+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica

De la Sen. Ana Gabriela Guevara, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta a la Cámara de Diputados, a los congresos locales de los estados y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a generar propuestas y acciones legislativas para la configuración de un código de los mensajes publicitarios que inhiba la desigualdad de género y la violencia hacia la mujer.

SE TURNó A LA COMISIóN PARA LA IGUALDAD DE GéNERO.


La suscrita, Senadora ANA GABRIELA GUEVARA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en esta LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, fracción II; 76, fracción IX, 276 y demás aplicables del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta soberanía, la presente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO PARA QUE EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTE RESPETUOSAMENTE A LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS Y A LOS CONGRESOS LOCALES DE LOS ESTADOS Y A LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL, A GENERAR PROPUESTAS Y ACCIONES LEGISLATIVAS PARA LA CONFIGURACIÓN DE UN CÓDIGO DE LOS MENSAJES PUBLICITARIOS QUE INHIBA LA DESIGUALDAD DE GÉNERO Y LA VIOLENCIA HACIA LA MUJER E INCORPORARLO EN LAS LEGISLACIONES LOCALES Y FEDERAL PERTINENTES, bajo las siguientes:

CONSIDERACIONES

1.- La desigualdad de género y la violencia contra las mujeres son a todas luces  construcciones culturales generadas desde las diversas constituciones de la civilización. Desde hace muy poco tiempo, esas tendencias profundas, insertadas en la educación, en las costumbres, en todos los aspectos de las conductas sociales, sexuales, han sido visibilizadas como injusticias a pesar de las resistencias culturales que pretenden retornarlas a la invisibilidad y acriticidad de las costumbres. Una vez visibilizadas, señaladas, conceptualizadas y estudiadas por sectores críticos de la población, y llevados a los ámbitos legislativos, tanto la desigualdad de género y la violencia contra las mujeres ya fungen como conceptos rectores de análisis continuo y absoluto sobre toda la plataforma de producción y reproducción cultural contemporánea. Esta tendencia crítica ya posee toda una estructura clínica y un aparato cultural propio que observa, señala, abstrae y detecta temas, escenas, paradigmas, sustratos  de los sistemas culturales en donde anida la constitución patriarcal para pugnar contra sus determinaciones.

Eminentemente estos temas se encuentran enraizados en toda la estructura cultural hasta en sus mínimos detalles. Para el tratamiento de esta propuesta necesitamos abstraernos en uno solo, el tema publicitario.

La publicidad es uno de los nichos culturales donde anida y se reproducen con especial énfasis, las más ancestrales tendencias culturales de diferenciación de roles sexuales, de costumbres, de creencias jerárquicas en los comportamientos sexuales. Pocos nichos como la publicidad han aprovechado los rasgos patriarcales para incitar a la compra de la mercancía o a la identificación hacia la marca.  

Paradójicamente la publicidad reúne las tendencias de diseño, de aprovechamiento de las tecnologías de la información, las vanguardias estilísticas y de la moda con los aspectos elementales de la supremacía de la fuerza física y de ciertos comportamientos sexuales producto de la oscuridad de las costumbres.

2.- Existen estudios sobre la fórmula de género y publicidad que estudian los diseños publicitarios basados en criterios de violencia contra las mujeres y la inequidad entre los géneros. En Internet existen centenas de ellos y elegimos uno al azar para mostrar el interés del análisis sobre los temas aludidos. Elegimos uno que incluye reactivos ante mensajes publicitarios sobre una audiencia adolescente. Un estudio muy interesante que suma análisis, teoría, estudio y articulación sobre los fenómenos publicitarios. Este texto se llama:  Estudio sobre la percepción del sexismo en la publicidad entre alumnado adolescente de la comunidad autónoma de Euskadi (cae).

Equipo investigador: Pablo Vidal Vanaclocha y Teresa Nuño Angos Vitoria-Gasteiz. Junio 2014

 Observemos el índice:

Teoría de la recepción

1.3. Estudios sobre género y comunicación

1.4. Estereotipos, publicidad y género

1.5. El estudio de la imagen de las mujeres desde la perspectiva de las audiencias

2. Publicidad y Sexismo: el estado de la cuestión

2.1. Los estereotipos femeninos en la publicidad

2.2. Posición institucional europea, estatal y autonómica en relación a los

 estereotipos femeninos en la publicidad y en los medios

2.3. La publicidad ideológica y el sexismo en la publicidad

2.4. La ideología del androcentrismo en la publicidad

2.5. Organismos de control y vigilancia de la publicidad sexista

2.6. Los anuncios publicitarios seleccionados, las marcas y los anunciantes

Sito en :

http://www.emakunde.euskadi.eus/contenidos/informacion/publicaciones_subvencionadas/es_def/adjuntos/beca.2013.3.estudio.percepcion.sexismo.pdf

Algunos extractos de este documento de trabajo pertinentes para argumentación:

“La publicidad sexista crea argumentos para tratar de convencernos de realidades y formas de ser que, aparentemente, son aceptables dentro de la comunidad en nuestras sociedades patriarcales. Mediante anuncios publicitarios, y por medio de sus discursos, trasmitirá modelos de comportamiento y valores sociales, creando un sistema de razonamiento que, inconscientemente, al interpretarlos o decodificarlos, integraremos en nuestra cognición social, determinando la manera en que percibimos las relaciones de sexo-género en parte de nuestra realidad existencial. Socializándonos en ella y persuadiéndonos de la conveniencia de percibir y asumir los argumentos, valores y modelos que sobre las relaciones de sexo-género proyectan como la mejor forma de ser personas, miembros sociales aceptables dentro de la ideología social predominante: el androcentrismo.

