+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

De las Senadoras y los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con proyecto de decreto que reforma la fracción X del artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

SE TURNó A LA CáMARA DE DIPUTADOS.


Propone facultar al Poder Ejecutivo Federal para emitir deuda o condonación de empre?stitos a Estados extranjeros, con la aprobación de las dos terceras partes de la Cámara de Senadores.

INICIATIVA QUE REFORMA EL ARTÍCULO 89, FRACCIÓN X, DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS QUE PRESENTA EL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL.

Senador Martí Batres Guadarrama

Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República

Presente

Los suscritos Senadoras y Senadores de la República de la LXIV Legislatura al Congreso de la Unión, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71, fracción II y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; así como los artículos 8º, numeral 1, fracción 1; 164, numerales 1, 2 y 3; 169 y 172 párrafo 1, del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del Constituyente Permanente por su conducto, la presente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 89, FRACCIÓN X; POR LA QUE SE ADICIONA LA OBLIGACIÓN DEL TITULAR DEL EJECUTIVO FEDERAL DE SOMETER A APROBACION DEL SENADO DE LA REPÚBLICA LA EMISIÓN DE DEUDA O CONDONACIÓN DE EMPRÉSTITOS A ESTADOS EXTRANJEROS al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La política exterior de México está dotada de instrumentos para su correcta formulación, dirección, integración y ejecución. La Constitución mexicana señala los principios, las facultades y los límites de cada uno de los Poderes de la Unión en la materia. La normatividad que principalmente la acompaña es la Ley de Servicio Exterior Mexicano, la Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Ley sobre la Celebración de Tratados, la Ley sobre la aprobación de Tratados Internacionales en Materia Económica, la Ley de Migración, la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político, la Ley de Comercio Exterior y todos los instrumentos jurídicos internacionales de los que México es parte. 

Cada gobierno en funciones establece sus prioridades en el Plan Nacional de Desarrollo y en el programa sectorial de la Secretaría de Relaciones Exteriores se señalan los objetivos particulares de la política exterior.
Por su parte, el Senado de la República ejerce funciones de control mediante el análisis de la política exterior del Estado mexicano así como, la aprobación de los tratados internacionales y las convenciones diplomáticas.

También ratifica a los embajadores y cónsules generales de México. Sin embargo, al ejercer dichas funciones también revisa la congruencia entre el diseño y la conveniencia en la ejecución de la política exterior de México, que tiene como principal objetivo la consecución de los intereses nacionales.

La cooperación internacional para el desarrollo y la solidaridad de México son una tradición que deriva de las muchas ocasiones en las que nuestro país ha recibido apoyo de países y naciones amigas, que han acudido al llamado de ayuda en situaciones de emergencia. Especialmente, durante los desastres naturales que por huracanes, terremotos, inundaciones y otras tragedias que hemos sufrido los mexicanos. Para ello, desde 2011, contamos con la Ley que crea la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), institución por la que se contabiliza y se canaliza la cooperación horizontal, vertical y triangular de México.

Sin embargo, no toda la ayuda o apoyo para otros países se canaliza por la vía institucional de la cooperación internacional para el desarrollo. En el pasado, ya ha ocurrido que el Estado mexicano emite crédito o deuda a favor de un Estado extranjero, vía el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), sin que hubiese autorización del Senado, o siquiera se le hubiese informado sobre los objetivos o intereses nacionales que se persiguen al otorgarse dicho empréstito. De esta manera, los Senadores, que son constitucionalmente quienes analizan la política exterior, revisan su congruencia y prioridades, carecieron de información oficial al respecto porque el Ejecutivo Federal decidió darle a dicho entendimiento el carácter de acuerdo interinstitucional y no el de tratado internacional.  

Años más tarde, se anunció la condonación o cancelación de la deuda y sucedió de la misma forma, con la única concurrencia del Poder Ejecutivo Federal, solo que fue un presidente diferente al que autorizó el crédito. Adicionalmente, se firmó un nuevo acuerdo interinstitucional mediante el que se señala la ampliación de la línea de crédito, con el argumento de incrementar los flujos de comercio e inversión con el mismo Estado extranjero al que se le emitió el crédito y se le condono la deuda.

