+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica

De la Sen. Yolanda de la Torre Valdez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que reforma la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores.

Se turnó a las Comisiones Unidas de Atención a Grupos Vulnerables y de Estudios Legislativos, Primera de la Cámara de Senadores.


Propone establecer que la lengua de señas indígenas consiste en una serie de signos gestuales articulados con las manos y acompañados de expresiones faciales, mirada intencional y movimiento corporal, dotados de función lingüística, que igualmente poseen todas las características de las lenguas indígenas orales.

La suscrita Yolanda de la Torre Valdez, Senadora de la República e integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo expresado en los artículos 71, fracción II y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y conforme a lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, Fracción I; 163 y 164 del Reglamento del Senado de la Republica, someto a consideración de esta honorable asamblea la siguiente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, en materia de asistentes personales para las personas adultos mayores,de acuerdo con lo siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS.

Los adultos mayores en México enfrentan una vulnerabilidad permanente, debido a las desventajas que enfrentan para incorporarse o reincorporarse a la actividad económica,  más aún entre los 65 y 70 años, se ubican en la condición de cesantía laboral, lo que los obliga a depender económicamente de otras personas o de un sistema pensionario.

El deterioro de la salud y las capacidades físicas producto de la edad es la principal causa de cesantía e incapacidad para realizar diversas actividades cotidianas, incluso en algunos casos el cuidado y atención personal. [*]

En la vejez, una buena salud es sinónimo de autonomía e implica la posibilidad de poder llevar una vida independiente. Por este motivo la conservación de la salud para poder vivir independiente constituye uno de los principales objetivos y preocupaciones de las personas mayores y de la Gerontología. [*]

Concretamente, el grupo de personas mayores de 85 años (que además es el que proporcionalmente está experimentando un mayor crecimiento) presenta más problemas de salud e incapacidad física que cualquier otro grupo de edad. [*]

Este estudio revela y comprueba información fundamental que motiva a la Iniciativa, coincidiendo que la edad avanzada conlleva una incapacidad, misma que genera una dependencia para la cual se deben generar políticas públicas que sean capaces de responder a estos retos.

Los datos estadísticos permiten a las instituciones conocer sus poblaciones objetivo, sus condiciones particulares, su ubicación geográfica entre otras características, que en conjunto coadyuvan a la toma decisiones para el diseño e implementación de acciones en su beneficio, para los intereses que persigue la Iniciativa, se enunciaran de forma general una serie datos relacionados con los adultos mayores en nuestro país, obtenidos del censo de población y vivienda de 2010, publicado por el INEGI, en el documento “Perfil Sociodemográfico de los Adultos Mayores” [*]

  • En 1930, en México la población de adultos mayores era inferior al millón de personas, esto es, 5.3% de la población total. El Censo de Población y Vivienda 2010, contabilizó 10.1 millones de adultos mayores lo que representa 9.0% de la población total. 
  • La distribución de la población de 60 y más años según los grupos específicos clasificados por rango de edad, muestra que las proporciones comienzan a tener un cambio en el periodo. El porcentaje de la población del grupo de 65 a 84 años, va creciendo paulatinamente, ya que pasó de 60.2% en 1990 a 62.0% en 2010. Mientras que disminuye el grupo de 60 a 64 años y en menor medida, el grupo de 85 y más años de edad. 
  • De acuerdo al Censo de Población y Vivienda 2010, en el país hay 95 hombres por cada 100 mujeres. Para el caso de la población de 60 y más años el indicador muestra un aumento de mujeres en dicha relación, debido a la mayor sobrevivencia de la población femenina, ya que en 1990 había 89 hombres porcada 100 mujeres, en 2000 se ubica en 88.0 y se reduce a 87.0 para 2010. 
  • El indicador de dependencia de vejez es el cociente entre la población mayor de 65 años por cada 100 personas de 15 a 64 años de edad. Se observa que este indicador sigue aumentando, al pasar en el periodo de 7.3 a 9.7 adultos mayores por cada 100 personas en edad de trabajar. 
  • La población adulta mayor con alguna limitación en la actividad creció́ poco más del triple, en 2000 se registraron 745 mil casos que representan 10.7% de la población de 60 y más años, para el censo de 2010 la cifra se encontró́ en 2.8 millones, lo que representa 26.3 por ciento. 
  • Acorde a las cifras presentadas por el Censo de Población y Vivienda 2010, de la población adulta mayor, 4.3% presenta al menos una limitación, es decir 1.7 millones de los adultos mayores. Mientras que 0.5% registra tener 2 o más limitaciones, lo que representa 197 mil casos. 
  • El porcentaje de adultos mayores alfabetas se ubicó en 64.7%, para pasar a 69.7% en 2000, y aumentar en 2010 hasta 74.3%, con una diferencia de 9.6 puntos porcentuales más que en 1990. Como resultado, el porcentaje de adultos mayores que no saben leer ni escribir, también se ha reducido desde 35.0% registrado en 1990 hasta 24.6% en 2010. 
  • En el año 2000, el 48.1% de las personas de este grupo poblacional contaba con servicios de salud; 10 años después, el porcentaje alcanza 71.4 por ciento. Por lo que los adultos mayores sin derecho a servicios de salud representan a casi 3 de cada 10 personas de este grupo poblacional. 
  • En México existen 1.1 millones de adultos mayores que viven solos, es decir, 43.4% de adultos mayores vive en hogares unipersonales. Por otra parte, del total de adultos mayores casi 1 de cada 10 viven solos, de ellos 4 son hombres mientras que 6 son mujeres. 

Esta es una porción de la realidad de los adulto mayores en México, donde como se puede observar su proporción en el conjunto poblacional aumenta década a década y la esperanza de vida de esta población aumenta progresivamente. Lo que inevitablemente requerirá que el Estado Mexicano, atienda las necesidades de la población adulta mayor antes de que se convierta en una crisis social.

Muchos de estos adultos mayores, particularmente señalando aquellos que viven en hogares unipersonales, con el avance de la edad tendrán requerimientos de asistencia social, para su cuidado y atención personal, actualmente existen esquemas de este tipo a través del albergues y casas de día, información proporcionada por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, ha determinado que la operación anual de un albergue de asistencia social para personas adultas mayores tiene un costo de 7 millones de pesos, y una casa de día aproximadamente de 3 millones de pesos, estos datos presupuestales obligan a que las autoridades competentes diseñen nuevos programas para extender la cobertura de la asistencia social.

Una alternativa sustentable, es la de los asistentes personales. El Asistente Personal es una figura de apoyo a las personas con diversidad funcional (discapacidad) que no ha sido contemplada hasta muy recientemente en el mundo de los servicios sociales en España, a pesar de ser muy conocida en Estados Unidos desde hace más de treinta años y en una decena de países europeos desde hace más de veinte años. [*]

Un Asistente Personal es una persona que ayuda a otra a desarrollar su vida. El Asistente Personal es por tanto aquella persona que realiza o ayuda a realizar las tareas de la vida diaria a otra persona que por su situación, bien sea por una diversidad funcional o por otros motivos, no puede realizarlas por sí misma. [*]

Esta figura no esta debidamente reglamentada o descrita en el marco jurídico nacional, relativo a las personas adultas mayores, las personas con discapacidad y la asistencia social, por lo que es la intención de la Iniciativa incorporar esta figura, como un primer paso para el diseño y desarrollo de políticas públicas que conlleven a la creación de un marco regulatorio interinstitucional y en los tres niveles de gobierno que distribuya competencias para la consecución de este fin.

A efecto de establecer un parámetro, se cita a continuación el caso de Uruguay que ha resultado pionero en la implementación de una política pública similar, la cual se describe a continuación.

El objetivo de este programa es apoyar a las personas adultas mayores que tienen bajo su responsabilidad el cuidado de personas con discapacidad severa física y mental en situación de dependencia mediante acompañamiento por horas de un asistente personal. Los beneficiarios del programa son personas en situación de dependencia de entre 15 y 60 años, siempre que su cuidador o cuidadora principal sea una persona mayor de 65 años. El programa no incluye a personas que residan en hogares colectivos.

El programa comenzará a funcionar como plan piloto en tres departamentos del país, Montevideo, Paysandú y Cerro Largo, y luego se extenderá a todo el país como una acción más que avanza en la construcción de un sistema nacional de cuidados. Si bien se establecerán criterios de prioridad para la selección de los hogares, con este programa piloto se estarían cubriendo 3100 horas mensuales de apoyo. Se trata de una acción que no apunta a un impacto de cantidad, sino de calidad de vida de la población involucrada. [*]

Si bien es cierto es un programa piloto y con una población específica, la simple introducción del concepto en un programa de política pública es fundamental, para una posterior ampliación universal dentro del conjunto de las personas adultas mayores.

