+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

De la Sen. Patricia Mercado Castro, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con punto de acuerdo que exhorta a las Secretarías de Relaciones Exteriores y del Trabajo y Previsión Social, así como al Instituto Mexicano del Seguro Social, respecto de la ratificación e implementación del Convenio 189 sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos, de la Organización Internacional del Trabajo.

SE TURNó A LA COMISIóN DE RELACIONES EXTERIORES.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE RESOLUCIÓN POR EL QUE SE EXHORTA A LAS SECRETARÍAS DE RELACIONES EXTERIORES, Y, DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL, ASÍ COMO AL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL, RESPECTO DE LA RATIFICACIÓN E IMPLEMENTACIÓN DEL CONVENIO 189 SOBRE EL TRABAJO DECENTE PARA LAS TRABAJADORAS Y LOS TRABAJADORES DOMÉSTICOS, DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO, SUSCRITA POR LA SENADORA PATRICIA MERCADO CASTRO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE MOVIMIENTO CIUDADANO.

La suscrita, Senadora Patricia Mercado Castro, integrante del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con fundamento en el artículo 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y el artículo 8, fracción I del Reglamento del Senado de la República, someten a la consideración del Senado de la República el siguiente Punto de Acuerdo, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La precariedad y vulnerabilidad de las personas trabajadoras del hogar (PTH) se caracteriza por la explotación, la inestabilidad en el empleo, las condiciones indignas de trabajo las nulas prestaciones, la falta de acceso a la justicia, la violencia física y psicológica, el maltrato, el hostigamiento laboral, el abuso sexual, el trato discriminatorio y la denegación de servicios y recursos para satisfacer las necesidades básicas.

Las PTH son 2.3 millones, el 90% de ellas mujeres, según las estadísticas oficiales de INEGI. [*]

De acuerdo con el CONAPRED, [*] de éstas:

•          8 de cada 10 no están afiliadas al seguro social

•          8 de cada 10 no tienen pensión de retiro

•          7 de cada 10 son de ascendencia indígena

•          7 de cada 10 no tienen ninguna prestación formal

•          El 75% ganan menos de dos salarios mínimos; 30%, menos de uno.

•          9 de cada 10 no tienen contrato por escrito

Dicha situación se agrava por la ausencia de un marco jurídico y de políticas públicas adecuadas para dignificar su situación. Si bien la reforma laboral de 2012 incluyó algunas disposiciones nuevas para considerar a las PTH, éste no ha arrojado ningún cambio significativo en ninguno de los indicadores.

En cambio, en la Ciudad de México se reconoció por primera vez el trabajo del hogar en la primera Constitución, de acuerdo con los estándares internacionales más avanzados. El Artículo 10, “Ciudad solidaria” dispone en el apartado B, numeral 5 que las autoridades establecerán “Protección efectiva de los derechos de las personas trabajadoras del hogar, así como de los cuidadores de enfermos, promoviendo la firma de contratos entre éstas y sus empleadores. Su acceso a la seguridad social se realizará en los términos y condiciones que establezcan los programas, leyes y demás disposiciones de carácter federal aplicables en la materia”; asimismo, establece el “reconocimiento del trabajo del hogar y de cuidados como generadores de bienes y servicios para la producción y reproducción social…”.

Al respecto, ha destacado el avance de la sociedad civil para visibilizar e impulsar acciones en este tema. Una organización pionera es el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), que en conjunto con otras organizaciones y personas lograron fundar el Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar (SNTH).

CACEH ha logrado capacitar y asesorar a PTH para poder lograr avances concretos para atender sus necesidades y gozar sus derechos. El SNTH es un esfuerzo relevante para lograr una representación colectiva para millones de relaciones laborales con características similares que puedan luchar.

