acreedores para lograr una eficiente cobranza a través de los patrones, quienes suelen prestar el servicio de aplicación del pago del crédito con cargo al sueldo de sus empleados, a fin de facilitar la recuperación de los préstamos respectivos. Sin embargo, del crédito de nómina, se ha llegado a decir, para este tipo de préstamos, que son más seguros para los acreedores que otro tipo de créditos, dada la prioridad de cobro y que por tanto, el riesgo subyacente de este tipo de operaciones tiene mitigantes más fuertes que otros financiamientos considerados dentro del mismo concepto (créditos de consumo).

Es de señalarse que el Consejo de Estabilidad Financiera de México, ha considerado importante impulsar la implementación de una línea de trabajo que permita localizar claramente las actividades financieras relacionadas con el otorgamiento de crédito de nómina, como un tipo de financiamiento especial y particularmente regulado, todo ello con el propósito de:

a)  Que al independizar esta actividad crediticia de otras actividades consideradas dentro del renglón de “créditos al consumo no revolventes” (en donde tradicionalmente se les clasifica), diferenciándolo así de dicha clase de créditos y de los de tarjeta de crédito, lo cual permitiría desarrollar indicadores de riesgo que cuantifiquen sus efectos sobre el Sistema Financiero en su conjunto, y

b)  Que al identificar la importancia de estas actividades en el sector real, entonces se pueda incidir mediante el desarrollo de políticas económicas en forma favorable en determinados segmentos de la economía del país, dando así lugar a la satisfacción de necesidades en los mercados de trabajo e impulso a la inclusión financiera de las personas, así como desarrollo a la influencia que este nuevo producto puede tener en la competitividad del Sistema Financiero, propiciado por el mero incremento de la competencia, fuentes alternativas de crédito e inversión.

Debe mencionarse que si bien las operaciones de otorgamiento de crédito son actividades libres y pueden ser realizadas por cualquier persona, se estima que los créditos de nómina dada su estrecha relación con el salario de los trabajadores,  resulta fundamental contemplar tanto la reserva de ley a la que arriba se alude, como prever mecanismos de supervisión eficientes y profesionales para poder generar condiciones mínimas que procuren el cumplimiento de su objetivo.

Actualmente, resulta ser conocido que la industria del crédito de nómina, fundamentalmente representada por Bancos y Sofomes, utilizan para el otorgamiento de dichos financiamientos figuras jurídicas diversas, tales como contratos de apertura de crédito, de préstamo mercantil de dinero y de mutuo de dinero con intereses, pactando como medio o fuente de pago del empréstito, la suma de dinero que sus acreditados reciben en concepto de salario y de otros conceptos vinculados a las prestaciones de carácter laboral; al tiempo que también se instrumentan otros actos jurídicos, a fin de lograr incrementar la seguridad de dicho medio o fuente de pago, en particular, mediante la celebración de un mandato irrevocable suscrito por los acreditados o deudores respectivos, en donde se instruye al patrón efectuar el o los pagos relativos al crédito o préstamo de que se trata, ello con base en cargos parciales y periódicos que sobre el salario correspondan realizar y hasta la total liquidación del adeudo. Es por ello la necesidad de que sea la Comisión Nacional Bancaria y de valores que regule  el tipo de contratación que evite cláusulas abusivas e ilegales tal como lo demostró la CONDUSEF

DEL MARCO JURÍDICO QUE SE PROPONE MODIFICAR

La presente iniciativa propone adiciones a la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito en dos grandes líneas:

a)  Regular expresa y particularmente el crédito de nómina con cobranza delegada, como un subtipo de las operaciones de apertura de crédito,   en la forma siguiente: i) apertura de crédito simple, ii) apertura de crédito en cuenta corriente, y iii) apertura de crédito de nómina con cobranza delegada.

  • Tendría la naturaleza de contrato de apertura de crédito con la modalidad de crédito de nómina con cobranza delegada. 
  • Para el objeto directo de la obligación, es decir, la obligación a cargo del acreditado de restituir la suma de dinero materia del contrato de apertura de crédito, es posible pactar libremente que dicho pago se efectúe constituyendo en favor del acreedor, un medio o fuente de pago especialmente designada. 
  • La reforma plantea limitar la participación de uno de los elementos personales del contrato a instancias que tengan el carácter de instituciones de crédito o de sofomes reguladas, a fin de hacer posible los propósitos de política económica planteados por el Consejo de Estabilidad Financiera de México. 

Siendo una operación de crédito y según la tradición mercantil, la celebración de dichas operaciones es libre para cualquier persona; sin embargo, así como sucede para el caso del cheque, certificado de depósito y del fideicomiso, en donde la propia Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito reserva para los bancos y ciertas entidades financieras, respectivamente, la posibilidad de habilitar su libramiento (en el caso del cheque) su emisión (en el caso del certificado de depósito) o su celebración y perfeccionamiento (en el caso del fideicomiso), igualmente para el caso de esta iniciativa, se plantea reservar la operación de crédito de nómina a ciertas entidades financieras, a fin de con ello garantizar que los trabajadores cuenten con un marco que proteja de los abusos en los contratos de cláusulas abusivas o ilegales tal como lo ha demostrado la CONDUSEF.

