+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Claudia Edith Anaya Mota, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a los gobiernos de las entidades federativas a realizar acciones afirmativas enfocadas en la permanencia escolar y el abatimiento del rezago educativo entre niñas y adolescentes.

SE TURNó A LA COMISIóN DE EDUCACIóN.


Proposición con Punto de Acuerdo por la que se exhorta respetuosamente a los gobiernos de las entidades federativas a promover acciones que prevengan y erradiquen la deserción escolar entre las niñas y adolescentes.

La suscrita, Senadora Claudia Edith Anaya Mota, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y de la LXIV Legislatura, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, en el artículo 8 numeral 1 fracción II y el artículo 276 ambos del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración del Pleno, la presente Proposición con Punto de Acuerdo por la que se exhorta respetuosamente a los gobiernos de las entidades federativas a promover acciones que prevengan y erradiquen la deserción escolar entre las niñas y adolescente, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

Actualmente uno de los principales retos que enfrenta el país es el elevado número de embarazos adolescentes, ya que de acuerdo a la OCDE se ocupa el primer lugar entre sus miembros, tal que:

[México ocupa el primer lugar] con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años de edad. Asimismo, en México, 23% de las y los adolescentes inician su vida sexual entre los 12 y los 19 años. De estos, 15% de los hombres y 33% de las mujeres no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual. Es así que de acuerdo con estos datos, aproximadamente ocurren al año 340 mil nacimientos en mujeres menores de 19 años. [*]

Los desafíos de los embarazos adolescentes representan una problemática no solo en términos del desarrollo de la personalidad y en consecuencia del proyecto de vida de los padres, pero sobre todo de las mujeres quienes tienen menores oportunidades de acceso a empleos con seguridad social y niveles superiores de educación, de acuerdo al diagnóstico presentado por la Estrategia Nacional para la Prevención de Embarazo en Adolescentes la problemática se explica de la siguiente manera:

El embarazo a edades tempranas generalmente es un problema con consecuencias graves para las madres y los padres adolescentes y para sus hijos e hijas. Se le considera un problema de salud pública, ya que afecta negativamente en la salud de las jóvenes mujeres y en la de sus hijos/hijas; es un problema educativo porque provoca deserción escolar o bajo rendimiento; es económico porque posibilita mano de obra barata y condiciona los ingresos futuros, el acceso a oportunidades laborales especializadas y de calidad y el desarrollo humano sustentable, y es, en todo caso, un problema de atención al ejercicio de los derechos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Ser madre y padre adolescente suele desencadenar, sin distinciones socio-económicas, condiciones de vulnerabilidad para este sector, que suelen asociarse a: falta de preparación educativa en el tema de salud sexual y reproductiva, a la probable deserción escolar, características del desarrollo cognitivo, físico y psico-socioemocional en esa etapa, la adopción de papeles de género tradicionales, así como a la reducción de vivencias que se generan en la población en este periodo del desarrollo humano considerando su ámbito socio-cultural. Las madres adolescentes son frecuentemente estigmatizadas y sufren discriminación de género, desaprobación y rechazo familiar y social (en las escuelas, en sectores de salud, en las comunidades, en ámbitos religiosos, por ejemplo).

Un embarazo durante la adolescencia puede considerarse como dramático, tanto en lo personal como a nivel social, independientemente del estrato social porque:

  • Con frecuencia es no planeado y/o no deseado. 
  • Si lo es, no se tienen muchas alternativas para cubrir de la mejor manera todas las necesidades que requerirá la madre durante el mismo, y del hijo/hija al nacer. 
  • Llama la atención social, al observar que las y los adolescentes lo ven como una forma de destino de mujeres (y hombres) ante la falta de alternativas. 
  • Desencadena eventos como uniones o matrimonios prematuros, en los que la pareja puede o no estar de acuerdo. 
  • Puede reproducir el círculo de pobreza de madres y padres adolescentes, o iniciarlo cuando la economía doméstica no lo podrá proteger por falta de: empleo, redes sociales de apoyo, entre otros. 
  • Se genera una mayor exposición a situaciones de inseguridad, desprotección y maltrato (las madres jóvenes embarazadas a veces no son aceptadas en la escuela –maltrato–; no son aceptadas en su casa, lo que las lleva a veces a buscar trabajos no adecuados —maltrato, inseguridad, desprotección—; son abandonadas por su pareja –maltrato, desprotección; por ejemplo). 
  • Si se casan, tienen un mayor índice de riesgo de divorcio, con las consecuencias del asunto, ya que  muchos padres se niegan a dar pensión alimentaria. Para contextualizar, se ha observado que el divorcio y/o la separación son cuatro veces más altos entre parejas casadas durante la adolescencia que entre los matrimonios consumados a edades más tardías. 
  • Los embarazos de mujeres adolescentes se vinculan a la muerte materno-infantil y al aborto. 
  • La inversión en el trayecto educativo de las niñas y niños adolescentes tiene repercusiones como abandono escolar, baja calidad en sus estudios al atender otras responsabilidades, entre otras. 
  • Puede ser utilizado como pretexto para requerir y ofrecer trabajo a menores de edad en condiciones de explotación. [*]  

Así las cosas los embarazos adolescentes son un problema social, de salud pública, de acceso a la educación, en suma es un reto en materia de accesos humanos con perspectiva de género, donde uno de los factores principales es el matrimonio adolescente.

