+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Concluida Art. 219 Ficha Técnica

De la Sen. Verónica González Rodríguez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto por el que se adiciona una fracción V al artículo 214 de la Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.

CONCLUIDA POR EL ACUERDO DE LA MESA DIRECTIVA, PARA LA CONCLUSIÓN DE LAS INICIATIVAS QUE NO HAN RECIBIDO DICTAMEN. (03-11-2016)


Propone adicionar una fracción V al artículo 214 de la Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, para establecer en los contratos en los que se celebren operaciones y prestación de servicios de las Instituciones, que cuando se realice el cobro de algún tipo de servicios a los usuarios, se deberá establecer como requisito indispensable el haber comprobado la identidad y consentimiento por escrito de los mismos y dando a conocer el contrato respectivo con la institución que se contrata.

Asimismo, se establece en la iniciativa que todo cobro que se lleve a cabo sin observar esta disposición se considerará una infracción y se sancionará en términos de la Ley, independientemente de la responsabilidad civil y penal que corresponda.

Proposes to add a fraction V of Article 214 of the Law of Insurance Institutions and Bonds, to establish contracts in which operations and services of the institutions, that when the collection of any type of services is made to be held on users should be established as a prerequisite to have verified the identity and written consent of the same and publicizing the respective contract with the institution that hires.

It also stated in the initiative that every collection is carried out without observing this provision shall be deemed an offense and is punishable in terms of the law, whether civil and criminal liability.

La suscrita, María de los Ángeles Verónica González Rodríguez, Senadora de la República en la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión e integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con fundamento en lo dispuesto por la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y la fracción I del artículo 8 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía, la siguienteINICIATIVA CONPROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UNA FRACCIÓN V AL ARTÍCULO 214 DE LA LEY DE INSTITUCIONES DE SEGUROS Y FIANZAS, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Desde hace años, en todo el territorio de nuestro país, se ha venido realizando una práctica deshonesta,  ilegal y hasta ilícita, por parte de compañías de seguros, al cobrar  a personas la prestación de alguno de los servicios que ofrecen, principalmente seguros de vida, sin que dichas personas lo hayan contratado.

Este vergonzoso proceder se ha realizado de manera impune, en perjuicio de la economía de nuestra población, sin que hasta ahora se hayan tomado, como popularmente se dice: “cartas en el asunto”.

Este tema tiene muchos aspectos:

Por  una parte, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, que ciertamente debe conocer esta problemática, no ha dictado las disposiciones de carácter general que debería, como es su obligación en términos de los dispuesto por el artículo 215 de la Ley que pretendo reformar y que ya referí,  para proteger los intereses económicos de las personas que se ven sorprendidas con el cobro de servicios que nunca contrataron; o bien, si ya las dictó, es como si no lo hubiera hecho, porque las quejas siguen multiplicándose a lo largo y ancho de todo el territorio nacional.

Por otra parte, está el abuso, ilegal y también ilícito proceder  de empresas telefónicas e  instituciones bancarias, en contra de sus clientes que confiaron en ellos para otro tipo de servicios,  pues a través de sus recibos ordinarios de cobro, han permitido que  algunas Instituciones de Seguros, realicen sus fechorías. Hay nombres, pero sólo por ejemplificar, diremos: INBURSA y Telmex.

El procedimiento que emplean estas instituciones de seguros es muy sencillo: realizan una llamada telefónica a su domicilio, usando información hasta de números privados que no están en el directorio telefónico y que quien sabe como los obtuvieron, ofreciendo un seguro de vida, por ejemplo, sin que haya una identificación legal de quien contesta la llamada ni de quien está llamando,  le ofrecen el seguro respectivo y no obstante que se les haya dado una respuesta negativa, de que el titular de la línea no contestó, de que un menor de edad haya contestado, de que quien contestó fue la persona que ayuda en las labores del hogar como trabajadora, de que contestó el hijo, la hija, el padre, la madre, el tío, el abuelo, el amigo , de la persona a quien querían contactar y contratar; al siguiente mes, en el recibo de su teléfono, en su estado de cuenta bancario, aparece un cargo por la supuesta contratación de un seguro de vida, que el interesado, o usted o yo, nunca contrató.

Pero ahí no para la situación, porque cuando usted va a reclamar a la oficina que expidió el recibo en donde aparece el cargo de cobro indebido, le dicen como respuesta que esto es ajeno a ellos porque se trata de una empresa distinta (lo que  a todas luces es ridículo e irrisorio);  pero que si no paga, le advierten que tendrán que suspender el servicio de telefonía o le sumarán intereses en su próximo estado de cuenta bancario, según sea el  caso. Habrase visto tal abuso, cinismo y desfachatez.

Lo peor del caso y hay que hacerlo notar, es que muchas personas se dan cuenta que han estado pagando durante meses, cuando no hasta más de un año,  un seguro que nunca contrataron, porque no revisan sus recibos de llamadas, porque el recibo detallado nunca les llega  a su domicilio,  o si les llega, es muchos días después de la fecha de vencimiento del servicio.