En días recientes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió un fallo sobre el amparo directo 9/2018 interpuesto por una trabajadora del hogar, y encontró que es discriminatorio excluir a las PTH del régimen obligatorio de afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por otro lado, hace casi 7 años que fue firmado el Convenio 189 de la OIT o “Convenio sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos”. Países como Ecuador, que está lejos de ser un país desarrollado, han tomado en serio este tema. Desde la Constitución de 2008 se reconoció el valor productivo del trabajo con relación de dependencia o autónomo, incluido el de autosustento y cuidado humano, con lo que inició la incorporación al sistema de seguridad social de personas trabajadoras del hogar y amas de casa. Sin embargo, en México continua pendiente de iniciar el proceso de ratificar este Convenio. Es necesario dar este primer paso para ajustar, en el mediano plazo, nuestras normas e instituciones.

La ratificación del Convenio no implica admitir nuevas obligaciones ni cargas, puesto que su contenido deriva del régimen internacional de los derechos humanos, que son norma suprema en nuestro país, como son los principios como la no discriminación en el trabajo en el Convenio CEDAW, en el PIDESC de la ONU y en el Protocolo de San Salvador en el ámbito de OEA, de los cuales México ya es parte. Por ejemplo, el artículo 11 de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), que establece que el Estado, a través de sus órganos legislativos, realizará las reformas para eliminar la discriminación en contra de la mujer en la esfera del empleo.

Se requiere asegurar los cambios en las leyes para que este derecho puede cumplirse. Estamos en el momento adecuado para aprobar las reformas legales, en especial a las leyes federales del Trabajo y del IMSS, para incorporar al menos los siguientes 15 aspectos relacionados con el Convenio:

1) Reconocer la materia de trabajo en sí con sus particularidades

2) Una relación más equitativa entre patrones y  las PTH

3) Mayor protección del Estado hacia la PTH (en particular respecto a la inspección).

4) Equiparar condiciones de trabajo con el resto de personas trabajadoras.

5) Establecer especificaciones completas para los contratos

6) Medidas contra la discriminación, maltrato, abuso y diversas formas de violencia

7) Días y periodos de descanso y vacaciones, así como jornadas máximas y pago de horas extras.

8) Opciones para la inscripción en el sistema de seguridad social

9) Considerar alimentos, servicios y habitación de forma separada al salario en efectivo.

10) Condiciones dignas y privadas de las habitaciones

11) Acceso a instalaciones sanitarias, iluminación, calefacción y aire acondicionado

12) Alimentación adecuada, en cuanto a la cantidad, calidad y pertinencia cultural

13) Procedimientos para la terminación de la relación de trabajo

14) Prestaciones y equipamiento para realizar las tareas en condiciones dignas, seguras y salubres

15) Posibilidad de conciliar trabajo con familia y cuidado, y trabajo con educación hasta el nivel medio superior (obligatorio constitucionalmente).

Lo anterior es un conjunto de mínimos que consideramos necesarios para que las PTH sean auténticamente sujetas de derechos y que se cumpla con los estándares internacionales de derechos humanos que son relevantes en esta materia.

El tema de las PTH ha sido objeto de una amplia discusión legislativa en el último lustro. Aproximadamente una decena de exhortos se han emitido de ambas cámaras del Congreso para llamar la atención del Ejecutivo sobre el Convenio, tras lo cual se ha integrado el Grupo Interinstitucional para ratificar el Convenio 189 de la OIT.

La respuesta más reciente de la Secretaría de Relaciones Exteriores a un punto de acuerdo legislativo fue en octubre de 2017, en el cual justificó su brevedad (una página de relatoría) aduciendo que el área responsable dentro la propia dependencia no fue aquella a la que fue turnado el asunto internamente. Concluye que “una vez que se identifiquen las medidas legislativas, operativas y presupuestarias que sería menester implementar, será posible determinar la viabilidad de ratificar el Convenio”. [*]

En su dictamen al Convenio 189, la Secretaría del Trabajo y Previsión consideró que se necesitaba llevar a cabo modificaciones legislativas y reglamentarias para cumplir las disposiciones del convenio, y fue hasta 2015 que conformó un grupo de trabajo en la materia y en 2017 el citado grupo interinstitucional, del que forma parte el Legislativo. Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos, aún no se ha ratificado el Convenio 189.

