+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Cristina Díaz Salazar, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 67 de la Ley General de Salud, en materia de planificación familiar y prevención de embarazo en adolescentes.

Se turnó a las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos de la Cámara de Senadores.


Tiene la finalidad de establecer que las acciones de planificación familiar y anticoncepción que realicen las instituciones del Sistema Nacional de Salud, tendrán carácter prioritario, particularmente, para la prevención del embarazo en adolescentes y en otras mujeres con alto riesgo obstétrico.

De la misma manera, busca que dichas acciones deben incluir información sobre los graves riesgos para la vida y la salud de la mujer embarazada y el bebé, cuando el embarazo, entre otras causas, se presenta antes de los 20 años o bien después de los 35.


It aims to establish that the actions of family planning and contraception carrying on the institutions of the National Health System will have priority, particularly for the prevention of teen pregnancy and other women with high-risk obstetrics.

In the same way, you find that these actions should include information on serious risks to life and health of the pregnant woman and the baby when pregnancy, among other causes, occurs before age 20 or after the 35.

La que suscribe, Cristina Díaz Salazar, Senadora de la República de la LXIII Legislatura, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8 numeral 1 fracción II y 276 numeral 1 del Reglamento del Senado de la República, someten a la consideración del pleno la siguiente: INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 67 DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE PLANIFICACIÓN FAMILIAR Y PREVENCIÓN DE EMBARAZO EN ADOLESCENTES, de conformidad con la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) establecen que los jóvenes entre 10 y 24 años de edad representan 25% de la población. Se estima que cuatro de cada cinco pertenecen a los países menos desarrollados.

UNICEF reporta que 18% de la población mundial se encuentra entre los 10 a 19 años de edad. Dicha cifra varía entre las diferentes regiones, de tal manera que en los países con mayor índice de desarrollo los adolescentes representan 12% de la población y en los países en vías de desarrollo alcanzan 19%, mientras que en los menos desarrollados esta proporción casi se duplica al 23%.

En América Latina y el Caribe, los adolescentes representan 19% de la población, como es el caso de nuestro país.

La adolescencia se caracteriza por una baja presencia de las enfermedades que ponen en riesgo la vida. Es una etapa en la que se establecen relaciones interpersonales que determinan el futuro del individuo, tales como el noviazgo y en algunos casos, la formación de una familia.

Respecto a la salud sexual y reproductiva, es común que en la adolescencia las relaciones sean de corta duración y con múltiples parejas. El uso de métodos de planificación familiar y prevención de enfermedades de transmisión sexual es inadecuado, por lo que las infecciones por Chlamydia trachomatis, gonorrea, sífilis, virus de papiloma humano y virus de inmunodeficiencia humana son más frecuentes. Los jóvenes de 15 a 24 años contribuyen con 40% de los casos nuevos de infección por VIH entre la población adulta.

El embarazo durante la adolescencia puede calificarse como un problema de salud pública y una verdadera tragedia social. El número de nacimientos de hijos de madres adolescentes asciende a 16 millones cada año en el mundo. La tasa de partos entre adolescentes se calcula tomando en cuenta el número de nacimientos por cada mil adolescentes entre 15 y 19 años de edad. La UNICEF reporta en el Estado Mundial de la Infancia 2011 una tasa de 51, con un notable contraste entre los países desarrollados (23) y los subdesarrollados (123). En América Latina y el Caribe se tiene una tasa de 55 y en México una tasa notablemente alta de 90.

En México, el INEGI reporta que en 1990 la proporción de nacimientos registrados de madres adolescentes alcanzó 18%, y en 2010 fue de 18.8%.

Los estados del norte del país, como Chihuahua y Coahuila reportaron 23 y 21%, respectivamente, mientras que el Distrito Federal reportó la proporción más baja de 16.5%.

El embarazo en la adolescencia representa un factor de riesgo alto de morbilidad materna, fetal y neonatal, condicionado en gran medida por diversos factores biológicos, como la inmadurez física y emocional de la madre. Es común que la madre joven presente problemas tales como anorexia, bulimia, desnutrición y obesidad. También es frecuente que no cuenten con una pareja estable, que interrumpan su proyecto de vida en el aspecto educativo y que sufran rechazo de su familia. Aunado a lo anterior, el bajo nivel socioeconómico se asocia a un mayor riesgo de mortalidad perinatal.

El embarazo a edades tempranas es un tema que interesa y recientemente el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) ha publicado un completo informe titulado “Maternidad en la niñez” que aborda el embarazo adolescente.

“Maternidad en la niñez. Enfrentar el reto del embarazo en adolescentes” es el título completo del informe elaborado por la División de Información y Relaciones Externad del UNFPA, y en él se advierte de que los riesgos de un embarazo en la adolescencia están fuertemente asociados con las desigualdades, la pobreza y la desigualdad de género.

