+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Efemérides

Del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, sobre el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.


Efeméride con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en el Senado de la República se suma a la conmemoración de este Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza al tratarse de un tema de gran importancia para la calidad de vida de los mexicanos.

El 17 de octubre de 1987, más de cien mil personas se congregaron en el Palacio del Trocadero en París, justamente ahí donde en 1948 tuvo lugar la firma de la Declaración Universal de Derechos Humanos, con el objetivo de proclamar que la pobreza es una violación a los derechos humanos y rendir homenaje a las víctimas de la pobreza extrema, la violencia y el hambre.

En todo el mundo, más de 800 millones de personas aún viven con menos de 1,25 dólares al día y muchos carecen de acceso a alimentos, agua potable y saneamiento adecuados, según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En diferentes foros se ha planteado la grave paradoja de vivir en un mundo caracterizado por un nivel sin precedentes de desarrollo económico, medios tecnológicos y recursos financieros, y el escándalo moral que representa que millones de personas estén sumergidos en la extrema pobreza.

La pobreza es un fenómeno multidimensional que comprende la falta de las capacidades básicas para vivir con dignidad. Es, en sí misma, un problema de derechos humanos pues se caracteriza por múltiples vulneraciones de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, lo que provoca que las personas que viven en esa situación se vean expuestas regularmente a la denegación de su dignidad e igualdad.

Por tanto, reducir la pobreza y erradicarla es una obligación moral de todas las sociedades.

Es así que mediante la resolución 47/196, la Asamblea General de la ONU declaró que cada 17 de octubre se celebrara en todo el mundo el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

En este año el lema escogido para el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza es: “Unirse con los más excluidos para construir un mundo donde los derechos humanos y la dignidad sean universalmente respetados”.

Es necesario mencionar y reconocer que la medición de la pobreza en México realizada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) es rigurosa y altamente confiable. De acuerdo con lo establecido por la Ley General de Desarrollo Social, la medición de la pobreza debe considerar los siguientes indicadores: a) el ingreso de los hogares; b) las carencias sociales en materia de educación, acceso a los servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, acceso a servicios básicos en la vivienda, acceso a la alimentación, y c) el grado de cohesión social.

Gracias a estas mediciones científicas, el Gobierno Federal a lo largo del sexenio ha encauzado múltiples políticas públicas principalmente en los ámbitos de la economía, educación, vivienda, vestido y salud, que han tenido como meta primordial ayudar a mejorar el estatus socio-económico de las personas en estado de pobreza y, más aún, en extrema pobreza.

Algunos de los programas implementados con éxito para erradicar la pobreza son el Programa de Fomento a la Economía Social, operado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), que ha contribuido a mejorar el ingreso de personas en situación de pobreza mediante el fortalecimiento de capacidades y medios de los organismos del sector social de la economía, así como de las personas con ingresos por debajo de la línea de bienestar integradas en grupos sociales que cuentan con iniciativas productivas, y el Programa de Inclusión Social “PROSPERA” , operado por la misma dependencia y dirigido a la población que se encuentra en situación de pobreza extrema, bajo esquemas de corresponsabilidad que les permitan a las familias mejorar sus condiciones de vida y asegurar el disfrute de sus derechos sociales y el acceso al desarrollo social con igualdad de oportunidades.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en el marco de sus atribuciones y con base en la información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), dio a conocer la evolución de la pobreza 2010-2016 a nivel nacional y para cada entidad federativa, donde se ha podido observar la disminución de la pobreza extrema a través de una serie de indicadores sociodemográficos y de rezago social de las entidades, municipios y demarcaciones territoriales, a continuación algunos datos estadísticos:

  • Respecto a la evolución de la pobreza y pobreza extrema en el periodo 2010-2016, Coneval informó que el porcentaje de la población en situación de pobreza en 2016 (43.6%) fue menor que el reportado en 2014 (46.2%), en 2012 (45.5%) y que en 2010 (46.1%).  
  • El número de personas en situación de pobreza en 2016 (53.4 millones) fue menor al reportado en 2014 (55.3 millones), aunque mayor que en 2012 (53.3 millones) y que en 2010 (52.8 millones). 
  •  El porcentaje de la población en situación de pobreza extrema en 2016 (7.6%) fue menor que en 2014 (9.5%), en 2012 (9.8%) y en 2010 (11.3%).  
  • El número de personas en situación de pobreza extrema en 2016 (9.4 millones) fue menor que en 2014 (11.4 millones), en 2012 (11.5 millones) y que en 2010 (13.0 millones). 

El Grupo Parlamentario Revolucionario Institucional no puede estar conforme con las metas alcanzadas y reconocemos el enorme reto que aún tenemos en materia de pobreza. Pero para enfrentarlo, el Gobierno de la República tuvo la visión y el coraje suficiente para emprender las reformas estructurales que están en su etapa de maduración y que permitirán lograr un crecimiento económico sostenido, la creación de empleos mejor remunerados, la reducción de la inflación, el respeto de los derechos sociales y una disminución de las desigualdades regionales.

Las reformas estructurales son un gran paso y una realidad que los mexicanos estamos próximos a consolidar, sin embargo, no podremos alcanzar los objetivos si el crecimiento económico no toma en cuenta el restablecimiento del tejido social y el fortalecimiento de un Estado capaz de redistribuir la riqueza y consolidar programas sociales vinculados a un nuevo modelo económico que tome en cuenta los emprendimientos surgidos desde el territorio y de las comunidades que en el habitan.

Los pesimistas siempre verán el vaso medio vació, nosotros lo queremos ver medio lleno, por ello afirmamos que los resultados obtenidos muestran que la política social del presidente Enrique Peña Nieto está en la dirección correcta.

Escamotear estos avances es mezquino y no abona en nada para seguir superando los problemas de pobreza y desigualdad en la distribución de los ingresos.

Cabe mencionar que el 25 de septiembre de 2015, la Asamblea General de la ONU adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Se trata de un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

La Agenda plantea 17 objetivos de desarrollo sostenible:

  • Fin de la pobreza; 
  • Hambre cero; 
  • Salud y bienestar; 
  • Educación de calidad; 
  • Igualdad de género; 
  • Agua limpia y saneamiento; 
  • Energía asequible y no contaminante; 
  • Trabajo decente y crecimiento económico; 
  • Industria, innovación e infraestructura; 
  • Reducción de las desigualdades; 
  • Ciudades y comunidades sustentables; 
  • Producción y consumo responsables; 
  • Acción por el clima; 
  • Vida submarina; 
  • Vida de ecosistemas terrestres; 
  • Paz, justicia e instituciones sólidas; 
  • Alianzas para lograr los objetivos. 

Para cumplir esta Agenda, México debe apretar el paso y permitir que estos esfuerzos a nivel internacional se repliquen con éxito a nivel local con el firme propósito de lograr un resultado más contundente en el combate a la pobreza en todo el país.

Los mexicanos ya contamos con diversas herramientas confiables para la medición de la pobreza; ahora falta dar continuidad a lo que está funcionado y corregir ahí donde sea necesario cambiar para erradicar completamente esta situación.

El Grupo Parlamentario Revolucionario Institucional les seguirá dando voz en el Congreso a las personas que viven en pobreza. Desde el Senado de la República seremos muy firmes para que México siga participando con prestancia en todas aquellas iniciativas mundiales dirigidas a poner fin a la pobreza extrema de una vez por todas.

No claudicaremos en la lucha por erradicar la pobreza y estaremos muy atentos a que el próximo Gobierno Federal se comprometa con acabar con la exclusión social y reivindicar en todo momento la dignidad de las personas sin distinción alguna.

Senadores del Grupo Parlamentario del

Partido Revolucionario Institucional