En el Sexto Informe de gobierno, así como en los informes de las instituciones responsables de Trabajo y previsión social, prácticamente no existe ninguna información al respecto de las PTH, solamente información de algunos trámites que se ofrecen vía electrónica.

Por tales razones, el Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, en el marco del Sexto Informe de Gobierno del Presidente de la República, planteó entre sus preguntas parlamentarias el pendiente de la ratificación del Convenio 189 de la OIT:

  • La razón por la que no se ha ratificado el Convenio 189 sobre las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos de la Organización Internacional del Trabajo  
  • Qué acciones concretas ha emprendido el Gobierno Federal para la realización efectiva de los derechos de las personas trabajadoras del hogar 
  • Por qué no se ha consolidado un programa para promover el aseguramiento entre patrones y personas trabajadoras del hogar, que contemple un censo y metas prioritarias para una incorporación al sistema de seguridad social más igualitaria entre las distintas zonas geográficas, condiciones socioeconómicas y características demográficas. 

La respuesta del Ejecutivo Federal, recibida el 30 de noviembre del presente año, refiere los argumentos que las diversas dependencias han dado a este rezago. En resumen, el Ejecutivo Federal señala como obstáculos y desafíos que:

  • Las obligaciones derivadas de la ratificación del Convenio implicarían realizar reformas a la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Seguro Social y ajustar los reglamentos correspondientes. 
  • Cuestiones como la libertad sindical, la negociación y contratación colectivas que señala el convenio “no tendrían consistencia con las características especiales que reviste la prestación de este servicio” (el trabajo en el hogar). 
  • Existiría una “dificultad operativa” para la inspección local y/o federal, dado “el limitado número de inspectores con el que se cuente (sic), particularmente en algunos estados”. 
  • Habría una necesidad de contar con un registro de trabajadores domésticos “así como de los domicilios particulares en que prestan sus servicios”; sin embargo, no hay “obligación legal de los empleadores de hacer del conocimiento de la autoridad laboral la existencia del trabajo doméstico en sus hogares”. 
  • Que el principal desafío “radica en la dificultad para el sistema de seguridad mexicano (sic), de atender el elevado número de derechohabientes que se generarían, y en contar con las condiciones necesarias para garantizar la vigilancia de las condiciones de trabajo, mediante esquemas de inspección laboral en los domicilios particulares”. 

No obstante, también reconoce que:

  • El Convenio bajo la interpretación pro persona del artículo 1º constitucional, implicaría que se complementara el marco jurídico con normas específicas para el ejercicio pleno de los derechos de las PTH 
  • Que los tratados celebrados y aprobados por México son aplicables a las relaciones de trabajo en todo lo que beneficien al trabajador, y que en caso de duda, aplicará la interpretación más favorable hacia éste. 
  • Que es conveniente “proteger adecuadamente a los trabajadores domésticos y mejorar sus condiciones de trabajo”, y que en caso de la ratificación del convenio sería necesario realizar reformas legislativas, políticas públicas y campañas de sensibilización, así como garantizar la suficiencia de recursos. 
  • Que se ha avanzado mediante acciones tales como la reforma laboral de 2012, la prohibición de toda actividad laboral para menores de 15 años y el Régimen Especial para la Incorporación Voluntaria de los Trabajadores Domésticos al Régimen Obligatorio del Seguro Social. 
  • Que se mantiene comunicación con instituciones públicas y organizaciones sociales para valorar la aplicación progresiva del Convenio, y que “esta valoración se encuentra avanzada en sentido favorable, consideramos que esto permitirá, a la administración entrante, tener un panorama más claro del impacto que tendrá la ratificación y determinar el momento idóneo para ella”. 

Toda vez que sólo fue atendida la pregunta sobre las acciones concretas en la materia, pero el resto de las preguntas persiste, consideramos de suma importancia que la nueva administración fije su postura a partir de los alcances que la administración anterior reconoció para comenzar una ruta nueva para la realización de los derechos de las PTH.