Algunos estudios nos alertan sobre la influencia de los estereotipos propagados en los mensajes que se reciben en la etapa de la adolescencia en la que se presentan modelos de mujeres sumisas (una buena chica) y hombres con carácter (un hombre de verdad) y que fundamentan un buen número de experiencias negativas de violencia y abuso en las relaciones afectivas de adolescentes y jóvenes, sustentadoras de la ideología androcéntrica y de la hegemonía masculina (Toldos Romero, 2004).

Con los indicadores apuntados es suficiente con establecer una articulación entre mercancía, mujer, estereotipos, dominación, fuerza, poder, estaus social, temas ya muy conocidos en los ambientes en donde se ha tratado el tema de equidad entre géneros y violencia contra la mujer.

Algunas conclusiones respecto al sexismo en la publicidad, su percepción e influencia en la adolescencia son: “La mayoría de las personas implicadas en la educación de adolescentes y jóvenes asisten impotentes, pese a los esfuerzos de instituciones y otras organizaciones, al retroceso que en cuestiones de género e igualdad se detecta en la juventud. Ni los avances sociales producidos, ni la implicación de los centros educativos y de las familias doblegan esta tendencia.

Esta tozuda realidad nos plantea el cuestionamiento de los modelos que se están

generando y transmitiendo en esta sociedad a las y los jóvenes y adolescentes y nos sugiere actuar y modificar los modelos femeninos y masculinos que nuestra sociedad está proponiéndoles. Hoy los mensajes de los medios de comunicación de masas, especialmente a través de la publicidad, difunden conocimientos, creencias, estilos de vida, hábitos, actitudes y valores con consecuencias claras sobre la manera de entender el mundo y sobre las formas de vivir de las personas que es imposible negar (Lomas, 1999). Sin embargo, es evidente la disociación entre nuestra realidad social y la mayoría de las representaciones mediáticas en las que aparece la mujer lo que irremediablemente conlleva a la pérdida de la función constructiva de los medios de comunicación. La socialización publicitaria se realiza desde la ideología androcéntrica Desde diferentes ámbitos institucionales y sociales se atribuye, cada vez más, a los medios de comunicación y, principalmente a la televisión, una importante cuota de responsabilidad en la transmisión de determinadas pautas de comportamiento y valores. La publicidad, es reconocida como la principal y más eficaz herramienta de control social pues juega un papel relevante en nuestras sociedades al actuar como una entidad de alienación ideológica y de manipulación cultural. El discurso publicitario es, en la actualidad, una manifestación clara de la ideología hegemónica pues concibe determinadas condiciones de producción de sentido al impregnar con su credo discursivo los anuncios publicitarios. La publicidad contribuye, así, al ordenamiento social del sistema patriarcal hegemónico aportando sus significaciones de género, es decir, construyendo y difundiendo significados simbólicos dirigidos al mantenimiento de unos sistemas de referencia que proyectan una imagen de mujer en roles absolutamente tradicionales o en roles más actuales pero perversamente caracterizados por estereotipos muy sexistas y claramente discriminatorios”