Pero ¡aún hay más!, como decía hace años un popular conductor de televisión: después de semejante respuesta, de no poder recuperar su dinero, las personas se dirigen a las oficinas de las instituciones de seguros para reclamar ese cobro indebido, de exigir que les digan ¿quien autorizó semejante contrato?, ¿ dónde están los documentos escritos en donde se detallen la personalidad jurídica de los contratantes, así como las obligaciones y hasta los beneficiarios en caso de que el interesado se muera?; y la respuesta es el silencio  y en el mejor de los casos, le dicen: que en “x” fecha le llamaron, asegurándole que el interesado les contestó ( de lo cual por supuesto, no tienen prueba alguna), que les contestó la esposa, el hijo, la hermana, el tío, la mamá, etcétera, sin dar nombres por supuesto y, lo más insultante, le llegan a  referir que quien autorizó  fue, por ejemplo y sin que le den nombres: su mamá o su papá y resulta que estas personas  ya fallecieron desde hace mucho tiempo; en conclusión:

¡ contrataron con un muerto!

Lo indignante de esta situación no para ahí, pues además de decirle al interesado que otra persona, quien sea, fue quien contrató por él ese seguro  y que por eso le están cobrando, le agregan el hecho de que no pueden cancelar el contrato inmediatamente porque el sistema de cómputo no se los permite, que tiene que solicitarlo por escrito y que además  vendrán los cobros de dicho seguro por el próximo mes o tres más, porque ya están cargados automáticamente  en su sistema.

En resumen, ahora resulta que en este país, cualquier persona, (incluidos los fallecidos - imagínense), sin autorización del interesado, sin mi autorización o la autorización de cualquiera de ustedes, puede obligarlo o puede obligarnos mediante la celebración de un contrato, estemos o no de acuerdo, estemos o no enterados.

 Esto es increíble e inaudito.

Es verdaderamente atroz el cinismo, la deshonestidad, la ilegalidad, la ilicitud, el abuso, la impunidad y las muchas injusticias, que como ésta,  padece nuestra gente.

Por el contrario y a lo anterior,  hay que sumarle el hecho, mes con mes, de las nada despreciables cantidades de dinero que van a dar a los bolsillos (sería más propio decir: a las cuentas bancarias) de los dueños de algunas de las Instituciones de seguros que funcionan en México, mediante esta práctica ilegal, que después de algunos años ya deben haberles producido millones de pesos.

He escuchado, siempre con enojo, esa expresión que todos conocemos y que de manera lamentable nos ha afectado y nos sigue afectando: EN ESTE PAÍS ¡TODO SE PUEDE!

Y una de las más grandes muestras de ello, es lo que aquí he comentado.

Es el colmo, que junto con los graves problemas que enfrenta el país de desempleo, violencia, delincuencia organizada, pobreza extrema, inseguridad, bajo nivel educativo, corrupción, etcétera, etcétera y etcétera, todavía la población tenga que vivir padeciendo situaciones como ésa que les he referido y que es, una entre muchas otras.

Esta sociedad requiere verdaderamente de cambiar,  su manera de pensar, si queremos  vivir mejor.

CUADRO DE CAMBIOS PROPUESTOS


TEXTO VIGENTE

LEY DE INSTITUCIONES DE SEGUROS Y FIANZAS

PROPUESTA DE ADICIÓN

ARTÍCULO 214.- La celebración de las operaciones y la prestación de servicios de las Instituciones, se podrán pactar mediante el uso de equipos, medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología, sistemas automatizados de procesamiento de datos y redes de telecomunicaciones, ya sean privados o públicos, estableciendo en los contratos respectivos las bases para determinar lo siguiente:

I. a III. (…)

ARTÍCULO 214.- La celebración de las operaciones y la prestación de servicios de las Instituciones, se podrán pactar mediante el uso de equipos, medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología, sistemas automatizados de procesamiento de datos y redes de telecomunicaciones, ya sean privados o públicos, estableciendo en los contratos respectivos las bases para determinar lo siguiente:

I. a IV. (…)

V.El cobro de algún tipo de servicios a los usuariosestableciendo como requisito indispensable elhaber comprobado la identidad y consentimiento por escrito de los mismos y dando a conocer  el contrato respectivo con la institución que se contrata; todo cobro  que se lleve a cabo sin observar esta disposición se considerará una infracción y se sancionará en términos de esta ley, independientemente de la responsabilidad civil y penal que corresponda.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de esta Soberanía, el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

ÚNICO. Se ADICIONAuna fracción V al artículo 214 de la Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas,para quedar de la forma siguiente:

Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas

ARTÍCULO 214.- La celebración de las operaciones y la prestación de servicios de las Instituciones, se podrán pactar mediante el uso de equipos, medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología, sistemas automatizados de procesamiento de datos y redes de telecomunicaciones, ya sean privados o públicos, estableciendo en los contratos respectivos las bases para determinar lo siguiente:

I. a IV. (…)

V.El cobro de algún tipo de servicios a los usuarios estableciendo como requisito indispensable el haber comprobado la identidad y consentimiento por escrito de los mismos y dando a conocer  el contrato respectivo con la institución que se contrata; todo cobro  que se lleve a cabo sin observar esta disposición se considerará una infracción y se sancionará en términos de esta ley, independientemente de la responsabilidad civil y penal que corresponda.

TRANSITORIOS

ÚNICO. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el salón de sesiones de la Cámara de Senadores del

H. Congreso de la Unión a los28 días del mes de abril de 2016.

SUSCRIBE,

SENADORA MARÍA DE LOS ÁNGELES VERÓNICA GONZÁLEZ RODRÍGUEZ