Estamos conscientes que no podremos cambiar la situación de las PTH inmediatamente, pero podemos comenzar ahora mismo a sentar las bases que apunten hacia el desarrollo y los derechos de este sector. Se necesita de un esfuerzo institucional, conjunto, integral y mediante el diálogo para trazar la ruta más adecuada. Aprobar leyes y normas que reconozcan derechos sólo tiene sentido si establecemos las vías para su cumplimiento, aseguramos que existan recursos y vigilamos el proceso, de la mano de la sociedad.

Nuestra visión no es la de imponer un nuevo régimen laboral, sino generar corresponsabilidad entre gobierno, sociedad civil, empresas, partes patronales y PTH. Mediante la búsqueda de acuerdos, es posible convencer a la sociedad, en especial a las y los patrones, de que las condiciones dignas y decentes para las PTH son benéficas para sociedad en su conjunto, ya que ello tendrá un impacto positivo no sólo en la calidad de vida de estas personas, sino en la productividad y el crecimiento de este país.

Recordemos que organizaciones internacionales como el Foro Económico Mundial recientemente han reconocido la necesidad de adoptar políticas de cuidado para reducir la brecha salarial, de prestaciones y de oportunidades entre mujeres. Asimismo, la Agenda 2030 incluye dentro de sus Objetivos de Desarrollo Sustentable establecer sistemas de protección social para los sectores más vulnerables.

El Senado de la República expresa su disposición para participar en el proceso de ratificación del Convenio 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos de la Organización Internacional del Trabajo, de acuerdo a los procedimientos establecidos en la Constitución y las leyes, y exhorta a la Secretaría de Relaciones Exteriores a fijar la postura de la presente administración acerca del Convenio 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos de la Organización Internacional del Trabajo; asimismo, a emprender las acciones conducentes para remitir a la brevedad dicho Convenio para su ratificación en esta Soberanía; y, a la Secretaría de Relaciones Exteriores, a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y al Instituto Mexicano del Seguro Social a que, en el ámbito de sus respectivas atribuciones, planteen los pendientes para la implementación del convenio en cuanto a la modificación leyes y reglamentos, a fin de que en un diálogo conjunto con el Poder Legislativo sea posible acordar una ruta para la realización efectiva de los derechos de las personas trabajadoras del hogar.

Por lo anteriormente expuesto, me permito someter a la consideración de esta Asamblea, la aprobación del siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. El Senado de la República exhorta respetuosamente al Titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores a fijar la postura de la presente administración acerca del Convenio 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos de la Organización Internacional del Trabajo; asimismo, a emprender las acciones conducentes para remitir a la brevedad dicho Convenio para su ratificación en esta Soberanía.


SEGUNDO. El Senado de la República exhorta al Titular de las Secretarías de Relaciones Exteriores, y, del Trabajo y Previsión Social, así como al Titular del Instituto Mexicano del Seguro Social a que, en el ámbito de sus respectivas atribuciones, modifiquen sus reglamentos y normativa interna, y realicen las acciones necesarias para la implementación del Convenio 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos de la Organización Internacional del Trabajo.

ATENTAMENTE

Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano

Senado de la República, LXIV Legislatura

Diciembre de 2018

Senadora Patricia Mercado Castro


[*] Instituto Nacional de Estadística y Geografía. “Resultados de la Encuesta Nacional de ocupación y Empleo. Cifras durante el tercer trimestre de 2016”, México, 2016

[*] Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación. “Condiciones  laborales de las trabajadoras
Domésticas. Estudio cuantitativo con trabajadoras domésticas y empleadoras”, México, 2015.

[*] Secretaría de Gobernación. Oficio dirigido a la Cámara de Senadores por el Subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos, Lic. Felipe Solís Acero. Oficio No. SELAP/300/3141/17, 31 de octubre de 2017.