La Iniciativa tiene el interés de iniciar una discusión pública que conlleve a la creación de programas de este tipo, donde sean utilizados recursos humanos actualmente disponibles y que pudieran ser involucrados en esta actividad, tales como mujeres jefas de familia, estudiantes que realizan el servicio social, personas desempleadas, etc., con la finalidad de reducir los impactos presupuestales.

Para ello es necesario distribuir las atribuciones correspondientes entre las autoridades señaladas en la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, así mismo se reitera la necesidad de incorporar en la Ley el término de “Asistente Personal”; estas dos acciones se consideran suficientes para iniciar el camino que conduzca a políticas públicas eficaces y eficientes ponderando el derecho a la salud de las personas y reduciendo los impactos presupuestales, pero con el firme interés de generar acciones para un grupo poblacional en su mayoría vulnerable y en constante crecimiento.

Es por lo antes expuesto y de acuerdo a los artículos señalados en el proemio que se presenta ante esta H. Soberanía el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO.

Único.- Se adicionan la fracción XII de artículo 3º, el inciso d de la fracción VI del artículo 5º, la fracción XXI del artículo 10, las fracciones IV y V del artículo 17 y la fracción VIII del artículo 19 todos de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores para quedar como sigue:

Artículo 3o. Para los efectos de esta Ley, se entenderá por:

I - XI…

XII. Asistente Personal: Es la persona que ayuda a realizar las actividades cotidianas y de cuidado personal a un persona adulta mayor que tenga incapacidad o dificultad para realizarlas por si mismo, de acuerdo a un contrato de servicios o por vía voluntaria, el cual se encuentra capacitado y certificado para realizar esta actividad.

Artículo 5o.De manera enunciativa y no limitativa, esta Ley tiene por objeto garantizar a las personas adultas mayores los siguientes derechos:

I - V…

VI. De la asistencia social:

a - c…

d.- A ser sujetos de programas de asistencia social en sus hogares y comunidades, a través de asistentes personales, subsidiados por el Estado o voluntarios

Artículo 10.- Son objetivos de la Política Nacional sobre personas adultas mayores los siguientes:

I - XX…

XXI.- Promover acciones para la capacitación, certificación e incorporación de asistentes personales para personas adultas mayores que tengan incapacidad o dificultad para realizar sus tareas cotidianas y de cuidado personal o que requieran monitoreo y acompañamiento constante por cuestiones de salud.

Artículo 17.- Corresponde a la Secretaría de Educación Pública, garantizar a las personas adultas mayores:

I - III…

IV.El diseño de programas de capacitación y certificación para asistentes personales, a través de la educación técnica.

V. La formulación de estrategias para vincular a los estudiantes que realizan servicio social, con los programas de asistentes personales…

Artículo 19.- Corresponde a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, garantizar en beneficio de las personas adultas mayores:

I - VII

VIII. La creación e implementación de programas de capacitación técnica y certificación laboral para asistentes personales para personas adultas mayores.

Dado en el Senado de la República los 03 días del mes de agosto de 2016.

Atentamente

Yolanda de la Torre Valdez

Senadora de la República


[*] Yanguaz Lezaun J., Análisis de la calidad de vida relacionada con la salud en la vejez desde una perspectiva multidimensional, Inmerso, España 2004, Pp. 71  consultado: 18-01-2016, disponible en: http://www.imserso.es/InterPresent2/groups/imserso/documents/binario/analisiscalidad.pdf

[*] Ibíd Pp. 73.

[*] Ibíd. Pp. 74.

[*] Perfil sociodemográfico de los adultos mayores, Instituto Nacional de Geografía Estadística e Informática, 2010, consultado: 19-01-2016, disponible en: http://www.inegi.org.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/censos/poblacion/2010/perfil_socio/adultos/702825056643.pdf

[*] Consideraciones sobre la figura del Asistente Personal en el Proyecto de Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, Rodríguez Picavea, A., España, Vida Independiente, 2006, consultado 20-01-2016, disponible en: http://www.asoc-ies.org/vidaindepen/docs/la_%20figura_del_asistente_personal_v1-1.pdf

[*] Ibíd.

[*] Federación Iberoamericana de Asociaciones de Personas Adultas Mayores, consultado: 20-01-2016, disponible en: http://fiapam.org/?p=6729