  • Entre las sanas prácticas de mercado a que se alude, se propone la adopción de estipulaciones especiales para regular limitaciones al monto de los pagos parciales y periódicos de los créditos,   como una medida de protección a los acreditados, de conformidad con lo siguiente:  

1.   Contemplar se estipulen esquemas de pagos mínimos, en donde con cada pago pueda el acreditado amortizar parte de la suerte principal del crédito a su cargo, a fin de con ello prevenir el pago excesivo de intereses, así como evitar que los plazos para la liquidación de los saldos insolutos se extiendan fuera de condiciones razonables o en forma indefinida.

2.   Contemplar se estipulen esquemas de cargos máximos al sueldo o salario para el pago de los créditos, a fin de proteger la sustentabilidad del medio de vida del acreditado y deudor, sin perjuicio de igualmente proteger la viabilidad y recuperación o cobranza del propio crédito, mediante el establecimiento de una fórmula que determine con claridad la capacidad de endeudamiento total y de la capacidad total de pago del trabajador, pero en el entendido de que las limitaciones de que se trata solamente habrán de ser aplicables para cuando la fuente de pago del crédito de nómina se establezca en favor de los acreedores a través del esquema del “convenio de instrucción de pago por libranza” a que la presente iniciativa se refiere, es decir, tales limitaciones no constituirán una limitación a la capacidad de asunción de deudas a cargo de persona alguna, sino exclusivamente un mecanismo de restricción aplicable al girado en el convenio de instrucción de pago por libranza, que lo habrá de legitimar o no para realizar o no una deducción al salario y, en su caso, efectuar el entero del recurso correspondiente.

b)  Regular el “Convenio de Retención para el Crédito de Nómina con Cobranza Delegada”   en razón a lo siguiente:

  • Una razón jurídica, dado que el servicio se califica en la definición como que se presta en interés del beneficiario, y 
  • Una razón de hecho, consistente en la circunstancia de que la promoción del crédito de nómina con cobranza delegada y de las diligencias de cobro, son en interés del beneficiario, quien, al tiempo, también es quien sugiere al patrón en la operación cotidiana, la celebración del propio convenio a fin de facilitarse la cobranza. 

Por otra parte, se determina la naturaleza del convenio como uno de prestación de servicios, pues el prestador de este no paga una deuda propia, sino que realiza la entrega del recurso objeto del pago. Por otra parte y, de la definición legal planteada para el convenio, puede colegirse lo siguiente:

  • Que el convenio es consensual. 
  • Que la prestación del servicio se encuentra sujeta a la condición de que un tercero emita instrucciones de pago; en la especie el deudor. 
  • Que no se prejuzga sobre el tipo de crédito materia de pago, en donde admite el crédito de nómina con cobranza delegada u otros tipos de créditos. 
  • Que dado el hecho de que la instrucción de pago se emitiría exclusivamente al amparo del convenio celebrado a “propuesta” del acreedor de los créditos objeto de dichas instrucciones, y que éste adquiere tanto el carácter de beneficiario de la instrucción como a la vez parte en el convenio, resulta ser jurídicamente posible determinar nuevos efectos a las relaciones que se surtan en la ejecución del convenio mismo, a saber: 
  • Una vez que se efectúe el cargo de los recursos que integran el medio de pago del crédito de nómina con cobranza delegada objeto de la instrucción de pago,  se establecería en las normas jurídicas un efecto extintivo, parcial o total, según sea el caso, de la obligación de pago del crédito, dado que al efectuarse tal cargo y la instrucción de pago haber sido emitida al amparo del convenio, habría un hecho jurídico oponible al acreedor y beneficiario de la instrucción de pago, dada la conexión jurídica de la instrucción de pago de pago al convenio y al crédito. Ello dará certeza y seguridad jurídica al trabajador. 
  • Al amparo del convenio y por virtud de la ley, tendría base sólida el regulatoriamente determinar que en caso de que el prestador del servicio no diera cumplimiento en tiempo y forma a la instrucción de pago, pese a ya haber sido hecho el cargo al salario, que se reconozca, dado el efecto extintor del pago del crédito, el nacimiento de una nueva obligación por “novación de objeto” a cargo del prestador del servicio en calidad de depositario de los recursos de dinero que se adeudan al beneficiario, quien en tal supuesto y ya no como acreedor del crédito (en su parte extinta, sea parcial o total) sino como beneficiario del depósito, tendría acción ejecutiva en contra de aquél. 

Por lo antes expuesto, me permito someter a la consideración del Honorable Congreso de la Unión la presente Iniciativa con proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones a la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito de conformidad con lo siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

Artículo 301 Bis.- Cuando en el contrato de apertura de crédito simple o en cuenta corriente, con pagos parciales y periódicos, se pacte que serán fuente de pago del crédito las cantidades en dinero que por concepto de sueldos, salarios y demás ingresos por prestaciones de carácter laboral o afines, tenga derecho a recibir el acreditado, entonces dicho contrato se denominará como crédito de nómina con cobranza delegada.