En este caso denota un margen de discresionalidad que no sólo es innecesario, sino incluso antidemocrático, para el Titular del Ejecutivo Federal con relación a su facultad de conducción de la política exterior. Por las condiciones en las cuales se redactó nuestra Carta Magna – a saber, en las postrimerías de una guerra civil que había devastado la economía nacional – resulta comprensible que el Congreso Constituyente no haya contemplado la posibilidad de que el Estado mexicano estuviese en cuestión de otorgar un empréstito a algún Estado extranjero. No obstante, el día de hoy México es una de las quince economías más grandes del mundo y con un interés y posibilidades reales de incidir en el devenir económico internacional. Una manera de hacerlo es, precisamente, mediante la emisión de una línea de crédito o el otorgamiento de empréstitos a Estados extranjeros. Es por ello que debe estar sujeta al control por parte del Senado de la República.

Al ser recursos públicos es decir, de los mexicanos, las Senadoras y los Senadores del Partido Acción Nacional proponemos limitar dicha práctica y ejercer funciones de control desde el Senado sobre dicho instrumento de la política exterior de México.

Por lo anterior, en los casos que el Titular del Ejecutivo Federal considere conveniente para los intereses nacionales, emitir empréstitos internacionales a un Estado extranjero, debe ser considerado como un instrumento más de la política exterior de México y, como tal, estar sujero a los mecanismos constitucionales de contrapesos entre poderes.

El documento por el que se acuerdan las obligaciones contraídas que incluyen el monto del empréstito, los plazos y métodos de pago, los intereses generados y la terminación del mismo serán considerados, por parte del Senado mexicano, como un tratado internacional.

Para evitar que la política exterior deje de ser una política de Estado se propone que la aprobación de la emisión de deuda o condonación de empréstitos a Estados extranjeros requiera de las dos terceras partes del pleno de la Cámara de Senadores.

Dado que la Constitucio?n mexicana mandata con claridad las facultades del Poder Ejecutivo Federal para dirigir la poli?tica exterior de Me?xico, y ésta de ser analizada por el Senado de la Repu?blica, y no habiendo ningún control legal para evitar o imitar dicha acción, es que se propone modificar nuestra Carta Magna para evitar la discrecionalidad en la emisión de deuda o condonación de empre?stitos a Estados extranjeros.

Consideramos que es conveniente hacerlo en el artículo 89 en el que se señala cuales son las facultades y obligaciones del Presidente y dentro de la fracción X relacionada a la política exterior de México.

Para una mejor comprensión de esta iniciativa, se expone el siguiente cuadro comparativo que incluye el texto actual y el texto propuesto por la que se adiciona la obligación del Titular del Ejecutivo Federal de someter a aprobación del Senado de la República la emisión de deuda o condonación de empréstitos a Estados extranjeros, en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

Texto actual

Texto propuesto

X. Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, así como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometiéndolos a la aprobación del Senado. En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales;

IX. Dirigir la poli?tica exterior y celebrar tratados internacionales, asi? como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometie?ndolos a la aprobacio?n del Senado. También podrá emitir deuda o condonación de empre?stitos a Estados extranjeros, con la aprobación de las dos terceras partes de la Cámara de Senadores. En la conduccio?n de tal poli?tica, el titular del Poder Ejecutivo observara? los siguientes principios normativos: la autodeterminacio?n de los pueblos; la no intervencio?n; la solucio?n paci?fica de controversias; la proscripcio?n de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad juri?dica de los Estados; la cooperacio?n internacional para el desarrollo; el respeto, la proteccio?n y promocio?n de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales;

 
Por lo anteriormente expuesto, las Senadoras y los Senadores del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional presentamos a esta Honorable soberanía la siguiente iniciativa con:

PROYECTO DE DECRETO

Por el que se modifica el artículo 89, fracción X, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Artículo único.- Se adiciona un texto a la fracción X del artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para quedar como sigue:

Artículo 89. Las facultades y obligaciones del Presidente, son las siguientes:

I a la IX…

X. Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, así como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometiéndolos a la aprobación del Senado. También podrá emitir deuda o condonación de empre?stitos a Estados extranjeros, con la aprobación de las dos terceras partes de la Cámara de Senadores. En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales;

XI a la XX.

Artículo Transitorio

Único.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Salón de Sesiones de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión a los XX días del mes de XX de 2018.