De forma que de acuerdo a la siguiente cita se observa que la prevalencia del embarazo adolecente esta íntimamente ligado con las condiciones de desarrollo, tal como se lee:

Las mayores tasas de fecundidad adolescente se observan casi invariablemente entre quienes viven en situación de máxima vulnerabilidad. Las niñas y adolescentes más afectadas son las pobres, sin escolaridad, en comunidades indígenas, rurales, en uniones tempranas (forzadas o no), o bien, en zonas urbanas de alta marginación. El común denominador de estas situaciones suele ser la falta de perspectivas de mejora en el futuro. Los programas de desarrollo juvenil y ampliación de oportunidades buscan ampliar las opciones educativas y laborales, y empoderar a estas adolescentes.

Los tipos de acción que han logrado mayor impacto son las que inciden directamente en las oportunidades educativas y proveen incentivos o bajan los costos de permanecer en la escuela. Como se observó en el diagnóstico, abandonar la escuela hace más probable una unión temprana, un primer embarazo y embarazos subsiguientes. Asimismo, el embarazo provoca el abandono de la escuela. Las intervenciones enfocadas a evitar la deserción escolar o incentivar el regreso a la escuela han contribuido a reducir de manera significativa tanto el primer embarazo como los subsecuentes. [*]

Es por tanto que el interés de la Proposición con Punto de Acuerdo, hacer visible esta realidad para que las entidades federativas a través de su estructura programática, diseñen, ejecuten y evalúen acciones gubernamentales, en conjunto con la sociedad civil, encaminadas a prevenir y erradicar la deserción escolar entre las niñas y adolescentes.

De acuerdo con las investigadoras Karla María Díaz López y Cecilia Osuna Lever [*] , solo el 62% de los jóvenes de 16 años están inscritos en la educación media superior y anualmente 650 mil abandonan sus estudios, así expresado en dicho artículo se lee:

La explicación de este fenómeno se ha concentrado en identificar la influencia de diversas variables de naturaleza individual, familiar, social y cultural que, al parecer, se refuerzan de manera simultánea. A este respecto, hay que considerar la evidencia prevalente en el sentido de que el abandono escolar se manifiesta principalmente, y en mayor medida, en contextos socioeconómicos desfavorecidos y vulnerables; por lo tanto, las condiciones estructurales y materiales de vida, así como los universos simbólicos de las familias figuran como determinantes en el desarrollo de actitudes, expectativas, acciones y comportamientos que no siempre favorecen el éxito escolar.

Más aún de acuerdo con datos del INEGI [*] , en 2015 el 43.5% de las mujeres entre 15 y 24 años asiste a la escuela en proporción un poco menor a la de los varones con un 44.6%, y solo el 64.82% de la población ha terminado el nivel medio superior.

Esto nos induce a promover una mayor cobertura en el tema educativo, con acciones afirmativas que le permitan a niñas y adolescentes, permanecer en el aula, como un mecanismo para asegurar su derecho a ejercer el libre desarrollo de su personalidad, a través de la formación de un proyecto de vida.

Es necesario que las entidades federativas consideren acciones afirmativas, con perspectiva de género, como las siguientes:

  • Identificar poblaciones con condiciones de marginación y exclusión social, con la finalidad de ofrecer apoyos y transferencias económicas, enfocadas en la permanencia y abatimiento del rezago escolar. 
  • Ejecutar campañas de información sobre los derechos de niñas y adolescentes, diseñadas en base al derecho al ejercicio libre de la personalidad a través de la formación de un proyecto de vida. 
  • Aumentar la disposición y asequibilidad de servicios de salud reproductiva, que incluyan la dotación de métodos anticonceptivos. 
  • Focalizar programas de becas y estímulos académicos, no solo basados en el rendimiento escolar, sino en la permanencia para niñas y adolescentes de familias con menores ingresos. 

Lo anterior entre otras acciones afirmativas conducirán a escenarios progresivos de adelanto y empoderamiento de forma que niñas y adolescentes, encuentren opciones para acceder a la vida adulta y encontrar mayores alternativas de movilidad social a través del estudio.

Es por lo anteriormente expuesto y de acuerdo a los artículos mencionados en el proemio que facultan a quien suscribe a iniciar el proceso legislativo, que se presenta ante esta H. Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO.

Único.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a los Gobiernos de las Entidades Federativas a realizar acciones afirmativas enfocadas en la permanencia escolar y el abatimiento del rezago educativo entre niñas y adolescentes, principalmente aquellas cuyas familias ocupan los deciles con menos ingresos.

Dado en el Pleno del Senado de la República a los 27 días del mes de septiembre de 2018.

Suscribe.

Claudia Edith Anaya Mota.

Senadora de la República por el Estado Libre y Soberano de Zacatecas.


[*] Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, disponible en: https://www.gob.mx/inmujeres/acciones-y-programas/estrategia-nacional-para-la-prevencion-del-embarazo-en-adolescentes-33454

[*] Ibíd.

[*] Ibíd

[*] DIAZ LOPEZ, Karla María  y  OSUNA LEVER, Cecilia. Contexto sociofamiliar en jóvenes en situación de abandono escolar en educación media superior. Un estudio de caso. Perfiles educativos [online]. 2017, vol.39, n.158 [citado  2018-09-25], pp.70-90.