No se considerarán como créditos de nómina con cobranza delegada, los créditos que se otorguen conforme a las leyes aplicables a las operaciones que realizan con sus derechohabientes, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores. Dichos créditos, en todo caso, se ajustarán a las leyes aplicables a dichos Institutos y Fondo.

Se entenderá que constituyen la fuente de pago citada, los montos en dinero que correspondan al acreditado por uno o más de cualquiera de los conceptos siguientes:

I.       El salario devengado que derive de relaciones de trabajo presentes y/o futuras;

II.     Las percepciones extraordinarias de carácter laboral, las indemnizaciones de igual naturaleza y conceptos afines;

III.    Pensión o renta vitalicia;

Ante la falta de recursos de dinero en dicho medio de pago o la extinción del medio de pago, se estará a lo que fijen las leyes.

La instrucción del deudor para que las cantidades en dinero que correspondan a sus prestaciones de carácter laboral o afines, sean la fuente de pago de un crédito de nómina con cobranza delegada, será irrevocable en tanto exista adeudo a su cargo.

Artículo 301 Bis 1.- En la apertura de crédito de nómina con cobranza delegada solo tendrán el carácter de acreditante las instituciones de crédito y las sociedades financieras de objeto múltiple que tengan calidad de entidades reguladas en virtud de su vínculo patrimonial con una institución de crédito o voluntariamente adquieran el carácter de reguladas previa aprobación discrecional de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

El pago del crédito de nómina con cobranza delegada tiene derecho preferente en el orden al cobro sobre acreedores comunes, exclusivamente sobre el medio de pago pactado, mientras persista.

Artículo 301 Bis 2.- El crédito de nómina con cobranza delegada deberá cumplir con los requisitos siguientes:

  • Hacer referencia expresa a que la fuente de pago del crédito serán las cantidades de dinero que tengan el carácter de prestaciones de carácter laboral o afines, tenga reciba el acreditado. 
  • Considerar la capacidad de endeudamiento total del acreditado en función a sus percepciones fijas y descuentos relacionados con pasivos anteriormente asumidos y pendientes de pago. 
  • Contener estipulaciones que propicien que con cada pago parcial y periódico que realice el acreditado, se amortice al menos una parte del principal del crédito. 
  • Cumplir con los requisitos que para los créditos personales se contienen en la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros. 

Artículo 301 Bis 3.- La Comisión Nacional Bancaria y de Valores de conformidad con la Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, supervisará y requerirá de la información que corresponda para velar el cumplimiento de las operaciones de crédito de nómina con cobranza delegada que realicen las instituciones de crédito y las sociedades financieras de objeto múltiple entidades reguladas, de conformidad con lo previsto para los créditos de nómina con cobranza delegada, así como sancionar el incumplimiento ajustándose a lo establecido en el artículo 109 de la Ley de Instituciones de Crédito, con independencia de que se trate de instituciones de crédito o de sociedades financieras de objeto múltiple entidades reguladas y observando los procedimientos que dicha ley contempla para tal fin.

Artículo 431 Bis.- Se entiende que un crédito de nómina tiene cobranza delegada cuando existe una orden de pago escrita que no precisa aceptación, que da una persona identificada como trabajador a otra persona identificada como empleador o patrón, para que éste pague por su cuenta a un tercero que es acreedor de quien emite la orden de pago, el crédito al que se refiere el artículo 301 Bis de esta Ley.

Hay contrato de retención para el crédito de nómina con cobranza delegada, cuando el empleador o patrón de un trabajador se obliga frente al acreedor de ese tipo de créditos, a lo siguiente:

El incumplimiento a las obligaciones derivadas del convenio de retención para el crédito de nómina con cobranza delegada, podrá según sea el caso, formar parte del historial crediticio del empleador o patrón y ser objeto de un reporte ante cualquier sociedad de información crediticia en los términos de la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia.

Adicionalmente, acreedor que no reciba el entero a que se refiere el inciso b) de este artículo tendrá acción ejecutiva en contra del empleador o patrón.


TRANSITORIOS

Primero.  El presente decreto entrara en vigor  al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial dela Federación

suscribe, en la Ciudad de México

SEN. MIGUEL ÁNGEL NAVARRO QUINTERO
LXIV LEGISLATURA


[*] Presentación dada por el C. Presidente Mario Di Constanzo ante la Camara de diputados, Septiembre de 2013.

[*]   FSB: Recommendations to Strengthen Oversight and Regulation of Shadow Banking (octubre de 2011), Global Shadow Banking Monitoring Report (noviembre 2012) y Policy Framework for Strengthening Oversight and Regulation of Shadow Banking Entities (agosto de 2013).

[*] El Banco de España publicó en 2017 un informe sobre “La crisis financiera y bancaria en España, 2008-2014”. En dicho informe alude a las regulaciones y recomendaciones en comento en
https://www.bde.es/f/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/InformacionInteres/ReestructuracionSectorFinanciero/Arc/Fic/InformeCrisis_Completo_web.pdf