“La imagen de las mujeres producida para el consumo mediático, específicamente a través de la publicidad se construye por medio de representaciones de subordinación y cosificación de las mujeres que apuntalan y refuerzan estereotipos contrarios a las normas éticas y deontológicas promovidas por diferentes organismos internacionales. En definitiva, la publicidad y su producción discursiva perjudican gravemente las estrategias comunes de avance de los sectores más concienciados de la sociedad, y especialmente la labor que se realiza para coeducar a nuestras y nuestros jóvenes en un nuevo contexto social que respalde la verdadera realidad en la que vivimos, sobre todo en lo relativo a las cuestiones de género. La legitimación del sexismo y la justificación de la violencia masculina fundamentan la narratividad dirigida al colectivo adolescente En esta investigación y en otras similares realizadas en los últimos años se detecta que la realidad mediática y los mensajes audiovisuales (publicidad, videojuegos, películas, seriales, etc.) impulsan y fomentan el sexismo y la violencia, especialmente, contra las mujeres. Sus consecuencias en adolescentes y jóvenes se aprecian, casi siempre en los chicos, en el mantenimiento de actitudes prepotentes que ignoran y anulan aquellas identidades que, desde su credo de superioridad egocéntrica, detectan como competidoras o como extrañas a la suya. También, en la justificación de la prepotencia masculina que se expresa por medio de la negación de lo ajeno y de la agresividad, en especial, en contraposición a lo femenino. Por último, en la legitimación que han establecido respecto a la violencia masculina, sobre todo ellos pero también algunas de ellas, cuando ésta es moderada o se enmascara por estéticas propias del discurso audiovisual que consumen. Los sectores de la producción audiovisual y de la publicidad deben asumir su responsabilidad La responsabilidad de quienes crean los discursos narrativos dirigidos a adolescentes y la irresponsabilidad de quienes producen y se lucran con estos contenidos no sólo perpetúa modelos androcéntricos ya superados hace décadas, sino que renueva nuevas formas de violencia hacia las mujeres inculcando la aceptación de la agresividad en el hombre como factor de poderío masculino y de atracción sobre las mujeres. Más concretamente, desde el discurso publicitario, todavía amparado por una ideología muy tradicional e inmovilista, se refuerzan estos modelos cuando continuamente generan una determinada visión e imagen de las mujeres que justifica, renueva y contribuye al ordenamiento social del sistema patriarcal hegemónico. Se pone de manifiesto en este estudio el abismo sociocultural entre profesionales de los equipos de redacción de revistas y de los equipos creativos publicitarios respecto a las 168 adolescentes de nuestra investigación, muy pocas se reconocieron en los arquetipos de mujer que aparecen en sus publicaciones y anuncios pero sí los percibieron como un acoso constante del que no pueden escapar al construir una imagen de mujer que se halla presente en todos los espacios audiovisuales a ellas dirigidos y en la que no se reconocen. Es preciso y urgente, actuar sobre el sector de la publicidad y sobre los medios que difunden estos mensajes asesorándolos en la búsqueda de una imagen de mujer que se encuentra en proceso de evolución y que requiere de una comunicación que renueve los sistemas perceptivos mediante anuncios que alcancen sus objetivos estratégicos, sin perjudicar ni discriminar la imagen de las mujeres ni menoscabar los avances realizados en la igualdad. Es decir, que se abra a la igualdad de oportunidades, sobre todo, para que las nuevas generaciones perciban la verdadera realidad y los logros alcanzados también desde su lenguaje, esto es, desde el lenguaje audiovisual con el que se familiarizan desde su más temprana edad y se socializan al margen del control familiar y educativo”.

3.- Hace unos días se celebró en la ciudad de México un mesa de análisis llamada “Sexismo y estereotipo de género en los medios de comunicación: violencia simbólica contra las mujeres”. Ahí, en el foro, convocado por organizaciones civiles, instituciones académicas, del gobierno y agencias de organismos internacionales, se dejó en claro que en el papel de los medios de transmitir información a la sociedad, sus mensajes pueden alterar o fortalecer las costumbres y el comportamiento social.

En la mesa de análisis, que formó parte del primer Encuentro regional para la sensibilización a medios de comunicación: comunicar para la igualdad, Aimée Vega, coordinadora del Programa de Investigación Feminista del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), presentó los resultados de una investigación sobre el comportamiento de un grupo de cadenas de televisión, radio, prensa escrita, y revistas, sobre este tema.

El estudio encontró en apenas un espacio corto de tiempo y de análisis de 544 horas de programación televisiva, un total de 983 representaciones de tipos y modalidades de violencia contra las mujeres. Incluso, citó la localización de 4 mil 50 anuncios en diarios de circulación nacional que promueven de manera abierta la trata y el tráfico sexual de niñas y mujeres, además de que el género más misógino es la publicidad, por lo que sugirió poner más atención a lo que realiza esa industria. En su intervención, en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Mónica Maccise, titular de la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del Instituto Nacional Electoral, presentó una serie de espots de todos los partidos políticos que han tenido que ser retirados por fomentar estereotipos de violencia de género”.

4.- Es nuestra intención generar una propuesta para exhortar a los Congresos locales, a la Cámara de Diputados a legislar respecto a la elaboración de un Código de los Mensajes Publicitarios todos, que inhiban los mensajes publicitarios que alienten y reproduzcan la desigualdad de género y la violencia contra las mujeres.  

Por todo lo anterior, sometemos a la consideración de esta Asamblea, el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO: EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA RESPETUOSAMENTE A LA H. CÁMARA DE DIPUTADOS Y A LOS CONGRESOS LOCALES DE LOS ESTADOS Y A LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL, A GENERAR PROPUESTAS Y ACCIONES LEGISLATIVAS PARA LA CONFIGURACIÓN DE UN CÓDIGO DE LOS MENSAJES PUBLICITARIOS QUE INHIBA LA DESIGUALDAD DE GÉNERO Y LA VIOLENCIA HACIA LA MUJER E INCORPORARLO EN LAS LEGISLACIONES LOCALES Y FEDERAL PERTINENTES.

ATENTAMENTE.

Documentos Relacionados: