+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. Samuel García Sepúlveda, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con punto de acuerdo relativo al endurecimiento de la posición del Presidente Donald Trump y la amenaza de uso de la fuerza en contra de la caravana migrante.

SE CONSULTó LA DISPENSA DE TRáMITES, QUE NO FUE OTORGADA POR LA ASAMBLEA. TRáMITE PROPUESTO: SE TURNó A LA COMISIóN DE ASUNTOS FRONTERIZOS Y MIGRATORIOS.


PROPOSICIÒN CON PUNTO DE ACUERDO RELATIVO AL ENDURECIMIENTO DE LA POSICIÓN DEL PRESIDENTE DONALD TRUMP Y LA AMENAZA DE USO DE LA FUERZA EN CONTRA DE LA CARAVANA MIGRANTE.

SENADOR MARTÍ BATRES GUADARRAMA

PRESIDENTE DE LA H. CÁMARA DE SENADORES

PRESENTE

Quien suscribe, Samuel García Sepúlveda, integrante del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano a la LXIV Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, numeral 1, fracción II; 276 y demás aplicables del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Asamblea, la presente Proposición con Punto de Acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El pasado 29 de octubre, el Presidente Donald Trump afirmó que el intento de la caravana migrante de ingresar a territorio de los Estados Unidos de América, constituye una invasión y advirtió que distintas agencias y fuerzas de seguridad, incluyendo al ejército [*] , estarán esperando en la frontera México – Estados Unidos para evitar el cruce e impedir las solicitudes de asilo.

Esta irresponsable radicalización del Presidente Trump, ha derivado en la formación de grupos civiles, particularmente en el estado de Texas, los cuales han decidido tomar las armas y dirigirse a la frontera para evitar el ingreso de los miles de desplazados que integran la caravana migrante y que este fin de semana comenzaron a arribar a la Ciudad de México. Ayer lunes se contabilizaba ya en 1500 el número de personas en la capital y se espera que entre hoy y mañana arribe el contingente más grande compuesto por alrededor de 3000 personas.

A lo anterior, debemos sumar el anuncio de los Departamentos de Seguridad Interna y de Justicia, en torno a la posibilidad de que el Presidente Trump emita una orden ejecutiva que prohíba el ingreso o restringa el derecho a pedir asilo de un grupo poblacional especifico, tal y como lo hiciera ya con el controvertido “veto musulmán”,  acción con la cual prohibió al inicio de su mandato, en enero de 2017, un decreto que impedía el ingreso a los Estados Unidos de ciudadanos de 6 nacionalidades de países, mayoritariamente musulmanes, además de aquellos provenientes de Corea del Norte y algunos de Venezuela.

De esta forma, al tradicional discurso de hostilidad y discriminación que caracteriza al Presidente de los Estados Unidos, hoy tenemos que agregar una absurda, desproporcionada y peligrosa amenaza sobre el uso de la fuerza y la manipulación de instrumentos legales absolutamente xenófobos, violatorios de derechos humanos y contrarios a los principios más esenciales del derecho internacional.

Por ello, antes de que suceda algo que haga que este asunto se salga de control y tenga consecuencias que todos lamentemos, es muy importante insistir en que la caravana migrante NO constituye una amenaza para la seguridad de Estados Unidos o de México; y NO representa, desde ninguna perspectiva, una afectación a los intereses de nuestros países. Ha dicho el presidente Trump que, según los informes de las autoridades mexicanas, “300 integrantes de la caravana son ”muy malos” [*] .

Si esto es así, el gobierno mexicano está obligado a informar a la opinión pública sobre la presencia de personas que hayan cometido en nuestro país alguna conducta tipificada como delito, o bien, sobre las cuales exista alguna notificación de gobierno extranjero y solicitud formal de detención con fines de extradición; y está obligado a obrar en consecuencia a través de las instancias jurisdiccionales correspondientes.

De lo contrario, y de confirmarse la versión del Presidente Trump, las agencias  del gobierno que hubiesen proporcionado esta información estarían incurriendo en una terrible omisión o violentando el principio constitucional de presunción de inocencia.

Así que, antes de continuar con la desinformación y dar paso a la violencia y a la represión por parte de las fuerzas armadas o a través de grupos civiles armados, pensemos por favor en algunos de los episodios en los que los Estados Unidos de América han necesitado el auxilio y la ayuda internacional. De manera particular, recordemos cuando ciudades como Nueva Orleans en Louisiana, u otras en Mississippi y Alabama, además de Texas, quedaron casi destruidas o se vieron bastante afectadas a consecuencia de importantes fenómenos climatológicos como los huracanes Katrina (2005), Rita (2005) y Harvey (2017).

En cada una de esas trágicas situaciones, miles de ciudadanos estadounidenses perdieron la vida o sus propiedades. Y en cada una de esas trágicas situaciones, México y muchos otros países ofrecieron su ayuda incondicional.

Incluso, en 2005, cuando el huracán Katrina dejó tras su paso un saldo de 1800 muertos, un millón de desplazados y daños materiales cuantificados en cuando menos $108 mil millones de dólares, por la frontera de Laredo ingresó con destino a la ciudad de San Antonio, una caravana compuesta de 196 miembros del ejército mexicano, (con personal médicos, enfermeras, dentistas y cocineros), dotados con 14 camiones cisterna, una unidad de atención médica, 45 vehículos militares y más de 250 toneladas de comida, agua embotellada y provisiones médicas hacia la Base Kelly de la fuerza Aérea, convertida en albergue temporal para los desplazados de Nueva Orleans, por un periodo otorgado de 45 días.

A su vez, por otro punto, el gobierno Mexicano envió el buque Papaloapan (ARM A-411) de la Armada de México que se aproximó al puerto de Biloxi (Mississippi), con 200 toneladas de agua, medicamentos de uso inmediato y equipos de rescate. Adicionalmente, se enviaron 200 toneladas de comida que fueron llevadas en 5 aviones de la Fuerza Aérea Mexicana y 1 millón de dólares canalizados a través de la Cruz Roja Mexicana, quien a su vez colectó un millón adicional.

Este contingente, ingresó como fuerza extranjera a territorio norteamericano, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial en el año de 1944, cuando un escuadrón de pilotos aviadores de la Fuerza Aérea Mexicana, conocido como Escuadrón 201 - Águilas Aztecas, fueron adiestrados en San Antonio y Greenville en (Texas), al igual que en la localidad de Pocatello (Idaho), por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Las imágenes del convoy militar mexicano por las calles de San Antonio causaron sorpresa entre los medios de comunicación norteamericanos y su movilización motivó una cobertura en vivo desde un helicóptero por la cadena CNN. Desde finales de la Intervención estadounidense en México del siglo antepasado (después de 159 años), no se veía un convoy militar mexicano en territorio estadounidense.

En agosto de 2017, ya durante el mandato y pese a la hostilidad del Presidente Trump, el estado de Texas aceptó una oferta de ayuda del gobierno de México luego del paso del huracán Harvey. En esta ocasión, México ofreció vehículos, botes, suministros y comida. Y un grupo de 33 voluntarios de la Cruz Roja también se desplazó a Texas para trabajar en los refugios.

Hoy, el Presidente Trump paga esa amistad y esa solidaridad con agresiones y amenazas. En los últimos tiempos, nadie ha sido más responsable del debilitamiento de las históricamente complejas relaciones entre nuestros países que el propio Presidente Trump.

A él deberemos el distanciamiento y la confrontación entre nuestras respectivas sociedades, en momentos en los que la necesaria reconfiguración de nuestros vínculos y los retos del contexto internacional nos demandan mayor cercanía y entendimiento.