Cuando una niña se queda embarazada, su presente y futuro cambian radicalmente, y rara vez para bien. Puede terminar su educación, se desvanecen sus perspectivas de trabajo y se multiplica su vulnerabilidad frente a la pobreza, la exclusión y la dependencia.

Este tema que se ha convertido en un desafío mundial, aportando datos como que todos los días, 20,000 niñas de menos de 18 años dan a luz en países en desarrollo; en países desarrollados estos nacimientos se producen a una escala mucho menor.

Entre los estados miembros de la Organización y Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que incluye países de medianos ingresos, México tiene la tasa de natalidad más alta (64.2 cada 1,000 nacimientos) en adolescentes entre 15 y 19 años de edad, mientras que Suiza tiene la más baja, 4.3.

Los abortos en condiciones de riesgo son muy frecuentes en los embarazos adolescentes: representan casi la mitad del total de abortos. Casi todos los abortos en condiciones de riesgo (el 98%) se realizan en países en desarrollo, donde el aborto suele ser ilegal. Incluso donde el aborto es legal, a las adolescentes les puede resultar difícil acceder a los servicios.

En definitiva, las probabilidades de que las adolescentes de entre 15 y 19 años mueran debido a complicaciones durante el embarazo o el parto son dos veces mayores que las de una mujer de 20 a 30 años: unas 70,000 chicas mueren al año por esta causa, una cifra inaceptable sobre la que urge actuar.

El informe hace un exhaustivo análisis del embarazo adolescente, pero sobre todo nos propone maneras de conseguir la reducción de esos embarazos no planeados que ponen en riesgo la salud de las madres:

  • En las niñas de 10 a 14 años también hay que realizar intervenciones preventivas.

  • Respecto al matrimonio infantil, hay que eliminar el matrimonio de menores de 18 años, prevenir la violencia y coacción sexual.

  • Hay que crear enfoques multidimensionales, recursos globales para las niñas; mantener a las niñas saludables y seguras y reafirmar su trayectoria de vida.

  • Hay que proteger los derechos humanos a la salud, educación, seguridad y libertad frente a la pobreza.

  • La educación es fundamental, por eso hay que lograr que las niñas asistan a la escuela y permitirles quedarse más tiempo en ella.

  • Involucrar directamente a los hombres y niños, ayudándoles a formar parte de la solución.

  • Es fundamental ampliar la educación sexual y el acceso a los servicios de salud para adolescentes.

  • Desarrollar un marco suceso de los Objetivos de desarrollo del Milenio basado en principios de los derechos humanos, la igualdad y la sustentabilidad.

Las niñas que quedan embarazadas, en general, no pueden gozar ni ejercer sus derechos y aumentan los riesgos para su salud. Sobre estas cuestiones básicas incide el informe “Maternidad en la niñez”, que explica una triste realidad y sobre todo propone maneras de actuar que los Estados deberían tener en consideración.

Resumiendo, a nivel mundial, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México lidera el problema de embarazos en adolescentes, de 12 a 19 años de edad. Al día se registran 1,252 partos, cuyas madres se encuentran en este rango de edad, esta cifra representa que en uno de cada cinco alumbramientos está implicada una joven, pues se estima que el total nacional es de 6,260.

Estos embarazos obligan a los jóvenes de abandonar sus estudios. Según los reportes oficiales, 80% de los adolescentes deserta de la academia.

Según datos de la Unicef, en nuestro país 55.2% de los adolescentes son pobres, uno de cada cinco tiene ingresos familiares y personales tan bajos que no le alcanza siquiera para la alimentación mínima requerida.

Por lo antes expuesto, someto a esta Soberanía, el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

Único: Se reformael artículo 67 de la Ley General de Salud, en materia de planificación familiar y prevención de embarazo en adolescentes, para quedar como sigue:

Artículo 67. Las acciones de planificación familiar y anticoncepción que realicen las instituciones del Sistema Nacional de Salud, tienen carácter prioritario, particularmente, para la prevención del embarazo en adolescentes y en otras mujeres con alto riesgo obstétrico.

Dichas acciones deben incluir información sobre los graves riesgos para la vida y la salud de la mujer embarazada y el bebé, cuando el embarazo, entre otras causas, se presenta antes de los 20 años o bien después de los 35, así como la conveniencia de espaciar los embarazos y reducir su número; todo ello, mediante una correcta información anticonceptiva, la cual debe ser oportuna, eficaz y completa a la pareja.

TRANSITORIO

Único: El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el Salón de Sesiones dela Comisión Permanente delH. Congreso de la Unión a los 6 días de julio de 2016.

Atentamente,

Sen. Cristina Díaz Salazar.