La polarización a la que nos ha sometido y nos quiere seguir sometiendo para satisfacer sus intereses personales y electorales es quizá el mayor desafío de nuestro tiempo para el Estado mexicano. El día de hoy los estadounidenses celebran uno de los procesos electorales más importantes en la historia reciente. Al acudir a las urnas, emitirán una evaluación y fijarán su posición en torno a los primeros años de la administración Trump.

Las encuestan adelantan un triunfo demócrata y una recomposición de la correlación de fuerzas en el Congreso. Sin embargo, un triunfo republicano representaría un voto de confianza y un estímulo que profundizaría el carácter xenófobo y conservador de una administración que saldría fortalecida de cara a su re-elección. No podría haber escenario más desalentador.

Por ello, es un error que el Presidente Enrique Peña Nieto someta y subordine a nuestro país a los intereses del vecino. Cuando el Presidente de la República anuncia y ofrece un plan de empleo, salud y educación temporal para los integrantes de la caravana migrante que hayan solicitado refugio a las autoridades mexicanas, condicionando el ingreso a dicho programa a su permanencia en los estados de Chiapas y Oaxaca, el ejecutivo mexicano está instrumentando un programa de contención de flujos poblacionales cuyo principal objetivo es disuadir a los migrantes desplazados de ingresar a los Estados Unidos de América.

Con ello, el gobierno de nuestro país satisface la exigencia del Presidente Trump y consolida a nuestro país como una gigantesca estación migratoria al servicio de las necesidades en materia de seguridad de los Estados Unidos de América. Lo anterior, en lugar de colocar en el centro de nuestra estrategia la protección de las personas y la garantía de sus derechos, entre los que se encuentra, sin lugar a dudas, su derecho a migrar.

En este sentido, lo que el gobierno mexicano debería estar haciendo es precisamente garantizar la integridad y la seguridad de las personas que integran la caravana en su trayecto hacia los Estados Unidos o, en su caso, procesar de manera pronta y expedita las solicitudes de asilo o refugio que le hayan sido formuladas.

Para el Senado de la República, debe ser inaceptable todo esquema de contención de flujos poblacionales que pretenda disuadir a las personas de ejercer sus derechos; y resulta más inaceptable aún cualquier amenaza que pretenda desincentivar los movimientos migratorios a través de la violencia o el uso de la fuerza. Por todo lo anteriormente expuesto, someto a su consideración la siguiente Proposición con

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- El Senado de la República condena la amenaza de uso de la fuerza en contra de los integrantes de la caravana migrante, anunciada en días pasados por parte del Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump; y rechaza cualquier acción ejecutiva y discriminatoria que pretenda limitar, suspender o restringir el ejercicio de derechos de ciertos grupos poblacionales en función de su origen o nacionalidad. 

SEGUNDO.- El Senado de la República exhorta al titular de Poder Ejecutivo Federal a no condicionar el acceso de los integrantes de la caravana migrante al Programa de empleo, salud y educación temporal, y no exigir para el goce de los benéficos derivados de los mismos, que previamente hayan solicitado refugio a las autoridades mexicanas y que se mantengan en los estados de Chiapas y Oaxaca.

TERCERO.- El Senado de la República rechaza cualquier política o programa gubernamental que pretenda o tenga como fin o consecuencia la contención de flujos poblacionales; e invita al Poder Ejecutivo a dejar de disuadir a los migrantes desplazados para que desistan del ejercicio de sus derechos y declinen ingresar a los Estados Unidos de América.

Salón de sesiones de la H. cámara de Senadores, a los 06 días del mes de noviembre de 2018.

Senador Samuel García Sepúlveda


[*] https://www.nytimes.com/2018/10/25/us/politics/trump-army-border-mexico.html?ref=nyt-es&mcid=nyt-es&subid=article

[*] https://www.eluniversal.com.mx/mundo/trump-advierte-que-300-de-los-migrantes-de-la-caravana-son-muy-malos